miércoles, 22 de febrero de 2017

HIERREZUELO

El árbitro malagueño Daniel Hierrezuelo es un gran árbitro y, de haber nacido en Norteamérica estaría pitando partidos de NBA. Un colegiado respetado por el establishment del baloncesto nacional y europeo. Un tipo capaz de pitar finales a cuatro de la Euroliga y de la ACB. Sin embargo, cuando comete errores de bulto, algo muy habitual en el baloncesto,se abre la caja de Pandora de los insultos a su persona. Especialmente cuando el otrora jugador del Caja de Ronda toma decisiones para que el Real Madrid continúe con su política de atracos deportivos a sus rivales. Sus últimas meteduras de pata han sido unos pasos que no eran de un jugador del Morabanc Andorra, y un campo atrás flagrante de Sergio Llul  en el encuentro disputado entre ambos conjuntos en la pasada Copa del Rey disputada en Vitoria.

Imagino que ahora usted se estará preguntando cómo es posible que deje aquí escrito que Hierrezuelo, visto lo visto, sería un árbitro perfecto para la NBA. Y yo, por supuesto, se lo voy a explicar; en el campeonato americano los trencillas suelen ser muy buenos técnicamente pero, eso no sirve de nada si no apoyan a las franquicias más rentables de la competición cuando llegan los play off para el título. Ahí tienen a Dick Bavetta, que estuvo 39 años pitando con más de 2900 partidos , llegando a protagonizar escándalos sonados como el de las Finales de Conferencias de 2002 entre Los Angeles Lakers y Sacramento Kings. Tras su calamitosa actuación, el ex –árbitro Tim Donaghy afirmó que al menos uno los árbitros de ese encuentro quería que ganasen los Lakers. Tiempo después, el New York Times informó a sus lectores que el FBI estaba investigando el caso. Décadas anteriores su compañero Strom llegó a agredirle en los vestuarios por haber anulado en el último segundo una falta personal que él mismo había señalado a los Nets. Aquella terrible le dio la victoria a los 76ers.  El de Brooklyn sabía que para progresar en la NBA hay que tener tres cosas:

·         Bemoles- Bavetta fue capaz de expulsar del partido a Larry Bird y Julis Erving sin que le temblara el pulso.
·         Ser técnicamente bueno.
·         Tomar las decisiones que más favorecen a la competición desde un punto de vista meramente comercial.

Todo esto lo sabe, y muy bien por cierto, Daniel Hierrezuelo y por eso lleva más de 500 partidos en la ACB. Su prepotencia en el campo es una forma de marcar terreno y sus decisiones más polémicas se entienden en la triste realidad de no querer ver al equipo de Morabanc Andorra jugando  unas semifinales de la Copa de España. Y ahondando en este contexto tan lúgubre tenemos el silencio de toda la prensa local ante el robo que habían sufrido los andorranos. Tiemblo de pensar lo que habrían escrito algunos si nuestro querido equipo; Unicaja Málaga hubiese sido el perjudicado. Una omisión que contrastaba con el grito de guerra de todas los periódicos nacionales e internacionales; "ERA CAMPO ATRÁS". Incluso Eurosport ha declarado que se trata de uno de los robos más claros en la historia del basket mundial.

No sé si el señor Hierrezuelo tendrá mala conciencia por sus últimas acciones en la pista. De ser así, puede pedirle comprensión y amparo al Cristo del Amor del que es devoto y todo le será perdonado. De lo contrario, se excusará en que todos cometemos errores. En cualquier caso, no se entiende que nadie echara mano del Instant replay o tal vez se entienda todo.

  En fin, que lo siento por Andorra porque merecía haber estado en semifinales, y lo lamento aún más por nuestro árbitro que, ya les digo, de haber nacido en Ohio estaría pitando finales en la mejor liga del mundo. Así no tendríamos que aguantarlo en la nuestra.


Sergio Calle Llorens

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada