viernes, 28 de noviembre de 2014

MÁLAGA 1988

En aquellos años cabalgamos a lomos de viejas Lambrettas o de motos rockeras. Los mods concentrados en su esquina del Zaragozano dispuestos a asaltar la Malagueta y Pedregalejo donde disponían de varios templos musicales como Sophistica . Los rockers tomaban calle Beatas y sus aledaños. Los 60 frente a los 50. Luego todo convergía junto al mar en garitos míticos como Side Car o Nueva Pulsación.También estaban los vanguardistas y aquellas bandas malagueñas que sonaban como las inglesas por aquello que el puente Málaga- Londres siempre ha funcionado muy bien. Creo que fue en Casablanca donde vi por primera vez a Danza Invisible con un Javier Ojeda imitando a Jim Kerr, líder de Simple Minds. De aquella jornada me viene mi resistencia a valorar esa banda en exceso.

Bebíamos en el Rompeolas soñando con Cadyllacs y tarareando canciones de Doo Wop mientras contemplábamos a teddy girls que, como dice la canción de Sabina, nunca preguntaban si las querías. Aquellos años mágicos fueron una orgía creativa sin parangón; poetas malditos, chicos de toda condición tocando furibundo rock and roll a la vera del Gudalmedina. Y esas actuaciones en directo en el Cantor del Jazz en pleno centro histórico. Lástima del triste final de su propietario- otro de tantos- y pena por aquellos que no pudieron vivir los finales de los ochenta. También teníamos tiempo de disfrutar de actuaciones de bandas británicas en Torremolinos. Cuna de la libertad absoluta.

Componía yo algunas letras de Blues por entonces que terminaron en algún disco de vinilo que guardo como oro en paño. Canciones que dieron lugar al grupo Side Car, precursos de la banda Biscuter que llegó a vender bastante bien para lo que se acostumbraba. De sus componentes, recuerdo a Fabi el argentino que se perdió en las nostalgias del fado. También estaba José Antonio López, bajista y autodidacta de casi todo, hoy metido a Luthier y hace las mejores guitarras a esta orilla del mediterráneo. Un amigo con el que, creo, me he bebido tantas cervezas como millones de carcajadas hemos echado juntos desde la infancia hasta pasar por su garito Ruta 69, parada obligada de los amantes de la buena música en los 90. De todos ellos destacaba Tony Cantero, guitarrista de Chambao, y que acaba de presentar en Argentina su disco en solitario Painting clouds. Su última hazaña es haber estado en la casa de Sting en La Toscana tocando con el violinista Vasko Vailaev.

Muchos de esos muchachos se han convertido hoy en sombras pero, les aseguro, que cada vez que escucho a The Clash, Elvis recuerdo esas noches en su compañía. Creo que en ellas hubo mucho Rock and Roll, algo de drogas y todo el sexo que nos dejaron practicar aquellas maravillosas chicas. Hoy, en cambio, aunque la ciudad se ha convertido en el cuarto destino cultural de España, todo parece más enlatado y menos divertido que entonces. Creo que la juventud no aspira, o al menos no la mayoría, a componer poemas o canciones que lleven directamente al corazón, a la entrepierna, de bellas señoritas en edad de merecer. Ayer mismo, junto al museo de la música, no muy lejos donde los Rockers bailaban freneticamente en plena calle, vi pasar a una pandilla de raperos con sus pantalones caídos y sus gorras de Brooklyn. Allí, en lo que fue territorio comanche donde, por cierto, olía a porros y a litrona de cerveza a todas las horas del día. Creo que pensé en lo rápido que había pasado todo. En los cambios extremos que habíamos experimentado en estos años. Y, al mismo tiempo, me preguntaba cómo habíamos podido permitir que la industria de la música degenerara tanto. Dejé pasar a esos engendros y me fui silbando una melodía que hablaba del Drugstore de Barcelona-templo entre los templos rockers de España- y de los pechos de una adolescente. Sentí que la nostalgia se apoderaba una vez más de mí. De poder elegir un año al que volver, el que aquí suscribe programaría la maquina del tiempo, en la Málaga de 1988 para que, al menos, por una última vez, pudiera bailar un último Rock and Roll con esas sombras pasadas. Sería glorioso.

Sergio Calle Llorens

jueves, 27 de noviembre de 2014

MÁLAGA C.F 0 REAL MADRID 3

Hoy quiero rizar el rizo. Hoy, por supuesto, quiero dar un paso más al ser el primero en escribir una crónica de un partido que todavía no se ha jugado. Un encuentro entre el Málaga C.F y El Trampas, también conocido como Real Madrid. Ese conjunto que acaba de quitar la cruz de su escudo para que sus patrocinadores musulmanes no se ofendan. En resumen, una sociedad cuya religión tiene dos pilares; la corrupción y el dinero. Como les digo, el equipo de la Costa del Sol jugará el próximo sábado en La Rosaleda contra el equipo meseteño que goza de todo tipo de favores.

En cualquier caso, no quiero que piensen que estoy ejerciendo de Nostradamus. No aspiro a ganarme la vida como aquel pitoniso al que un potencial cliente llamó en el portero automático y éste respondió; "¿Quién es?- pues vaya mierda de vidente está usted hecho". Y claro se fue a gastarse las perras a otra parte. Sin embargo, son tantos años sufriendo robos por parte del club de la concha de su madre que tiene espinas, que todo se me antoja ciertamente previsible. Además, para entender la crónica deben apreciar que el Madrid lleva 15 partidos ganando de forma consecutiva y, como no podía ser de otra manera, la victoria en La Rosaleda es obligada para que todos los medios de comunicación, no añado blancos porque sería caer en la repetición, puedan hacer su agosto en noviembre vendiendo periódicos y audiencias de radio y televisión. Así que les adelanto que tienen ya hasta las portadas del domingo preparadas. He aquí un resumen de la crónica del partido que está por venir:

El Málaga C.F comenzó con gran brío el encuentro espoleado por la "ruiodosa afición local"- todo lo que no sea decir Madriz, es considerado ruido por los periodistas deportivos patrios- pero desperdició dos ocasiones claras de marcar. La temprana tarjeta a Welington por una falta en el centro del campo, hizo bajar la intensidad defensiva del Málaga hasta que un dudoso penalty a Ronaldo- la duda es por qué no pitó antes otra pena más- comenzó a decantar la balanza del lado merengue. Al filo del descanso, pudo haber manos de Marcelo en el área blanca. Al colegiado le reclamaban, además del penal no pitado, que le sacara al menos una tarjeta  tras varias faltas cometidas con balón y sin balón. En defensa del trencilla hay que añadir que es un gran defensor de la tradición arbitral española en la que, en caso de duda y no hay tetuda, siempre se pita a favor del equipo blanco. Otros, en cambio, le defienden aplicando la doctrina Mato que no se enteró que era ministra hasta que la obligaron a dimitir. Algunas conversaciones amistosas con los jugadores de Ancelotti- que sigue compitiendo con Neymar en la continua violación de la lengua española- parecen dar la razón a los defensores de esta teoría. Es más, al colegiado se le oyó decir que él había venido a Málaga a disfrutar con unos amigos de las vistas del mediterráneo.

En la segunda parte, el Málaga estrelló dos balones en los palos. Luego vinieron las expulsiones de Welinton y Samu Castillejo. Momento que fue aprovechado por los merengues para marcar dos goles más, uno en clamoroso fuera de juego, pero como ya estaba todo el pescado vendido- además del que se comia el árbitro y futuro trabajador de Florentino- la cosa no tiene demasiada importancia. Así llegó el pitido final de un encuentro que lleva repitiendose de la misma manera desde hace más de 60 años. Comentário aparte merece el malagueño Isco que, visto el gran juego realizado, parece que hubiera nacido en el madrileño barrio de Salamanca y no junto al mar. Resultado final: Málaga C.F 0 Real Madrid 3.

Coda: El equipo de Tomás Roncero sigue escribiendo páginas legendarias en el mundo de los atracadores de banco. Y lo que les queda.

Sergio Calle Llorens

martes, 25 de noviembre de 2014

EL LEMA DE LA JUNTA

Un estudio del gobierno bananero de Andalucía establece que los proyectos comerciales, empresariales e industriales contemplados en la Vega de Campanillas y, en los márgenes del Guadalhorce, podrían no ver la luz. Y eso que los había aprobado la misma Junta tras una década de negociaciones con el Ayuntamiento de Málaga. La razón es, como les digo, un nuevo informe sobre la inundabilidad de la Cuenca en 500 años.

Si la Junta no es capaz de ejecutar los presupuestos de un año para otro, a pesar de la matraca mediática de propaganda, no es de recibo pensar que pueda adelantarse a lo que ocurrirá cuando todos llevemos siglos criando malvas

No es de mal pensados, por tanto, creer que si no son capaces de terminar con las listas del paro, ni adelantarse a los problemas que tendrá la región a corto plazo, mucho menos podrán determinar la inundación de ninguna zona. Todo responde a esa vieja táctica socialista de anular las posibilidades de Málaga, vaya usted a saber por qué. Personalmente, estoy más interesado en saber sus cálculos sobre esos proyectos mil veces anunciados como; el tren litoral, el saneamiento integral de la Costa del Sol, el Parque de los Cuentos, la devolución de la sede de la Cuenca Mediterránea, el metro a la zona este de Málaga, el cercanías a la Marina, el tercer hospital etcétera etcétera. Hablar de 500 años es, sencillamente, la repanocha cuando se trata de seres tan ineptos y cretinos. La verdad es que no sé ni como se atreven.

