martes, 11 de septiembre de 2018

¡COME ON JOHN!


Me gustaba John McEnroe, y mucho, cuando perdía los papeles en una pista de tenis adoptando el que más le iba, el de malote: esas miradas asesinas, esos gestos de mal perdedor, esas sonrisas cargadas de sarcasmo, esos andares de pistolero del Far West que parecían, lo juro, haber salido de una película de John Ford. Recuerdo aquella final de Wimbledon contra Bjorn Borg que fue, hasta la que protagonizaron Rafa Nadal y Roger Federer en 2008 en el mismo torneo, la mejor de la historia. Pero cuando más me gustaba era cuando rumiaba en arameo antes de estrellar su raqueta contra el suelo, y los Dioses del cielo, creo, se lo toleraban porque éstos siempre han bendecido a los valientes. Incluso cuando soltaba su frase favorita para torturar al árbitro de turno: “You cannot be serious, ” yo le adoraba.  Tatum O´Neal, su ex mujer, llegó a confesar que el tenista la conquistó por su arrogancia y la seguridad que desprendía a cada paso.

Hoy, sin embargo, la masculinidad, dicen, no se lleva. Es más, existe una corriente ideológica que culpa a los hombres heterosexuales, supuestamente cargados de testosterona a todas horas,  de todo lo malo que ocurre en el mundo. Vienen a decirnos que debemos de dejar de ser hombres para que dejen de suceder cosas malas. Mi respuesta, para todos aquellas que piensan de tal guisa, es que los hombres no debemos dejar de ser hombres sino que tenemos que dejar de ser malos.  Es nuestra masculinidad la que permite, entre otras cosas, salvar a una mujer, incluso si no la conocemos, del ataque de un violador. La hombría que nos puede hacer perder la vida mientras tratamos de ganárnosla- ya sea en una guerra o trabajando de sol a sol- es necesaria y ya es hora de que alguien llame a las cosas por su nombre.

A las mujeres, en general, al menos aquellos a las que yo he conocido, les gustan los hombres muy hombres. Tipos de carácter fuerte, pero de buen corazón. Esa clase de hombres que les hacemos el amor como una bestia sin olvidar nuestra alma de poeta. Esa virilidad que, junto a la dulzura, conquista el corazón de una dama. A los más jóvenes les puede sorprender pero, lo juro, hubo un tiempo en el que podías llamar gordo a un gordo y enano a un enano. Incluso ser hombre, quiero decir muy hombre, cotizaba al alza en la plaza pública. Hoy, en cambio, para empotrar a una mujer contra la pared  debes tener la potra de no parecer demasiado masculino. Al menos eso dicen algunas.  Pero créanme; a las señoritas y a las señoras les gustan los tipos duros que sabemos lo que queremos y como conseguirlo.  Varones que amaremos cuando ellas menos lo merezcan porque será cuando más lo necesiten. Sin excusas. Sin lamentos.

Pero hablando de lamentos, y ya que hemos empezado con tenis, la jugadora americana  Serena Williams no hizo honor a su nombre de pila al sucumbir a la ira en la final del Open de Estados Unidos, destrozando una raqueta y llamando ladrón al árbitro del partido. Incluso llegó a pedir que éste se humillara ante ella porque la tenista era una mujer, tenía una hija y estaba luchando- ¡Señor dame paciencia! Por los derechos de todas las mujeres. Y todo porque el juez de silla la amonestó por recibir instrucciones de su entrenador. Lo que está prohibido tajantemente por el reglamento. Además, su preparador había admitido en la pista que hizo los gestos que propiciaron la decisión del árbitro. La cobardía de Williams- her cocky behaviour-  haciéndose la víctima, al contrario de lo que ocurría con John McEnroe, tira de un argumentario tan pobre como los de esos paletos 
norteamericanos que abuchearon a la ganadora del torneo: Naomi Osaka que terminó llorando y pidiendo perdón por haber derrotado a la heroína local.  Algo inaudito en el mundo del tenis. Casi tanto como el hecho de que solo John McEnroe  ha salido a defender a Serena Williams tras su lamentable comportamiento.

 ¡Come on John, you cannot be serious!

Sergio Calle Llorens

domingo, 2 de septiembre de 2018

¡SEIS MESES!



Anoche, desde lo alto de mi atalaya, se veía, un mar agitado por un viento de levante. Mis ojos fijos en las olas rizadas. El Mediterráneo inquieto y mi corazón alborotado por tanta belleza:

-               -  Seis meses- comencé diciendo- seis meses sin escribirles unas letras.

Supe que había arribado el momento de tomar la pluma para dar alguna explicación de mi prolongado silencio. Mi única defensa, si es que tengo defensa alguna, es que mi proyecto literario más ambicioso es escribir sobre mi patria salada, y estar a su altura. Hasta ahora mis apuntes son como un barco fantasma perdido en la niebla. Una prosa sin vuelo. Unas letras pomposas. Un fracaso absoluto. Sin embargo, sigo intentando encontrar la fórmula correcta que me permita describir esta maravilla acuosa. Tal vez, algún día consiga dominar estas olas como esa muchachada que, a última hora de la tarde, las cabalga con sus tablas de surf.

-                                 - Seis meses- repito y el mar sonríe con su aíre de fantasía flotante.

