sábado, 30 de agosto de 2014

CARTA AL SEÑOR LLAMAZARES


Estimado Sr Llamazares

Soy miembro de la plataforma Red de Blogs de la que usted ha afirmado que es un nido de nostálgicos del franquismo, anticomunista y con querencias por el sionismo. Verá yo no soy el portavoz de ese soporte y, en realidad, sólo me represento a mí mismo. Por ello, quiero dejar claro que este mensaje epistolar es exlusivamente mío.

Verá; personalmente yo no soy un nostálgico de Tito Paco porque cuando murió yo era una tierna criatura. Por otra parte, no he sido yo nunca muy de dictaduras. Políticamente me considero liberal, ya sabe; esa minoría que piensa que los demás pueden estar en lo cierto y uno ser el equivocado. Los liberales, no lo digo yo sino la historia, quedamos muy bien ante un pelotón de fusilamiento. Vaya al Prado a contemplar el cuadro de Gisbert en el que Torrijos y los suyos son preparados para ser ajusticiados en una playa malagueña. Tal vez entonces sepa de lo que le hablo.

En cuanto a lo de las querencias sionistas comentarle que tengo sangre hebrea y, obviamente, no tengo ganas de darme una última ducha en  una cámara de gas. Además estoy convencido de que Israel es lo que impide que nuestra civilización caiga en manos de los bárbaros. Dicho de otra manera, uno puede ser judío pero no tener ningún interés en terminar jodido. Su versión excesivamente simplificada del tema de Oriente Próximo ruborizaría a cualquiera que tenga dos dedos de frente. A veces le leo echando espuma por la boca por las muertes en Palestina pero olvida, un día sí y otra también, las matanzas de los cristianos a manos de musulmanes. Mire, la guerra que libra Israel es la del mundo libre contra un enemigo anclado en la edad media. Una batalla por nuestra supervivencia. Los que son como usted afirman que los terroristas palestinos son una creación del estado de Israel con sus ataques a la indefensa población musulmana. Vamos a imaginar por un momento, que ya es mucho imaginar, que usted tuviera razón. En ese caso, y usando su pueril razonamiento, los judíos que vieron como los nazis se cobraban la vida de 6 millones de los suyos, deberían haber estado colocando bombas en todas las iglesias de Alemania. Sin embargo, como bien sabe no ha ocurrido jamás. Tampoco habrá visto a un budista inmolarse en una Mezquita porque los descendientes de Mahoma dinamitaron sus budas gigantes. Le hablo de hechos, no de ensoñaciones sacadas de una mente calenturienta.

Por otra parte, no sé en base a qué su señoría trata de darnos lecciones de democracia. Usted, partidario de la dictadura del proletariado que ha causado más de 100 millones de muertos en todo el mundo, debería guardar el más significativo de los silencios. Le recuerdo que cuando un perro comienza a lanzar miradas por los rincones termina vomitando en la alfombra. Y eso es precisamente lo que pasa con el can bermejo, el suyo, que siempre termina devolviendo el alimento que genera el odio necesario para el pelotón de fusilamiento. Bien lo sabemos los liberales. Esos que  tendríamos que exiliarnos para no acabar en el GULAG que tanto le gusta.

Finalmente decirle que dedico mi tiempo a la solitaria tarea de usar mi pluma contra la corrupción andaluza que su grupo parlamentario apoya. Lo hago a pesar de que prefiero las aguas tranquilas y calmadas a las grandes tormentas. Una tarea que culmina en trabajos de investigación que ponen en jaque  esa clase corrupta que gentuza como usted defiende con su violento partidismo. Y en esa tarea me he descubierto como un anticomunista irredento que piensa combatir su ideología hasta el último aliento. Sencillamente no estoy dispuesto a entregar el futuro de mis hijos a personajes que desprenden odio a cada paso. Hasta que nuestros caminos se crucen, que se cruzarán, le dejo con este humilde soneto.


Por qué dicen que es un doctor
Cuando no es más que matasanos
Al que apellidaron Llamazares
Por liquidarles en el Manzanares

Adicto a las locuras del Politburó
Suele cocear como un torpe burro
Que sigue fielmente al aparato
Para poder gritar al liberal; te mato

Y cuando no habla de liberales
Se convierte en feliz onanista
Acordándose de los federales

Dejémosle pues con sus locuras
Que si la ciencia perdió un doctor
El mundo del circo ganó un payaso.

Sergio Calle Llorens












viernes, 29 de agosto de 2014

EL CARAJOTE DE LEÓN


Ya saben que el patriotismo andaluz no es lo mío. Sin embargo, algunas veces, muy pocas veces, me molesta que  algunos vengan a darnos lecciones, porque una cosa es que yo critique ciertas actitudes sureñas y, otra bien distinta, que un patán venga a escupir en mi plato. Les pongo en antecedentes; cuatro de la tarde y un calor africano.  Toda la semana trabajando 16 horas. Correcciones de libros, clases de idiomas y miles de tareas que no admiten un mañana. Para colmo estoy enfermo y no soy capaz de dormir muchas horas seguidas. Nos sentamos frente al mediterráneo para despedir a una compañera de trabajo. Polaca y brillante para más señas. A la mesa se encuentran otros colegas y gente arribada de media Europa. Incluso hay un leonés cuyo rostro apunta a una tara mental manifiesta. Luego sus palabras van a corroborar la impresión general.  Tinto de verano versus tonto estival.

Las conversaciones son en español y en inglés. Todo va bien. Hasta nosotros llega el rumor de las olas y una ligera brisa marina. Entonces el tipo abre la boca para afirmar que odia profundamente a los malagueños y al resto de andaluces. Dice que somos todos unos vagos y, poco a poco, comienza a tocarme literalmente la moral. Como suelo hacer de estas cosas un asunto personal y, jamás huyo de un buen combate, le replico que si los malagueños somos tan holgazanes, cómo se explica que en términos generales aportemos más a la riqueza nacional que la provincia de León. 

 León, que bien podría ser un barrio de Málaga,  es superada en habitantes por poblaciones como Marbella y, no digamos, en materia económica por Torremolinos, Benalmádena o Fuengirola. De Málaga capital ni hablamos. Empero, el cretino sigue con su retahíla de insultos contra los sureños. Como le doy una paliza dialéctica de la que no se puede levantar, replica que si Málaga estuviera llena de vascos todo funcionaría mejor. De haber estado en un bar, el leonés habría vuelto a su tierra sin un diente, pero como estoy entre compañeros, trago saliva y le digo cuatro verdades al zangolotino que lo hacen callar el resto de la tarde.

Hay que ser muy imbécil para ir de vacaciones a un sitio donde habita gente a la que odias. Hay que ser retrasado mental profundo para soltar en una conversación tantos despropósitos, porque todos tenemos nuestras filias y fobias pero nos alejamos de las últimas como alma que lleva el diablo. Obviamente esta historia tiene un epílogo y es que, tan mal de boca nos dejó a todos, que en las semanas siguientes comenzamos a pedir información del sujeto. Poco a poco, fuimos conociendo la historia del pendejo que con 32 años sólo ha salido a Londres a mejorar su inglés. Del lerdo que tiene el cuerpo de tatuajes con nombres de sus familiares los cuales desconocen de su existencia. En resumidas cuentas, un abrazafarolas que en tres décadas de existencia ha tenido un único trabajo. El de payaso no cuenta porque no cobra por ello.

Debería existir una ley que prohibiera a hideputas semejantes bañarse en nuestras aguas, respirar nuestro aire y disfrutar de un ambiente tan cosmopolita. Una legislación que impidiera que gentuza como Marcos el leonés arribara a nuestras costas. Como eso es imposible, sólo espero que en un futuro no muy lejano, me vuelva a encontrar como el paisano de Rodríguez Zapatero. Ya saben, un callejón oscuro, choques de aceros en la noche y un imbécil cenando con Jesucristo antes de tiempo. Amén.

Sergio Calle Llorens



viernes, 22 de agosto de 2014

LA NO VIOLACIÓN


En Málaga somos expertos en violaciones. No en vano la Junta de Andalucía nos destroza el ano a diario. . Además de penetraciones no consentidas, se nos dan bien varias cosas. El turismo es una de ellas y, de hecho, uno de cada tres turistas que viene a la taifa del sur elige a esta tierra liberal, cosmopolita y mediterránea como lugar de descanso. Empero, los señores de Antena3 aprovechan cualquier noticia  para escupirnos a la cara. Muchas de sus informaciones en relación a este rincón peninsular rayan en el más espantoso de los ridículos.