Y en hablando de cretinos; no quiero que se me escape el sustituto de la ínclita Toñi Moreno- que por cierto ha fracasado en TVE con sus andaluzadas- que acaba de recibir un premio de la comunidad gitana. En la gala, el inculto e impresentable presentador hizo suya la petición de erradicar del término gitano la acepción "trapacero" que viene a ser el que trata de engañar. El sonriente conductor del engendro "Esto tiene arreglo" desconoce, entre otras cosas, que la realidad no cambia aunque hagas un cambio en la lengua. Por eso, aunque la RAE decidiera excluir el término del diccionario, el personal seguiría usando la expresión gitano con sentido peyorativo. Como dicen los catedráticos de lengua española, llevar esta idea hasta sus últimas consecuencias nos llevaría a que un día no pudiéramos leer ni El Quijote porque tiene un vocabulario arcaico.

Se me ocurre que en vez de erradicar el término, la RAE podría incluir en la definición de gitanos a todos los cargos de la Junta de Andaluía, a sus consejeros, a sus delegados provinciales y a todos los presentadores de la caja tonta- Canal Sur- porque son lo más trapeceros que parió madre. No lo digo yo, lo dicen los 35 años largos en los que llevan engañando al conjunto de andaluces. Más de tres décadas con el timo de la estampita que en 500 años, con zonas inundadas o sin ellas, los gitanos que apliquen el latrocinio institucionalizado seguirán llevando el jodido capullo en la solapa. Apenas me queda añadir que si la RAE tiene como lema el "limpia, fija y da esplendor", los cretinos de la Junta tienen el suyo propio; tontos que ensucian fijo y dan pavor.

Sergio Calle Llorens

lunes, 24 de noviembre de 2014

ESPERPENTO

La impregnación lumínica, topográfica, meteorológica ayuda enormemente a comprenderme como persona. Creo que soy un ser enormemente marino pero, a veces acudo a la montaña en busca de inspiraciòn y sosiego. En el país malagueño, Sierras como la de las Nieves nunca me defraudan. Una vez, no muy lejos de unos pinsapares espectaculares, escuché decir a un guía de montaña que durante la noche se habían visto oscuras sombras entonando extraños cantos a la luz de la luna. La historia le hubiera encantado a cualquier maestro del terror. Yo, por otra parte, estoy muy inclinado a escuchar esas narraciones para escapar del horror de la realidad cotidiana. Incluso aunque sea en una cumbre, porque a pesar de lo que se pueda pensar, soy un animal de tierras lllanas, una criatura horizontal. En realidad, acudir a este rincón malagueño para huir del terror habitual del papanatismo peninsular reinante, se me antoja una necesidad vital. Tras haber alimentado el alma, puedo hacer lo propio con el cuerpo con una comida arcaida y añeja pero contundente.

El pequeño Nicolás, al que todos los medios le dan bola, es una buena imágen de nuestro tiempo. Creo que aunque tengo muy sedimentado el poder de la imaginación , la realidad circundante la soprepasa; un botarate con cara de zumbado que parece sacado de una historieta de Anacleto, aquel personaje que hacía las delicias de los niños de antaño con sus aventuras delirantes de agente secreto. Y qué podríamos apuntar sobre esas entrevistas que le dan bola a alguien con un ego desmedido. Personalmente, creo que el muchacho no merece que periodistas serios se encierren con él, más bien merita a un encierro en un psiquiátrico.

Podemos es otro síntoma del esperpento hispano que haría muy feliz, si viviera, a Valle Inclán por lo que podría haber salido de su pluma. En verdad, la cosa está clara; Ya sabemos que el PSOE, vistas las encuestas, tendrá que elegir entre volver a dar el poder al PP o a los que tienen querencias por regímenes bolviarianos. Y la elección será una gran coalición que vendrá impuesta desde el corazón de la UE. Faltaría más. Convencido estoy de que Pablito se va a quedar sin caramelito. Hoy puede cerrar la boca cuando le place. Mañana la tendrá abierta de puro espanto.

Creo que la educación es, en parte, responsable de este disparate patrio en el que nos hallamos. Sólo tengo el mediterráneo que contemplo desde mi atalaya verde junto a mi amiga del Valle de Aosta, que me habla en dialecto provenzal. Hablamos de cumbres montañosas y del efecto que provocan en los seres humanos; Shelley, Chateaubriand, Dumas, Lamartine sucumbieron ante los paisajes alpinos saboyanos. Asiento a todo mientras pienso en el lomo de atún rojo de almadraga y la paletilla de cordero lechal que nos esperan a la vuelta. Y todo regado con mosto de Yunquera. Allí junto al fuego puedo escapar, una vez más, de la chalaura de un país ciertamente enfermo.

Sergio Calle Llorens

viernes, 21 de noviembre de 2014

PREMIOS DE PERIODISMO

La prensa andaluza, salvo honrosas excepciones, está al servicio de la Junta de Andalucía. Y como agradecimiento ésta recibe ayudas en forma de publicidad institucional, e incluso premios al periodismo. Galardones que sirven para engordar el ego de los premiados pero nada más. El cambalache viene ocurriendo desde hace muchos años pero no por ello deja de sorprenderme. Especialmente que nadie alce la voz para denunciar esta indecencia.

Debería causar estupor que el jurado de la XXIX Edición de los Premios de Periodismo se hayando dado a conocer en el Palacio de San Telmo donde reside Susana Díaz. Allí bajo la atenta mirada del secretario general de la Oficina del Portavoz del Gobierno de la República Bananera de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, los de siempre se llevaron las condecoraciones. Y escribo los mismos porque aunque cambien de nombre, representan al idéntico poder que calla ante el latrocinio institucionalizado del gobierno regional sureño.

Jesús Ollero Pascual recibió una medallita por su resumen del año en la edición del grupo Joly. 6000 euros a la butxaca de alguien que trabaja para el grupo editorial que más subvenciones se lleva por parte de la Junta de Andalucía. Grupo que jamás ha dado una primicia informativa en relación a la corrupción del PSOE en estas tierras. El jurado valoró, que ya es decir mucho, la contundencia del trabajo hecho en Andalucía. Si es que cuando se ponen contundentes no hay quien les pare. Y si no me creen, un botón de prueba; "En España no se habían hecho resúmenes tan concentrados". Tan concentrados en la corrupción de los demás, se entiende.

En la modalidad de radio, el premio ha ido a parar a las manos de la amiguisima Cadena Ser por un programa de Radio Sevilla sobre la conmemoración del 400 aniversario de la llegada de una expedición japonesa a Coria del Río. Un espacio lleno de antropologia de vuelo gallinaceo que sonroja a cualquiera que no esté pintado con los colores de La Garduña Socialista.

En la modalidad de prensa, El Independiente de Cádiz se ha llevado el gato al agua por apostar por el reporterismo con trabajos sobre el último habitante del poblado pesquero de Sancti Petri y el inspector de policia que atrapó al mayor asesino en serie de España. Por supuesto, apostar por el reporterismo no engloba a los periodistas que han destapado el fraude de los cursos de formación. Ni siquiera ese tremendo reportaje sobre la mafia irlandesa de la Costa del Sol merece distinción alguna. Y es que trabajar para El Mundo tiene esas cosas.

En la modalidad de fotografía, el jurado ha elegido una instántanea de Isabel Pantoja "acosada a la salida de la Ciudad de la Justicia de Málaga". Una imagen, dice el ínclito jurado, que "sobresale por su dramatismo". Eso sí, la cabeza de Zarrías- otrora amigo de la cantante hoy enchironada- no sobresale por ningún sitio. La de Chaves, que destaca, por su gran tamaño y escaso contenido, tampoco. Y digo yo que si querían algo dramático, podrían haber premiado cualquier foto que inmortaliza las colas en las oficinas de desempleo de la Junta de Andalucía. No puede haber lugar donde se concentre mayor angustia y drama social gracias, entre otras cosas, a los mismos que conceden los premios de periodismo.

En el apartado de la caja tonta, el tribunal ha reconocido al programa "Pepe el andaluz", emitido por Canal Plus Xtra. Una historia emotiva que tiene que ver con un personaje que abandonó Andalucía- hizo muy bien- en plena posguerra para no volver jamás- su segundo mejor decisión de su vida- y al que su nieto, sin que sepamos muy bien la causa, busca sin descanso para recocijo de los que tienen una guerra civil permanente en su cabeza y, para nuestra desgracia, quieren seguir sacando provecho de ella.

Sorprendentemeten se han quedado fuera programas estrellas de Canal Sur como Menuda Noche en la que infantes cuentan chistes de borrachos o de pilinguis. Tampoco aquel espacio, en el que las señoras buscan a señores para que le rieguen la hierbabuena, ha merecido premio alguno. Eso sí, no podemos descartar que en las próximas ediciones obtengan algún que otro reconocimiento. En verdad, cualquier papanatas que no moleste en exceso al poder andaluz no debería perder jamás la esperanza. Toñi Moreno, ex de Canal Sur, ya se frota las manos. Y el inteligente los ojos.