Seis meses en los que también he terminado un nuevo libro: “El liberalismo contado a los jóvenes y no tan jóvenes” que Ediciones Rubeo sacará al mercado el próximo octubre. Seis meses en los que he tenido tiempo para preparar la segunda parte de El Guardián del Cementerio”. También he logrado publicar una novela corta que he titulado: “Blandito sea el Señor. Un libro misterioso que camina por el peligroso desfiladero de los engaños. Un crimen perfecto de la mano de un tipo lleno de imperfecciones.

 Seis meses dejándome la vida trabajando para diferentes multinacionales.  Seis meses de reencuentros con viejos amigos: cervezas, risas, anécdotas, espetos de sardinas, Rock and Roll y esos maravillosos brazos de mujer que rodean tiernamente  mi cuello. Tampoco puede olvidar esos baños en mi playa de diamante con la balada de los marineros muertos  haciéndome compañía.

 Seis meses en los que he organizado un tour llamado; Hans Christian Andersen en Málaga que recrea su visita a “la Ciudad del Paraíso” en la centuria diecinueve.  Un paseo guiado por un actor tocado por la magia de los genios al que conocí interpretando a Drácula en un teatro.

Seis meses de innumerables sonrisas caminando entre sierras cortadas por la luna de seda: hermosa, rotunda y mágica. Life can´t get much better than this.  Benditos paseos nocturnos en los que mi alma conecta con el universo. Un tiempo en los que he escuchado la banda sonora de los grillos y, entre otras cosas, he  podido admirar el vuelo silente de los mochuelos.

Medio año para renovarme y soltar lastre. Un tiempo para mantenerme alejado del despropósito sureño. Una época para tomar el florete que, como sabemos algunos, es una forma honorable de marcar distancias. Un período lleno de dulzura, de amor y de honor.  Seis meses llenos de vivencias mágicas. En definitiva, mis enemigos tendrán que seguir tragando quina. Y mis amigos, les advierto, mejor guardan los aplausos para cuando lleguemos a la síntesis del ácido cítrico.

¡Seguimos!

Sergio Calle Llorens

jueves, 1 de marzo de 2018

ARRIBA Y ABAJO


Arriba la lluvia silenciosa y abajo el estruendo de un corazón caliente bajo un nórdico porque la nórdica duerme. Los tirabuzones en la almohada ajenos a mi alma atribulada. A poniente misteriosos relámpagos y a levante, más que me pese, la oscuridad más absoluta. La lluvia, en cualquier caso, civiliza mi espíritu.  Pero esta madrugada, en la que el líquido elemento corre desbocado en mi pueblo mediterráneo,  aullaría como un lobo para saber si estoy solo en el mundo. Escucho gemidos y lamentos de un pretérito que se repite cada noche. Una voz  espectral parece decirme que me condenaron al olvido para encadenarse a su triste soledad.

Equivoqué el natalicio porque en este tiempo, desgraciadamente, el honor y el asaltar castillos no están de moda. Erré al pensar que los legajos y pergaminos leídos en silencio me salvarían de aquellos que prefieren morir en vida. Patiné esperando poder entablar un diálogo pero todo, absolutamente todo, es un juicio ad hominem cuando mis opiniones se deslizan por el peligroso desfiladero de las ideas que divergen. Pienso, luego ofendo. Gracias  Forges.

Me levanto a escribir unas líneas y, al leerlas como siempre, mi moral se acuesta entre dudas lacerantes: ¿Amaneceré mañana con la rabia de Quevedo o con el amor de Lope de Vega? ¿Abrazaré la canción báquica de Espronceda mientras surco los océanos del tiempo señoreando mi propia bandera? ¿Es un barco fantasma lo que veo en la lontananza o la celestial pirotecnia me juega una mala pasada? ¿Tomaré la pluma como una espada para acometer a mis supuestos enemigos, o usaré “el santo cuchillo que tengo entre las piernas para calmar su sed y la mía? Dudas brumosas. Incertidumbres hirientes que alcanzan de lleno el ánima de este humilde escribiente.

La lluvia sigue cayendo inmisericorde. Los barquitos pesqueros amarrados a puerto  sin poder ganarse el sustento y los agricultores dando gracias al cielo. Nunca llueve a gusto de todos pero ahora todos coinciden, y hacerlo en estas tierras es un acto milagroso: los persistentes chubascos son una bendición divina. Pues que siga la lluvia; ella arriba, yo abajo y el mundo al carajo.

Sergio Calle Llorens

jueves, 22 de febrero de 2018

VINCENT R. WERNER



El holandés errante Vincent R. Werner ha reunido todos los defectos de España en un libro llamado; “The Real S-pain of Europe", según nos ilumina El Confidencial. Sesudas conclusiones obtenidas tras haber vivido diecisiete años en la vieja piel de toro. De ellos, quince en Barcelona y dos en Madrid. Al parecer, dejó su amada Holanda para vivir con una lugareña en Bonesvalls. Una bella muchacha que tenía un cuerpo, lo habitual en una española, como una guitarra a la que, por lo que me cuentan, él tulipán no supo sacarle música. Dicho de otra manera; lo dejó por otro que la hizo gritar con la misma pasión que los españoles con el gol de Don Andrés Iniesta en el Mundial. Ya habrá tiempo de comentar este pequeño detalle de su cornuda biografía.