Una de esos trabajos periodísticos tenía que ver con una supuesta violación de madrugada en la Feria de la Capital de la Costa del Sol. Una chica habría sido asaltada por cinco desalmados que la violaron, inmortalizando la escena con un móvil. Desde un principio los periodistas se lanzaron a degüello contra la ciudad. El Alcalde trató de defenderla afirmando que  en España se producen muchas violaciones. Sin ir más lejos en Gandia  a la misma hora donde, por cierto, los medios la silenciaron por intereses espurios. También hubo primates locales que se retrataron; ahí estaba el redactor jefe de la Opinión de Málaga, retuiteando el odio hacia esta provincia en forma de falso reportaje periodístico. Y al final, todo quedó en un monumental engaño.

La violación no fue tal. La chica mintió. Lo dicen los testigos. Lo afirma el informe policial y, hasta la supuesta víctima con sus múltiples contradicciones. Esa que dijo haber terminado a las siete de trabajar cuando, en realidad, dio de mano a las tres y se fue con los chicos a montarse una juerga. Esa muchacha que tuvo sexo consentido con ellos y que, al verse engañada por el vídeo que recogía sus ardores de entrepierna, estuvo a punto de llevar la ruina a los supuestos asaltantes. Esos que la turba enloquecida linchaba sin haberles escuchado si quiera abrir la boca. Bien es cierto que tenían mala pinta y que representan lo más bajo de nuestra sociedad. Pero eso, lejos de ser una agravante, se ha de juzgar con la misma equidad que a los que visten con ropa de diseño y huelen a perfume caro.

Una vez conocida la calaña de la mujer- hay que ser mala persona para mentir de esa manera- los que habían dado por valida la versión, se lanzaron a insultar a la juez y a todo bicho viviente que les llevara la contraria. No les importó que ni uno de los acusados, ni uno solo de los testigos cayera en contradicción alguna. Nada sirvió, ya les digo, para hacerles cambiar de parecer.

Personalmente me queda clara esa equivocada manera de entender la igualdad en la que los hombres, ya saben, somos culpables por llevar un rabo entre las piernas. Manubrio que estamos decididos a clavar en cualquier moza, por mucho que se resista, a cualquier hora del día y de la noche. Y es que hoy, una mujer puede llamar a la Guardia Civil para denunciar una agresión por parte de su pareja y, aunque sea inocente, el desafortunado individuo pasará la noche en un frío calabozo. Además todo el caso viene a descubrir a todos aquellos que tenemos al otro lado de la trinchera malagueña.

La gente debe aprender a mantener la boca cerrada hasta no tener todos los datos del asunto que quiere juzgar. Luego analizarlos, cotejarlos, discernirlos, escrutarlos. En una palabra, estudiar antes de alcanzar una conclusión basada en absurdas  teorías de majaronas como la presentadora de Espacio Público.

.Espero, por tanto, que todo el peso de la ley caiga sobre esa descerebrada. La justicia ya está tardando en actuar en nombre de esos jóvenes acusados falsamente como en el de todas las mujeres que sufren violaciones en nuestro país, porque esto no es una lucha de varones contra hembras, o al menos no debería hacerlo, sino de gente honrada contra los hideputas. Tengan colita o rajita entre las piernas los desalmados.

Y mientras esperamos que esa señora que lleva venda en los ojos actúe, estaría bien que todos los que han hablado del caso sin saber y también, de la peligrosidad de Málaga, estando como estaban equivocados, nos pidan perdón de rodillas mientras se meten un pepino por el mismísimo orto. Más que nada para que sepan como nos sentimos los malagueños honrados.

 Dixit.

Sergio Calle Llorens



miércoles, 20 de agosto de 2014

HÉROES DE ESPAÑA

He aquí el prólogo de mi obra "Héores de España" para todos aquellos que estén interesados en adquirirla por la módica cantidad de 3€. Precio que pueden ser 5 si deciden comprarla junto a "La Garduña Confidencial". Les puedo asegurar que les voy a dejar un gran sabor de boca en ambos casos. 

Prólogo

Esta obra, pretende, por un lado, recordar y exaltar sin exageraciones ni triunfalismos a las figuras claves de nuestra historia, y por otro, desmontar algunas medias verdades sobre España. Porque como dejó escrito George Orwell: "Quien es dueño del presente, escribe el pasado, y quien escribe el pasado dominará el futuro". Desgraciadamente los españoles tenemos cierta tendencia a autoflagelarnos, mientras en otros países se asimila positivamente todo lo digno de consideración, y se procura correr un tupido velo sobre los fracasos. Pero en la vieja piel de toro, no sólo nos avergonzamos de nuestras derrotas, sino también de nuestras victorias, por lo que dejamos a otros que escriban con letra bastardilla acerca de nuestro pasado. Es obvio, por tanto, llegar a la conclusión de que nunca conquistaremos el futuro, si no nos empeñamos con mano firme, en difundir lo que fuimos.

Héroes de España es un intento de dar a conocer las páginas más brillantes de la nación española. Hechos y hazañas protagonizados por hombres y mujeres que teniéndolo  todo en contra, lucharon, y  a pesar de todo, ganaron. Algunos lo hicieron por patriotismo, otros empujados por la miseria, pero independientemente de las razones que les llevaran a surcar los mares, o a marchar orgullosos por los campos de Europa, no es difícil emocionarse ante las proezas de nuestros compatriotas. Por ello, querido lector, le invito a subirse junto a esos marinos y adelantados en aquellas viejas naos a la conquista de América. No le será difícil sentir la pasión de esos ilustres personajes remontando el Amazonas, o adentrándose en el Cañón del Colorado, mientras la luna lame el lecho del río y los indios amenazan ocultos tras la maleza. Acompañe, si lo desea, a Ponce de León en la búsqueda del elixir de la eterna juventud por tierras de La Florida. Marche en compañía de los Tercios de Flandes, desplegando sus estandartes victoriosos con la cruz de San Andrés al frente. Admire como esos bravos soldados salvan a la princesa Europa de manos del fiero turco. Camine a la vera de Blas de Lezo, humillando a la Armada Inglesa en Cartagena de Indias. Contemple a Bernardo de Gálvez, héroe de la independencia norteamericana, en su lucha contra Inglaterra. Adéntrese en la historia de Garbo, el mejor espía del siglo XX y pieza clave en el desembarco de Normandía. Conozca el heroísmo del Ángel de Budapest, un diplomático  español que salvó a " sus compatriotas judíos" de las garras de los nazis. Deléitese con los inventos de Isaac Peral, Miguel de Cervantes y Juan de la Cierva.

Recuer
de que se adentra en la verdadera esencia de un pueblo indomable, y mientras lo hace, verá como la pasión por la aventura le llevará, y esa es mi única intención, a divulgar las historias que casi todos parecen haber olvidado. Hazañas que merecen ser rescatadas para las nuevas generaciones, y si con ello, usted y yo, con ayuda de muchos otros valientes, conseguimos que en algunas plazas de nuestros pueblos o ciudades, las autoridades coloquen estatuas o bustos en su memoria, yo habré conseguido el propósito por el que empecé a escribir este libro. Seamos, pues, como el General Mario, que agradecido a la ayuda de los
Mercenarios bárbaros en la  guerra de las Galias, los hizo ciudadanos de Roma contraviniendo el derecho local. Y reprendido por ello, respondió. "Con el ruido de la guerra no oigo el de las leyes". No escuchemos, por tanto, el run run de aquellos que piensan que hablar de patria, equivale a tener cierta ideología. No hagamos caso de esos tambores que siempre terminan tocando esa marcha retrograda y atrasada. Seamos como el General romano y caminemos unidos para cantar, sin ningún complejo, loas a España. Saquemos por una vez a nuestros heroicos muertos del baúl de los recuerdos, sin ánimo de echárnoslos a la cara. Celebremos, por tanto, nuestro pasado sin temor a nada ni a nadie.  Llevemos a la luz la semblanza de esta dama  ibérica que todavía está  entre las más bellas. Y que no es diferente, como nos han querido hacer ver muchas veces, a la de otras naciones de Europa. Tal vez, la única diferencia radica en el hecho de que para contar la historia del mundo, cualquier persona debe tornar sus ojos hacia la vieja España. Cabalguemos, pues, como aquel ingenioso hidalgo al que llamaban Quijote, mientras relatamos el pasado con la vista puesta en un futuro mejor, que estoy convencido aprenderemos a dominar.

Sergio Calle Llorens

lunes, 18 de agosto de 2014

LA GARDUÑA; CONFIDENCIAL


Estimados amigos

Durante años sesudos personajes han intentado explicar las causas por las que el PSOE andaluz ha gobernado Andalucía desde el inicio de la autonomía, pues bien, ninguno de ellos ha podido vislumbrar la realidad  diabólica que afecta a estas tierras sureñas.  La verdad es que todo se explica por la existencia de una sociedad secreta que nos ha llevado al abismo Una cofradía hecha para hacer el mal. Por ello, creo que era mi obligación presentar un trabajo en el que pudiera demostrar como esa organización criminal del pasado se ha transformado para seguir delinquiendo con total impunidad en la España del siglo XXI.

Por eso, es un inmenso placer comunicarles que a partir del miércoles está disponible mi nueva obra “La Garduña: Confidencial”. Un trabajo en el que desvelo que aquella organización que se creía extinta, sigue viva entre nosotros. Una sociedad envuelta en un halo de misterio que, aunque ha mudado de piel, continua usando los mismos métodos criminales que antaño. Un ensayo en el que desvelo los secretos mejor guardados de La Garduña.

En La Garduña Confidencial, hago un repaso a los orígenes de la organización. Un recorrido guiado por su pasado más sorprendente hasta llegar hasta 2014. Sorprendentemente, los métodos de otros tiempos lejos de ser parte del pasado, están más vigentes que nunca. 

Sé que a muchos les sorprenderá conocer que el primer estatuto andaluz aprobado en referéndum era ilegal. A otros, en cambio, les encantará  saber que La Garduña es el secreto mejor guardado de la joven democracia española. Un trabajo que, espero,  no va a dejar indiferente a nadie.

Por todo ello, pongo a disposición la versión digital reducida del trabajo que saldrá en papel el próximo año. Y todo a un precio de 3€. Además, también pueden llevarse por dos  euros más mi libro “Héroes de España”. La forma de pago es por PayPal o haciendo un ingreso en la cuenta bancaria que les indique. Los interesados pueden ponerse en contacto conmigo en mi correo electrónico llorens1968@outolook.com para conocer todos los detalles. 

Para ir abriendo boca, les dejo con el prólogo.

Un saludo a todos

Prólogo

Muy probablemente La Garduña nació en la ciudad de Toledo y tuvo sus ramificaciones en otras localidades. Sin embargo, en ningún otro lugar de España echó raíces como en Sevilla. Al socaire del Santo Oficio, la organización criminal se convirtió en su brazo ejecutor. Al contrario de lo que se puede pensar, la Santa Inquisición no era una institución tan poderosa y, en muchos casos, le resultaba ciertamente difícil actuar contra determinados individuos que eran demasiado poderosos. En un país obsesionado por la pureza de sangre, La Garduña comenzó a actuar con plena impunidad contra los judíos conversos y musulmanes convertidos a la fe católica. Finalizada la Reconquista, la organización criminal comenzó a ser vista con malos ojos por el poder político que no aprobaba sus métodos crueles y sádicos. En pleno siglo XVI, los precursores del KKK sufrieron el primer revés cuando la corte decidió que había llegado el momento de intervenir. Se llegó a plantear incluso una acción armada contra sus miembros pero éstos, sorprendentemente, se disolvieron de la noche a la mañana. Su paso a la clandestinidad supuso un antes y un después para la organización que reunida de forma solemne a orillas del Guadalquivir, se dio una constitución confidencial, y unos estatutos fundacionales con los que tomó su forma definitiva de sociedad secreta. En sus filas, los rufianes y criminales más peligrosos de la ciudad crearon la estructura final que tendría en los siglos posteriores.

La Garduña estaba compuesta por soplones, fuelles, coberteras, sirenas, floreadotes, capataces y maestros. Como cualquier sociedad secreta tenía sus contraseñas y signos de reconocimiento entre sus innumerables miembros. Cuando un miembro se encontraba en compañía de desconocidos y quería saber si alguno de los presentes pertenecía a la organización, se colocaba el pulgar derecho por el lado izquierdo de la nariz. Si otro miembro de la hermandad se encontraba presente se acercaba a él y le susurraba una contraseña al oído, en respuesta a la cual se debía dar una nueva clave. En ese momento, para asegurarse de que no estaba ante un impostor, se procedía a un complejo intercambio de signos y apretones de manos, similar al adoptado después por los masones con el mismo objetivo

A pesar de sus orígenes racistas, los miembros de La Garduña no eran simplemente unos fanáticos de la limpieza de sangre cristiana sino, ante todo, una organización criminal de delincuentes dedicada a todo tipo de negocios ilícitos. Oficialmente, la sociedad secreta tuvo su final en 1822 con el ajusticiamiento de Francisco Cortina y dieciséis garduños en la ciudad de Sevilla por un caso que ya tendremos ocasión de relatar. Ha llovido mucho desde aquel lejano 25 de noviembre de 1822 y el enigma de La Garduña parece seguir envuelto en una neblina de misterio.

 Para muchos, la Garduña continuó existiendo debido a la honda raigambre de esta sociedad secreta. Para otros, la Camorra Napolitana y la Mafia Siciliana son herederas de la primera, no en vano ambas nacieron en territorios que en el pasado pertenecieron a la Corona española.

 En la propia Camorra, al igual que en La Garduña, el símbolo de reconocimiento entre sus miembros eran tres puntos tatuados en la palma de la mano. En verdad no se debe descartar este origen español de las mafias más famosas del mundo, empero a ningún investigador serio se le había ocurrido mirar en el lugar más elemental; en la propia casa, en el solar donde durante tanto tiempo señoreó la banda de La Garduña. Y de eso, querido lector, va este trabajo.

La Garduña ha seguido activa bajo otra piel y con otras siglas en la capital de Andalucía. Una organización que comparte sus métodos, su organización, sus actividades criminales y que delinque con total impunidad y a plena luz del día. Esa organización no es otra que el PSOE andaluz. Soy consciente de que esta afirmación puede levantar ampollas en muchos sectores de la población, pero si usted me concede el beneficio de la duda, yo le demostraré que lejos de haber desaparecido, la hermandad de La Garduña sigue  entre nosotros.

Huelga decir que la verdad que desvelo en el presente trabajo es ciertamente inquietante, y no por alarmante deja de ser cierta. No obstante el primer deber del ciudadano es la rebeldía contra el poder y, muy especialmente, ese deber se hace más fuerte cuando una pandilla de criminales, bajo la protección de la autonomía, vacía las arcas públicas que rellenan con sus impuestos los honrados empresarios y trabajadores. Con toda seguridad, este trabajo sufrirá los ataques habituales de los fanáticos del fraude en la región más pobre de España; Andalucía. Una región que lleva gobernada por una cofradía que prometió cien años de honradez pero no especificó cuando comenzaba.

La única diferencia entre La Garduña del pasado y la actual reside en que, increíblemente, sus miembros hoy gobiernan sobre todos los ciudadanos del sur con lo que sus tropelías y latrocinio se hacen a la vista de todos. Con una justicia domesticada y unos medios de comunicación sumisos y en posición genuflexa, la denuncia y la lucha contra esta organización se nos antoja hercúlea. Y es que la aparente disolución de los garduños para aparecer bajo las siglas de una agrupación política llamada “progresista” ,es uno de los golpes maestros de nuestra más reciente historia. A muchos les parecerá una broma de mal gusto y, eso precisamente, es lo que es Andalucía en la actualidad, más que les pese a las señoras y señores que nos gobiernan. Pasemos pues a hablar de La Garduña moderna del sur. Y para ello, tomo prestadas las palabras de aquel detective literario que vivía en la londinense Baker Street.

“Una vez que has excluido lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad”.
Sherlock Holmes

Sergio Calle Llorens

jueves, 14 de agosto de 2014

FORMAS DE MORIR


Cuenta la leyenda familiar que uno de los nuestros murió tras haberse acostado con diez pilinguis en tres días. Su mujer, completamente consternada se preguntaba en un frío velatorio; ¿de qué coño ha muerto con lo sano que estaba? Imaginamos que de acumulación de ellos. Responsabilizar a una de esas vaginas en concreto, se nos antojaba, todavía hoy nos lo parece, tarea harto difícil.  Murió de joder en exceso y su corazón no pudo soportarlo. Dulce forma de marcharse a cenar con Jesucristo.