Sergio Calle Llorens

jueves, 20 de noviembre de 2014

LA FELIZ COYUNDA

La izquierda española insiste reiteradamente en la feliz coyunda de "igualdad, progresismo y autonomismo" como los tres ejes garantes de su programa político. No obstante, la realidad se me antoja muy distinta y a los múltiples ejemplos me remito.

Manuel Chaves y Pepito Griñán reunidos con Montilla para afirmar que lo que era bueno para Cataluña valía también para Andalucía. Llegaron a posar en un "photocall" para demostrar que el progresismo es la forma por la que los nietos de Pujol seguirán viviendo con privilegios medievales. Ese Estatut catalán que dio lugar a un andaluz para salvar la cara al papanatas de Rodríguez Zapatero. Aquel felón que vendió aquello de que aceptaría cualquier estatuto que viniera de aquel territorio. Luego esos nuevos estatutos fueron votados por una inmensa minoría y, a nadie le importó un carajo. Visto lo visto, podemos decir que el enroque no vino muy bien para defender los intereses generales de Andalucía. Más bien lo contrario.

Los esfuerzos camaleónicos del PSOE e IU para apoyar cualquier iniciativa que ahonde en la distancia entre la España rica y la pobre son, cuando menos, un atentando a la igualdad. Esa a la que aspiramos los liberales españoles desde 1812 y que, por supuesto, se rompe cuando la constitución permite la antigualla de los Fueros navarros y el cupo vasco.

Huelga decir que aquellos que más defienden la no igualdad entre territorios se disfrazan de autonomistas y de progresistas. Los mismos que defendían, todavía algunos lo hacen, regímenes como el de Fidel Castro o la Unión Soviética. Y la conclusión es obligada; si estaban equivocados entonces, hoy lo están igualmente. Después de todo, nos vendieron la España autonómica como la panacea de cualquier mal, y el remedio ha terminado en Virreinatos dirigidos por una casta corrupta e inútil. Sanguijuelas que se visten con la bandera del territorio para seguir medrando a costa de la estupidez del personal. Si en Cuba ya no hacen piscinas porque todos los que sabían nadar se fueron a Estados Unidos, en España llegará un momento que no haya ni agua para rellenar las albercas de tanto que se llevan, y se llevaron, los que apoyan los 17 miniestados de pacotilla. En eso, la derecha es cómplice.

La realidad es tozuda; la izquierda española se equivocó entonces y se equivoca ahora. Sánchez se puede reunir con el Cid Campeador o con Elvis Presley- los participantes más famosos de la encuesta catalana- porque lo único que pretende es presentar al adversario electoral por no dialogar con aquellos que no respetan la legalidad vigente. Sin embargo, sólo logrará en que sigamos con esta condena en la que se permite pedir un deseo a España que va a morir en la silla eléctrica y ésta responde; ¡qué nos agarremos todos de las manos! Dicho de otra manera, que si esto explota, ellos van a ser los primeros en sentir la detonación.

Sergio Calle Llorens

martes, 18 de noviembre de 2014

¿RAYYA? NO GRACIAS

Llevo más de una década defendiendo que Málaga debe tener más peso político. Años en los que he denunciado el centralismo de la Junta de Andalucía. Básicamente he coincidido con varios colectivos de esta parte del mediterráneo. Sin embargo, quiero aclarar, para todo aquel que esté interesado, que no apoyo, ni formo parte, de ninguna organización. Y mucho menos de Rayya por la sencilla razón de que, a pesar de coincidir en muchas cosas, no puedo ir de la mano de quien no acepta la más mínima discrepancia.

Rayya tiene una extraña tendencia a discrepar incluso de los amigos. Una formula que consiste en acusar de cobardía si no escribimos la expresión "centralismo sevillano". Eso nos convierte, de facto, en traidores a la causa. Esa tendencia a la que aludo no entiende, ni lo hará jamás, que algunos estamos por Málaga pero no en contra de nadie. La razón por la que sus miembros caben en un seiscientos se debe a su radicalidad y a su escasa inteligencia para entender la política con mayúsculas. Un día acusan a los de UPD de no entender nada de lo que pasa aquí. Y, a la media hora, la toman con Ciudadanos por la misma razón. Ni por un minuto se sientan a pensar que tal vez todo responde a su torpe capacidad comunicativa. Lo último fue iniciar una campaña que era calcada de la catalana ERC con aquello de "Malaga is not Andalusia" que, dicho sea de paso, ha tenido la misma trascendencia que las declaraciones de Mocito Feliz a Canal Sur sobre la Pantoja; ninguna. Yo no me siento andaluz, pero el debate identitário en el siglo XXI es una memez y no lleva a ningún sitio que no sea, por supuesto, a una frustración permanente.

Los rayanos están muy solos, y lo estarán más a medida que sea más visible su radicalización ideológica. Si en la última manifestación que convocaron apenas acudieron 30 personas, las siguientes pueden batir todos los récords negativos de aistencia. Y es que hay que ser muy torpe para calcar en Málaga el discurso de una organización independentista catalana. Podrían haber aprovechado el descontento generalizado por las autonomías para pedir la desaparición de la andaluza. Incluso deberían haber llegado a pactos con otras organizaciones hartas de los desmanes del patético gobierno bananero andaluz. Pero no lo han hecho, ni lo harán, porque no entienden que se puede ir de la mano aunque se discrepe en muchas cosas.

Afortundamente la poca fuerza de Rayya nos salva de un futuro en el que algunos tengamos, que demostrar, como ya pasa en Cataluña, el pedigrí de nacionalista de campanario. Esa etiqueta de buen malagueño no las va a poder nadie porque Málaga, como buena tierra bañada por el glorioso mediterráneo, nos engloga a todos. Rayya morirá pensando que los malacitanos somos indolentes cuando, en realidad, no queremos dolientes ajenos a nuestra condición abierta. Otra cosa que nunca sabrán, pobrecillos, sobre la idea generalizada de que Rayya es tan mala que hasta su ángel de la guarda duerme por la noche en otro cuarto, y es el coco el que tiene que levantarse a encender la luz. Esa que les falta a sus miembros.

¿Rayya? No gracias.

Sergio Calle Llorens

MEQUETREFES

Mequetrefe viene de la palabra árabe mugatraf que viene a ser arrogante, orgulloso. En España el orgullo nos juega malas pasadas. Monago, que a tenor a sus viajes a Canarias parecía un miembro de la familia real monegasca, es otro botarate que se ha dejado llevar por el orgullo mal entendido. Comenzó diciendo que todo el asunto era una campaña contra su persona para, a renglón seguido, afirmar que devolvería todo el dinero. Luego llegó una rueda de prensa delirante. De lo más vergonzoso que he tenido la desgracia de contemplar en la que afirmaba que pagaba la luz y el agua de su bolsillo- faltaría más- y que no tenía parabólica, dato de lo más irrelevante. Finalmente nos ha regalado con algunas frases ñoñas muy de su estilo envolviéndose un día en tormentas de arena y, otros, en la bandera de Extremadura. Lo que no ha quedado claro es si pagó a cargo de nuestro bolsillo los viajes de su entonces compañera. Tampoco conocemos, de momento, a los anónimos saharauis con los que se reunió en las islas afortunadas el patético presidente extremeño. Lo dicho, no se puede ser más mequetrefe y, encima, embustero. De él sólo cabe esperar su dimisión porque ni es mejor persona ahora, ni será jamás un buen presidente.

Errejón, dirigente de la formación de ultraizquierda radical, fue enchufado como investigador en la Universidad de Málga por otro compañero de partido. Cobraba 1825 euros sin acudir si quiera a su puesto de trabajo. Al igual que Monago, sólo ha decidido dar explicaciones y devolver el dinero cuando ha sido descubierto por la prensa. También es interesante destacar como ni el senado, ni el templo del saber malagueño tienen controles para controlar a esta pandilla de impresentables que usan el dinero público sin hacer nada para ganarse ese derecho. Y eso, en los tiempos en los que es tan difícil ganarse la vida, es sumamente grave.

Sin embargo, el premio al mayor mequetrefe de la semana, y estamos a martes, es para el corresponsal de RTVE en Israel; la señora Alvarez habla de 5 muertos en un ataque a una sinagoga en Jerusalen- no dice nada de la autoria terrorista- pero señala que la policia de Israel ha matado a dos palestinos. Su orgullo y odio por todo lo hebreo le juegan estas malas pasadas.

Monago representa a la sinrazón de la España arruinada. Errejón personifica la pesadilla bolivariana. Alvarez simboliza el viejo papanatismo hispano que quiere destruir la única democracia de Oriente Próximo. El extremeño conduce a la locura de las autonosuyas. El de Podemos lleva al racionamiento de una dictadura. Y la periodista, con sus delirantes crónicas, nos traslada al apocalipsis porque si Israel, el último bastión contra la barbarie, cae, ya no habrá nada que separe a esos bastardos de nuestras familias. El orgullo juega malas pasadas pero la estupidez es mucho más peligrosa. Cuidado.

Beyond the sea; First Paragraph; Julius Caesar.

Sergio Calle Llorens

lunes, 17 de noviembre de 2014

EL EXÁMEN

En la vida nos examinamos todos los días y en todos los ámbitos. A veces nos crecemos y superamos las expectativas. Otras, en cambio, no damos la talla y dejamos al personal con un mal sabor de boca. Incluso cuando hemos demostrado nuestra valía durante años, podemos cometer un error garrafal que haga saltar por los aires nuestra reputación. Personalmente temo más a los supuestos amigos que a los enemigos a la hora de juzgarme. Llevo años sufriéndolo en carne propia. Basta que escriba sobre la corrupción sobre la Junta de Andalucía para que se me acuse de cobarde por no incluir la palabra Sevilla. Pero así es de injusta la vida, y así de complicada. De cualquier forma, me parece bien tener exámenes diarios porque siempre me gusta pensar que aspiro a la excelencia. Lo que no puedo admitir que en esas pruebas se admitan diferentes crierios según la importancia del examinado.

Esperanza Aguirre montó un circo para examinar a varios candidatos que han reconocido que todo había estado cocinado en la sede del partido. Vaya que los aspirantes a sustituir a Barcenas, Rato y compañían sabían las preguntas, las respuestas y hasta el mejor ángulo para colocarse ante la cámara. Y a pesar de ir con las cartas marcadas una de las candidatas llegó a afirmar que ella no era "una perra judía". La frase demuestra una vez más que la derecha e izquierda en España comparten ese viejo antisemitismo que huele a Torquemada y a azufre. Como no podía ser de otra manera los insultos han levantado la indignación de la comunidad hebrea en nuestro país. La prensa, no me extraña en absoluto, ha cargado las tintas sobre la falsedad de las entrevistas del PP madrileño pero pasa de puntillas por los calificativos racistas de la candidata. Creo que esta gente que quiere dedicarse a la vida pública no aspira a la excelencia sino a la excedencia. De los periodistas no voy a hacer ningún comentario.

Cuando todo comienza con una mentira, el final siempre es muy inquietante. Cuando alguien te engaña una vez, y cuela, está dispuesto a volver a dar gato por liebre. El PP madrileño lleva años vendiendo un Formula Uno que es, en realidad, una moto gripada. Un fraude que me recuerda al de aquel familiar mío al que su mujer pidió ir al cine en el 25 aniversario de boda y éste, que era experto en operaciones fraudulentas, la acercó a una sala y se marchó al fútbol. Aquello, como ustedes imaginar, no terminó nada bien. El simulacro de Aguirre tampoco.

Sergio Calle Llorens

sábado, 15 de noviembre de 2014

CUSTER


Llegaron a afirmar que el Séptimo de Caballería había sido vencido por los indios porque Toro Sentado había estado aprendido en West Point las tácticas de guerra del mismísimo Napoleón. Cualquier caso antes de aceptar que "una pandilla de salvajes" había destrozado la flor y nata de su ejército. Desde entonces se ha escrito mucho sobre aquella última gran batalla que ganaron los nativos americanos. No fueron pocos que culparon al mismísimo Custer antes de que Hollywood lo convirtiera en un martir americano que se sacificó por el bien de la nación. Hoy, en cambio, Custer es atacado desde todos los frentes. La pregunta es obligada; ¿héroe o villano? Puede que fuera ambas cosas.
Custer fue un hombre de su tiempo y, en su contexto histórico hay que entenderlo. Fue ciertamente racista, como la gran mayoría de los hombres blancos de su época. Arrogante y con una grandísima personalidad. Era la clase de tipo que nunca pasaba desaercibido. Le odiaban o le amaban. Nunca dejaba nada a medias. Fue el peor estudiante en West Point. Luego demostró que era temarario en el combate como muy bien recuerdan la mejor caballería de la época; la sudista a la que derrotó en la batalla más importante de la guerra civil americana; Gettysburg. Su talento militar no pasó desapercibido para sus superiores que lo ascendieron. También se distinguió en la batalla de Cedar Creek en la que derrotó a las tropas de Early. Terminada la guerra, otro conflicto haría brillar a George Custer Amstrong; las guerras indias.

Fue nombrado Teniente Coronel del recién creado Séptimo de Caballería con puesto en Fort Riley. El problema que comenzó a tener nuestro personaje fue el tipo de guerra al que se enfrentaba. Los indios atacaban y huían. Nunca luchaban a campo abierto como hacía el hombre blanco. Aquello produjo muchos dolores de cabeza a Custer. Y creo que ahí es donde comienza a perderse la batalla de Little Big Horn. Durante la campaña de Hancock abandonó su puesto para reunirse con su amada esposa de la que estaba completamente enamorado; Libby Bacon. Aquella acción le costó un consejo de guerra y una suspensión de un año. Algunos de sus subordinados nunca se lo perdonaron.

El objetivo del gobierno norteamericano era encerrar a los indios en reservas. De ahí que cuando Custer pudo matar a cientos de indios, incluídos mujeres y niños, en la batalla del río Waschita contra los indios Cheyenne, los mandos pensaban que contaban con el hombre ideal para llevar a cabo ese tipo de guerra sucia.  Luego vino el descubrimiento de oro en Black Hills y la consiguiente fiebre para conseguir el ansiado metal. El Presidente Grant ofreció comprarle las tierras sagradas a los indios. Éstos rechazaron la oferta y decidieron dar batalla. Grant dio un ultimátum para que entraran en las reservas, lo que era más un brindis de cara a la galería pues ni los indios recibieron nunca el aviso, ni tenían el mismo concepto del tiempo que los hombres blancos. Y allí que fue Custer en busca de su destino. Él que había sido nuevamente suspendido por criticar al hermano del presdiente, caminó por la gloriosa avenida de la leyenda. Y todo gracias a que Sheridam quiso contar con él, una vez más.
 
En mayor de 1876, la columna de Terry comenzó su aventura. La vanguardia la ocupaba el séptimo de Caballería. A Custer le acompañaban sus dos hermanos, su cuñado y un sobrino. El 21 de junio Custer solicitó adelantarse al encuentro de los indios. Le dieron el consentimiento a la vez que le ofrecían dos ametralladoras Garling y refuerzos. Ambos ofrecimientos fueron rechazados por Custer. Las órdenes del Teniente Coronel eran llegar a Little Big Horn y esperar a Terry para lo que tenía que cruzar por el río Rosebud. Y no lo hizo, probablemente porque despreciaba a los indios y pensaba que no eran luchadores tan buenos como sus soldados. Además llevaba años luchando y no había conseguido la estabilidad financiera que tanto su esposa y él ansiaban. Necesitaba esa victoria que lo catapultase, de nuevo, a lo más alto. Eso explica que cubriera ciento diez kilómetros en sólo dos jornadas. Los hombres estaban agotados pero "Cabellos Largos" ordenó en la madrugada del 25 de junio una nueva cabalgada. La misión se había cumplido y había tiempo de sobra de esperar a los refuerzos. Sin embargo, Custer tenía miedo de que los nativos que estaban acampados cerca escaparan. Allí estaba Toro Sentado cuya visión de una gran batalla en la que ganaban los indios dio una gran moral a su gente. También estaba Caballo Loco que sería decisivo en la batalla a la que acompañaron a los indios Lakota, mal llamado sioux porque significa enemigos. Cuando los exploradores Crow de Custer le informaron de que había un gran poblado indio a 25 kilómetros, no lo dudó iniciando los preparativos para lanzar un ataque a gran escala.
Dividió a sus tropas de la siguiente manera; el mayor Reno se llevó tres escuadrones quien debía cruzar el río por el sur. Otros tres escuadrones fueron puestos al mando del Capitán W. Benteen con el propósito de combatir a los indios en el blanco izquierdo. Por su parte el capitán MacDougall tomó un escuadrón para defender las provisiones. Custer lanzaría un ataque por el norte con sus cinco escuadrones. Es interesante hacer ver como dividió a su ejército para quedarse con aquellos que lo idolatraban, alejando a su vez a Benteen y Reno que sentían gran desprecio por él. El Primero porque siempre desconfió de él. El segundo porque envidiaba su popularidad y aspiraba a su puesto.

Empero Reno que, dicho sea de paso, le daba al whiskey de forma compulsiva, atacó de una forma rocambolesca. Primero no esperó a que Custer encontrara un lugar para cruzar el río. Segundo porque no entró al galope sino que hizo desmontar a sus hombres y luego, viendo como los Lakotas respondían al fuego con fuego, salió huyendo no sin antes presenciar como le volaban la cabeza a uno de los suyos. Le perseguían 1500 jinetes indios enfervorizados de cólera. Caían como moscas pero Caballo Loco desistió de seguir persiguiéndolos pues quería acometer al grupo de Custer que en ese momento estaba buscando la forma de pasar y acometer el campamento. Cuando lo hizo, ya era demasiado tarde. Su carga fue rechazada y tuvo que ordenar el repliegue. Una retirada ordenada en principio que se convirtió en desbandada. Una alocada carrera hacia las colinas. Caballo Loco intuyó el movimiento y rodeó con 3000 guerreros a los aterrorizados soldados de Custer. Intentó comunicar su desesperada situación a Benteen pero eligió a un corneta italiano que apenas chapurreaba el inglés.

La batalla que también se conoció como Custer`s last stand. Los nativos eran más e incluso disponían de rifles que disparaban más veces. Muchos de los soldados huyeron. Otros se suicidaron para no caer en las manos de los indios. La historia dice que Custer fue uno de los últimos en caer. Otras fuentes afirman que murió uno de los primeros. Reno y Benteen pensaron que Custer los había dejado tirados. Cuando por fin descubrieron la verdad, se quedaron sin habla. Muertos, todos estaban muertos y mutilados con la excepción de Custer cuyo cuerpo estaba desnudo. Dos mujeres Cheyennes le perforaron los tímpanos para que escuchara mejor las voces de los espíritus en el más allá. En su chaqueta encontraron las bragas de su mujer, prenda que siempre le acompañaba cuando estaba lejos de ella.
La noticia de la derrota de Custer sobrecogió al país en el cien aniversario de su nacimiento. Nadie daba crédito. Sheridam, posteriormente, declaró que de haber vivido, Custer habría terminado en un nuevo consejo de guerra. Tal vez el último. Personalmente soy de los que creo que los errores de “Cabellos Largos” fueron flagrantes. Sin embargo, fue mucho más fácil echar la culpa de todo a aquellos que no habían sobrevidido y no podían defenderse de las acusaciones. Sea como fuere, lo cierto es que Custer sólo contó con la figura de su mujer para vindicar su legado como militar. A esa tarea dedicó el resto de su vida. Puede que la historia lo absuelva algún día de haber llevado a la muerte a sus cinco escuadrones en aquella verde pradera de Montana el 25 de junio de 1876; 408 bajas frente a los 150 muertos y 90 heridos de la confederación de indios Lakota y Cheyenes. Cuenta la historia que junto a su cuerpo se encontraron los de su hermano Tom, Capitán de artillería, y Boston, civil, así como el de su sobrino Autie Reed. En otro punto del escenario se hallaba el cadáver de su cuñado, el Teniente Callhoun. Una victoria brutal pero inútil para los indios. Hoy es un buen día para recordar la bravura de los dos bandos. Y mientras lo hacemos, podemos imaginarles cabalgando mientras cantan aquella vieja canción irlandesa ", Gary Owen" que hace alusión a una pequeña ciudad irlandesa junto a Limerick, y que Custer hacía cantar a los suyos a todas horas. Cabalgaban directamente hacia la muerte, que no es defintiva, cuando se alcanza la legendaria inmortalidad.

Sergio Calle Llorens

viernes, 14 de noviembre de 2014

¿EL FINAL DE LA ESCAPADA?

En qué momento perdió Nietsche la cabeza. Tal vez aquel lejano 3 de enero cuando salió de su casa y se abalanzó llorando sobre un caballo atado a un carruaje que estaba siendo golpeado por su dueño. Unas semanas antes había escrito en su cuaderno de notas; "me estoy buscando un animal que baile cuando le diga y que ... me quiera un poquito"- Recluido en una clínica psiquiátrica, volvió a sufrir varios ataques en los que afirmaba que era señor y tirano de Torino. Una de las ciudades más misteriosas y, también, más desconocidas del viejo continente. En la capital del Piamonte viven dos primos de un servidor junto al Museo Egipcio de la urbe, un sitio inquietante. Otro lugar de misterio es el cementerio San Pietro in Víncoli, hoy parque público. Allí yo también perdí la cabeza por una cabellera morena ya hace algunos lustros. Sin embargo, la pregunta que me hago hoy es simple; ¿en qué momento perdió Andalucía la cabeza como aquel filósofo?

Creo que cuando la falta de honradez es la norma, todo se convierte en una locura sin paliativo alguno. Esa falta de decencia. Esa ausencia de compromiso con uno mismo a través del trabajo bien hecho. Esa manía por no cumplir con lo estipulado. Si en Turín, Torino en italiano, los soldados de los viejos tercios de España avanzaban por el Camino Español por su compromiso con una idea de nación. Hoy, en cualquier urbe o pueblo andaluz, lo que manda es la ausencia de lealtad para con las buenas formas y la decencia.

El asunto de Chaves y Griñán es buena prueba de esa locura andaluza. Si ya nadie niega la responsabilidad política de los ex presidentes andaluces en el caso, sus implicaciones delictivias siguen dando lugar a ríos de tinto. Hay que ser muy "Testa de Ferro" para no ver como estos dos señoritos estaban al tanto de lo que se cocía, porque, por supuesto, era su cocina donde se preparaban los guisos. Huelga decir que los ERE y otros fraudes como los cursos de formación han sido la pùnta de un iceberg que ha terminado hundiendo la cochambrosa nave andaluza.

Canal Sur y, por ende, todos los medios que hacen de turiferarios del régimen, ha llegado a una conclusión; lo relevante es que el TS le quita la razón a la juez Alaya porque ha dividido la pieza judicial. Del resto, de las implicaciones de sus ex jefes. De la inmensa chuleria de hacer ricos a sus socialista. De los miles de millones de euros perdidos en la comunidad con más paro de España; nada de nada. Cada uno se retrata cada dìa. Y es que si llegaramos a creer, que ya es mucho creer, en la inocencia de esos gañanes que hoy se esconden en su aforamiento, la única explicación para el escándalo que hoy se investiga en el Supremo es su manifiesta estupidez. Los andaluces del régimen no apuestan ni por lo uno, ni por lo otro, por aquello de que a papanatismo no les gana nadie. Un retrato, como les digo, que no les favorece lo más mínimo.

Estoy convencido de que Chaves y Griñán serán imputados pero todo quedará, como en el caso del Ministro Blanco, en nada. También estoy convencido de que terminarán dejando los escaños por la incontinencia verbal de la muchachada zapateril- véase Sánchez y Díaz- que con tal de ganar puntos por señorear en La Moncloa venderían hasta a su padre en paños menores. Sin embargo, se irán de rositas para disfrutar de una plácida vejez mientras los andaluces siguen pasando penurias. Ellos, tal vez llenos de furia, se abalanzarán contra un animal por los efectos del cubata en el bar del barrio, pero nada más. Una vez diluido los efectos de la ginebra, seguirán tragando sapos por su tremenda querencia a la condición de súbditos.

Yo apuesto por la inmensa estupidez de Chaves y Griñán, como lo hago por su espíritu corrupto. Y lo hago porque son demasiados años aguantando sus fechorías. Los reconocería metidos en un saco. Nadie podría darme gato por liebre y mucho menos, águila por cerdo. Lo dije entonces, y lo repito ahora; son unos corruptos que nos han llevado al desastre. Quizá el pueblo andaluz no perdió la cabeza porque, sencillamente, nuna ha podido disponer de ninguna. Y hoy, como dijo en su lecho de muerte el conquistador de Breda, personaje central del cuadro Las Lanzas: "Honor y reputación". Es lo único que vamos a ganar los escasos soldados que combatimos al socialismo andaluz durante todos estos años.

¿Final de la escapada? Los cojones.

Sergio Calle Llorens

miércoles, 12 de noviembre de 2014

VALENTÍA

La noticia en España es que una catalana se ha negado a abrir un colegio público para la patética encuesta de Más. El suceso es que a raíz de su acción no deja de recibir amenazas de muerte del movimiento fascista implantado en esa comunidad. La primicia es que nadie del gobierno de España, y no digamos de la oposición, ha ido a darle un abrazo o unas palabras de ánimo.

Rajoy a lo suyo; a ejercer de gallego. Sánchez, el de las camisas blancas, pidiendo que el Estado se baje los pantalones y negocie con los que no respetan la legalidad vigente. Díaz, con su deje paleto, llamando al consenso y al diálogo. Ese PP acomplejado en manos de Pedro Arriola- inútil donde los haya- y ese PSOE siempre dispuesto a pactar con todos los movimientos que buscan romper España.

La novedad de negarse a agachar la cabeza enlaza con aquella vieja tradición, ya olvidada, de defender a la patria. Sí a la patria, una bella palabra que algunos no han oído nunca de los labios de un padre. Recuerdo a mi abuelo Pedro hablar con orgullo de como sirvió a su país en el ejército. Concepto hoy olvidado. Y cumplió con ese ente político porque, para bien o para mal, lo exigía la ley. Esa que se pasan nuestros políticos por la entrepierna.

En definitiva, lo he dicho siempre, España es un país de héroes anónimos que se levanta cada mañana y trabaja honradamente. Personas que pagan sus impuestos y cumplen con las leyes. Son ellos, representantes de la maldita casta de parásitos inútiles, los que permiten los desmanes de sus respectivos clanes. Esta no es una batalla entre derechas e izquierdas, sino de los de abajo y los de arriba. Un conflicto que se ha de ganar con inteligencia y valentía. Como la de esa catalana cuya valentía me recuerda aquella máxima que siempre repite una amiga romana;


"Una donna bella diventa irresistibile quando non le importa di piacere a nessuno".

Es evidente que esta señora es una heroína que lucha sola ante el peligro. Personalmente la catalana me parece un ser irresistible. Todo lo contrario que esos socialistas catalanes que declaran que estarán siempre al lado del señor Mas. Pues a mí, como no podía ser de otra manera, me tendrá en frente. Con toda seguridad, más solo que la una, pero a un soldado viejo no le asusta lo más mínimo ni la soledad, ni el fragor de la batalla.


Sergio Calle Llorens

CON LOS GRILLOS


Me he sentado en este bar

A cuatro cañas de mi casa

A escuchar los chascarrillos

Que se cuentan ya los grillos

 
Siete rubias he ingerido

Y no estaba deprimido

De haber estado compungido

Habría succionado más fluido

 
Las estrellas brillan a su antojo

En la querida bóveda celestial

Que relajan mi conducta antisocial

Y no hacer sufrir ningún sonrojo

 
Ella ha preguntado lo que tenía en mente

Sus dudas, al parecer, de noche la acechan

¿Has bebido poco? O ¿has bebido mucho?

Pues mira, he bebido  lo suficiente

 
Ahora si quieres que no te mande al carajo

Y que te coma con todo desparpajo

Especialmente lo que tienes ahí abajo

Déjame tranquilo con este gran brebajo

 
Permíteme disfrutar esta noche tan rotunda

Con un levante travieso que atrae certezas

Mientras un servidor degusta mil cervezas

Con la sola compañía de mi respiración profunda

 
¿Tanto me añoras Cariño?

Que si no me presento ahora

Para escuchar tus lamentos

Querrás ahogarme en el Miño

 
Quédate tú con tu riachuelo

Que yo he de morir junto al mar

Y para celebrar mi deceso

Come Gazpachuelo; comida de duelo


Sergio Calle Llorens

 

 

 

martes, 11 de noviembre de 2014

EL LADO DEL MAL

 
No creo que haya organización política en el mundo como IU si nos atenemos a su peculiar forma de ir por el mundo. Siempre eligen el lado del mal. Siempre equivocados. Hagamos un sucinto repaso; en Cuba apoyan la dictadura asesina de los Castros. En Europa, sus mayores del PCE defendieron ese inmenso campo de concentración al aire libre que se escondía tras el muro de Berlín. En el País Vasco ampararon a los terroristas de ETA con su marca Ezquer batua. En Cataluña apoyan el derecho a decidir, sin contar con el resto de españoles y, por supuesto, eso es abrazar el nacionalismo de pueblo. Ellos que van de internacionalistas. En Extremadura van de la mano del PP cuyo machote presidente viajaba de gañote a ver a su novia. De momento, se desconoce si el popular tendrá como Custer su Little big horn y, si es así, si en su cadáver político encontrarán las bragas de su amada como los indios lakotas en el cuerpo de su enemigo. En Andalucía los bermejos no es que vayan de la mano, sino que se abrazan a los corruptos del PSOE andaluz con tal de que Diego Valderas olvide su pasado de paleto y butanero. No importa que Susanita Díaz no haga nada contra la cloaca de la corrupción andaluza y, mientras ella tiene querencias por bajarse al moro, él y los suyos, se hacen pro-saharauis. La única vez que se les ha visto acertar.

Con todo este bagaje, no sé, al margen de los que siente querencia por las dictaduras, que tipo de criatura puede votar a esta gente. Si llegaran a gobernar lo de Venezuela iba a quedar en nada donde, por cierto, los opositores son masacrados o encarcelados. Digan lo que digan Pablito Iglesias y el triste Albertito Garzón- vendedor profesional de aspiradoras inservibles-

Felipe Alcaraz, Cayo Lara y toda su pandilla de medianías son utilísimos para nuestra sociedad. No hay ni que pensar nada. Basta que ellos se posicionen para saber donde colocarnos. Siempre en frente, por supuesto. Así, de manera tan simple, conocemos como luchar contra los enemigos de la libertad. Carajotes sin fronteras cuya ejecutiva lleva ese nombre en homenaje a las ejecuciones que llevaron a cabo sus camaradas; 1000 millones de almas.

 



Sergio Calle Llorens

lunes, 10 de noviembre de 2014

ES LA GUERRA.


En el referéndum por el que Andalucía accedió a la misma autonomia que tenía Cataluña, hubo que votar más del 50 por ciento del electorado, y en el mismo se incluía a los muertos. Eso sí, los futuros trincones se pasaron el no almeriense por el forro de sus caprichos pero, obviamente, de ese tema hablaremos otro día. Sin embargo, es sintomático que los catalanes nacionalistas quieran acceder a la independencia con una consulta en la que el porcentaje de participación ha sido del 25 por ciento. Y todo sin legalidad alguna, porque no había censo, porque han votado aquellos que no tienen nacionalidad española, incluidos los famosísimos Bob Esponja y Elvis Presley. Como podemos observar todos los españoles, y los catalanes lo son más que nadie, la igualdad entre ciudadanos no existe.

En cualquier caso, que unos patanes liderados por Mas se hayan saltado la legalidad vigente por el arco del triunfo ha llevado a media España a sentirse humillada. Con la colaboración, claro está, de un apático Mariano Rajoy cuya felonía no podemos, ni debemos, pasar por alto. Tampoco la idiocia del nuevo líder del PSOE que piensa que porque se dirija al personal en catalán y hablando del federalismo, el tren fantasma va a parar. Por cierto, la ultraizquierda de Podemos no ha dicho ni mu e IU ha dado su apoyo a la consulta en Cataluña.

Por lo tanto, creo que muchos españoles nos hemos tomado el desafío independentista como una declaración de guerra en toda regla. Y como estamos en un conflicto, hay que darle al enemigo- lo siento por la gran mayoría de catalanes que no ha votado- donde más les duela. Y, como imaginan, les estoy hablando del bolsillo, y de algo más. Creo que ha llegado el momento de dejar de comprar los productos catalanes. Ha llegado la hora de dejar de ver cualquier espacio televisivo dirigido por personas de ese territorio. Ha arribado el momento de oponerse a que deportistas que participan en una consulta ilegal que, dicho sea de paso, es un golpe de estado encubierto. Es un boicot para que exprimenten su independencia comercial. Es ahora o nunca.

Hoy tambièn es buen momento de recordar a todos esos gurús inormativos que llevan años entrevistando a catalanes nacionalistas. Abriendo con un bona nit, para que el descerebrado de turno pudiera ver cuan comprensivo era con su matraca identitária. Esa misma gente que ni supo ver la crisis, ni preveer la humillación que nos venía como españoles. Ahora no tienen nada que contarnos y, lo que es más grave, ni una pizca de sentido común que aportar a esta lucha sin cuartel. Se acabó de hablar del estado de derecho. Ahora es la época de las acciones que lleven al enemigo a postrarse de rodillas ante nosotros. Y no es que yo piense que van a conseguir la independencia, sino que todo va a concluir con unas nuevas ventajas fiscales para los ciudadanos de Cataluña a las que opongo con todas mis fuerzas.

Por ello, les convino a todos a sacar el dinero de los bancos catalanes- la fuga de capitales de Cataluña ya ha comenzado- les invito a dejar de comprar sus productos. Les propongo no aguantar que se sigan riendo a nuestra costa. Y si no lo hacen, los Mas, Jonqueras y toda esa pléyade, criada en el odio a España, van a seguir viviendo a nuestra costa. Pronto llegará el General Invierno que tanto dañó hizo a dos tiranos como Napoleón y Hitler. Tiempo de quitarle al enemigo hasta la última prenda para que, como los soldados de la Waffen Waffen, mueran congelados de frío.

¡A por ellos!

Sergio Calle Llorens

FLANDES

En la declinación ideal del sol de la tarde mantengo una conversación sobre historia con una profesora de la ESO. Para cualquier español que ignore su pasado, o sea, casi todos, Flandes es un misterio. En realidad hay que decir que ese territorio abarcaba en el siglo XVI una extensión mucho mayor que la actual, al incluir Luxemburgo, Holanda y Bélgica y algunos departamentos del norte de Francia.

Mi interlocutora va esgrimiendo razones por las que España debería haber abandonado ese territorio. Sin embargo, aquella fría y dura tierra que no nos dio nunca tregua, con su sol hereje que no calentaba nunca, era un lugar estratégico de primer orden para los intereses patrios. Flandes servía para presionar militarmente a Holanda y amenazar a Francia e Inglaterra. Su control permitía a nuestra nación intervenir rápidamente en los territorios del Sacro Imperio Romano Germánico y proteger nuestras posesiones en Italia y ultramar. Sólo la ignorancia histórica puede llevar a pensar que su renuncia nos hubiese salido gratis. Y no hay nada que no tenga coste en la vida. Por tanto, las motivaciones geopolíticas están claras aún siendo analizados por los ojos escrutadores del siglo XXI. Como muy bien nos recuerda el embajador Baltasar Zuñiga, embajador español en la corte de Viena, "si no se conseguía reducir a los Países Bajos, lo único que conseguiríamos es perder, primero las Indias, después Flandes, Italia y Francia.

Bien es cierto que aquella aventura nos llevó al desastre. Empero, no haber podido forzar a las Provincias Unidas a una paz honrosa, condujo a un heroismo sin parangón en la historia de la vieja Europa. Hubo un momento que se libraron cinco conflictos armados al mismo tiempo; Cataluña, Flandes, Italia, Francia y Portugal. Aquello, obviamente, no podía terminar bien.