El caso es que básicamente el señor Werner afirma que “la ética española no está a la altura de la ética occidental. Solo un siete por ciento de nacionales habla inglés de forma fluida, a pesar de que vivimos del turismo. Somos cortoplacistas. No tenemos cultura financiera. Nadie asume responsabilidades y, por último,  nuestros servicios públicos son desastrosos.”  A todo ello, por supuesto, voy a dar respuesta en este artículo.

Manda huevos que el autor hable de ética cuando, por ponerles un ejemplo ilustrativo, en Holanda tienen un largo historial de falta moralidad que va desde el tráfico de esclavos- fueron sin duda alguna los peores del mundo- hasta  la falta de aplomo de las tropas holandesas, al parecer aquel día el kilo de gallina cotizaba al alza, para impedir los asesinatos en masa en la ciudad bosnia de Srebrenica. Por cierto, he tenido algunos jefes en mi vida y los peores, con diferencia, los holandeses. Y tampoco se puede olvidar que en el país de Don Vincent hay un partido político que apoya la pedofilia.  Así que lecciones de moral las justas.

Por otra parte, estoy de acuerdo en que en España nadie asume responsabilidades y  que, entre otros defectos notables, la mayoría confunde la presencia en el trabajo con la productividad. También coincido en que es vergonzante que solo un escaso porcentaje de la población  hable idiomas. Yo domingo cinco y no entiendo las dificultades de mis compatriotas para aprender parlas extranjeras. Les hablo de lenguas como el inglés o e francés porque el holandés es un dialecto del alemán con menos proyección internacional que el Real Jaén. Pero en todos sitios cuecen habas y el país del autor del citado libro no es una excepción a la regla.

En verdad, tras haber leído los ataques moribundos de este botarate, llego a varias conclusiones. La primera es que el tipo, a pesar de haber vivido diecisiete años entre nosotros, no parece dominar bien el español que, más que le pese a algunos, hablamos más de quinientas millones de almas. Y es que hay que ser extremadamente torpe, tras casi vivir dos décadas aquí, para no poder dar la entrevista en el idioma que habla la gente que él odia. La segunda es que El Confidencial ha hecho de tonto útil en esta historia. Lo digo porque me juego mi testículo izquierdo, ya que esto va de tocar los cojones,  a que ningún medio holandés le daría tanta atención mediática a las afirmaciones furibundamente xenófobas de un español residente en ese país. Y menos si éstas han sido recogidas en un libro tan extenso.  En último lugar, pero no menos importante, pienso que Vincent debería aprender, además de modales, que la lengua se usa para mucho más que hablar. Tal vez así la próxima novia española que tenga no le abandone como Susanna. Aquella mujer que se cansó de las paupérrimas técnicas amatorias del holandés errado.

¡Las lenguas, queridos amigos, se aprenden en la cama!

Sergio Calle Llorens

miércoles, 7 de febrero de 2018

WHY HITLER LOST THE WAR?

The primary reason Germany lost the war, a conflict they would have won, was that Adolf Hitler always prioritized his ideology instead of taking the best interest of the III Reich. He saw the war in ideological terms rather than in strategic one such as Bismarck would have done. It’s a pattern that explains everything.

Right at the beginning of operation Sea lion- German invasion of Britain- Hitler only had 42 U-Boat submarines. If he had had 140 like at the end of the war, he would have been able to strangle Great Britain. But he never thought was necessary partly because he believed in this Anglo- Saxon union even though he fought the British in the First world war.

The final battle against communists was not driven by strategist. It is true that the initial victories of the Nazis over Soviet forces were astonishing but because of ideology he was incapable of seeing the necessity of strategic withdrawn.

He appointed General based on their political loyalty to him and to his ideology rather to the capability as military men. As a result, the most fanatical Nazi Generals were in charge. Once again ideology trumped the best interest of the country.

When the Werchmat entered Ukraine the elderly welcomed them wearing their traditional costumes. Let´s remember that 2 millions of Ukrainians were starved to death in an artificial famine produced by Stalin and yet Hitler could not grant Slavic autonomy. Had he turn the Ukrainians against the Soviet Union, everything would have been possible.

When the Russians winter in 1941 closed in Hitler assumption of victory resulted in the German forces did not have the right clothes and equipment to face General Winter. He did not even think of providing the German soldiers with the right clothes.

Hitler believed that America was run by Jews and black people- considered inferior by him- so when the Japanese attacked Pearl Harbor he declared the war on the US. In his mind was clear that America could not run a war properly. It goes without saying that most of the Senior Nazis did not know America. In fact, only Ribbentrop visited the country when he was trying to sell Champagne in New York.  According to Hitler the deployment of American forces in the Western front would not have before 1970.

In June 1941- Operation Barbarossa- if Hitler had coordinated the attack with the Japanese and if Japan had attacked Russia from the east, it would have been impossible for Stalin to defend Moscow and ultimately the Soviet Union had lost the war. The Germans and the Japanese fought completely different ward happen to be occurring at the same time. They did not help each other. They did not coordinate with each other and they did not exchange sensitive information. As the result of that; both countries lost their respective wars.

Between 1936 and 1943 Hitler killed most of the most intelligent people Germany got. It made no sense whatsoever but it meant everything to him. It was part of “his final solution”. This way he lost all liberal minded and the most prominent scientists. When the Military assistant of Winston Churchill was asked why Hitler lost the war, he simply replied; “Because we had better German scientists that Germany had”.  I could not agree more.

Ideology killed Hitler´s dreams.

