lunes, 15 de octubre de 2012

¡OPERACIÓN BENDODO: CONFIDENCIAL!


Muy pocos saben que en el PSOE de Málaga hubo una operación secreta para aupar a María Gámez como candidata de ese partido político a la alcaldía de la capital de la Costa del Sol. Un plan que tenía como objetivo fundamental acabar con la carrera política de una rival intransigente y escasamente preparada. Pensaban, y con razón, que las posibilidades de ésta para desbancar a de la Torre de la alcaldía eran nulas. De hecho, la hija del farero con menos luces que un barco pirata obtuvo los peores resultados de un socialista en la ciudad, no llegando a ganar en ningún distrito. Los muñidores de aquella operación consideraban que tras la derrota en las municipales, se produciría igual resultado en las autonómicas. Lo que hubieran aprovechado para hacer una limpia en el partido. Sin embargo, la victoria de los populares no fue por mayoría absoluta, con lo que el PSOE ha podido seguir gobernando con el apoyo de los de IU. El resultado es que María Gámez, Conejo y Heredia siguen mandando en la ejecutiva socialista de Málaga, a pesar de los terribles resultados electorales obtenidos, y los conspiradores no han podido situar a su candidato en la batalla que se producirá por la alcaldía malagueña en el futuro.

Recordemos que de la Torre es un político cansado, sin ideas ni proyectos ilusionantes para la ciudad. Por lo tanto, esos socialistas saben que, el alcalde tiene, como no podía ser de otra manera, los días contados en la Alcaldía. Por eso, si hubiera triunfado su plan de sacrificar a Gámez, hubieran tenido tres años para presentar a un candidato de prestigio en la ciudad. Alguien con carisma que, a buen seguro, se hubiera pateado Málaga de cabo a rabo presentando su programa electoral. Una persona preparada que nada habría tenido que ver con la escasa capacidad intelectual de María Gámez.  Empero, los conspiradores tendrán que esperar a que la autoproclamada “Cenicienta malagueña”, siga cosechando detractores a su paso. En el PSOE existe una honda preocupación por los efectos que podría tener que Gamez siguiera  los próximos años como portavoz del PSOE en el ayuntamiento. Incluso, apuntan a que sería muy difícil levantar al PSOE en la capital donde se identifica a la agrupación con el Valle del Guadalquivir.

En las filas populares, en cambio, hay un pacto no escrito por el cual el tapado de los de la gaviota sustituirá al alcalde un año y medio antes de las elecciones. El alcalde se quedará en su puesto de senador y, dicen, espera a que le incluyan en las listas del partido de cara a las próximas elecciones europeas. Un lugar que recuerda a un cementerio de elefantes, y así le va a Europa. Finalmente, el sustituto que aunque no esté físicamente en el ayuntamiento de la capital, usará su cargo político en la Diputación para promocionar su candidatura a la alcaldía malagueña. Les estoy hablando, como no podía ser de otra manera, del Presidente de la Diputación de Málaga. Un señor que, si nadie lo remedia, puede colocar al PSOE de Gámez a las puertas de la desaparición. La operación Bendodo, planeada meses antes de las últimas elecciones municipales, es uno de los secretos mejor guardados por los populares. Así que ya saben quien será el futuro alcalde de la ciudad de Málaga. Queda por saber si los socialistas críticos intentarán poner en marcha la segunda fase de la operación Gámez a la que denominan “escoba”. 

2 comentarios:

  1. Más mierda para nosotros. La políticástrica va en decadencia. Ellos a lo suyo y nosotros a pagarles los caprichos... No aprendemos.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que te rondaré morena. Un abrazo hermano.

      Eliminar