Intento desplegar ante la torpe profesora un mapa de aquel tiempo, colocando las piezas en su contexto histórico. Trato, nuevamente en vano, de llevar a la mujer a lecturas básicas como la de "Teoría y práctica de la guerra" de Bernardino de Mendoza publicado en Madrid en 1595- Una obra clave para entender ese tiempo y esos lugares que la maestra desconoce. Le hablo a su vez del "Camino Español", una hazaña logística sin parangón en la historia militar europea en la que España mantuvo abierto un largo corredor que unía sus posesiones en el norte de Italia con los Países Bajos para permitir que sus invencibles Tercios llegaran al campo de batalla. Un milagro que dio lugar a la expresión "poner una pica en Flandes". Pero todo, absolutamente todo, le suena a facha a la señorita. Retiro los mapas, las palabras y me concentro en beberme un vino español mientras el sol se va ocultando tras las cumbres de las Sierras de Tejera Almijara. Al sur queda el mediterráneo con un rojizo plomizo. casi tanto como la lerda profesora andaluza.

Cierro los ojos y puedo imaginar a esos soldados españoles marchando bajo un tiempo infame de frío, viento y lluvia. Un heraldo de lo que le esperaba al poder hispano en el mundo. Los imagino orgullosos y dispuestos a vender cara su piel y morir, si Dios quiere, por un Rey tirano y una patria que nunca es madre sino madrastra. Sí, cerré los ojos y ya casi quise volver a abrirlos en toda la tarde.

Sergio Calle Llorens

domingo, 9 de noviembre de 2014

CHICHO

Hoy me ha venido a la memoria Llamazares cuando le decía a Ibarretxe que el plan para convertir al País Vasco en un estado asociado debía volver al útero vaso. Imagino que recordarle es consecuencia de que vivimos un bodevil falso y pueblerino en Cataluña con miles de figurantes, y gratis, para salvar la cara al presidente de esa región española. Un nuevo fraude a todos aquellos independentistas que viven de las mentiras de sus padres.

También he tenido momentos en los que la imagen de ZP, con su concepto de nación discutido y discutible, me ha aparecido como en una pesadilla. Un mal sueño en el que le acompañaba Aznar y sus cesiones a los nacionalistas. Por supuesto, la encuesta, en la que también participan Elvis Presley y Bob Esponja, no tiene validez jurídica alguna pero, por supuesto, deja la impresión viva de que los secesionistas pueden hacer lo que les salga de los collons en cualquier momento.

Estoy convencido de que Rajoy es, junto a Fernando VII y Zapatero, lo peor que le ha pasado a España en su historia. Un tipo que es como el perro del hortelano, que ni gobierna ni deja gobernar. Un registrador de la propiedad tan gris y nefasto convencido de haber parado el órdago independentista. Empero, lo relevante es que estos tipejos se han vuelto a pasar la legalidad por la entrepierna. Mariano demuestra que no es un estadista sino un estafador apoyado en las delirantes tesis de Pedro Arriola. Un sevillano que impidió que los sureños nos librásemos de la pesadilla socialista y su latrocinio que dura ya más de tres décadas. Y mientras el presidente español fuma habanos y espera, su gobierno parece sacado de la peor saca de estudiantes de Erasmus. Y mira que la cosa era bien fácil de parar. Lo grave es que para cuando nos tengamos que enfrentar al problema de verdad, Rajoy ya no será el presidente del gobierno, y no podremos pedirle cuentas.

Hasta entonces, a mí lo de la la encuesta catalana me produce cierta guasa. Es todo tan falso, tan delirante y patético que puedo afirmar que hoy Cataluña no es Letonia pero ha conseguido ser la Paletonia del futuro. Sí, la jornada me recuerda a Llamazares hablando del útero vasco. En esta ocasión, todos los resultados tendrán la misma vida que un feto fallecido. Y entonces, pienso en aquel padre que azuzado por su esposa se presentó en el cementerio para pedir que a su no nato le enterraran con su lápida correspondiente. Al no haber nacido, dejó al sepulturero la potestad de elegir el nombre de la criatura. Cuando volvieron, en la lápida había la siguiente inscripción: " Chicho, del chocho al nicho". Y ese es el recorrido  de la encuesta catalana.

Sergio Calle Llorens

sábado, 8 de noviembre de 2014

CONFITURAS DE FRESA

La mejor confitura del mundo es la de fresa, pero no las de fresa del jardín sino del bosque. Su aroma es agradable y seco. Estamos ante un postre invernal maravilloso que puede compartir con cualquier manjar del mundo. Los países civilizados suelen ser muy confiteros; los isleños de la Gran Bretaña han popularizado la de naranja para el desayuno. Alemania la de ciruelas y Francia la de compota. Pero la de fresa es la mejor del universo. No hay nada como una degustación de confitura de fresas en una cocina de sabor añejo y, ciertamente mediterránea.

En la declinación lenta de la tarde o a la primera luz de amanecer una confitura es un manjar de Dioses. Si al lado de la lumbre uno puede, a veces, vislumbrar el brillo en los ojos de una mujer. En una confitura, se puede observar lo que una dama puede llegar a hacer con sus damas cuando se lo propone. La tierra, obviamente, ayuda con la generosidad de una madre.

De la tierra me hablaba el otro día un amigo cuando mencionaba la carta a los exiliados de Jeremías. Un mensaje epistolar importante, según mi intelocutor, en el desarrollo de la existencia judía. Con esta declaración rabínica la ley de la tierra es la norma que obliga a los hebreos a prosperar en la nueva patria aunque eso suponga ir contra los preceptos de la Torá. Con esta gastronomía nuestra, no es dificil ir contra los principios de las leyes judías, y el cerdo con todos sus derivados se convierte en una tentación en la que siempre hay que caer. Bueno yo estoy extento porque no creo en casi nada.

Seguimos hablando de la tierra practicando aquello que en Cataluña llaman Caçador de bolets. Y es que las setas es otro manjar que nos ofrece la otoñada. Bien es cierto que en el invierno, por más frío que sea, no regala siempre esas rosas anacarados que llegan con el perfume de las violetas. Y esos cielos límpidos que se transforman en amenazantes cuando llegan las tormentas con su celestial pirotecnia.

Desgraciadamente vivimos en un tiempo en los que las buenas conversaciones, como comer con una conversación inteligente, si es que se llega a producir porque hoy, precisamente hoy, la peña está más interesada en mirar el mundo a través de sus móviles. Comer que procede la la voz latina Comedere, con el prefijo com que, como nos recordaba Covarrubias, sirve para indicarnos que no debemos comer solos. Sin embargo, las nuevas tecnologías nos han llevado a yantar en solitario aunque estemos sentados a la mesa en compañía de monos con aparatos en la mano. Otras lenguas románicas tienes palabras como manger o mangiare que viene del latín manducare, un término que siempre, vaya usted a saber por qué, me ha puesto una sonrisa en los labios.

Creo que una de las causas por las que la civilización occidental está decayendo se debe a esa manía nuestra en abandonar las buenas costumbres. Esa mesa regada por productos de la tierra. Esos espumosos que riegan veladas mágicas que se alargan en la madrugada, cuando en la mar se han encendido cientos de luces en los pesqueros como velas que se encienden por nuestros fallecidos. Esas conversaciones donde se relatan historias antiguas de naufragios. Pueden tratarme de derrotista. No les culpo, pero estoy convencido de que gran parte de nuestra crisis moral se debe al hecho de haber abandonado en nuestra dieta las confituras de fresa y melocotón. El primer paso hacia la barbarie de las hamburguesas y la comida rápida. A mí sólo me queda seguir oyendo que hace la mar cuando sopla el fuerte viento de levante. Un sonido cavernoso que pone, en cierta manera, una especial cordura a mis pensamientos. Esas olas me llevan a la cocina antigua de mi madre. Y ya que a ella no podré recuperarla jamás, voy a abrazarme a su querida confitura de fresa.

Sergio Calle Llorens

viernes, 7 de noviembre de 2014

ARRAYÁN


El 25 por ciento de los estudiantes sureños cree que el lugar de la mujer se encuentra en el hogar. Los andaluces son, además, los más gordos de España. Los que menos leen y los que más tiempo dedican a la televisión. Como la taifa del sur lleva gobernada por el mismo partido político, todo apunta a que la responsabilidad corresponde al PSOE andaluz y a su Junta.

Ideas tan machistas y retrogradas, así como encabezar el número de gordinflas patrio, sólo se debe a que el personal tiene un nivel cultural bajísimo. Canal Sur nació para paliar ese deficit educativo, pero apenas es eficiente desde el punto de vista de la propaganda de la secta del capullo.

Canal Sur le cuesta a cada súbdito andaluz unos 20 euros por barba. Con un gasto autorizado por la inútil asamblea andaluza de 219, millones y un deficit de 30 millones. La audiencia suele ser mayor de 65 castañas con un nivel cultural más propio de Marruecos y que viven preferentemente en las zonas rurales. La plantilla responsable de este desaguisado tiene un coste anual de cerca de 100 millones de euros.