Sergio Calle Llorens



martes, 6 de febrero de 2018

LA GELOSIA

Si perdona tutto; la violenza, l`aviditá, la mancanza di rispetto per il lavoro altrui, perché la gelosia é considerata la misura dell´amore. Gli studiosi non hanno ancora scoperto che cosa sia la gelosia. Questo sentimento si affaccia quando un altro ottiene qualcosa che anche voi avrebe voluto avere.  I Gatti passando `l`uno accanto al altro, si annusano il muso per capire se per caso l`altro ha mangiato qualcosa di buono. Per quanto riguarda l`amore siamo dei pozzi senza fondo. Perció alla gelosia non c`é rimedio. Non serve a nulla assicurare all`altro che lo si ama.  Finché pensará  che gli potreste dar di piú se soltando deste un po di meno agli altri continuará a sentirsi in crédito
.
Discutere non serve. Gli esperti in fatto di sentimenti pensano di sí e consiglano alla loro clientele di dire le cose senza tanti giri di parole. E, naturalmente, ne scarturiscono solo disgrazie. La prima volta l`altra é disposta ad ascoltare e mostrare comprensione, ma alla lunga una conversazione del genere finisce per annoiare. Hai visto che non mi vuoi bene é la conclusione. Credo che la gente si dobrebbe scegliere per la fiducia reciproca, l`attrazione física e la compagia. Per l`arradamento basta un acquario e per la dedicione assoluta un cane. Di quelli cattivie e selvatici.

Veramente la liberta é il bene suremo ma quando lo dico suona molto male. Sicuramente la solitudine é dificile ma un single conosce la calma e la disciplina. Io mai ho visto un dottore con un sguardo preocupatto per un uomo single. Ma gli esseri umani sono irragionevoli e vogliono entrambe le cose. Vogliono l`insalatina e il calcio a TV e poi, la será, sesso sfrenato. Io volevo e voglio; pace e silenzio.


Sergio Calle Llorens

miércoles, 24 de enero de 2018

JESSICA CHASTAIN

I heard you got bluish-greenish turquoise eyes
Like the forest and the sea combined
I heard you move like a Mediterranean wave
Then I want to be permanently your love slave

I can tell your voice is really a gentle overtone
Can we talk everyday over the phone?
Redhead, redhead and cherry
Fancy a pie of strawberry?

You are far from being perfect
But if the angels do exist
They are jealous of your scent


No doubt you will be the actress
Who will win that beloved golden Oscar

With your talent and your hair as your tactics

Sergio Calle Llorens

viernes, 19 de enero de 2018

EL FANTASMA DE CASTILLA

El Real Madrid es el fantasma de Castilla. El hazmerreír del mundo que, a pesar de todas las influencias y favores, está más cerca del descenso que del liderato de la liga. Como no lo esperaban y se las prometían muy felices al inicio de la pretemporada, ahora se dedican a echar balones fuera. Y nunca mejor dicho. Lo último es inventarse clasificaciones en las que el club de Concha Espina sería líder de contabilizarse solo las primeras partes de cada partido.  En ese apartado, al parecer, ganan los blancos. Una idea que salió del patético programa del Chiringuito y que ya ha comprado el Madridismo, catetismo en el resto de España, con informes detallados en su prensa deportiva.

De seguirse el ejemplo madridista, un conductor que hubiese estrellado su auto contra un escaparate a resultas del consumo excesivo de alcohol, podría decirle al juez que le juzgara solo por su comportamiento en la iglesia y no por el convite convertido en un tercer tiempo de rugby. Igualmente el mozo debería comunicar a su Venus de ensueño que el gatillazo de la noche anterior fue un mero accidente y que debería centrarse más en los juegos eróticos previos al espantoso ridículo.  Con un poco de suerte, incluso, la dama en cuestión validaría la exquisita cena como una experiencia sexual con lengua muy placentera.  

Siguiendo el juego de esta pandilla de tramposos, los malaguistas podríamos sacar una clasificación alternativa en la que el dinero invertido o jugar el 70% de los partidos en lunes o en viernes- gracias al impresentable de Tebas-   fuesen elementos a considerar en nuestro ascenso en la tabla.  Sin embargo, la realidad es que los blanquiazules estamos penúltimos por una pésima planificación deportiva.  Los blancos, por su parte, están mal por las decisiones del técnico galo ¡ay Felizidane, Felizidane! que prevarica una y otra vez colocando en el once a su paisano Benzema que, por cierto, no le mete un gol al arcoíris, por no mencionar la patética liga de Don Narciso Ronaldo. Lo mejor de este apocalipsis madridista es que los deportes minoritarios como; la pilota valenciana, el Dakar y la petanca se han hecho un hueco, por fin, en sus informativos. Cualquier cosa es buena con tal de no recordar que el equipo del señor Pérez es un espectro andante.

Es posible que los árbitros, también conocidos como los Florentinos, terminen echándole más de una mano al Madrid. Incluso, yo no lo descarto, algunos se signifiquen tanto en las ayudas que terminen trabajando junto a Megía Dávila en el Paseo de la Castellana. Empero, hasta entonces,  lo único evidente es que el Real Madrid se ha convertido en  el fantasma de Castilla que arrastra las cadenas de los pecados cometidos en vida.  A diferencia de la Santa Compaña gallega, a la que no se le debe mirar nunca, a los de esta procesión de muertos, con sus sábanas blancas incluidas, podemos contemplarles mientras marchan al infierno de la Intertoto.

