lunes, 17 de junio de 2013

BRUNO CARDEÑOSA

La Rosa de los Vientos fue el mejor programa de la radio española hasta la muerte del gran José Antonio Cebrián. De su voz melodiosa, sus seguidores nos sumergíamos en la batalla de Waterloo e, incluso, navegábamos por los siete mares de la mano de nuestro experto Capitán. Cada noche, el mago de Ciudad Real nos desvelaba arcanos mientras el resto de la humanidad dormía. Conocimientos susurrados en plena madrugada por un hombre recién llegado del renacimiento. Su muerte nos dejo huérfanos a todos. Entonces, Onda Cero decidió que el programa debía de continuar de la mano de Bruno Cardeñosa; un tipo de dicción empastada y difícil que ha prostituido el programa hasta límite insospechados.

Cardeñosa aprovecha cada sección para sus diatribas ideológicas muy cercanas a la izquierda más radical. En ocasiones, nos regala con algún mensaje anticlerical muy de su gusto. De querencias bolivarianas, va pasando por la actualidad con su habitual torpeza. Ya nada queda de los antiguos colaboradores que se fueron, por supuesto, con la música a otra parte. Para hacer más insufrible el programa, Silvia Casasola participa en el programa con su voz salida de una película de serie B. El resultado es triste, intolerable. Ya nada queda de la magia de Cebrián, de su humor original. El espacio no aporta nada nuevo. Empero, los resultados de audiencia no son malos pues muchos oyentes siguen el programa porque se sienten obligados a ser fieles al legado del maestro. Eso unido a la legión de perrosflautas que Cardeñosa ha incorporado, auguran a la Rosa de los Vientos una vida larga.

Se lo recordaba a Bruno el otro día que  no podía superar nunca al maestro y, como le suele pasar a todos los mediocres, contestó de la siguiente manera



Bruno Cardeñosa


@sergiollorens Ojalá viviera, pero no porque me superara. Pedazo estúpido.

A los pocos segundos, borró el mensaje cuando se dio cuenta de que había llevado las cosas demasiado lejos. Empero, fui lo suficientemente veloz para guardar el insulto. Como no podía ser de otra manera, me dirigí a Onda Cero para presentar una queja que me fue atendida muy amablemente. Les hice ver que opinar que Cebrián era mucho más grande que Cardeñosa, no era faltarle el respeto a nadie. Y que si no quería ser criticado por la audiencia, podría dedicarse a la poda de árboles frutales. Tras las disculpas de la cadena que acepté gustosamente, comencé a pensar en la cantidad de personas capaces de insultar por las redes sociales, no tendrían agallas suficientes de levantar la voz siquiera en algún oscuro callejón donde las cuitas personales se pueden arreglar con el choque de aceros. Un sonido mucho más placentero que la patética voz del conductor del programa de la Rosa de los Vientos. Rosa que él ha contribuido a marchitar. ¡Dios le perdone!

Sergio Calle Llorens


14 comentarios:

  1. Me pasó algo parecido. Discrepé con él por TW de forma educada y me respondió de forma maleducada. Yo no sé quién se cree que es pero lo mejor que hicieron Callejo, Canales y fray de la Cuesta fue irse y montar la escóbula de la brújula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que el dinero no cambia a nadie, simplemente saca la verdadera personalidad del nuevo rico. La de Cardeñosa es arrogante y con tendencia al totalitarismo. Decía un día que no se puede trabajar pensando en agradar a todo el mundo, pero eso es lo que yo trataba de hacerle ver, que Cebrián era un mago de la palabra, un señor que susurraba historias del otro lado o de nuestro pasado, para dejarte con un maravilloso sabor de boca.

      El programa, con Patético Cardeñosa, se ha desvirtuado por completo y hay que entender que los viejos colaboradores se hayan marchado con la música a otra parte.

      Cardeñosa, al que no soy capaz de escuchar, caerá más pronto que tarde.

      Saludos

      Eliminar
  2. He tenido la oportunidad de asistir hace poco al programa y me sorprendió agradablemente el trato encantador que da Bruno en persona, nada que ver con la prepotencia que en algunos momentos parece transmitir desde el micrófono (creo que no es una constante, pero en ese punto comparto con vosotros la sensación, aunque creo que en menor grado.

    Juan Antonio es irrepetible y toda comparación creo que sobra, poneros en su piel, no creo que le moleste por un desmerito a su persona, yo me lo tomaria como una falta de respeto a Juan Antonio, no es una sustitución motivada por cuestiones "humanas", desgraciadamente se fue mucho antes de tiempo y que mejor homenaje que recoger su legado y continuar. Bruno llevaba ni se los años haciendo las sustituciones de verano, lo lógico es que racayera en el ese papel, ya que Juan Antonio confiaba en el, pero es ingenuo esperar otro Juan Antonio, como el solo habia uno.

    Por cierto a mi el programa me sigue aportando, lo compagino con la escobula, en donde se nota claramente a o entender la gran labor que hacia Juan Antonio sabiendo sacar el máximo de conocimiento en la dirección de las tertulias, cosa que estando ellos solos se dispersa.