Una de las series que más años estuvo fue Arrayán en la que participaba, por cierto, una vecina mía de la infancia llamada Raquel Infante. De aquel esperpento, muy andaluz por otra parte, se rodaron 24.000 episodios con un coste de 24.000 euros por episodio. Lo que nos da un resultado global de 576 millones de euros malgastados en un subproducto cultural que ha hecho, a las pruebas me remito, más idiotas a los andaluces. Y si al menos hubiera servido para que los sureños fuesen menos machistas o más ciudadanos, el asunto sería más aceptable.

Hoy que conocemos que se siguen cerrando habitaciones en el Hospital Clinico Universitario de Málaga y que los servicios de urgencias del Carlos Haya están en pié de guerra contra la Junta, estaría muy bien que los andaluces se sentaran, una vez más, frente a la caja tonta para degustar un capítulo de la extinta serie Arrayán. Sería una buena forma para que entendieran, y de una puñetera vez, el origen de todos sus males.

Arrayán explica muy bien las taras andaluces. Sus complejos. Su tendencia a no pelear por ser los mejores. Sus aspiraciones de vuelos gallináceos. Su forma pueblerina de pensar. En definitiva, lo que ha motivado que aquellos sureños que sí valían estén hoy viviendo en Nueva York o en Berlín, hartos de tanto palurdo y de tanta mentira. Arrayán nos muestra precisamente lo que no hay que hacer en la vida para triunfar. Aquella serie me recuerda a aquel tipo que le preguntaba al doctor que podía hacer para que no se quedara embarazada en vacaciones y éste, con un punto de sorna, le respondía que "llevársela con usted". A muchos andaluces, guionistas de las series de Canal Sur, deberían llevarse consigo sus cerebros cuando se ponen a escribir sus basuras. Algunos les estaríamos eternamente agradecidos.

Sergio Calle Llorens

jueves, 6 de noviembre de 2014

CARTA A SUSANA GRISO

Querida Susana;

Me he tomado la libertad de escribir estas líneas dirigidas a su persona tras escuchar una entrevista que le hizo a un periodista del Periódico de Cataluña En ella, usted defendía la tesis de ese señor que aseguraba que cada día hay 400 nuevos independentistas en su región.

Mire, no tengo ni idea de como hacen ustedes las mediciones. Sin embargo, durante años cuantificaban Cataluña como un oasis, y hoy sabemos que aquello era un pandilla de delincuentes que se hizo rica envueltos en una bandera. Por ello, no creo equivocarme al afirmar que medir, lo que se dice medir, ustedes son los últimos de la clase. En cualquier caso, no es un secreto que la política educativa catalana está basada en el odio a España y, como podemos constatar, eso tiene unos resultados magníficos para la causa independentista. Deme usted un presupuesto millonario y le aseguro que podré convencer al resto de España que Cataluña no nos conviene.

Y la verdad, comienzo a pensar que es contraproducente tener relaciones con ustedes. No es que no me gusten, es que llega un momento que uno está hasta harto de tanto hecho diferencial falso y tanta matraca identitaria. No se confunda, yo tengo grandes querencias por la cultura catalana y hasta hablo su lengua. Empero, lo que no puede ser es que ustedes quieran un nuevo pacto fiscal que les de más dinero a los catalanes.

Decía usted en su programa que algo se estará haciendo mal desde Madrid cuando sube el número de independentistas. Claro, y todo se arregla con un cupo ecomo el que tienen los vascos que resulta en el que sus Diputaciones tengan más dinero que las que manejan todas las del resto de España juntas. Ni que decir tiene que a eso, muchos no estamos dispuestos.

Por tanto, me gustaría decirle que esto se arregla de la siguiente manera; nos sentamos y dialogamos sobre el coste de su independencia. Una vez acordado el precio que ustedes tienen que abonarnos, organizamos una consulta en toda España en la que yo haré campaña por el sí. De esta forma, nunca más volveremos a tener que sufragar a la industria catalana como durante el franquismo y, mucho menos, que mi provincia malagueña se quede sin tren litoral para financiar una nueva línea del metro de Barcelona.  Y le recuerdo que todo divorcio tiene un coste; el suyo estará revestido de fronteras, una moneda diferente al Euro, y estar fuera de la UE- porque no vamos a permitir que ustedes sean del club para que puedan seguir amargándonos la vida- huelga decir que las nuevas generaciones van a estar educadas en el odio a Cataluña, de igual forma que ustedes han sembrado la inquina a España con sus paranoias desde la cuna hasta la puñetera sepultura. En esa nueva situación, usted podrá contar el número de productos que venden sus productos en su otrora nación española. No se apure, serán poquísimos por lo que tendrá tiempo de seguir contando en TV3 violaciones que nunca ocurrieron en la ciudad de Málaga.

Finalmente decirle que a veces, algunas veces, el miedo llama a la puerta, la fe la abre y no hay nadie al otro lado. Yo tengo una fe enorme en que sin Cataluña, seríamos un país mucho mejor. A lo que no estoy dispuesto es que al socaire de una historia inventada y una nación inexistete, ustedes tengan unos privilegios feudales que nos arruinen a todos. Y como miedo no he tenido nunca, la invito a que se vayan con la música a otra parte. Les juro que no les iba a echar de menos.

Aprovecho la ocasión para mandarle un saludo.

Sergio Calle Llorens

miércoles, 5 de noviembre de 2014

LA MONA LISA RUSA

Miren la imagen; se trata de la Mona Lisa rusa. Un cuadro inquietante del pintor Nicholas Roerich. Un retrato de María Lopukhina que posó para él sin saber que le quedaba muy poco tiempo de vida. Los expertos, al menos de los asuntos del más allá, afirman que la gente creativa es capaz de conectar con ese mágico colectivo inconsciente para recibir la información de forma extrasensorial

Si analizamos la pintura, podemos ver que Maria se encuentra rodeada de plantas que se relacionan con el otro mundo. El centeno es el símbolo de la pureza y de la muerte. La rosa marchita representa a la muerte prematura. Luego tenemos esa mirada triste de la joven que nos hace sentir lo peor. Pudiera ser que el artista sintó esa premonición y la plasmó en el lienzo.

Los estudiosos llevan años tratando de entender las claves de esta obra tan enigmática y críptica. Si una fotografía recoge un momento detenido en el tiempo que no puede volver a repetirse, aunque lo intentemos, de la misma manera, una obra pictórica recoge algo más, no en vano el pintor pasa mucho tiempo tratando de capturar el alma de los modelos. Por ello, creo que en algunas obras los artistas han plasmado una realidad oculta a los ojos de los profanos. Muchas veces de forma inconsciente, otras, en cambio, de la manera más intencionada. Ahí tienen a Francis Bacon y su" Epistola de secretis operibus artis et naturae". Su lectura nos recuerda como esconder mensajes en las obras de arte.

Sorprendentemente el retrato de María Lopukhina no fue el único que supuso la muerte prematura de la modelo. De eso me hablaba una amiga rusa el otro día. También me relataba como Moscú es una ciudad llena de misterios. De hecho, hay una galería en el barrio de Zamoskvoreche que se llama Tretayakov. Cerca de allí, un artista pintaba cuadros. A un hombre le pintó un poste de la luz. A los pocos días, el muchacho se estrelló en una motocicleta. A una mujer le pintó una cerilla, y poco después su apartamento era fruto de las llamas. Historias para contar junto al fuego en las largas noches de invierno.

Otra obra que guarda una mística secreta tiene que ver con el edificio de la galería Tretiakov de Moscú donde vivía el pintor Tretiakov. Uno de los cuadros del pintor Kramscoy "Noche de Mayo" casi mató a sus dos hijas. La pintura representa a las sirenas, almas inocentes de niñas que se han ahogado. Cuentan que la imagen ejercía una extraña fascinación sobre las pequeñas, hasta tal punto que solían levantarse sonámbulas para contemplarlo. Al ser despertadas, no recordaban nada de lo que había pasado.

A los profanos, estas cosas les pueden parecer cuentos de niños. Sin embargo, doy fe de lo que puede influir la visión de un cuadro. Recuerdo como en una vieja casa de campo con los colores de la otoñada, solía quedarme extasiado ante la contemmplación del retrato de una bella mujer. Tenía unos profundos ojos azules que cautivaban. Vestía ropajes tradicionales y el cuadro desprendía, además de cierta sensualidad, un aire místico imponente. Hace poco, también caí rendido ante un cuadro de José Navarro Llorens. Una marina que me trasladó a los años en los que un cuadro con una mar embravecida señoreaba en casa. Cuadro que hoy, afortunadamente, preside mi salón familiar.

El mismo Chopin en su estancia en la Cartuja de Valdemosa en Mallorca hablaba de una misteriosa música que le llegaba de un lugar desconocido. Esa segunda visión de la que hablaban los celtas. En cualquier caso, entiendo que una gran mayoría no sienta nada ante la contemplación de una obra de arte. Al fin y al cabo, sólo podemos ver aquello que llevamos dentro. Vaya que no está la miel para la boca del asno. Por eso, no me importa escucharles rebuznar cuando critican aquello que no entienden. Yo, por mi parte, voy a seguir indagando en los arcanos de esos cuadros. Tal vez algún día decida compartir con todos ustedes mis descubrimientos.

Sergio Calle Llorens