¿Escuchan los lamentos?


Sergio Calle Llorens

martes, 16 de enero de 2018

LIFE

Past can´t be mended and it´s gone and there´s nothing we can do about it. Future, however, is a destination that some of us will never see. People don´t realize that and they live like if they had all the time of the world, when, in fact, time is the only thing we don’t have. We project ourselves into that future that is as far away as a distant galaxy. It´s, like Elvis Presley used to sing, now or never. The other day, for instance, I felt I was having a heart attack. I was fine after breakfast and all of sudden I found myself lying down in bed, holding my chest and praying to God. When the pain was gone I went to the doctor and, surprise, surprise, the crisis was just a nervous breakdown but painful nevertheless. 

People take life for granted sometimes, It´s not my case, without noticing that when they don´t reply a message to a friend- whatsapp, Facebook or a letter- perhaps they will never have the chance to do so. I was thinking about it the other day when I came across the story of Holly Butcher, an Australian woman who died of a rare form of cancer that affects mostly young people. Before she passed away, the young girl penned a letter which she asked her family to post on her Facebook account once she was gone.

Among the things she said, I would like to share with you some amazing lines: “It´s a strange thing to realize and accept your mortality at 26 years young”.  “It´s just one of those things you ignore. The days tick by and you just expect they will keep on coming; until the unexpected happens”. That´s the thing about life, it is fragile, precious and unpredictable and each day is a gift, not a given right”.  “I am 27 now and I don´t want to go”.

But the lines that struck me the most was this one: “ I am watching my body waste away right before my eyes with nothing I can do about it and all I wish for now is that I could have just one more birthday or Christmas with my family, or just one more day with my partner and dog. Just one more”.  So please, don´t take anything for granted; life is precious and precious is life. Do yourself a favour; don’t waste your time with your pathetic problems.

I don´t know how many times some people are, including good friends, ignoring me. I can´t be sure about the times people forget to tell me that I matter to them. It`s like I was going to be around when, in fact, I am running out of time. That´s why I live life to the full and I enjoy every Christmas like they were my last. I guess that this attitude to life is based on the advise my mum gave me before dying; “Enjoy life to the full because life is too short. Some moments ago I was playing with you and your brother in the garden, and now I am about to die”.  I held her in my arms for the very last time we cried together. 

To be completely honest with you, I don´t know for how long I am going to be around here, but if you need to tell me how important I am for you or, why not, how stupid I am, don’t wait too much because tomorrow can be too late.  Like I am aware of that, let me share with you my declaration of principles.

King is dead, he just left
Been so long, I don´t forget
Blacktop road, moon shine bright
There in the corner, jukebox play
Pour me another whiskey, give me a light
Echoes ring out on a blue suede night


Sergio Calle Llorens

domingo, 14 de enero de 2018

¡ME TOO!

La altísima calidad espiritual de las francesas ha quedado demostrada estos días con un manifiesto en contra del puritanismo. Las firmantes, encabezadas por la grandísima Catherine Deneuve, afirman que “la violación es un crimen. Pero la seducción insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista”. Por su parte, la periodista Elisabeth Lévy ha tildado de infecto el movimiento iniciado por etiquetas como  #MeToo o #balancetoporc.  La actriz de Belle de Jour llega un poco más lejos preguntándose lo siguiente: “ ¿Qué será lo siguiente? ¿Denuncia a tu puta? 

La actitud de las mujeres francesas contrasta, y una vez más, con la de Oprah Winfrey que tras años lamiéndole el culo al señor Weinstein, nos lanzó un discurso hipócrita en los Golden Globe contra los casos de abusos sexuales. Ella que calló durante décadas lo que era un secreto a voces.

  Hollywood es, como todo el mundo sabe, una fábrica de sueños que en muchos casos terminan en pesadilla. Una factoría de ilusiones, también de depravados, que sermonea al mundo desde una supuesta superioridad moral que no es tal.  Por eso el manifiesto firmado por las actrices francesas se me antoja tan necesario. Y es que ha llegado el momento de ponerse detrás de una nueva Grand Armée napoleónica que nos libre de ese horrible puritanismo que nos llega desde el mundo anglosajón.

 Catherine Deneuve se ha convertido en el símbolo del lugar al que todos queremos ir; la libertad.  Esa en la que no creía, ni cree, el zote de Rodríguez Zapatero- a este cretino habría que juzgarle por ser responsable de la crisis que a punto estuvo de llevarnos al sumidero de la historia- que llegó a convertir a los hombres en responsables de todos los crímenes posibles. Y es que hemos de recordar que en el siglo XXI cualquier denuncia que presente una mujer en un juzgado español, sea falsa o no, da con los huesos del caballero en un frío y peligroso calabozo. La perversión jurídica, apoyada por todos los tertulianos y pagafantas de este país, radica en el supuesto que un señor es culpable hasta que no demuestre su inocencia.

Soy de la opinión que los violadores no son recuperables para la sociedad y que, llegado el caso, han de cumplir integras sus penas y ser castrados químicamente. Empero,  meternos en el mismo saco a todos los santos varones porque nos gustan las señoras, es algo inadmisible. Nadie debe dimitir por haber intentado tocar la rodilla a una señorita, ni mucho menos por haber mandado mensajes de marcado carácter sexual a una mujer. El regreso de esta moral victoriana, como bien advierten las francesas, oculta una agenda que pretende acabar con la libertad sexual que hoy disfrutamos.  Y por la libertad, como dijo Don Quijote, se puede y se debe aventurar la vida.