    Fuerza y honor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bruno siempre es encantador con los consumidores de su producto. Sin embargo, si le llevas la contraria con fuerza, despiertas al mal educado que lleva dentro. Soy seguidor de la escobula pero jamás escucho la Rosa de patético Cardeñosa. Saludos

      Eliminar
  3. Sin animo de polemizar, solo con intención de contar mi experiencia, cuando digo encantador (concepto amplio que va desde una abuelita hasta un encantador de serpientes, je je) quiero decir sencillo, humilde, vamos, que me esperaba otra cosa, y me lleve una grata sorpresa

    ResponderEliminar
  4. Bruno Cardeñosa ha demostrado ser muy intransigente y con ello muy poco profesional, dado que en su situación debería dar cabida a todo tipo de opiniones y respetarlas aunque no las comparta, pero estos furibundos ataques solo dejan al descubierto una falta de profesionalidad y una amplitud de miras bastante limitada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Sólo añadir que en La Escobula ya he encontrado lo que buscaba. Programa grandioso. Saludos

      Eliminar
  5. Las críticas hacia Cardeñosa emanan del facherio de este pais...(ejemplo esta entrada, izquierda radical, querencias bolivarianas...). Nada nuevo en su obsesión de anular al mensajero para hacer desaparecer el mensaje
    A propósito, se pone la respuesta de Bruno pero no el mensaje inicial. Tampoco son nuevas las burdas estrategias de manipulación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1: Puedes ir a cualquier entrada de mi blog y jamás encontrarás un artículo de apoyo al fascismo o a Franco. Esto va de denunciar los abusos de una casta política andaluza corrompida.
      2: Si tienes dudas sobre la polémica, puedes ir a mi Twitter y comprobar que lo que digo es completamente cierto.
      3:Tu vulgaridad perogrullesca es fácilmente desmontable. No hace falta estrategia de manipulación para quien dice la verdad.
      4: Somos miles que no aguantamos a Bruno y a su forma de hacer radio. No se trata de ideología, sino de un hecho cierto; le viene grande el programa.
      5: Te recomiendo lecturas de tu nivel intelectual cercano a la babosa aquella del pleistoceno.

      Sigue con salud

      Eliminar
  6. Me da mucha peña en lo que se ha convertido la Rosa.Con Cebrian fue el mejor programa que ha habido en la radio española(es mi opinion).Ahora ni siquiera llega a mala copia de lo que fue.Escucho la Escobula.Mantiene la esencia de la antigua Rosa, aunque logicamente Cebrian es insustituible.Recuerdo con nostalgia las tertulias de las 4 C.Por suerte,la quimica entre Jesus Callejo y Carlos Canales sigue viva en la Escobula,aunque con la irremplazable ausencia de Juan Antonio

    ResponderEliminar
  7. No puedes pretender un segundo JA Cebrian. ¿Otra voz y sentido del humor como los suyos? Imposible. Bruno es consciente de sus limitaciones y ha dado otra orientación al programa llevándolo hacia un terreno más periodístico y con temáticas más relacionadas con la historia o arqueología. Chapó por él.
    El hecho que te llamase estúpido no significa nada porque la pregunta iba con mala leche: si querías criticar su trabajo no hacía falta que lo comparases con "el maestro".
    Al final lo que le reprochas es que sea de izquierdas y lo manifieste delante del micro. Pues cada uno con su ideología, que quieres que te diga.
    En lugar de criticar la Rosa escucha La escóbula como yo y otros, que políticamente es mucho más neutra y los componentes son todos viejos conocidos: da gusto reencontrarse con Canales, Callejo, Cuesta y Cia aunque a veces suelten cada chorrada que tiembla Roma.
    Conclusión: la Escobula vs la Rosa gana por entrañable, pero pierde por seriedad y contenidos.
    Sds y guarda la bilis.

    ResponderEliminar
  8. Vamos a ver;

    1- No me tutee si no me conoce de nada.Y si me equivoco, deje nombre.
    2- Las filias y fobias de cada uno son eso, de cada uno.
    3- No me importa la ideología de un comunicador, lo que me molesta es que use su micrófono para pervertir una espacio que fue, antaño, de gran calidad. Es como si a Felix Rodríguez de la Fuente lo hubiese sustituido un nota para darnos la matraca ideológica.
    4-- Insisto; no es por ideología porque lo mío es una lucha de abajo arriba, y no de derechas o de izquierdas. Por otra parte, Bruno no sabe hablar, no comunica y, para más INRI, decía cada bobada.
    5- He empleado decía, porque dejé de escuchar La Rosa hace tiempo y soy un fiel seguidor de La Escobula, con una gran calidad de contenidos.

    Finalmente decirle que la bilis la quemo practicando el arte de la espada cada semana.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Vaya forma de contestar a las criticas no?

    1. Digo lo mismo que las 2 personas que criticaste antes. Le criticas que sea de izquierdas y ademas despre ias a sus seguidores de izquierdas diciendoles perroflauta en forma despestiva.

    2. Es verdad es imposible imitar a Cebrian y Bruno lo sabe por eso le da otro enfoque diferente. Yo personalmente prefiero a Cebrian.

    3. Habra que ver cuantos comentarios a tenido que aguantar Bruno, igual la pacuencia se le acabo. Además probablemente él se de cuenta de ello.

    4. Escucho la Escobula y la Rosa actual, ninguno llega a la magia de La Rosa De Los Vientos de Juan Antonio Cebrian.

    Fuerza y honor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1- Es el mismo Cardeñosa el que se considera perroflauta. Yo, simplemente, repito el comentario.

      2- No es solo una cuestión de preferencias sino de haber prostituido el programa. Solo uno de los antiguos colaboradores queda en La Rosa de los Vientos. Su enfoque es un desastre para lo que era el programa.

      3- No sé los comentarios que ha tenido que aguantar pero yo no le insulté para recibir esa coz. Simplemente dije que me gustaba más Cebrián. Nada más.

      4- Ninguno tiene la magia pero la Escobula es un programa de primera y no la Rosa de Bruno que juega- con la excepción de Fernando Rueda- en regional preferente.

      Un abrazo

      Eliminar