martes, 21 de febrero de 2017

EUROTONTO VERSUS BOBOAMERICANO

Los Estados Unidos de América son una nación de colonos ingleses que creían en la libertad de culto y en la individualidad. La tercera pata de su origen como país, por aquello de las persecuciones que sufrieron en la madre patria, fue la desconfianza hacia sus gobernantes. De ahí que incluyeran en sus formas de gobierno instrumentos para controlar a los de arriba. Luego arribaron gentes de otras partes del mundo para disfrutar de los evidentes logros económicos obtenidos. Dicho de otra forma; o se entiende esto sobre la América inglesa o no se entiende absolutamente nada.  Sin embargo, esos anglosajones que siempre han tenido querencia por el progreso han protagonizado las mayores matanzas de poblaciones locales de la historia. He aquí algunos ejemplos:

1-      Irlanda sufrió uno de los mayores genocidios de la historia a manos de los británicos. Para muestra un botón; en 1845 Eire tenía una población que rondaba los 8.300.000 habitantes. En seis años pasó a contar con 6.500.000 habitantes gracias a la hambruna que, aunque no fue provocada por los descendientes de Cromwell, sí fue aprovechada por estos para matar de hambre a dos millones de almas. Y es que sospechosamente solo la población católica de habla gaélica-irlandesa sufrió las consecuencias de esta plaga. Es más, a los católicos irlandeses se les ofrecía la posibilidad de convertirse al protestantismo a cambio de comida. De haberlo hecho, no habrían tenido ni que emigrar, ni mucho menos morir como no les ocurrió a los que profesaban esa religión en el territorio.  En ese mismo período de tiempo, las exportaciones a Inglaterra provenientes de la isla verde aumentaron. El sultán otomano Abdülmecid, que había intentado ayudar al pueblo irlandés con dinero a lo que se opuso la Reina Victoria, mandó una flota de ayuda que a punto estuvo de caer en  manos británicas que hicieron todo lo posible para que aquellos barcos en misión humanitaria no llegasen a Irlanda. El propio John Mitchell lo explicaba así; Steadly, but surely the Goverment was working out its calculation; and the produce anticipated by political circles was likely to come out about september- 1847-, in round, numbers, two millions of Irish Corpses”. Gracias a los ingleses, Irlanda jamás ha podido recuperarse en población de aquella tragedia. Hoy podrían ser unos 25.000.000 millones de habitantes.

2-      Australia fue declarada “Terra Nullius” por los súbditos de su graciosa majestad, es decir sin habitantes humanos. De esta forma justificaron sus crímenes y el despojo de los indígenas de las tierras más productivas.  Los aborígenes murieron por millares- de los 7000.000 que había a la llegada de los ingleses, en 1931 solo quedaban 31.000 aborígenes- al  tener que vivir en tierras yermas, con la excepción de Tasmania donde los ingleses practicaron la caza humana del aborigen hasta que no quedó uno vivo. Por cierto, hasta 1960 la legislación australiana consideraba a los pocos aborígenes que quedaban dentro de la fauna silvestre y salvaje del país. Y solo en 1962 les permitió votar.

3-      En Estados Unidos, y en menor medida en  Canadá, los anglos se empeñaron en llevar a cabo una política de exterminio de tal calibre y eficiencia que Adolf Hitler la tomó como modelo para su “solución final” con los judíos. Por cierto, tampoco fueron capaces de respetar ningún tratado con los indios.  Y las únicas tierras recuperadas por los nativos tuvieron como base los tratados firmados por los indios con la Corona española en lo que hoy es territorio estadounidense.

4-       Sierra Leona, Nigeria y otras cochambrosas naciones africanas también sufrieron bajo el yugo británico. Hoy esas tierras son un gran estercolero gracias a las políticas delirantes de los ingleses.

5-      India y Birmania, por supuesto y por su parte, sufrieron una explotación económica a manos de los colonizadores anglos a los que, como siempre suele sucederles, les importa un comino las variedades culturales de los pueblos con los que tratan.

La conclusión a las realidades expuestas aquí son clarísimas; ni el eurotonto tiene ni la más repajolera idea de lo que son los Estados Unidos, ni el boboamericano sabe lo que dice cuando afirma que le hubiera encantado ser colonizado por la mayor arma de destrucción masiva de la historia; Gran Bretaña. Sí, aborigen significa el primero o primer conocido y usted es el último en enterarse. 


Sergio Calle Llorens

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada