miércoles, 29 de febrero de 2012

LA OPINIÓN DE MÁLAGA


Bajo el epígrafe de las subvenciones se esconde la mordaza con la que la Junta calla a la prensa, que en Andalucía, ni es libre, ni es nada. Un buen ejemplo de ello es la prensa malagueña en su conjunto. Como ya he dejado clara mi opinión referente a Diario Sur- antes falangista y ahora socialista- voy a pasar a hacer lo propio con la Opinión de Málaga.



El medio señalado tiene una tirada diaria de unos 7347 periódicos de los que tan sólo vende 5660. Muy lejos del predominio de Sur que posee un 65% de la audiencia malagueña. La opinión, por tanto, es un medio de comunicación ruinoso que sólo se mantiene por la publicidad institucional que le inyecta cada año la patética Junta de Andalucía. Sí, como a todos, pero al menos, los otros diarios tienen sus lectores, la Opinión ni eso. Argumenta el gobierno regional para justificar estas ayudas a “la prensa amiga” que su deber es fomentar la lectura de prensa escrita. Imagino que sí, pero no hasta el punto de apoyar la tortura como forma de entretenimiento. Lo que ocurre realmente es que Griñán tiene contentos a esos pseudoperiodistas con subvenciones como la que acaba de aprobar; unos 600.000 euros para las cabeceras editadas en la región más pobre de España.



Durante algún tiempo hojee las páginas de La Opinión en busca de algún contenido interesante que llevarme a la boca, pero les juro que mientras más lo intenté, mayor era mi frustración. Los artículos son el vivo ejemplo de cómo contentar a aquellos que les pagan las hipotecas. Lo increíble es que además de ser un medio chabacano en sus formas, y ruinoso en lo económico, la opinión tiene una televisión llamada como nuestra provincia. Un ejemplo del patetismo más hiriente y vergonzante que jamás vieron los telespectadores de toda la galaxia. Un lugar donde el buen gusto y las informaciones veraces brillan por su ausencia. De hecho, en Málaga Televisión no han oído hablar de que una crítica política debe ser abierta a todas las corrientes ideológicas, sin censuras ni conveniencias, puede convertirse en un factor de garantía de reformas positivas para la sociedad. Sé que es mucho pedir a un canal hecho por gente cuyo patetismo supera incluso al de canal sur, pero el canal mencionado y los chicos de La Opinión, lejos de mejorar, empeoran cada día. Ellos hacen buena la frase de Graham Greene cuando afirmó que los medios de comunicación es sólo una palabra que ha venido a significar mal periodismo. Sin embargo, en el caso que nos ocupa, el periódico y su caja tonta no son un medio de comunicación, sino una forma de hacer el más espantoso de los ridículos.



Uno de los responsables de este desaguisado informativo es José María Loma. Juntador de letras que cada vez que ha pasado por un medio de comunicación, éste ha quebrado; Ya, Diario 16, Sol del Mediterráneo y ahora la Opinión. Pues bien, el señor Loma es el director y máximo responsable de Málaga Televisión. Tiene un programilla para tratar la política en Málaga. Su título es igual que su columna El Palique. Incluso tiene un grupo en Facebook que se llama “yo también leo el Palique”, a la que habría que añadir, y vomito. Porque es una columna mal escrita donde jamás ha osado importunar a sus jefes de Sevilla. De hecho, calló con el corredor ferroviario de la Costa del Sol, con el hurto de la Cuenca Mediterránea y con los intentos de llevarse el museo Thyssen a la capital de Andalucía. Por ello, el marbellero no ha contado, ni contará jamás con el apoyo de una población que lo considera el vivo ejemplo del patetismo informativo. Loma, que está más cómodo en compañía de los animales rosados, que con su propia gente, no sabe que para ser buen periodista hay que ser buena persona. Elemento indispensable para comprender las motivaciones de la gente normal. Esa que, a diferencia de él, no se vendió por cuatro maravedíes a los señoritos andaluces. Me pregunto a qué se hubiese dedicado Loma de no haber sido zampabollos de las rodillas desgastadas. Yo, teniendo en cuenta sus antecedentes, me inclino por la profesión de mamporrero. Una ocupación mucho más honrada que la que practican Loma y sus compañeros de Málaga Televisión y la Opinión.



Sergio Calle Llorens

martes, 28 de febrero de 2012

LA SEQUÍA


En Málaga y Barcelona llevamos 44 días seguidos sin ver llorar a las nubes. Hay quien apunta a Zapatero como el causante de la sequía por aquello de que se ha comido las nubes, aburrido de tanto contarlas. Están secos los pantanos, los campos y hasta los bancos. Esas entidades que te dejan un paraguas cuando luce el sol y te lo quitan cuando empieza a caer la lluvia. Pero donde realmente están de sequía es en las cabezas grises de los socialistas; María Jesús Montero- más conocida como la niña del exorcista- no sabe que hacer con los enfermos mentales que se hacinan en los pasillos del hospital clínico universitario de Málaga. Incluso se ha visto por el centro hospitalario a los vecinos de los callejones del Perchel, locos por las obras del Metro que dirige el biólogo Enrique Salvo Tierra. Ese tipejo que nunca será invitado a un congreso de mentes brillantes, y que ha paralizado la construcción del suburbano por unos restos arqueológicos, mil veces estudiados. Por su parte, Paulino Plata, ciego por su odio a Málaga a pesar de ser de Antequera, se opone a que el Museo del Prado tenga una sede en la Aduana. De eso se trata, de dejar siempre seca a esta orilla del mediterráneo.



Pero mientras los ciudadanos andamos secos de pasta y de lluvia, los sindicatos cobran por todas partes, por los ERE, por las subvenciones, por las fundaciones y hasta por el roce con el viento, ese que es el dueño del mundo. Un mundo que se mueve por dinero, ese poderoso caballero que ha sido dilapidado por el sistema autonómico español en los últimos tiempos. Habrá recortes porque el ciudadano de a pie ha sido víctima de un engaño morrocotudo. Un fraude a todas luces en la que usted y yo pagamos para mantener a una casta política inservible.



Para cambiar España es necesario cambiarnos a nosotros mismos. Hemos de establecer la cultura del esfuerzo y del mérito, del deber por encima del derecho. Hay que cambiar la mentalidad de la subvención y de la pasta fácil. En otras palabras, hemos de regarnos a nosotros mismos y a los campos para terminar con la sequía de los tiempos presentes. Hemos de luchar por ser productivos cambiando hasta el horario de trabajo- la vida española es un suicido a treinta años vista- y por último hemos de copiar la vía islandesa de pedir responsabilidades a esos políticos mediocres- casi todos socialistas- que nos han destruido las cosechas.



Tengamos en cuenta que el Estado del Bienestar español es insostenible en términos financieros. Buena culpa de ello la tiene un sistema político basado en el despilfarro y el cantonalismo. Llevo advirtiendo de ello desde esta tribuna desde hace años y nadie ha querido escuchar hasta que han visto los campos yermos y las haciendas arrasadas. España no puede vivir, escuchen de una vez, con 17 miniestados con embajadas y televisiones autonómicas informando in situ sobre las elecciones norteamericanas.



Ustedes deben elegir entre tener una sanidad del primer mundo y una educación de calidad y el guirigay de la España autonómica. Hoy mismo, he sabido que el gobierno de Griñán en plena crisis económica ha destinado 120.000€ a las embajadas andaluzas en el extranjero. Al parecer el dinero es para los sistemas informáticos de esas oficinas que tienen como única misión captar los votos de los emigrantes andaluces. Y todo a tres semanas vistas de las elecciones. A nadie le debe de extrañar que las arcas andaluzas estén más tiesas que la mojama. Y es que en las tierras del sur, la ley de Rinconete siempre se cumple a rajatabla. De hecho, hasta el ex presidente Chaves ha asegurado que está preparando su regreso a la Universidad para dar clases de Derecho del Trabajo en Córdoba. Se anuncia un masivo abandono de estudiantes. Pero cómo coño quieren que el cielo descargue una gota más sobre nosotros, pobres infelices, si hasta el agua la han vendido esos del capullo. Y no, no pidan que se termine la sequía, no vaya a ser que el altísimo les escuche y mande un tsunami para acabar con tanto ladrón y tanto bobo de los cojones.


Sergio Calle Llorens

lunes, 27 de febrero de 2012

ESPAÑOLES POR EL MUNDO


España no es un paraíso fiscal pero es el edén de los idiotas. Y el idiota español es contumaz, persistente y ajeno al desaliento. El imbécil patrio siempre está en movimiento y no se detiene ante nada, y menos por una ilusión fantasiosa. Si le dicen que en Laponia hay curro y que sus mujeres se abren de piernas al escuchar las primeras voces pronunciadas en la lengua de Cervantes, allá van ellos a la conquista escandinava. Recientemente un bulo corrió por la red de redes afirmando que en Bergen se cobraba 4500 euros al mes en el mercado de pescado, y en Noruega se presentaros los nuestros sin hablar una palabra de inglés o de noruego. Al parecer los descerebrados hispanos pasaron en alto ese pequeño detalle de no dominar la lengua local. España, desgraciadamente, es el país con peor nivel de inglés de Europa, así que nynorsk se antoja más que difícil.



De cualquier forma, mucha culpa de lo ocurrido la tuvo ese programa llamado “Españoles Por el Mundo”. Espacio que tiene récords de audiencia en nuestro país y que muestra el éxito de compatriotas que sí hablan idiomas y tienen varias carreras universitarias. Gentes como Gloria Pamplona que regenta un bar de hielo o Julián, joven empresario madrileño en Laponia. Un lugar, fíjate tú por donde, que tiene un 14,5% de paro. Por eso cuando un miembro de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales afirmó que los parados tienen que aceptar trabajos aunque sea en Laponia, yo le di la razón; los parados a Laponia y él a la mismísima mierda.



Vayan donde vayan esos idiotas contumaces, me gustaría darles algunos consejos sobre como subsistir en tierras extrañas, no en vano yo he vivido en varios países europeos. En primer lugar, hay que ir preparado de casa, con idiomas, dispuesto a aprender y por supuesto con algo de pasta en el bolsillo. Por 20 euros no se come bien en Noruega, o en Londres ni de coña. No es que la comida sea mala, es que quien piense tal cosa está mal de la azotea. Si pueden, hagan los deberes desde casa e intenten tener concertadas algunas entrevistas para acelerar el tema. Y ya les digo, hablando dos o tres idiomas. Les recuerdo que el bilingüismo e incluso el trilingüismo son algo natural en la Unión Europea. Estén preparados también para que le paguen tres o cuatro horas de trabajo por ocho trabajadas. Porque sí, explotación e hijos e puta hay en todos lados. No hagan como esos lerdos que han terminado durmiendo en las calles de la capital noruega, al borde la hipotermia. En Escandinavia no hay albergues ni nada parecido y la vida es dura. Les hago saber que la realidad por esas tierras es tan patética como un programa de canal sur. Repito, no se dejen de engañar por los farsantes que prometen el paraíso terrenal. También recuerden que 300.000 españoles ya dieron el paso antes que usted, y lo están pasando canutas. Pero si después de todo, deciden dejar España buscando un mundo mejor, les deseo la mejor de las suertes. Muchos años después de su marcha, en una navidad nevada, en un paisaje idílico recordarán a la vieja piel de toro que dejaron atrás. Tal vez sea el acorde de una guitarra, el olor a una comida lo que eleve a su memoria el recuerdo de la patria ingrata. Será entonces cuando se acordarán de la pléyade de políticos españoles que les obligaron a marcharse. Aprenderán a llorar en silencio con un dolor intenso en el corazón. Un dolor que les aguijoneará el alma por todo lo que dejaron atrás. Entenderá, tarde eso sí, lo estúpidos que fueron en sus vidas por dejarse engañar por esos listos. Será tarde para lamentos. ¡Que Dios y el Diablo les pillen confesados!



Sergio Calle Llorens

viernes, 24 de febrero de 2012

LA SANIDAD EN MÁLAGA


Una playa malagueña, al oeste del Rincón de la Victoria, forma una cala de media luna extensa y mágica. Es una playa de arena cubierta por conchas y restos marinos que el oleaje y la marea dejan secarse al sol de la mañana. Tras la playa se alza una pared de acantilados en cuyas cimas los lugareños pasean o simplemente tuestan sus rostros al sol . Atrás había quedado el manto de pérfidas nubes que se extendían desde más allá de la bahía de Málaga, nubes que algunas lunas pasadas hacían recordar el frío del invierno. Pero precisamente en ese momento, los nubarrones se habían desvestido de tormenta y yo tuve tiempo de sentarme en la orilla a leer el informe sobre el sistema sanitario malagueño. Un trabajo llevado a cabo dentro del II Plan Estratégico de Málaga coordinado por la fundación Ciedes y elaborado por analistas económicos.


Según el informe citado, Málaga cuenta con el menor número de profesionales sanitarios de toda la región. En atención primaria dispone de 0,74 médicos de familia por cada mil habitantes. Andalucía tiene 0,77. La provincia también tiene el triste honor de contar con tan sólo 0,72 enfermeros por cada 1000 habitantes. Málaga también presenta menor dotación por habitante de farmacéuticos. En lo referente a los especialistas, el ratio es de 14,84 médicos por cada 10.000 habitantes, algo inferior que la media andaluza. En cuanto a la lista de espera, otro indicador sanitario, la provincia muestra una mayor demora en las intervenciones quirúrgicas. Concretamente 58 por el 60 andaluz. Tristemente, esta parte del mediterráneo cuenta también con el menor número de ambulancias por habitante de la taifa del sur.


Ante este panorama desolador en materia sanitaria, hemos de recordar que los ciudadanos de la provincia han visto como el número de camas privadas se sitúa por encima de la ratio nacional. Dicho de otra manera, los centros privados han acelerado su ritmo de crecimiento intentando paliar el déficit de 400 camas respecto a la media andaluza. Por eso Málaga cuenta ya con 1995 camas privadas, lo que representa el 35,8%, hablamos de 690 camas más que Sevilla, la segunda provincia con 1305 camas privadas. Además” la primera en el peligro de la libertad” concentra un 43,5% del total de las camas privadas en las capitales de provincia.


Queda, por tanto, demostrado que una vez más Málaga es la cenicienta de Andalucía. Somos los eternos olvidados de una administración regional que sólo arriba por estos Lares para regir y robar, nunca para dar. Pero si para el tema sanitario, los malagueños tornan sus ojos a la medicina privada, en otro orden de cosas, miran al mediterráneo para encontrar su camino. El desapego a Andalucía crece a ritmo vertiginoso. Son ya pocos los que se sienten cómodas en la casa común andaluza, algunos incluso apuntan a que lo mejor sería abandonarla. De cualquier forma, existe el convencimiento de que si un ciudadano de estas tierras quiere una mano que le ayude, la encontraran al final de su brazo. Ningún malagueño buscará socorro en Andalucía. Es más, la gente está convencida de que lo importante para la Junta y su PSOE no es ganar, sino hacer perder a Málaga. Quien tenga entendimiento y pueda hacer algo para revertir esta situación, que hago algo ahora que todavía se puede. Sí, pensaba en ello contemplando la playa que se extendía como una línea interminable, acompañada de una mar que se mecía como un lago azul y sin fondo. De pronto en mi mente comenzaron a desfilar miles de planes para llevar a los señores de la Junta y a sus secuaces al mismo fondo de ese lago, y con un ancla de Hodgson de mil toneladas al cuello. Aquella idea me dibujo una sonrisa en el rostro. Entonces mi cuerpo se varó en la arena y una cierta paz de espíritu se apoderó de mí.