 Por cierto, ahora que contemplo el trémulo vaporoso de los barquitos en alta mar que me permiten las bajas arboledas bajo las estrellas, no creo que haya ninguna mujer que se encuentre embarcada a estas horas de la madrugada. Tal vez por ello haya llegado el momento de que esas feministas se aventuren en la mar, vestidas de negro, por supuesto, con la leyenda; “me too”. 


Sergio Calle Llorens

viernes, 12 de enero de 2018

GHOST STORIES II

The following story of an occurrence near my hometown is sent me by a lady who is a very firm believer in ghosts. On a fine night some years ago two sisters were returning home from the theatre. They were walking along a very lonely part of a road about two miles beyond the tram terminus, and where chatting gaily as they went, when suddenly the heard the “clink, clink” of a chain coming towards them. At first they thought it was an animal which had got loose and dragging its chain along the ground. But they could see nothing, and could hear no noise but the clink of the chain, although the road was clear and straight. Nearer and nearer came the noise, gradually getting louder, and it passed them closely they distinctly felt a blast or whiff of air. They were paralyzed with an indefinable fear, and were scarcely able to drag themselves along the remaining quarter of a mile to their house. The elder of the two was in very bad health, and the other had almost to carry her. Immediately she entered the house, she collapsed, and had to be revived with brandy. An old woman, it seems, had been murdered for her savings by a tramp near the spot where this strange occurrence took place, and it is thought that there is a connection between the crime and the haunting of this part of the road.

Churchyards are considered to be hunting grounds of all sorts and conditions of ghosts. People who would on all other occasions when the necessary arises, prove themselves to be possessed of at any rate a normal amount of courage, turn pale and shiver at the thought of having to pass through a cemetery at dead of night.  I have a fairly collection of account of haunted churchyard and today, of course, I am going to share with you:

During the winter of 1998, he writes, “I attended a soirée about five miles from here. I was walking on my way home about 11:30 P.M. I had to pass by the old ruins and burial ground of Cemetery San Miguel. The road led round by two sides of the churchyard. It was a bright moonlight night. As I passed the cemetery, I saw what I took to be a policeman in a long overcoat; he was walking from the centre of the churchyard towards the corner, and as far I could see, would be at the corner by the time I would reach it, and we would meet. Quite suddenly, however, he disappeared, and I could see no trace of him. Soon after I overtook a man who had left the meeting before me. I expressed wonder what he had not been farther on, and he explained that he went a “roundabout” way to avoid passing the old cemetery, and he did not want to see “The Monk”. On questioning him, he told me that a monk was often seen in the churchyard”.

I can guarantee to you that Cemetery San Miguel is one of the most haunted places in the Region of Malaga and, of course, you should not miss it. If you dare to walk there after dark.


Sergio Calle Llorens

jueves, 11 de enero de 2018

BANSHEES II

Of all Irish ghost, fairies, the Banshees is the best known to the general public; indeed cross-channel visitors- including myself- would expect her to make manifest her presence so them as being one of the sights of the country. She is a spirit with a lengthy pedigree. How lengthy no man can say, as its roots go back into the dim, mysterious past. The most famous Banshee of ancient times was that attached to the Kingly house of O´Brien, Aibhill, who haunted the rock of Craglea above Killaloe, near the old palace of Kincora. The Banshee´s method of foretelling death in olden times differed from that adopted by her at the present time; now she wails and wrings her hand, as a general rule, but in the old Irish tales she is to be fond washing human heads and limbs or blood stained clothes.

One of the oldest and best-known Banshee stories is that related in the Memoirs of Lady Fanshawe. In 1642, her husband, Sir Richard, and she chanced to visit a friend, the head of an Irish sept, who resided in his ancient baronial castle, surrounded by a moat. At midnight she was awakened by a ghastly and supernatural scream, and looking out of bed, beheld in the moonlight a female face and part of the form hovering at the window. The distance from the ground, as well as the circumstance of the moat, excluded the possibility that what she beheld was of this world.  The face was that of a young and rather beautiful woman, but pale, and the hair, which was reddish, was loose and disheveled. The dress, which Lady Fanshawe`s terror did not prevent her remarking accurately, was that of the ancient Irish.  This apparition continued to exhibit itself for some time, and then vanished with two shrieks similar to that which had first excited Lady Fanshawe´s attention. In the morning, with infinite terror, she communicated to her host what she had witnessed, and found him prepared not only to credit, but to account for the superstition. A near relation of the family, he said, expired last night in this castle. We disguised our certain expectation of the event from you, lest it should throw a cloud over the cheerful reception which was your due. Now, before such an event happens in the family or castle, the female ghost you have seen is always visible. She is believed to be the spirit of a woman of inferior rank, whom one of my ancestors degraded himself by marrying, and whom afterwards, to expiate the dishonor done to his family, he caused to be drowned in the moat.

It goes without saying that this woman can´t be termed as a banshee because the motive for the haunting is akin to that in the tale of the Scotch Drummer of Cotarchy, where the spirit of the murdered man haunt the family out of revenge, and appears before a death. Anyway, God bless Ireland and her folklore.