Los socialistas también han elegido una manera curiosa de morir; fragmentarse en diferentes partidos para, con sus delirantes propuestas, hacerse el haraquiri de la manera más rápida; derecho a decidir, andalucismo trasnochado, amigos de la causa gibraltareña o presentarse como lo que son, una pandilla de descerebrados profundos.

En Málaga decidieron morir entregándose a la hija del farero con menos luces que un  barco pirata. Con ayuda de Conejo, que no de su conejo, han intentado retrasar en la media de lo posible la apertura del Centro Pompidou en el puerto de la capital de la Costa del Sol. Argumentando que no tenía permiso y, apoyados en la prensa subvencionada del grupo Joly, han tenido que tragar quina ante la decisión de Puertos del Estado de permitir que las obras sigan su curso. Por joder a Málaga han sido capaces de ir en contra de los intereses de los comerciantes de los muelles 1 y 2. Esos que reciben a más de 7000 cruceristas este fin de semana. Cualquier cosa antes que aceptar su derrota. Como mi difunto familiar, los de la secta del capullo van a morir jodiendo a todo el personal. Lo que no saben es que ya huelen a cadáveres políticos. Y la gente cada vez les tiene menos miedo.

Manuel Chaves, en cambio, ha sido y será el capitán de la dislexia. Un tipo cuya imagen sirve lo mismo para matar la libido de la mitad de la población femenina mundial, como para demostrar que el tamaño no importa. Ahí está esa cabeza descomunal que jamás se enteró, pese a estar presidiendo los consejos de gobierno, de los negocios de sus hermanos, de las comisiones de su hijo, o del caso Matsa de la niña de sus ojos. Porque si hemos de creer en la honestidad del ceutí, entonces sólo nos queda la opción de su idiocia. Dicho de otra manera; el mirlón que pasea por el mundo no va en consonancia con su escaso contenido. Tampoco ha demostrado una gran capacidad de comprensión lectora porque nunca llegó a entender ninguno de los informes de los interventores sobre la trama de los ERE. “Todo es culpa de Alaya que no sabe instruir”. El bueno de Don Manuel sólo ha servido para empitonar los culos de los millones de parados andaluces. Y éstos, ejemplares maravillosos del cretinismo, han costeado hasta la vaselina en el acto de convertirse en come-almohadas.

La jodienda no tiene enmienda y, por lo experimentado, el latrocinio institucionalizado de la secta sureña tampoco. Una vez más sólo puedo escapar flotando en el oscuro mar de la noche. La madrugada avanza hacia nosotros desde el mar cubriendo Málaga de púrpura como si pretendiera envolvernos. Pienso en la eterna noche que nos espera. Y si hay reencarnación, María Gámez y compañía ya no podrán resucitar como serpientes. Al parecer, no se puede repetir.


Sergio Calle Llorens

miércoles, 13 de agosto de 2014

REFLEXIONES

A levante el cielo era de azul potentísimo; a poniente la luz tenía una suavidad verde y la mar estaba rizada por el viento. Las jabegas paradas en la arena y en el ambiente flotando una melancolía mediterránea exquisita. Reflexionaba sobre los últimos acontecimientos. Recordé a los que han culpado a Israel. A los mismos que callan como putas por los asesinatos de niños, hombres y mujeres cristianos en Siria o en Irak. En realidad, los infantes palestinos les importan un carajo. A los de derecha y a los de izquierda. Es el viejo sueño de Adolfito Hitler y su antijudaísmo militante en el que los hebreos, según su parecer, sólo quedan bien en las cámaras de gas. Pobres hombres de una simplicidad inenarrable. Botarates de menor cuantía pero extremadamente peligrosos.

La tarde avanzaba jadeante, como un viejo autobús que no puede subir una gran cuesta. El sol buscaba esconderse tras esa mágica montaña malagueña, no muy lejos de mi Isla de los Naufragios. Me sumergí en el agua de mi patria salada para recordar que la Jueza Alaya ha incluido a los ex consejeros de la República Bananera de Andalucía Gaspar Zarrías y Mar Moreno en el caso de los ERE cuya investigación ha remitido al Tribunal Supremo. Cientos de folios en los que la sevillana detalla nueve aforados implicados en esta causa: los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, así como siete ex consejeros más
. Dejé que mi cuerpo se secara en el Lorenzo que se alejaba y, sin quererlo, una sonrisa se me dibujó en el rostro. Recordé a los mansos periodistas del régimen y todos los insultos que hemos recibido de aquellos que no han visto con buenos ojos nuestra labor de fiscalizar al gobierno que mantenemos con nuestros impuestos.

La luz anaranjada se abrazaba en las olas mediterráneas dándole un toque mágico a la tarde que se nos iba en el país malagueño. El olor de unos deliciosos espetos me llevó a la conclusión de que este tipo de cocina podría curarme de todos mis vicios y, de paso, de todas mis virtudes en caso de que tuviera alguna. Antes de degustar ese pescado, decidí terminar la lectura de la obra “Sangre judía; españoles de ascendencia hebrea y antisemitismo cristiano” de Pere Bonnin.  Me alejé con las últimas líneas del vuelo gallináceo del sureño medio. Más reflexiones.  El crepúsculo es como un desmayo que se tuerce. La luz va desapareciendo en la vaguedad de la tierra.

La luna me dio razones para quedar perplejo con su belleza imponente. Esa intensidad que siempre se da en las localidades costeras. Quien no ha vivido esto, no sabe de lo que le hablo. Las estrellas mantenían, entre las luces, su misterio y la torre atalaya lucía imponente su fuerza en el acantilado, junto a la playa.

Creo que el amor sólo revela su natura en los lugares silenciosos. También soy de la opinión de que las olas alejan o nos acercan certezas si sabemos escucharlas con calma. Por eso sé que la batalla de las ideas está perdida porque un burro jamás podrá entender completamente a los seres humanos más civilizados. Me dí un baño en la mar antes de volver a casa de madrugada. Le hablé a la Diosa Noctiluca que estaba tan voluptuosa como siempre. Caminé por el bosquecillo que conduce a mi humilde morada, y siempre huele a pino. Los grillos no pararon de cantar y, una vez más, me sentí el más dichoso de los hombres a pesar de compartir espacio y tiempo con millones de monos que me escupen odio y rencor a cada paso. Cantó un mochuelo y, una vez más, di gracias por ser quien soy.


Sergio Calle Llorens

martes, 12 de agosto de 2014

CATALUNYA ÉS NOSTRA

Joana Ortega, Vicepresidenta de la Generalitat de Catalunya ja ha admès que la consulta no se celebrarà si el Tribunal Constitucional la impugna. La número dos d'Artur Mas reconeix amb les seves declaracions que tot ha estat un monumental engany als ciutadans. Ara la senyora Ortega defensa que la consulta se celebrarà sempre que sigui legal. Les conclusions són evidents. 

Com veiem, Catalunya és Espanya i va a seguir sent part d'ella. Com comprovem, Catalunya està subordinada a la sobirania popular de tots els espanyols. Com constatem l'Estat té els mecanismes necessaris per parar qualsevol tipus de consulta il·legal. Ara veurem a la muchachada independentista plorar per les cantonades. Escopiran odi i tot desembocarà en unes noves eleccions autonòmiques en les quals CIU perdrà el poder definitivament.

Porten massa temps fent el ridícul amb les seves mentides de país imaginari. Ara és el temps d'enfrontar-se amb la realitat que ni Espanya, ni la UE van a permetre una Declaració unilateral d'independència d'un territori que mai va ser sobirà. No ho dic jo. Ho diu la història. Aquella que està allunyada dels reportatges de la televisió pública catalana. Aquesta que no diu que els catalans ja parlaven d'Espanya al segle XV. La mateixa que no vol recordar que a la mort de Juan d'Aragó en 1479 demanaven que els Reis Catòlics fossin anomenats d'Espanya. I és que en aquest mitjà nacionalista confonen furs i privilegis amb una suposada independència que mai va tenir lloc. Aquesta història selectiva i amputada que tampoc destaca com en la guerra de la independència els barcelonins deien allò de “Nosaltres som espanyols”. I des d'aquí, les odes a Espanya per catalans s'expliquen per milers. Recordo aquella de 1864 quan el fundador del moviment coral a Espanya, un altre natural de Barcelona, estrena en aquesta ciutat, la cantata “Gloria a Espanya”.