Sergio Calle Llorens

martes, 21 de febrero de 2012

LA CIUTAT CREMADA


Sin duda leer la información de El País sobre las protestas estudiantiles en Valencia me ha hecho sentir vergüenza ajena. Comparar la ciudad del Turia con la primavera de Praga es un insulto a la inteligencia propio de mentes decadentes. Sobre todo si tenemos en cuenta que ellos no participaron jamás en algarada alguna que pudiera poner en peligro su integridad física. Lo único claro es que la monumental pelea se saldó con 16 heridos, de los cuales 11 eran policías. Los estudiantes gritaban aquello de “els lladres a presó i els Diners a educacio”.



El jefe de los disturbios era un joven cercano a la treintena que contabiliza sus estudios de FP con la dirección de la federación valenciana de estudiantes medias (Faevem). Quiere decir que el lumbreras ha pasado toda la vida viviendo del cuento y sin pegar palo al agua. Y es que los palos los reservaba para los maderos. Albert Ordoñez, que así se llama la criaturita, ha despertado una ola de simpatía por todos aquellos que viven en el buenismo importado por el anterior presidente del gobierno. Estamos ante la forma equivocada de razonar. Pues el orden social no lo garantiza una defensa debilitada de la misma, sino una defensa fuerte en manos de mentes amantes de la paz. Ni que decir tiene que los estudiantes y el resto de ciudadanos tienen derecho a manifestarse por la educación o por el bienestar del cangrejo rojo. Lo que no es de recibo es querer convertir Valencia en la ciutat cremada. Y no dudo que a muchos de los agentes del orden se les haya ido la mano, pero hay un gran abismo entre manifestarse pacíficamente y lo que ocurrió ayer. En mi opinión, la sociedad española ha incentivado la conducta irresponsable eludiendo los castigos que sobrevienen con ella. Todo es fruto del complejo que llevamos por haber sufrido la dictadura de Franco. España como estado ha empequeñecido al individuo y empobrecido el sentido del deber de los ciudadanos.



Es importante resaltar el hecho de que muchos de los detenidos anoche eran menores de edad. También lo eran el Cuco y alguno de sus compinches cuando lo de Marta del Castillo. Y es que toda esta masa atocinada que llegó tarde a la entrega de cerebros es mayor para atentar contra la policía, quemar la ciudad, violar, asesinar, insultar e incluso abortar sin el consentimiento paterno, pero sufren el síndrome de Peter Pan cada vez que tiene que responder ante la justicia de sus actos. Se escudan en el documento nacional de identidad para irse de rositas. Recordémosles que la educación que ellos defienden castiga los esfuerzos y el talento de los que valen. Su educación pública a día de hoy, es una mierda notoria. Que se fijen en Andalucía y su Andalucía al máximo. Hagámosles ver que su violencia y sus ideas conducen a un mundo lleno de miseria, que lo que ellos sufren es una patología grave pero no incurable; la incultura.


¡Niños a estudiar!



Sergio Calle Llorens

lunes, 20 de febrero de 2012

LA ISLA DE LOS NAUFRAGIOS


Por pura casualidad, la familia de mi amigo Adán encaja muy bien en el relato bíblico. Después de todo, su mujer se llama Eva y su suegra es una serpiente. Una vez que te pilla por banda, te toma del cuello para apretarte con sus anillos. Al menos, eso es lo que cualquier ser humano siente al estar en su compañía. Afortunadamente, mi amigo pudo escaparse una tarde la pasada semana a tomar unas copas. Aunque siempre lleva chaqueta de cuero, su paso por el seminario le ha dejado una pinta de cura que no se puede aguantar. Esta vez, sin embargo, no vamos a hablar de Dios, sino de música y mujeres. De lo primera sé algo, de las segundas nada.



Abrimos el crepúsculo recordando viejas bandas como The Clash para terminar con un repaso al deprimente panorama musical patrio. Bueno el repaso lo da él, porque yo me dedico a escucharle con el ruido del mar de fondo. Desafortunadamente las interrupciones en la conversación me impedían meterme de lleno en la charla; por un lado, una mujer que ha vestido a su hija de princesa y que a sus seis primaveras no deja de tirarnos palomitas. La madre, lejos de regañar a la pequeña, le alaba el comportamiento y no deja de llamarla princesita. Por un momento, estuve tentado de decirle al pequeño monstruo con pinta de garrapata-tendrían que haberla visto- que dejara ya de joder con las rosetas. Por otro, Eva llama a su marido cada diez minutos para recordarle las cosas que ha dejado de hacer en casa por venirse a tomar unas birras con el que aquí firma. A la media hora, mi amigo decide retirarse y volver a su infierno en la tierra. Se excusa diciendo que Evita está muy nerviosa últimamente a causa de la crisis. Una vez más, un pequeño diablo aparece detrás de mi oreja para decirme: “Venga, Sergi, dile la verdad a este tío, cuéntale que su mujer como otras muchas sólo ven aquello que no haces por ella, sino lo que no haces. Confiésale que lo mejor que puede hacer con la legítima es comprarle una tarjeta de cumpleaños y regalársela el día de las brujas”. Pero permanezco en silencio, otra vez. Y mi amigo, que es un santo varón, sigue con la matraca de lo mal que lo está pasando la pobre. Sin poder reprimirme, le digo que su mujer debería ser una estrella para que estuviera a 3000 años luz. Oigo las carcajadas del diablito detrás de mi oreja y las tímidas protestas de Adán. Al final, un pequeño angelito blanco con cara de capullo me susurra en el otro oído que sea bueno con el primero de los hombres, according to God. Le dejo marchar diciéndole que no se preocupe, que ya habrá más tardes para conversar de lo humano y lo divino.




Me quedé allí contemplando un mar azul con mis recuerdos como banda sonora y única compañía. A mi mente comenzaron a llegar las voces de las últimas semanas. Una de ellas, también tiene timbre de mujer. Es una voz bonita pero muy airada que me insulta y me humilla. Es un grito lleno de odio hacia mi persona. Aquello me llena de desconcierto. Entonces, también callé para no hacerle daño. Cerré los ojos y pedí una cerveza bien fría. A veces desvelar la verdad apenas sirve para alargar la agonía. La suya, que no la mía. A pesar de ser hombre de bien, he aprendido que es mejor no discutir, y pelear lo dejo para los verdaderos enemigos. Apuré el vaso y pedí otra rubia, de esas que jamás podrán hacerte daño con la parla. Me quedé allí hasta que a la luna se le vio el ombligo. Dejé que los rayos de la diosa me tocaran un poco. Ensimismado en mis pensamientos, decidí echar andar en la playa, el único lugar, junto al Rock and Roll, que nunca me han fallado. Estuve allí el tiempo suficiente para que mi piel oliera a sal y a espuma. Hubiese querido tomar un barco y dirigirme a la isla secreta de los naufragios. El lugar al que ella, y muchas otras gentes, le gustaría ver mi nave; destrozada, al fin, por la tormenta y con mi cuerpo inerte. Pero para eso, lo siento, tendrán que esperar todavía un muchito.