Sergio Calle Llorens


sábado, 6 de enero de 2018

CINE ESPAÑOL

El cine español no es una industria sino una pyme que parece no entender que el marketing no empieza cuando la obra ya está acabada, sino mucho antes. Normalmente antes de empezar a rodarla, antes incluso de que se escriba el guión. Sin embargo, el cine patrio no solo no parecer comprenderlo sino que, incluso antes de los rodajes, comienza a dejar claro que su único objetivo es que rueden las cabezas de uno de los bandos de una guerra civil suficientemente acabada y que todos perdimos.

 Habría que explicarles que la estrategia comercial importa tanto como la creatividad artística y, de paso, no encabronar a la mitad de los potenciales consumidores de ese mercado nacional.  Además es bien sabido que la franja de edad que acude en masa a los cines es la que tiene entre 15 y 24 años. Una franja que en España representa el 57% del total de la audiencia cinematográfica. En Inglaterra la cifra alcanza el 84% y en Italia y Alemania el 76%. Esto explica la enorme popularidad de géneros marcadamente juveniles como el cine de aventuras y de acción.  Por ello, Buena Vista es la distribuidora internacional de Disney que busca colocar en el mercado cintas juveniles y familiares de corte amable y tranquilo.

Con todo ello no quiero decir que los del cine español tengan que crear solo productos para jóvenes pero, de alguna manera, podrían realizar películas menos deprimentes  con actores que vocalicen mejor que un maniquí en un escaparate ¿Pero cómo es posible que hablen tan mal? Por no hablar de la manía de desnudar a cualquier actriz novata para que los varones disfrutemos de unos buenos pechos nutricios.

Por todo lo anterior, llevamos 13 largos años sin representación española en la meca del cine. Y eso no solo tiene nada que ver con la escasa calidad de las películas sino la forma que tienen, sorprendente por otra parte, de apartar las pocas decentes que se hacen. Particularmente el Guardián Invisible me ha aparecido una cinta grandiosa pero para gustos los colores.

Si la primera tarea en el cine es conseguir la financiación para la cinta y luego vender los derechos de exhibición en todo el mundo- curiosamente en Europa la empresa que produce el film rara vez es la misma que la encargada de distribuirla- la segunda es entender que hay que buscar la excelencia para que los tres mercados fílmicos más importantes del mundo les tomen razonablemente en serio:

-                                                                                                      American Film market
-                                                                                                       Los Ángeles Film
-                                                                                                                     Cannes

La clave del éxito está, aparte en el  talento que se pueda atesorar y demostrar en cada cinta, en la distribución en vídeo, televisión y en cable donde se mueven tantos millones como en los cines, y es ahí precisamente donde muchas películas se juegan su rentabilidad comercial. En mi opinión, a los del cine español les ha pasado como a los Hermanos Lumiere que respondieron de la siguiente manera a una oferta comercial para comprar los derechos de su invento: “Desengáñese usted, el cinematógrafo es tan solo un juguete más y nunca tendrá utilidad comercial”. Obviamente George Meliés se quedó tan espantado como muchos de los espectadores que acuden a las salas para consumir cine patrio. 

 Son legión los del cine español que sufren el síndrome de la abeja: se creen Reinas pero no son más que bichos que lo desconocen casi todo del negocio. Por lo tanto es buen momento para recordales a Riccioto Canudo que acuñó en 1911 la expresión Séptimo Arte para el cine, ya que en el mismo se resumían los seis anteriores. De la escultura y la arquitectura hereda la creación de espacios, de la danza el movimiento escénico, de la música la banda sonora, de la pintura la composición y la luz y de la literatura los diálogos. A partir de Canudo, el cine se ha visto siempre como un arte compartido. El problema es que no hay nadie que tenga el valor suficiente para compartir muchas de las películas que se están realizando en España.

Sergio Calle Llorens

viernes, 22 de diciembre de 2017

SILLAS VACÍAS

Hubo un tiempo en la que había bandas de Rock que abrían sus conciertos con canciones irreverentes y nadie les encerraba por ello. Hubo una época en la que te subías a la chepa de un político, incluso con una poesía satírica, y nadie te bajaba al calabozo por los versos.  Hubo un período en el que querías “tocar las tetas a tu novia”- gracias Siniestro Total por la incorrección política- y nadie tocaba a tu puerta para notificarte un proceso. Hubo una temporada en la que podías empalmar crítica tras crítica sin que la turba deseara que la palmaras. Hubo una fase en la que podías encadenar un porro tras otro en la calle sin que la autoridad te encadenase a las multas. Hubo un ciclo en el que podías tener una erección en presencia de damas sin que te erigieran una estatua como machista mayor del Reino.  Pero en aquellas gloriosas jornadas  había libertad con ventanas abiertas mirando a la mar y no pescadores de agua dulce con sus redes sociales atrapando pececitos que ellos imaginan, Torquemada estaría muy orgulloso de ellos, como monstruos marinos de siete cabezas.

 Lo último, por si no lo saben, es que ahora también podría ser delito los mensajes en los chats privados de WhatsApp. De aplicarse tal aberración jurídica contra la libertad de expresión, no está lejos el día en el que los magistrados – si es que los científicos crean algún mecanismo para leernos el cerebro- castigue a los ciudadanos por pensar mal de los que mandan. Y si no paramos esta locura, la prisión de Quevedo en la Torre de San Marcos nos va a parecer una suite de lujo comparada con las celdas que  nos tendrán preparadas las hermandades de la corrección política.  Habrá más sillas vacías porque muchos siguen teniendo el corazón lleno de odio. Piensen en ello en "estas fiestas tan señaladas" porque se acercan tiempos terribles.