Podria passar-me la tarda recordant els vincles sentimentals i històrics que uneixen als catalans amb la resta de nacionals. No obstant això, el millor, una vegada més, és veure com es desinfla el globus nacionalista. Ara toca veure com i es peguen el major de les patacades en la història del món. Catalunya és nostra. I Pilar Rahola tota vostra.  La patética Reina del nacionalistes. 


Sergio Calle Llorens


sábado, 9 de agosto de 2014

LOCOS ANDALUCES


Cuando el paro bajo en la región de la eterna chalaura, los socialistas andaluces sacan pecho. Cuando ocurre lo contrario- es lo habitual- echan la culpa al gobierno de Madrid si en el Palacio monclovita está el PP. Usando ese pobre razonamiento, yo podría afirmar que la economía mejora gracias a que gran parte de mis amigos, conocidos y saludados han aplicado dos de mis sabios consejos:

1-     Como medida de ahorro ducharse siempre con las vecinas.
2-     No permitir el uso de tacones en casa para que no suba el conejo.

Las parvas posibilidades de éxito de la taifa del sur se entienden  en parte por la actitud de sus dirigentes. He aquí a uno de los máximos exponentes del majarón malagueño;  Luciano Alonso afirmando que tardará más de un año en verificar los expedientes donde se recogen las ayudas fraudulentas a los cursos de formación. Según la ínclita Susana Díaz se saltaban todos los procedimientos por “razones de interés social" ¡Qué amplitud y anchura de matices!  Cuando lo único claro es que al ser de la familia se le permitió seguir aplicando lo del latrocinio institucionalizado.

Otro caso sorprendente es el del Algarrobico donde un monstruoso hotel se construyó en Almería a la que la Junta concedió hasta unos 2 millones de euros a la empresa constructora. Ahora la Consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, afirma que su departamento está investigando si realmente llegó a pagar a Azata del Sol esa cantidad. Cuesta creer que no fuera así. Una vez más constatamos que el gobierno andaluz se caracteriza por la mala calidad de sus obras, y por el despilfarro del erario público. Y encima, ahora se presentan como los que van a arreglar el estropicio ecológico de haber permitido- ellos y nadie más- un hotel en una zona tan sensible ecológicamente hablando. Al reflexionar sobre lo fácil que es engañar a esos simios del sur-todos los somos- me vienen a la memoria estos versos en italiano de un poeta selvático y algo rústico.

Speranze, speranze
Ameni inganni
Della prima etá

En este manicomio sin puertas los políticos sureños compiten con interés al premio de perturbado de la semana. En la que nos está dejando, el regidor de Sevilla, señor Zoido, ha vuelto a superarse en idiocia fomentando el uso del transporte público en su ciudad con la imagen de Farruquito. Un tipo que mató a un inocente con el coche y se dio a la fuga. Aunque hay razones para quedar perplejo, parece que la ciudad de Velázquez, tras su muerte, se ha convertido en una inmensa fábrica de tarados. Esta tendencia sureña por la ilimitación de los dementes no deja de asombrarme.

Se requieren condiciones copernicales de perspicacia y de fuerza para aguantar a los andaluces. Nunca sabes por donde aparecerá el nuevo chalado. Escuchas el acento sevillano  y  te agarras la cartera. Oyes el deje de Málaga e indefectiblemente te tiras al suelo. Superar el infantil tartamudeo de esta taifa abyecta debe de ser nuestra única misión. Yo siempre intento escapar de esta gente de simplicidad inenarrable y, hallo consuelo en el mediterráneo. Ese mar que con su diversidad  me llena las horas del día y de la noche. Creo que dicen que para hacer de Andalucía una nueva California tienen un plan b. Mi único plan, en cambio, es encontrar su punto g.

Sergio Calle Llorens



viernes, 8 de agosto de 2014

EL ALCALDE ELEVADO AL CUBO

El intento de la Junta de Andalucía de paralizar las obras de El Cubo del Puerto de Málaga por un problema administrativo de forma, es una gran noticia. Primero porque Paulino Plata, María Gámez y todos los de su calaña nos vuelven a demostrar quienes son los enemigos de los intereses de la provincia que más aporta a las arcas de la taifa del  sur. Segundo porque el Alcalde de la ciudad no va a paralizar las obras que van a albergar el Centro Pompidou. Finalmente, supone tener a de la Torre  por muchos años en la alcaldía. No es que yo sea fan suyo, pero cualquier cosa es mejor antes de ver a  la hija del  farero colocando su sucio pandero en la poltrona de la Casona del Parque.

Ya lo intentó la pérfida mujer con la colección de Carmen Thyssen a la que la Junta llegó a ofertar dinero para llevarlo a Sevilla. La misma jugada que con  Eurodisney cuando  todo estaba más que apalabrado para que la sede europea de la compañía americana estuviese en la Costa del Sol. Por eso el último intento de ralentizar las obras del nuevo y maravilloso museo lleva, una vez más, el perfume hediondo de María y sus compinches.

Ante el órdago, el Alcalde ha tomado la decisión de continuar con las obras. Málaga es lo primero. Además, con esta determinación vuelve a enarbolar la rebeldía de miles de malagueños que no aceptan, ni un segundo, la autoridad de la Junta. Dicho de otra manera, la obra sigue, el museo será una realidad tangible muy pronto y, los lugareños vuelven a estar deseosos de darle una sonora y nueva patada en el trasero de María y, por ende, en el de todos los socialistas andaluces.

Igualmente, la noticia ha servido para retratar al personal. Patanes como Currito Troya- despedido por cretino en el Diario Sur- piden la legalidad para poder acometer las obras de El Cubo. Argumento compartido por el grupo Joly siempre dispuesto a echar una mano en el cuello de Málaga. A todos estos ceporros habría que recordarles que este gusto por la legalidad habría sido muy conveniente en el tema de los ERE, en el asunto de los fraudes en los cursos de formación, en los enchufados socialistas en la administración, en el Hotel de Albarrobico. Pero no, lo importante era fastidiar los intereses de los ciudadanos que les pagan sus hinchados sueldos.

Quedan 9 meses para las elecciones locales pero en la Ciudad del Paraíso está todo el pescado vendido.  Un regidor elevado al cubo y una chica que si tuviera otro cerebro, no pensaría con el que tiene. Uno victorioso y otra derrotada. Como suelo decir, el que nace tonto con los años se perfecciona y al final es mucho más tonto. No me queda más que sentarme y disfrutar del espectáculo. Ya les adelanto el resultado final: Málaga 9. PSOE Andaluz 0.


Sergio Calle Llorens

jueves, 7 de agosto de 2014

LA REBELIÓN DE LAS MÁQUINAS

Los versados en robótica saben que llegará un día en el que las maquinas sean conscientes de su propia existencia. Pasado ese momento, esas mismas maquinas podrán revelarse contra sus creadores. La idea general es que esos robots nos verán con cariño. No en vano, somos sus creadores. Sin embargo, se puede dar la paradoja de que se rebelen contra sus padres. De hecho, ya ha pasado en la guerra de Iraq cuando los robots soldados War, sin que nadie sepa muy bien por qué, atacaron a los norteamericanos. Fue el primer combate entre robots y soldados de la historia. Hubo que emplear cargas electromagnéticas  para neutralizarlos. En cualquier caso, la administración de Obama se pasó por el forro de sus caprichos una de las leyes básicas de la robótica que, como imaginan, es que nunca pueden ser usadas para matar a otro ser humano. En España todo este suena a chino. Desgraciadamente nuestro país ha abandonado todo desde el latín, como con cualquier tipo de humanidad, por no hablar de las ciencias. Naciones como Corea del Sur y Japón tienen una legislación bastante avanzada en relación con la robótica y el uso de humanoides.

Todo lo que es creado por el hombre puede ser bueno o malo; desde la energía nuclear pasando por la informática. Con la inteligencia artificial, la cosa no varía mucho. Grandes científicos apuntan al problema de la conciencia de esas maquinas. Será un momento cumbre en la historia de la humanidad. Estaremos ante la primera vez que nos enfrentemos con unos seres- creados por nosotros- que sean capaces de pensar y actuar como humanos con una ventaja; serán capaces de progresar de una manera geométrica. El problema es las actividades que sean capaces al margen de las indicaciones que sus crearon les dieron. El tema no es baladí. De momento no hemos llegado a eso. Esperemos que la línea Spielberg triunfe para que no nos vean como seres a los que exterminar.