Sergio Calle Llorens

EL POLÍTICO ANDALUZ


Podemos concluir, sin temor a equivocarnos, que el político andaluz es inculto y patán. Es la crema de la sociedad, una crema tremendamente indigesta y dañina. Son una casta de zorros y unos tunantes empedernidos. Sólo retroceden ante la presencia de un libro, y utilizan medios técnicos para engañar al pueblo y acceder a buenos puestos. Desde allí, colocan a sus familiares y amigos. Del sueldo de todos, financian al PSOE con la desvergüenza que les caracteriza. Me niego a ayudar a esos indocumentados gordinflones porque constituyen una amenaza para nuestro bienestar. Tampoco podría apoyar al PP valenciano porque creo en la alternancia en el gobierno. Tengan en cuenta que el poder debe ser ejercido en pequeñas dosis, y nunca de forma prolongada en el tiempo.



Andalucía y los andaluces son el mejor ejemplo viviente de cómo los ciudadanos prefieren seguir viviendo en perfecta adolescencia. Gentes que no quieren nunca hacerse responsables de sus actos. Ellos lo esperan todo del gobierno sin dar nada a cambio. Quieren carreteras, trabajos, buenos hospitales y una educación cojonuda. Eso sí, que la paguen otros. Con una clase política lerda y un pueblo adormecido, es fácil imaginar como la secta de los sin escrúpulos puedan seguir gobernando gracias a sus votos. Así el PSOE está en la poltrona del poder y ellos cobran esa miseria de ayuda familiar a la que se han acostumbrado. Mientras, los sindicatos siguen mirando para otro lado para no percatarse que son muchos los que cobran el paro y hacen sus chapuzas. Al otro lado, muchos ciudadanos vemos reducidos nuestros ingresos y, aún así, tenemos que mantener la autonomía más inútil en la historia del universo.



Muchos dirán que mis juicios sobre Andalucía y sus políticos son ciertamente incendiarios y radicales. No les falta razón, y lo son porque no soporto la estupidez humana que reina en esta parte de España. Como tampoco tolero que nos roben a plena luz del día con los aplausos de Canal Sur de fondo. Llevan tres décadas haciendo literalmente el ridículo por donde quiera que vayan. Son zafios, incultos y mi misión es exponer sus vergüenzas. Aquí les dejo otra muestra; hace poco, una señora socialista que tiene a todos sus hijos colocados en la Junta de Andalucía, le afeaba a su nuera el hecho de que su nieto, parado y con tres licenciaturas, vaya a votar al PP en las próximas elecciones autonómicas: “¿Se puede saber por qué mi nieto no se parece en nada a mi hijo?” La nuera le respondió de forma contundente: “No sé, lo que yo tengo es una vagina, no una fotocopiadora”. La Junta, en cambio, sí tiene una fotocopiadora para copiar el modelo de capullo de siempre. Por tanto, lo que toca ahora es tirar a esas copias a la basura.



Sergio Calle Llorens

sábado, 18 de febrero de 2012

EL TREN LITORAL


Ser de Málaga y vivir bajo el yugo socialista requiere grandes dosis de paciencia y mucho bicarbonato. Incluso cuando arriban buenas noticias, el malagueño desconfía y continúa con ese malestar estomacal que se remonta al día en el que la verde y blanca sentó sus posaderas en la provincia. Esta misma semana, sin ir más lejos, el gobierno ha incluido a nuestra Costa del Sol en el corredor mediterráneo, rectificando la decisión adoptada por José Blanco hace unos meses. Huelga decir que el entonces “campeón de fomento” eludió dibujar el paso de esta línea transeuropea por el capricho del PSOE andaluz. Ahora, gracias a Ana Pastor, esta parte del mediterráneo puede ver cumplido uno de sus sueños más sobresalientes; el tren litoral en una doble vertiente, la de pasajeros y la de mercancías. Sin embargo, los ciudadanos no cantaremos victoria hasta ver como podemos viajar desde Nerja a Estepona. Hasta entonces, el tren litoral es un tren fantasma.



De cualquier forma, si algún día llega esa fecha en la que el dichoso tren sea una realidad tangible, bien estaría recordar las justificaciones de los chicos de Griñán para excluir a Málaga de esta impresionante inversión. Probablemente ningún socialista podría digerir los dislates panfletarios que nos han venido regalando todos estos años de discriminación socialista para la provincia que más aporta a las arcas de la taifa andaluza. Como ese día está lejano, voy a quedarme con aquellos que han vuelto a bailar al son que le marca la Junta. Ya saben, la prensa. Concretamente hay un artículo firmado por Sebastián Sánchez en el diario Málaga Hoy. El titular decía lo siguiente; “El gobierno rectifica e incluye la Costa del Sol en el corredor mediterráneo”. Es obvio, para cualquier persona inteligente que se precie, que para rectificar hay que equivocarse primero, porque que yo sepa el ejecutivo actual no fue el responsable de ese tremendo dislate. Aquí, los únicos culpables llevan la marca de la bestia; el capullo. Así donde dice rectifica, debería poner el gobierno de Rajoy le enmienda la plana al ejecutivo anterior. Pero para hacer un titular semejante, el plumilla tendría que cumplir aquello de el periodismo o es independiente o es una farsa. Es una lástima que los periodistas de esos medios pierdan la cabeza y el sombrero por la administración que les mantiene con la publicidad institucional. Deberían, de una vez por todas, acudir a las fuentes solventes y contrastadas y, sobre todo, alejadas del adoctrinamiento por el cual, gente como el señor Sánchez, venden humo cuando no mentiras.



Estos embusteros de la tecla que estigmatizan a todos aquellos que no compartimos sus ideas deberían saber que el tiempo se les ha acabado. Ya no engañan ni a sus abuelas haciendo ganchillo. Es momento de que realicen actos de constricción y arrepentimiento por todo el daño causado. El tren malagueño va a ponerse en marcha, con ellos o sin ellos. Además necesitamos a mozos que nos lleven las maletas. Después de todo, esos periodistas tienen experiencia en doblar el espinazo y cargar con el pesado equipaje de los señores de la Junta. Ese que lleva todo el dinero de los parados del sur.


Sergio Calle Llorens

miércoles, 15 de febrero de 2012

NATACIÓN SINCRONIZADA


Yo quiero que los socialistas estén bien, pero bien lejos del poder. Y es que tres décadas aguantando sus monadas diarias me han llevado al hartazgo. Necesito que tomen la avenida de la oposición para ver, y gratis, como se apuñalan tras la pérdida de los privilegios. Estoy convencido de que será un espectáculo grandioso. Lo único cierto es que van a estar haciendo daño hasta el último minuto del partido. Pero para llegar a ese momento, siguen empeñados en embarrar el terreno de juego ralentizando las acciones de los contrarios. Por eso no les importa hacer correr el bulo de que el nuevo gobierno infló el déficit para aparecer como salvadores del mismo más tarde. Perfidia socialista.



Siempre hay que estar alerta con lo que predican, pues no deja de ser una impostura. Van de defensores de los derechos humanos, pero ni ellos ni los de la flota de la libertad han iniciado protesta alguna contra los crímenes de la humanidad perpetrados por el régimen sirio. Cosas de no llevar en la chaqueta la bandera israelí o la norteamericana. Me pregunto dónde diablos estarán los Bardem. Se ven que los niños sirios no son serios para ellos. Tampoco es muy serio que un ex alcalde del PSOE reciba una ayuda de 50.000 euros en 2010 para una quesería y luego la cierre, pero eso es lo que ha acontecido en el municipio sevillano de El Real de la Jara. Allí la ex mujer del alcalde socialista obtuvo por la cara ayudas millonarias a cargo del fondo de reptiles. Eso traducido al andaluz vienen a ser unos 65 millones de euros para esa empresa y para otras relacionadas directa o indirectamente con el PSOE.