Sergio Calle Llorens

lunes, 11 de diciembre de 2017

AL ATARDECER


Volvía con el corazón galopante en la declinación ideal de la tarde con un levante donde se encendían las primeras luces, y un poniente de intenso bermejo, cuando oí el canto de un búho que me aleja siempre de las interferencias fastidiosas y sobrantes del ser humano. Me detuve a contemplar la estampa marina  sacando mi cámara fotográfica para inmortalizar esa locura de belleza.

 La verdad es que prefiero el crepúsculo al amanecer. Tal vez sea por mi querencia a la delicadeza que supone no interrumpir los negocios matutinos de los demás. Bien mirado, el atardecer, y más si contemplas al mediterráneo desde una montaña, encierra todas las virtudes que ansío tener. Entonces  la bocina de un barco  me hizo recordar a mi amigo Sergio el Marbellero - gracias por tu presencia en el FNAC de Marbella para la presentación de mi novela- que se encuentra surcando las aguas de mi amada Denia- seguí caminando entre dos luces que recortaban la silueta de los árboles cuyas ramas se movían lentamente. Luego comencé a recordar mi primera mini gira para la puesta en escena de mi última novela; La Sociedad económica amigos del país, la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad malagueña, los FNACS y pronto, muy pronto, la Casa del Libro. Además, mis intervenciones en Radio Nacional de España, Onda Azul y Cadena Ser , lo de la tele, las entrevistas en periódicos como Diario Sur, la Opinión de Málaga y las reseñas en publicaciones como Aula Magna, Foro Libros y la Fundación Cánovas.  Meses y años de trabajo que por fin van dando sus buenos frutos.

Si mi presencia matinal entre los otros es siempre farragosa y desagradable, tener un público aparentemente atento a mis disertaciones literarias solo alimenta mi vanidad de escribidor. Para contrarrestar ese estúpido sentimiento, solo tengo que recordar el ridículo que realicé con motivo del Premio de mejor Librería Cultural de España a Proteo y Prometeo, en los que diserté sobre la relación entre Literatura y alcohol. Todavía resuenan, y en todos los rincones del universo, las carcajadas de Juan Miguel de los Ríos-  Finalista Premio Planeta 2016 que presentó mi Guardián del Cementerio en el FNAC de Málaga-Pablo Aranda, autor divertidísimo y ampliamente premiado, por no hablar de las simpáticas presentadoras del espacio radiofónico. También es bueno, para alejar ese palo de la arrogancia, contemplar las luces que se funden desmayadas sobre las tierras al lado de mi patria salada.

 Como Montaigue, entiendo, o creo entender, la insignificante posición que tenemos los seres humanos respecto al planeta tierra. Reflexionaba allá arriba mientras me dejaba atrapar por la oscuridad infinita que iba arribando a mis montes. Entonces, y solo entonces, decidí descender hacia mi aldea que seguía suspendida entre la bóveda celestial y la mar que nunca me falla. Sonaron las campanas de la Ermita por las almas de nuestros marineros muertos que, de alguna manera, viven en las páginas de mis novelas. Y avancé confiado hasta que llegó la noche, y con ella, la lluvia que limpió mi alma de dolores pretéritos. Me arrodillé bajo el líquido elemento para elevar al cielo una vieja plegaria provenzal. La oración perfecta para agradecer todo lo que se me ha dado que, como pueden entender, no es poco. 


Sergio Calle Llorens

domingo, 3 de diciembre de 2017

HIGH NOON

Gary Cooper is a very well known actor who will always be remembered by his role in High Noon. But many years ago famous Hollywood columnist, James Bacon the man who rubbed shoulders with the most talented people of that time, sat on Garry Cooper´s living room. The actor felt quite distressed because the first cut of the film had been a disaster. The director had a crush on Grace Kelly and he was so intense on her close-ups that he lost the plot. So the whole movie had to reedited and the song High Moon was actually written so audiences would understand the storyline. That particular day, MR Cooper was playing with his dogs- He felt very close to his pets until the day he passed away- The house has new owners now but back then it welcomes the lives of Hemingway, James Stewart and Clark Gable. Among his walls there are many secrets like the one I am about to share with you.

During the shooting of the movie, Cooper had an ulcer and the pain he felt was to intense that he could not stay still. Somehow the studio managed to cut his close ups so well that he looked a very frighten man because, in fact, he was about to get killed by some desperados. When Cooper won the Oscar for High Noon, he left these lines for posterity: “It’s the first time ever that ulcer has won an Oscar”.

When Gary Cooper died in 1961 of cancer just 6 days after his birthday, all Hollywood turned out for his funeral. But it was an eerie moment before the ceremony that haunted James Bacon until the day he died; a whole army of photographers, reporters and radio people were standing outside of the house. All of a sudden, the dogs came to the gate and three of them started howling and moaning, making weird sounds like a bunch of Banshees. Bacon looked at his watch; it was 12:27.  Later  that day, he was told that it was the exact time Cooper left this world.

 An old Irish folk-tale says that a dog knows when his master soul leaves the earth. So in his final hour Gary Cooper died at High Noon. What a beautiful and mysterious ending for one of the most legendary figures in Hollywood.  Don´t you think?


Sergio Calle Llorens