La humanidad se va a enfrentar a problemas filosóficos y éticos complejos en los próximos 300 años. Sarah Connor en la película Terminator deja una frase para la posteridad; “Si una maquina es capaz de valorar una vida humana, tal vez nosotros también podamos”. Esperemos que estos humanoides puedan sentir empatía pero, incluso en ese caso, a los seres humanos tampoco no has servido de mucho para no matar. Creo que visto lo visto, sería mucho más útil no usarlos con fines militares sino médicos. La decisión no está tomada.

Hoy la inteligencia artificial es un sistema de cálculos increíbles basados en millones de probabilidades. Les pongo un ejemplo; una máquina capaz de jugar al ajedrez será siempre peligrosa a la hora de vencernos en una partida No obstante no es reflexiva. Todos sus movimientos se basan en esos cálculos de decisiones masivas. Para vencerla podemos romperle los esquemas jugando de una manera que la máquina no haya estimado. De momento les ganamos porque somos reflexivos. Ellos son simplemente maquinas.

De momento en Japón los nacionales prefieren que sus familiares sean atendidos por robots antes que por personas de carne y hueso. No les culpo; yo mismo entre que me atienda un rociero o un humanoide, no tengo dudas. No discuten, no se cansan nunca y, por supuesto, serían incapaces de ponerse a bailar de forma tan ridícula.

Las maquinas van a suponer una auténtica revolución para la humanidad. Maquinas conviviendo con los seres humanos en las que se deberían aplicar esas tres reglas de la robótica.

1-     Un robot no puede dañar a un ser humano.
2-     Un robot debe obedecer siempre a un ser humano.
3-     Un robot puede defenderse siempre y cuando no entre en contradicción con las dos primeras reglas.

Al margen de la cara B que supondrá ese mundo, existe otro aspecto siniestro; media humanidad podría quedarse fuera de todos estos adelantos científicos. Desde un punto de vista económico, los adelantos en el sector de la robótica significarán una nueva organización alejada de los planteamientos del siglo XIX-véase marxismo o fascismo-

Finalmente nuestras creencias religiosas podrían cambiar completamente. Hoy día nadie tiene ni puñetera idea de que es el alma, tampoco sabemos reside la conciencia. Sin embargo, si fuéramos capaces de saber donde se encuentran, podríamos transplantarlos a otros cuerpos; bien sea en clones nuestros o, incluso, en robots. Les estoy hablando de lograr la inmortalidad. Fíjense la revolución que eso conllevaría. Esta especie de post-humanismo, en el sentido más ultraliberal del término, podría ser el futuro que aguarda a  la humanidad.  El porvenir se me antoja apasionante.

Sergio Calle Llorens







miércoles, 6 de agosto de 2014

¿EXISTIÓ SHERLOCK HOLMES?

Durante muchos años, miles de personas solían escribir al 22-1B de Baker Street para pedir ayuda  al famoso detective Sherlock Holmes que, como piensa una gran mayoría, sólo existió en la mente de Arthur Conan Doyle. Sin embargo, se puede afirmar que el héroe que nos encandila con su portentosa capacidad de deducción era de carne y hueso; me refiero al Doctor Joseph Bell, pionero en el campo de la ciencia moderna. Scotland Yard incluso recurrió a su persona para atrapar al asesino de Whitechapel; Jack el destripador.

Bell inspiró a su alumno para  que éste creara una leyenda. Todo comenzó cuando el propio Conan Doyle se convirtió en su ayudante en la Facultad de medicina de Edimburgo. Tres años antes de que se conocieran, el médico ya colaboraba con la policía. Éste quería aplicar la ciencia a la resolución de los crímenes. Henry Duncan- Little John- fue el que ofreció a Bell esa oportunidad. El primer caso que resolvió fue el de Anny Lyndsey demostrando que lo que mató a la mujer fueron las infecciones de sus heridas por arma blanca. El trabajo de Bell como patólogo fue absolutamente rompedor usando las autopsias para demostrar la autoría de  esos crímenes. Hoy es algo normal. Antaño todo lo contrario.

Bell aplicaba sus deducciones de una forma precisa y avasalladora. A finales del siglo XIX, Edimburgo estaba desbordada por el crimen. La policía no era capaz de determinar si las muertes eran asesinatos o no. Por eso su trabajo como pionero en la criminología fue tan importante.  Entre 1874 y 1878 nuestro peculiar doctor aplica sus nuevos métodos; toxicología, análisis grafológico. Los primeros pasos de los famosos CSI. Su trabajo condujo a 10 criminales a la cárcel en esa primera etapa.

Quienes le conocieron afirman que sus clases eran impresionantes. Él lo llamaba el método; observar, deducir con perspicacia y confirma con pruebas incontestables para ratificar las deducciones. En” la Aventura de las cinco semillas de naranja” Conan Doyle imita por completo el comportamiento del señor Bell. Me estoy refiriendo a la anécdota en la que el galeno fue capaz de saber donde había estado un estudiante esa misma mañana  “¿Cómo ha podido saberlo Doctor? Elemental porque  en es el único lugar de Edimburgo donde hay ese tipo de tierra. La misma que lleva en las suelas de sus zapatos".

El 2 de enero de 1878, Bell es llamado para arrojar luz en un caso digno del grandísimo Sherlock Holmes. El misterioso asunto de Eugene Chantrel, un adinerado lingüista francés. Un Don Juan que se volvía muy celoso cuando su esposa hablaba con otro hombre. Un tipo que ideó un plan maquiavélico para asesinarla. La esposa estaba catatónica cuando llegan a la case del señor Chantrel. Éste comenzó a relatarles que había olido a gas en la habitación de Elizabeth y, que había ordenado inmediatamente a la sirvienta que cerrara la llave del gas. También afirmó que ella se fue a dormir pronto el día anterior porque se sentía mal. Lo que no les aclaró es de donde procedía el escape. Entonces Bell vio algo extraño; señales de vómito en la cama de la moribunda. Rápidamente tomó una muestra. Además en una intoxicación por gas no es normal el vómito. Por otro lado, el aliento de una persona que sufre un envenenamiento por gas huele espantosamente. Algo que no ocurría en el caso de la mujer. Hoy tenemos aparatos que pasan desapercibidos al ojo humano y que nos ayudan a entender que ha pasado en la escena de un crimen.  Es la tecnología llamada omnicrom. Una luz ultravioleta graduada que ilumina el hierro. Un elemento que se encuentra en nuestros fluidos; sangre, semen, saliva y… vómitos. Pruebas irrefutables para resolver los casos. Bell sólo podía confiar en su capacidad de observación

Elizabeth Chantrel falleció sin poder contar su secreto. La autopsia reveló que sus órganos internos no apestaban a gas tampoco. No había  monóxido de carbono que le da a la sangre un rojo brillante. La prueba, obviamente, resultó ser negativa. Bell estaba convencido de la culpabilidad del lingüista. Todo indicaba envenenamiento pues entró en coma antes de morir. Justo después de vomitar. Por lo tanto eso no se corresponde con las muertes por estricnina o arsénico. La única alternativa era el opio. A esas alturas, la policía no tenía dudas, la muerte fue accidental. Empero, un técnico de gas mandado por Bell pudo comprobar que alguien había manipulado un tubo de gas. El problema es que no podían demostrarlo. Tendrían que pasar 27 años para que los tribunales admitan las huellas dactilares como prueba para resolver los casos.

Bell regresó a la escena del crimen buscando más pistas. Finalmente descubrió que Chantrel había comprado opio en las fechas anteriores a la muerte de su legítima. Y los análisis del vómito confirmaron su teoría. El 5 de enero de ese año, el francés fue detenido por asesinato. Estuvo cuatro meses a la espera de juicio. Aquello fue un escándalo porque el supuesto criminal pertenecía a la clase adinerada cuando la gran mayoría de los asesinatos, por no decir todos, se tenían por cosas que siempre ocurren a la gente sin cultura. La idea de un asesino de esa posición económica era novedosa y, por qué no decirlo, ciertamente sugerente..