Lejos de acabarse los escándalos, se ha podido saber que la sociedad de capital riesgo Invercaria de la Junta de Andalucía, inyectó un millón de euros a ferias internacionales virtuales, una empresa sin actividad y que jamás presentó cuenta alguna. Un timo de principio a fin porque el dinero destinado a los parados, ha ido a parar a los bolsillos de los que no pueden tener las manos quietas. La juez de instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Ayala, que investiga la supuesta trama de prejubilaciones fraudulentas considera que las ayudas concedidas por la Junta podría ser parte de un sistema ideado para eludir los mecanismos de control comunitarios. Eso implica que España, como estado miembro, podría ser sancionada por permitir el latrocinio institucionalizado.



Como los socialistas han dejado las arcas vacías por su querencia a lo que no es suyo, ya no hay pasta para casi nada. De ahí que las universidades andaluzas comiencen a tener problemas para pagar las nóminas o, en otros casos, miles de discapacitados estén sufriendo en sus carnes la integración laboral en los centros de integración laboral. También los programas de la ley de dependencia del gobierno de la taifa, se encuentran bloqueados por falta de pagos. Socialismo andaluz en estado puro.



En Málaga, por otra parte, como ya nos quitaron todo menos las playas y porque no pueden, han logrado perfeccionar un nuevo método de tortura- como si no tuviésemos bastante con Canal Sur- así que el SAS suele equivocarse en cada diagnóstico. Eso sí, a veces como resultas de esta práctica habitual algunos malagueños perdemos hasta los testículos. De hecho, un lugareño ha sido indemnizado con 56.378 euros tras perder un cojoncillo porque los médicos del SAS no identificaron a tiempo la torsión testicular que sufría. Y es que a los mediterráneos, el invento andaluz nos cuesta hasta el huevo izquierdo.



Para terminar con la exposición de malas noticias he de mencionar la retirada la estrella de la natación sincronizada; Gemma Mengual. La sirena catalana ha decidido que ya ha tenido bastante después de 20 años en el equipo español y de 38 medallas en las grandes competiciones (Juegos olímpicos, Mundiales y Europeos. Como la natación patria sufre una gran pérdida de cara a la cita de Londres, hay quien apunta a la posibilidad de que los socialistas andaluces hombres formen equipo para la prueba sincronizada. Dicen que Pepe Griñán, en la medianía del franquismo, ya hizo sus pinitos en la piscina en compañía de Gracita Morales. De ahí aquello de “señorito”. Yo creo que sería algo muy positivo para el deporte español y ya los visualizo en la entrada con una posición de flamenco. Cinco minutos para mover los brazos y las piernas de forma vertiginosa. Algo a lo que los socialistas están muy acostumbrados fuera del medio acuático; abre cajón con una mano, lo cierran con la otra y lo meten en la cartera, patada a un compañero de fatigas, movimientos de cabeza diciendo que ellos no han sido. Y todo con una gran sonrisa dibujada en los labios. Arte puro y duro que en las olimpiadas podría titurlarse ; H2O con Rinconete y Cortadillo. Sí, ya puedo ver la escena, medalla de oro al cuello incluida y los presentadores de canal retransmitiendo la hazaña con lágrimas en los ojos. Ni la Gemma oigan.



Sergio Calle Llorens

CONFIDENCIAS


Acudo raudo a mi partida de ajedrez mensual con el profesor Navarrete- que le ponía las notas a las estudiantes en el chochete- me recibe con una apertura alapín creada por el genio Simón Alapín, más conocido por otras líneas de aperturas y defensas importante, como la Defensa siciliana o francesa. La apertura es una rareza, cuyo único mérito es la sorpresa ante jugadores incautos. No es el caso y voy destrozando los viles intentos de mi oponente. Tanto en el ajedrez como en la esgrima combato sin piedad al enemigo, casi como si me fuera el alma en ello. No es una cuestión de honor, sino una forma de entender la vida. Curiosamente el temprano desarrollo del caballo por e2 tiene muchos problemas al obligar al fiancheto del alfil en g2. Ya les digo, voy desmontando sus intentos con paciencia y sobriedad. En el exterior reina la oscuridad y el viento empuja la hojarasca contra los grandes ventanales de mi amigo el republicano. Su fiel compañera atiende la partida en silencio, a veces me dirige una mirada intrigada como si quisiese leerme el pensamiento. Al poco se dirige a la cocina para comprobar si el pato a la pekinesa se va cociendo justamente en su jugo.



Navarrete va perdiendo interés en la partida a medida que lo voy ajusticiando. Lo normal en nuestros enfrentamientos. La verdad es que me asombra su economía verbal y su metafísico cabreo tanto en el ajedrez como en la vida. Imagino que a pesar de haber perdido en casi todo, no se ha acostumbrado al hecho de la derrota. Finalmente emito la sentencia del jaque mate y para celebrarlo mi anfitrión sirve vino a discreción. Es un vino de Sierra de Málaga como los que yo me limito a colocar en el mercado. Me siento bien en su compañía pues a pesar de nuestras diferencias ideológicas, ambos compartimos una determinada visión ante la vida. Como mediterráneos no tenemos mucha sensibilidad religiosa. Nosotros creemos aquello de que la vida es una aventura, a menudo desagradable, situada entre una nada inicial y una nada final. La religión, por tanto, es algo que usamos cuando estamos enfermos y cuando vamos a morir. No me pregunten por qué. También nos caemos bien porque somos diferentes a los hombres a los que hoy se estila, quiero decir que si tenemos una cita a las doce, acudimos a ella a la hora determinada. Hombres que cumplimos con la palabra dada. No importa que él sea un comunista convencido y yo piense que ese sistema es muy desagradable. Al margen de eso, somos viejos compañeros de armas.



El pato está per a xuplar-se els dits y entre bocado y sorbo de vino, hablamos de lo divino y lo humano. La razón de la invitación es que mis amigos me han notado extraño en las últimas semanas y querían comprobar de mi primera mano la magnitud de mi desasosiego. Con los años, sin embargo, no he querido hacerles participes de mis preocupaciones. A lo sumo, les he dejado algunas pistas en algunos textos que escribí, y es que mis amigos no tienen Internet. Ellos siempre dicen de mí que no soy un literato, sino un espadachín que escribe en una lengua latina cuyo secreto es siempre en poner un artículo, un sustantivo, un verbo y un predicado. Y me lo dicen en catalán, nuestra lengua habitual de comunicación. Junto a la lumbre, dejo caer algunas de las sombras que me acechan. Conversamos hasta que las confidencias me ponen en una situación de tremenda vulnerabilidad. La leña hacía chasquidos en la chimenea y a mi mente acudieron recuerdos de otros años, de otras gentes que se perdieron en el tiempo. Siento una añoranza atroz por las sombras del pasado. Ella me hace una observación que me sorprende mucho: “ Sergi, ahí sentado junto al fuego pones la misma expresión de concentración que con el ajedrez”. Sonrío ante el comentario porque yo sólo me abstraigo con las cosas que me gustan. Sin embargo, mi mente está muy lejos de allí. Ya no pienso en la próxima batalla, sino en todas las guerras que perdí. Sé que la última batalla será victoriosa pero también será la última. Tal vez después de ella, podré descansar en aquel lugar perfecto para meditar, pescar y leer el resto de mis días. Un lugar ideal para colgar mi espada y perderme, por fin, en la bruma.



Sergio Calle Llorens

martes, 14 de febrero de 2012

CRISIS FICTICIA


Wall Street Journal y el Financial Times reconocen que tan sólo queda petróleo para unos veinte años teniendo en cuenta el crecimiento económico y la demanda de oro negro en China e India. Una vez agotado el maná que mueve el mundo, el sistema financiero mundial sufrirá un colapso. Si usted no está convencido de lo que digo, le facilito una estimación que, tal vez, le haga cambiar de opinión; las reservas convencionales accesibles de petróleo del mundo se fijaron en un billón de barriles. Teniendo en cuenta que el planeta consume mil millones de barriles de petróleo cada 11,5 días, el resultado es fácilmente predecible. HIS, la consultora más respetada del mundo estableció en 2003 que indicó que desde los años 20, no se ha descubierto ningún yacimiento petrolífero superior a 500 millones de barriles. Por ello, los que tienen la llave de la economía provocaron la crisis que vivimos en la actualidad, de tal forma que con la recesión actual la población se ha visto obligada a reducir al mínimo sus gastos, lo que asegura el mantenimiento de las reservas de petróleo por más tiempo. Un período para reflexionar y decidir que hacer.



Pero mientras el pueblo sufre, los banqueros y los sindicalistas mantienen sus privilegios en España, y sin dar palo al agua. Unos especulan con el dinero sucio y los otros con el de las subvenciones. Para completar el cuadro, un estado reducido al mínimo y unas autonomías funcionando con tantos organismos como una nación reconocida por las naciones unidas. El barco hace aguas y la única opción es soltar el lastre inútil de las televisiones autonómicas y observatorios regionales que sólo sirven para colocar a la casta política. Ya no hay marcha atrás, Canal Nou va a reducir su plantilla en mil personas, y canal sur lo hará, gane quien gane, en unos 700. A pesar de los recortes en el gasto, el timón del barco es controlado desde Bruselas por unos piojosos que jamás se enfrentaron a una ola en su vida. Para colmo de males, los miembros de la comisión europea al frente de la nao no fueron elegidos por los ciudadanos. Imagino que si usted es medianamente inteligente podrá entender por qué la crisis se ceba con España.



Los españoles no han entendido que la España de las autonomías es algo inviable, sobre todo cuando los padres de la patria decidieron abandonar la independencia a favor de un monstruo mayor; ¡Un superestado federal europeo! Afortunadamente hay dos países en el continente que todavía no han caído en el error, Dinamarca y Gran Bretaña. Naciones orgullosas que van a luchar por no ceder ante las presiones de que se incorporen al Euro. Un ejemplo a seguir por todos. En este país debemos buscar el San Jorge que mate al dragón de las siete cabezas; sindicatos franquistas, banqueros, autonomías ficticias, desempleo, corrupción e incultura. Siento que es el momento de despertar conciencias para pasar a la acción. Recuerde que la acción comienza con uno mismo para inspirar a otros. Por todo lo expuesto, les pido que reflexionen para que el cambio llegue de veras. Porque el petróleo se agota pero las ideas jamás.


Sergio Calle Llorens

viernes, 10 de febrero de 2012

LA REFORMA, GARZÓN Y LOS GALOS


Uno no deja de sorprenderse al leer los titulares de la prensa sureña sobre los acontecimientos de los últimos días; la reforma laboral, la condena a Garzón e incluso los ataques a los deportistas españoles por parte de un canal francés. Pero lo peor no son los intentos de los que besan la mano del poder por mantener al pueblo en la ignorancia, sino la invitación para que “la sociedad civil” participe en el engaño global a través de sus comentarios. Es una forma de avanzar en los planes del gobierno andaluz de desacreditar a los individuos y organizaciones que no apoyan sus intentos de destruir la democracia y seguir en el poder por los siglos de los siglos.



Pongamos la reforma laboral por seguir un cierto orden cronológico. Un asunto que ha sido utilizado para destacar la pérdida de derechos de los trabajadores. Da grima pensar que muchos de los que critican estas medidas prefieren regímenes como el cubano, donde los trabajadores tienen menos derechos que los cerdos en una explotación porcina. Por no hablar de lo poco que han tardado los sindicatos es llamar a la rebelión cuando ni siquiera habían tenido tiempo de leer el texto de la reforma en su totalidad. El caso es presentar el asunto como un paso atrás para la clase trabajadora. Y ese es el problema, queridos amigos, eso que llaman los trabajadores no existe en Andalucía, como tampoco es real los empresarios andaluces serios. Ésos que cuando ganan dos duros se lo gastan en comprarse un cochazo para fardar ante los amigos. He aquí una diferencia esencial entre Cataluña y Andalucía. En la primera, el ahorro es fundamental para alcanzar grandes cotas, mientras que en el sur sólo se ahorra en comportamientos empresariales lógicos.



La condena a Garzón constituye un claro ejemplo de lo mal informado que está el pueblo llano; verán a Garzón no lo condenan por los crímenes del Franquismo, sino por saltarse a la torera los derechos constitucionales de los defendidos. Las escuchas ilegales es un atentado en toda regla a los derechos civiles. Sorprendentemente la ultraizquierda ha montado en cólera y la ultraderecha aplaude con las orejas la decisión por unanimidad del tribunal supremo. No seré yo quien les baile el agua a esa gentuza pero aunque me entristece que alguien que luchó contra el terrorismo que tantas lágrimas ha derramado, vea terminada su carrera de esta forma, lo que me enerva es que por culpa de las prácticas totalitarias de Garzón, los sinvergüenzas de Gürtel vayan a irse de rositas. Es verdaderamente patético como alguien que juró defender el imperio de la ley apoye las imperiales manifestaciones de los que atacan al máximo tribunal. He de recordar que no respetar las reglas del juego nos lleva al caos. De cualquier forma, Garzón será absuelto del juicio por haber investigado los crímenes del Franquismo. Lo digo hoy cuando todavía no está concluido el proceso judicial.



Finalmente el caso de los ataques de un canal francés a los deportistas españoles al albor del caso contador, ha abierto la veda para que las redes sociales se llenen con comentarios despectivos sobre los habitantes del país vecino. Una nación, la gala, en la que sus gentes tienen como héroes nacionales a Asterix y Obélix, aquellos dos simpáticos celtas cuya pócima mágica fue el primer caso de dopaje de la historia. Un poco más en serio, quiero recordar a mis queridos compatriotas que el programa donde se fustiga a diario a los nuestros ha sido condenado en varias ocasiones por el comité audiovisual francés y que las personas que hacen posible el espacio ascienden a treinta y cuatro. Un pequeño porcentaje para un país con tantos millones de habitantes. También quiero recordarles que Francia la gran mayoría de estudiantes elige nuestro idioma en sus estudios. Dicho de otra manera, no es cierto que los franceses nos odien. No voy a negar una cierta rivalidad deportiva por aquello de la vecindad pero de ahí al desprecio dista todo un abismo. Andalucía que es la tierra donde más caló el franquismo y por eso sus descendientes siguen gobernando, continua creyendo aquella confabulación judeo-masónica ideada por Franco para culpar de todos los males del régimen a los pérfidos extranjeros. Harían bien, de una santa vez, de comenzar a iniciarse en el apasionante mundo de la lectura. En las bibliotecas públicas de Andalucía les esperan con los brazos abiertos. Adelante que no es tan difícil.


Sergio Calle Llorens

martes, 7 de febrero de 2012

LA PRENSA ANDALUZA ES CULPABLE

Lo que la mayoría de los andaluces creen que es la opinión pública, es en realidad conseguir que la gente se comporte de la manera que le interesa al gobierno andaluz. El poder autonómico, por medio de sus altavoces informativos, trata de convencer de que todo aquello que tiene que ver con la autonomía es positivo; desde la descentralización pasando por las ayudas sociales- miseria en cualquier caso- hasta llegar a incluir la figura del descerebrado de Blas Infante en los planes de estudio. La prensa andaluza, forma parte de esa operación para mantener en la oscuridad informativa a los ciudadanos. No creo equivocarme al afirmar que la no publicación de la gran cantidad de casos de corrupción del régimen socialista demuestra que son parte del sistema del gobierno en la sombra. En definitiva, la prensa libre en la región más pobre de España es un mito porque es propiedad de la Junta que la subvenciona.



Otra cosa sorprendente es que en Andalucía no hay ninguna ventaja material o moral en la honestidad. Dicho de otro modo, la administración premia más al tramposo que al ciudadano medio que cumple con sus obligaciones. En este contexto, cualquiera que se salga del guión es atacado con palabras que no se usan como argumentos en un debate, sino para acabar con la disidencia y el mismo debate. Por eso si usted es disidente del sistema podrá correr, pero nunca llegará a esconderse del todo. A lo más que podrá llegar es a vivir como un proscrito.



El pacto de silencio de la prensa andaluza para no incluir los casos más sangrantes de nepotismo de los últimos años ha servido para mantener un sistema podrido hasta la raíz. Para acabar con él, no basta con descabezar a tal o cual dirigente, sino que hay que derribar el tronco entero que, sin ningún atisbo de duda, está carcomido. El problema es que el andaluz medio tiene un bajo nivel cultural lo que unido a la reducción de la calidad de la enseñanza nos conduce a una sociedad acrítica que depende por entero del poder. En esta situación, el trabajo de los medios andaluces no es el de dar una información veraz, sino en “regalar” a la gente no lo que ellos quieren, sino lo que ellos deciden que debemos tener. La perversión es tal que podríamos resumir la historia de la autonomía en la siguiente frase; los andaluces lucharon por su autogobierno, pero una vez conseguido, fueron los socialistas los que se han encargado de gestionarlo en solitario. Cualquier intento de construir una sociedad civil crítica con el poder de la Junta, ha sido aplastado sin contemplaciones. Esta sustracción de las libertades individuales a los andaluces para transferirlos a los organismos autonómicos ha sido un fraude que pervierte la misma concepción del poder andaluz.



Los socialistas no están habituados a tener que dar explicaciones a nadie, dado que su partido controla los más importantes periódicos y agencias de noticias. Ellos controlan a la prensa. ¡El hecho de que usted no lo sepa, no significa que ellos no lo hagan de forma habitual! Sería fácil desmontar los argumentos de aquellos que defendían que a mayor autogobierno menor corrupción y más libertad. Incluso no sería complicado acabar con las mentiras del andalucismo histórico que justifica la mera existencia de la taifa del sur, pero no serviría de nada porque uno nunca tendría un altavoz que difundiera estas tesis. Y lo que no se ve, no existe.



El andaluz es hoy consciente de algunas de las perversiones del régimen como el robo de los fondos destinados a los parados, sin embargo desconoce los métodos de coerción intelectual que ejercen los diarios y el nodo oficial de Canal Sur, métodos que implican la creación de un enemigo declarado al que pintan como el mismísimo diablo. Estoy hablando del PP, una agrupación política llena de acomplejados que en tres décadas ha sido incapaz de romper esta estrategia de engaño. Cuando recuerdo esa sucesión de fraudes pasados, veo pasar ante mis ojos esas pautas ocultas que contienen la clave para entender el fraude de vivir en una autonomía inútil a la hora de dar soluciones a los ciudadanos. La Junta de Andalucía no es la solución al problema, sino parte del problema. A día de hoy tenemos una justicia trasvestida, una economía intervenida, unos sindicatos ladrones y verticales, unos periodistas vendidos, un sistema educativo obsoleto, un paro descomunal y una sociedad civil ciertamente atolondrada que es incapaz de vislumbrar un futuro mejor. Como en los tiempos del Dictador Franco, la gente torna su mirada a las vírgenes y romerías. Copla y cante en un desfile perpetuo de gente con poca chaveta.



La libertad con mayúsculas, queridos amigos, cuesta dinero, tiempo y mucho esfuerzo. La libertad no es gratis, la esclavitud sí. Los andaluces tienen que elegir la senda por la cual quieren caminar el resto de sus vidas. A día de hoy el yugo socialista ha impuesto la táctica del engaño con el uso orwelliano del doble discurso. Porque lo que es ilegal y corrupción de los otros partidos, se vuelve presunción de inocencia cuando son los suyos los que son descubiertos con la mano en el pastel. Hay que acabar con ellos antes de que no quede ni un andaluz brillante sin emigrar.



¿Cómo se sentiría usted si supiera que el poder andaluz en la sombra es el mayor enemigo al que se enfrenta el ciudadano medio? ¿Cómo reaccionaría al contemplar como en las ediciones digitales se borran los comentarios más críticos con el poder socialista, y los artículos críticos son eliminados después de unas horas para no dejar rastro? ¿Qué pensaría al ver como se autocensuran los editores y los articulistas para no molestar al PSOE? Pues todo eso y más, está sucediendo en el régimen andaluz. No obstante, el movimiento para librarnos de esta lacra es más fuerte cada día que pasa. De hecho, yo no estoy solo en esta lucha. Además los palmeros del régimen están desesperados ante la perspectiva de perder el poder. Internet, gracias a Dios, se ha convertido el lugar donde se publican lo que la prensa andaluza esconde gracias a miles de articulistas e investigadores que cuentan con el apoyo de otros cientos espías que nos remiten información valiosa sobre la impostura socialista. Y no crean, ni por asomo, que todos tenemos la misma ideología, porque contamos con ciudadanos de todas las tendencias políticas. A todos nos une el deseo de lograr una sociedad mejor y más justa donde la corrupción no tenga cabida. Es mucho lo que nos separa pero es más lo que tenemos en común; la dignidad y la valentía de luchar y morir por la libertad. Ante eso, no hay apartheid informativo que no pueda derribarse.



Sergio Calle Llorens

lunes, 6 de febrero de 2012

ARTURÍN


Habló María Gámez y ocurrió lo inevitable; subieron los productos de primera necesidad, el gasoil y hasta los preservativos. Hay quien dice que su lengua provocó movimientos telúricos extraños al afirmar que era muy raro que el Alcalde de Málaga hubiera pasado de no tener comunicación alguna con Fomento, a una colaboración extrema. Habría que recordarle a la hija del farero con menos luces que un barco pirata que Francisco de la Torre, siento escribirlo, no pudo conseguir que los entonces ministros socialistas se le pusieran al teléfono ni una sola vez. Me cuenta mi garganta profunda que la gaditana tuvo mucho que ver en las negativas a entregar a Málaga el Benítez sin contraprestación alguna. Nada extraordinario si tenemos en cuenta el odio que le profesa a la Ciudad del Paraíso.



Alguien dijo alguna vez que escribir no es estar ausente, sino adquirir la ausencia, ser alguien para después irse, dejando sólo trazas. Yo no pretendo dibujar trazas de mi personaje, sino hacer trozos a los corruptos. Con María no es muy difícil pues tiene el cerebro hecho jirones a tenor de sus estúpidas declaraciones. Ahora que ha sido elegida como miembro de la ejecutiva federal del PSOE- hay que tener ganas de suicidarse- quiero alertarles de un asunto sobre la portavoz de la agrupación socialista en el ayuntamiento de Málaga. Un caso que tiene que ver con su hermanísimo Arturo.



Arturo Gámez está de baja desde el 4 de abril del 2011. Desde entonces se ha dedicado a sus negocios y a publicar libros que luego vende por 22 euros la pieza. Como no me gusta acusar sin pruebas, hela aquí: http://www.casadellibro.com/libros-ebooks/arturo-gamez/157519 A este tipejo que estuvo destinado, nadie sabe por qué, a la Delegación del gobierno que dirigía su hermana, se le permitía salir y entrar sin fichar y no se relacionaba con nadie. Allí dedicaba sus horas a llevar la campaña de su hermana en las redes sociales. Mientras María montó su despacho de campaña en la misma delegación. Dicho de otra manera, con nuestro dinero esa familia se dedicaba a sus aventuras electorales. Vistos los resultados, no me extraña que Arturín se diera de baja por depresión.