Nuestro doctor no acudió al juicio porque siempre prefirió quedarse en un segundo plano. Fue Little John quien presentó las pruebas. Sherlock Holmes en “El Signo de los Cuatro” imita este comportamiento. El lenguaje científico usado durante el juicio dejó al personal con la boca abierta. Simplemente faltaba el móvil. La doncella irlandesa arrojó luz en ese sentido porque al declarar que el acusado bebía mucho y gustaba de decirle  a la señora que la mataría con una dosis de opio. Finalmente el seguro de vida que le hizo a su esposa tres meses antes de morir por 3000 libras- 85000€ de nuestra época- pusieron el último clavo en el ataúd del afamado lingüista. Chantrel murió ahorcado. Sus últimas palabras fueron las siguientes; “adiós Little John, enhorabuena Joseph Bell, ambos habéis hecho un gran trabajo para verme colgado”. Unas palabras que perseguirían al galeno de por vida. Sencillamente su secreto había sido revelado. Justo entonces, Conan Doyle fue contratado por Bell como su ayudante. Una decisión que cambió, y para siempre, la literatura criminal en nuestra cultura occidental.

Conan Doyle le sirvió cerca de un año. Trascurrido ese tiempo, se instaló en Inglaterra, el dinero que ganaba como doctor no le daba para llegar a fin de mes. No tuvo más remedio que comenzar a escribir historias para salir de los apuros económicos. Como la policía de entonces era muy incompetente, la astucia y las deducciones de Bell podían ser la respuesta. En 1886,  Sir Arthur creó una leyenda. La primera descripción del personaje coincide con el de Joseph Bell.

Podemos afirmar que Sherlock Holmes no sólo existió bajo otro nombre sino que fue fundamental en la investigación en el caso de Jack The Ripper. El primer asesino en serie, conocido, de la historia. Bell recibió el expediente del caso en los que se incluían fotografías y otras pruebas como la carta titulada from Hell. La policía también incluye a los sospechosos. Henry Ducan también recibió el expediente. Ambos llegaron a la misma conclusión. El asesino era… El problema es que el expediente de ambos doctores en los que revelaba la verdadera identidad del criminal se perdió en un momento posterior a 1888. Sin embargo, hay un candidato principal; Montague John  Druit. El 2 de enero de 1889 su cuerpo apareció muerto en el Támesis. Tenía los bolsillos llenos de piedras. Justo después de su muerte, los asesinatos pararon. Se cree que al verse descubierto, se suicidó. Yo, básicamente, estoy muy de acuerdo con aquellos que señalan a Druit como el verdadero rostro tras el que se esconde Jack el destripador.

Sea como fuere, lo importante es que gracias a Bell y al hombre que le dio la vida bajo la identidad de Sherlock Holmes, uno puede seguir disfrutando con las aventuras del famoso detective. Con ese Londres victoriano cubierto por la niebla mientras los asesinos acechan en cada esquina. Un lujo que, en las noches de invierno junto al fuego, se ha convertido en una de mis mejores compañías.

Sergio Calle Llorens


martes, 5 de agosto de 2014

PALESTINA

Es cierto aquello de que si los españoles hablaran sólo aquello de lo que saben, habría un gran silencio. Hablando de la luna o de Palestina. De lo primero quiero decirles que deben obviar a aquellos que ven películas en las que sus protagonistas caminan en el satélite de espaldas al sol. Lo digo porque nuestro querido astro está lleno de cráteres y si pasearan así, el Lorenzo proyectaría unas sombras gigantescas que impediría a los astronautas ver por donde pisan, e indefectiblemente acabarían mal. Del tema de Oriente Próximo les recomiendo el libro de Carlos Canales y Miguel del Rey; “David y Goliat”. Un trabajo que les ayudará a desmontar todas las tonterías que suele rebuznar el personal cuando se trata de Israel. Mientras ustedes deciden si compran el libro, o no, voy a compartir algunas reflexiones.

La verdad es que los únicos palestinos que gozan de educación, servicios de primera, derechos y libertades- incluidos los homosexuales- son los que se hicieron ciudadanos de Israel. Gente que ya no sufre a los gobiernos palestinos tiránicos, incompetentes, corruptos e ineficaces. Harían bien, por tanto, en aceptar a Israel como una madre y  dejar de sufrir a manos de sus hermanos árabes. Viviendo en Tel Avit los palestinos ya no tendrán que ocultar más su condición sexual. Tampoco deberán temer los crímenes de honor- como matar a tu hija si ésta ha sido violada- que son perfectamente legales bajo la autoridad palestina que ni es autoridad, ni es nada bueno.

Los palestinos, como casi todos los árabes, viven en la edad media y, su atraso proviene del hecho de que nunca han sido capaces de separar iglesia y estado. No es que no hayan tenido un Concilio Vaticano II, es que no han llegado ni al de Trento. Su forma de vida, sus costumbres y sus locuras nada tienen que ver con la Princesa Europa. Su única dialéctica es el de los puños. Su característica más acusada es la falta de respeto por las ideas religiosas de los demás.

Los judíos, en cambio, poseen una clave pedagógica del pensamiento que es el pilbul; un ejercicio dialéctico, modelo de discusión talmúdica en el que se confrontan declaraciones de autoridades en busca de contradicciones o afinidades para arribar a nuevos conceptos. También la causística cristiana responde a este modelo de pensamiento. Se trata de intentar mejorar cada día. De buscar la excelencia. Un modelo que bien podrían aplicar territorios tan atrasados como Irán o Palestina.

De todas formas, no es de extrañar que los tarados profundos como Diego Valderas o José Luis Centella se decanten por la causa palestina. El cordobés que dejo pasmado al parlamento cuando preguntó lo siguiente tras la instalación de un puesto de helados en un aeródromo andaluz: “¿Piensa el Gobierno continuar la atención al turista en el Aeropuerto de Almería  con la colocación de un puesto de castañas en el otoño y de un puesto de mantecados en el invierno? Y es que para el comunista la atención al forastero pasa por ofrecer esos productos autóctonos. Ya les digo, el turista de Liverpool agradecería, y mucho, que le metieran un mantecado en la boca a su llegada a España. Vaya, no piensa en otra cosa. En realidad, si dejamos en manos de estos cretinos la defensa de las libertades, muy pronto los nietos de Mahoma van a ponernos mirando a la luna de Valencia.

Sergio Calle Llorens

lunes, 4 de agosto de 2014

ASESINANDO A LOS ALCANTARA

Es cierto que el socialismo muere porque la izquierda ya no quiere la libertad. El PSOE siempre afirma que los otros son de extrema derecha cuando la cosa va mal para sus huestes. La realidad es que es una proyección psicoanalítica como afirma Amando de Miguel; lo dice porque ellos son la extrema izquierda que quiere imponernos sus costumbres y su forma de ver el mundo. Con la aparición de Podemos, van a intentar radicalizarse para no perder espacio electoral. El final es que tras dejar el centro, les van a superar por la izquierda. El partido termina en goleada.

Lo mismo se puede afirmar de los nacionalistas catalanes que van fachas en cada una de las esquinas donde se vocean opiniones en contra del robo de los Pujol. 3000 millones de euros blanqueados a través de Andorra. Pareciera que no tuvo el clan bastante con el atraco a Banca Catalana. Tampoco dicen tener suficiente aquellos que quieren calmar a la muchachada nacionalista abriendo una tercera vía- ¿de escape?- que siempre termina en desgarro anal de andaluces, extremeños y otros pueblos tan españoles como los hijos de Don Jordi.

El otro día un periodista de El Punt se quejaba de que intelectuales malagueños hubieran firmado un manifiesto contra el nacionalismo catalán. Muy enfadado afirmaba que era intolerable que a Cataluña se la tratara como un país ocupado, porque los firmantes defienden que ese territorio es parte de España y, por tanto, toda la nación debe votar sobre esa cuestión. Demostraba, además de su cretinismo galopante, que ha sido objeto de una manipulación educativa que tiene al enano como su primer muñidor. No es que lo digan unos pensadores del sur, sino la constitución de 1978. La soberanía reside en el pueblo español. Siento en el alma que mi amada Barcelona, tan cosmopolita y bilingüe esté en mano de estos tarados de la obsesión identitaria.

El panorama es desconsolador con un PSOE al borde de la extinción y una ERC y Podemos que afilan sus colmillos para poder actuar como Companys. Ya saben, darles matarile a todos los opositores y disidentes. Ante esta situación, no me extrañaría que la serie “Cuéntame” esté sopesando la posibilidad de incluir los robos de los Pujol en sus capítulos. Total; llevan metiendo en la caja desde el primer episodio de “Verano azul”. Puede que algún visionario ya haya escrito el guión  en el que la familia Alcántara es fusilada por Pablo Ermitas y sus gorilas venezolanos. Impactante forma de cerrar uno de los productos estrellas de TVE. El capítulo se podría llamar: Estrellados.