Cuando las mujeres están deprimidas comen, te torturan o van de compras. Los hombres, en cambio, invaden otro país. Desgraciadamente para todos, cuando a Arturo Gámez le envuelve la bruma de la depresión, se dedica a los negocios y a escribir libros. Digo yo que sería momento para que alguien abriera una investigación al respecto. El problema es que María pasó parte de su vida profesional en la Delegación de Salud de Málaga, y claro sus contactos han podido facilitar a su hermano una “cómoda baja por depresión” sin comprobaciones molestas. Así que lo de la inspección es una quimera tan grande como el Dorado. Puede que los lerdos que llevan mucho tiempo jugando al escondite con la inteligencia, vean normal que un tipo se recupere de la tristeza escribiendo libros mientras cobra de los presupuestos, pero a mí me resulta escandaloso. Quiero añadir que he luchado contra estos ladrones de guante blanco en todos los artículos que he escrito. Pocos son los que me han escuchado, o han hablado del latrocinio institucionalizado. Ya empieza a ser tarde. Los andaluces deben escuchar y admitir la oscura noche de la esclavitud que nos acecha y que será peor que la muerte. Es ellos o nosotros.


Sergio Calle Llorens

viernes, 3 de febrero de 2012

EL CONGRESO SOCIALISTA


Mi padrino solía decirme que ante la duda la más tetuda. Con los años, he aprendido que aquel consejo no era más que su forma de reírse del mundo- algún día les hablaré de él- en cualquier caso la vida es una continua elección, incluso hay que saber elegir a los enemigos pues uno corre el riesgo de parecerse a ellos. Este fin de semana se celebra en la autonomía más inútil del mundo, un congreso socialista del que debe salir un nuevo líder. En definitiva deben decidir entre el hombre que nunca subió una paga y “Zapatero con faldas”. Una elección entre Guatemala y Guatepeor. Gane quien gane, esta vez el Diario El Mundo no podrá echarle la culpa a la perfidia catalana, más bien a La Andalucía socialista, esa de la que nunca salió nada bueno.



A muchos les sorprendería la victoria de Ruby, sin embargo a mí lo único que no me dejaría asombrado, a estas alturas, sería la no detención en el congreso de la plana mayor del partido más corrupto en la historia de la vía láctea. Incluso voy más lejos, pues de perder la ex ministra de Defensa, hay quien la ve, sorpréndase, como modelo de pastillas contra el estreñimiento. Fíjense en su carita cuando la cosa no sale como ella desea. Pase lo que pase, el congreso sevillano no va a dejar indiferente a nadie.



El lugar elegido para la ocasión es un hotel de la Isla de los Piratas- también conocida como de La Cartuja- llamado Renacimiento. Tal vez el citado establecimiento haya que rebautizarlo con el nombre de Rinconete y Cortadillo. El congreso, de cualquier forma, deberá dilucidar si se decanta por el pleno paro andaluz- sueño de la Chacón- o el esperpento madrileño. Será Andalucía la que decida. Un encuentro de medianías acompañado por la banda sonora de “ayúdales a caminar”. Con un Pepe Griñán apostando por la neutralidad activa en apoyo de Carme, y todo por joder a Chaves, bandolero activo de la cuadrilla del madrileño.



La única cosa que me llama poderosamente la atención es que Carme Chacón vaya a ganar la batalla del PSOE gracias al presidente andaluz nacido en la capital del Reino. Un hombre que fue bautizado José Antonio en honor al fundador de La Falange, partido al que también perteneció la mujer y madre de Chaves. También da que pensar que la Chacón se hiciera socialista porque a su abuelo le robaron la juventud por su militancia anarquista. Un razonamiento deductivo basado en la medianía neuronal de alguien que suele tropezarse con la inteligencia sin que se le pegue nada.



Así mientras muchos esperamos a que La Policía Nacional entre en el congreso para detenerles por sinvergüenzas, los del puño y la rosa desean que el viento gélido del norte se vaya por donde ha venido. Y es que hasta eso les ha salido mal a los socialistas. Un tiempo helado que se ha incrementado por el no saludo entre los otrora amigos; Chaves y Griñán. Como ya no queda dinero de los ERE, los de la secta no podrá visitar el fornicio de Camas para solucionar sus diferencias. Hay quien ya se ha quejado de ello a la candidata catalana. Son hombres y piden algo para que les caliente el cuerpo en la fría noche. Todo con tal de subirles el ánimo y hacer más grandes sus expectativas y hasta sus miembros viriles. Carme, fiel a su nivel intelectual, les ha prometido hacer algo al respecto. Por ello, acaba de encargar a su equipo 5000 lupas de aumento. El Zapaterismo en estado puro.


Sergio Calle Llorens

miércoles, 1 de febrero de 2012

LA MUERTE DEL SOLDADO VIEJO


La primera vez que empuñé una espada, el arca de Noé todavía era un árbol. Desde aquella lejana jornada no he hecho otra cosa que trabar mi acero con incontables enemigos. Combates en los que mi juego de muñeca me ha permitido salir airoso. Sin embargo, ya no soy el soldado que fui. Imagino que las heridas de guerra han conducido al envenenamiento de mi espíritu. A día de hoy, mi alma está emponzoñada y el cuerpo enfermo. Me siento morir. Voy al combate con la certeza de que pronto todo habrá acabado. Lucho de forma mecánica, me cubro el vientre y el flanco izquierdo con la toledana. Toque de aceros, quieto y en línea. Adelante y detrás en un intento de leer los golpes en los ojos del adversario. Tintineo en la fría madrugada. La vida o la muerte. Cruzo la vizcaína, choque de puntas y vuelta a empezar. Estoy cansado pero aún sigo, y es que confieso no saber hacer otra cosa. Ataque al franco esperando la estocada definitiva. Esta vez es una daga griega la que me hace sangrar copiosamente. Rompo como puedo para zafarme.



Intento recuperar el aliento. No tengo odio en la mirada, apenas una mueca de resignación de soldado viejo. Hace frío, mucho frío y el campo de batalla está cubierto con los cadáveres de mis camaradas por cuyas venas, una vez, corrió la sangre. Que me lleven los diablos si pueden pero tampoco hoy doy cuartel. Tengo una reputación que defender y seré fiel a la bandera de San Andrés hasta el final. No, no me rindo, después de todo soy hijo de las Españas. Estoy mal afeitado, sucio y una enorme tristeza me embarga. Quizá sea la lucidez de saber que por mucho que aguante y luche, nadie me agradecerá jamás el gesto. Mi nombre y mis hazañas se perderán en la oscuridad de ese bosque encantado. Ni siquiera una bella dama conservará mi recuerdo. Ahora una nueva carga del enemigo nos deja sin resuello pero no vemos la sombra vil del miedo. Nuevos aceros a dos pulgadas del pecho, gritos, desesperación y degollina. Tengo mala cara, como la muerte que agazapada me espera. Por mi mente pasan recuerdos de otras épocas, de otras gentes que se convirtieron en sombras. Un rayo de luz se abrió paso entre las pérfidas nubes, mis piernas ya no obedecen las órdenes de mi cerebro. Mi cuerpo besa la tierra por última vez mientras mi espada busca llevarme por delante al enemigo. Todo es en vano. Antes de que me hundiera el frío acero en mi corazón, cierro los ojos y deseo con todas mis fuerzas que el rostro de mi madre sea lo primero que me guíe en el otro lado. Muy a mi pesar soy incapaz de recordar las facciones de la única mujer que me amó de veras. Respiro por última vez para oler mi mar. Sin éxito, es el epitafio perfecto para la vida de un hombre fuera de su tiempo. No muere un héroe sino alguien que sirvió en una compañía de valientes. Que Dios se apiade de sus almas.




Sergio Calle Llorens