Sergio Calle Llorens

sábado, 2 de agosto de 2014

LOS BARDEM Y MANJÓN

Como saben soy un gran admirador de la prosa y la poesía de Don Francisco de Quevedo. Estamos hablando del mejor escritor de la historia en lengua española. Eso no quita para que fuera un tipo despreciable. Su ideología hoy estaría catalogada de un ultracatólico antisemita. Un hombre que fue desde espía hasta espadachín con muchos claroscuros que no afectan para nada la obra que nos dejó para la posteridad. Llevo algunos años indagando sobre ese episodio suyo veneciano en el que intentó, tras ver como se desmoronaban los muros de la patria, crear un nuevo reino en el Veneto. De no haberse ido de la maldita con esa amante inglesa,  tal vez, digo tal vez, podría haber triunfado su conjura. Que ame su obra literaria no implica que comparta su perversa forma de comportarse y, mucho menos, su ideario político.

Por eso cuando un actor defiende públicamente una causa, sus opiniones no afectan a mi concepto sobre su trabajo. Personalmente Javier Bardem me parece un grandísimo actor. En cambio, su querida esposa Penelope siempre me ha recordado a una groupie barata que se mueve con la  torpeza de un ganso en las películas que aparece. Todavía la recuerdo con Nicholas Cage en Captains Correlli’s Mandolin junto a Nicholas Cage donde hace literalmente el más espantoso de los ridículos. Es obvio que no estoy de acuerdo con ninguna de las interpretaciones que el matrimonio hace de la actualidad pero, ya les digo, lo importante es su trabajo de faranduleros.

Bardem no me parece un antisemita. Creo que está en su derecho de criticar los ataques de Israel a Gaza aunque haya tenido a su hijo en un hospital judío. De Penelope mejor no añadir nada, pues la vida que ha llevado nos dice todo de ella; se hizo novia del músico más rico del momento, se fue a Nueva York con él, y desde entonces ha seguido teniendo novios ricos mientras nos daba la barrila con el zen, el budismo y sus manías antitaurinas. Una predicadora que siempre ha hecho todo lo contrario de lo que pregonaba.  En este punto la pareja coincide en lo esencial; jamás han condenado la muerte de cristianos en África y, mucho menos en Siria.

Pilar Manjón, Presidenta de la Fundación 11-M, declaró su odio al “negro de la Casa Blanca” y calificó de “puta” a su mujer. Sus insultos le valieron el cierre de su cuenta en Twitter. Desgraciadamente en España la gente tiene miedo a llevarle la contraria a una persona que ha sufrido una desgracia o tiene una tara física. Sin embargo, hay que decir que yo he conocido a ciegos que eran unos auténticos cretinos. Incluso hay paralíticos que tienen un corazón más negro que el carbón. No volvamos a confundirnos. Que la señora Manjon haya perdido a un hijo no significa en modo alguno que tengamos que compartir su odio y sus fobias. En este tiempo sólo ha demostrado su sectarismo ideológico, su falta de educación y sus carencias a la hora de representar a todas las víctimas del terrorismo islamista en este país.

Toda esta gente tendría más credibilidad si criticara de vez en cuando la ablación del clítoris entre las niñas musulmanas, los ahorcamientos a homosexuales o los asesinatos de niños cristianos. Pero no lo hacen, porque lo de predicar sobre el peligro del Islam no se lleva entre sus huestes “progresistas”. Y no lo harán jamás no porque sean malas personas, sino porque son, básicamente, unos gilipollas integrales.


Sergio Calle Llorens

viernes, 1 de agosto de 2014

METRO MÁLAGA YA ESTÁ AQUÍ.

Con la apertura del metro en Málaga, la ciudad de la Costa del Sol se convierte en la urbe del sur con más líneas de suburbano abiertas al público. Parecía que no iba a llegar nunca pero aquí lo tenemos. Más de 50.000 almas se subieron a los trenes  en su estreno del pasado 30 de julio. El éxito ha sido total. Bien es cierto que todavía tardaremos un poco más en verlo llegar al centro pero, la cosa no tiene vuelta atrás a pesar de los agoreros y frustrados de la vida. La llegada del metro supone un salto de calidad en todos los sentidos para la ciudad del paraíso.

Como ya he compartido con todos ustedes trabajos donde demostraba la imbecilidad de los gestores de la Junta que han retrasado una infraestructura que, dicho sea de paso, debería haber estado terminada en 2009. También dejé escrito la poca querencia que ha demostrado el PP por el metro. Empero, hoy tras haber probado el nuevo trasporte, quiero darles mi visión al respecto.

Málaga tiene metro y yo me sentía como Don Quijote subido a su Rocinante cabalgando por las entrañas de la ciudad. Ver como en pocos minutos podía ir de una punta a otra de la ciudad, me produjo una gran alegría. Al ático de mi memoria venían recuerdos de esos partidos jugados en la Ciudad Deportiva de Carranque cuando muchos de esos barrios malagueños se parecían bastante a Beirut. Y esa Universidad donde nos divertíamos en los tiempos en los que bailar Rock and Roll era una actitud ante la vida, en compañía de rockers y poetas malditos. Era aquella una Málaga más canalla, muy mal hecha pero muy divertida. Un desastre del que escapábamos por los barrios marineros como Pedregalejo en aquella movida donde los grupos locales sonaban- por aquello de que el puente aéreo Málaga -Londres siempre ha funcionado muy bien-  como las británicas.

Hoy en día Málaga es una macrociudad desde Maro a Estepona a pesar de que la Ministra, una nueva Ministra, quiera engañarnos con lo de hacer un nuevo estudio del corredor ferroviario para extender el cercanías hasta Marbella. Tenemos, en cualquier caso, los mejores museos, un centro histórico abarrotado de turistas día y noche, un Parque Tecnológico y un futuro brillante. Sí, pensaba en ello recorriendo las arterías de la ciudad, subido al metro. Al llegar al Martín Carpena junto al estadio de Atletismo tuve que salir a estirar las piernas. El Hospital Quirón y el Centro Acuático de Málaga completaban un cuadro moderno e impactante. Y todo en 25 años que han conducido a la Capital de la Costa del Sol hasta la victoria final. Pensaba en todo lo que habíamos luchado por esta tierra; en todas las justas reivindicaciones hasta alcanzar esta meta.

De vuelta al metro, mi hijo conversaba en inglés con una amiga irlandesa que vino con nosotros en el estreno. Al escucharle sentí un orgullo rotundo porque ha sido capaz de dominar varios idiomas en muy poco tiempo de vida, como antaño los miembros de esa burguesía malagueña que tantos buenos frutos le ha dado a esta tierra. Entendí, una vez más, que la respuesta vendrá siempre de aquellos malagueños con  sangre mestiza y nunca, ustedes perdonen, de aquellos que hablan de metros sin haber salido jamás de Los Percheles. Y mucho menos, de la basura andalucista.

A mi mente volvieron una vez más algunas imágenes del pasado. De cuando éramos más jóvenes y Málaga era tan fenicia como el ojo de las jábegas que también acompañan a nuestro Metro. Soñé despierto con esas sombras pretéritas que tanto amaba y odiaba al mismo tiempo. De un tiempo en la que beber de la Fuente de Reding nos hacía más sabios. De esos cubatas en el Fernandito donde se aplicaba aquello de Be whiskey my friend, aunque fuera barato y de garrafón.  De los años en los que nos movíamos en moto a todos lados. 

El tiempo pasaba muy lento entonces, y las distancias parecían imposibles de salvar ante tanto edificio inútil que impedía las conexiones ciudadanas. La nostalgia me alcanzó lleno mientras caminaba escuchando a mi hijo hablar en danés con su madre a la que explicaba, y con todo detalle, su primer paseo en el Metro Malagueño. Eché la vista atrás para admirar la estación del suburbano y, con toda seguridad, supe que la vieja Málaga había muerto para siempre. Ya nunca más se escuchará aquello de “mata al Rey y vete a Málaga”, sino si vienes, tu corazón quedará atrapado aquí en una ola mediterránea. Es tanta la belleza y tan especial la forma de vivir que, el Metro es simplemente el heraldo de una nueva era: la Hora de Málaga.


Sergio Calle Llorens