martes, 28 de agosto de 2012

EL UNIFORME ANDALUZ



Isabel II le dijo a O´Donnell antes de marchar a la guerra de Marruecos; “si fuera hombre me iría contigo”. El rey consorte, Francisco de Asís, que estaba presente, añadió; “lo mismo te digo, O´Donnell, lo mismo te digo”. Pues bien, esta frase histórica podría se aplicada al pueblo andaluz en su conjunto, porque nunca tienen lo que hay que tener para luchar por la libertad en una sociedad civil . Por supuesto, la historia de este pedacito de España podría haber sido muy diferente si las ideas de Torrijos. Robert Boyd o Blanco White hubiesen arraigado en el corazón de los andaluces. Sin embargo, éstos siempre han preferido echarse en los brazos de los absolutistas de Fernando VII, o yacer junto a cualquier charlatán socialista. Los que gritaban ayer “Vivan Las Caenas”, son los mismos que ahora miran para otro lado en el asunto de los ERE. Si España es un dolor, enorme, profundo y oscuro como decía Ortega y Gasset, Andalucía es un tormento inquisitorial.

Las causas de que los andaluces se vistan siempre de Francisco de Asís son múltiples. La primera hay que buscarla en que el catolicismo andaluz ha jugado un papel fundamental a la hora de contemplar el trabajo como un castigo de Dios, y no como una bendición. El Dios andaluz, que se ha pregonado en nuestras iglesias, ha sido un ser perverso que, siento escribirlo, ha alejado al pueblo de la ciencia y lo ha llevado a las puertas de las supercherías. No verán ustedes en ningún lugar de Europa, a ningún pueblo que confíe más en la bruja Lola que en el conocimiento científico. No ha habido nunca, ni lo habrá jamás, un Premio Nobel andaluz en esa rama. Y cuando el creador se va de copas con los luteranos, y no les hace ni puñetera caso, los andaluces le ponen una vela al diablo de la lotería, para ver si, finalmente, ellos pueden tener lo que tiene un rico pero sin dar palo al agua. Pero también hay otro elemento a tener en cuenta a la hora de entender el uniforme andaluz, se trata de una izquierda provinciana que pretende recrear las ayudas y las formas del régimen franquista, porque sí, muchos de los prohombres del socialismo andaluz fueron becados y estudiaron por Tito Paco. Véase González, Anguita o el mismísimo Chaves.

Para el  andaluz, lo bueno es la pobreza y todo aquel que gane más de 100.000 euros, un delincuente peligroso. En esos cerebros tan solo se aspira a que antes la iglesia, ahora la república bananera del régimen socialista te regale ayuditas. Quieren seguir besando la mano del Obispo, o los pies de un socialista. El concepto de libertad es ajeno a esa mente enferma a la que le basta con tener un buen ocio y un subsidio fijo que otorga, como antaño, el cacique de turno. Si los musulmanes no han tenido todavía, ni un concilio de Trento que les saque de las tinieblas, los andaluces tampoco han conseguido importar las ideas de la contrarreforma. Con un pasado tan oscuro, Andalucía jamás tendrá un futuro brillante. Por eso, muchos sureños de bien hacen como Estanislao Figueras, presidente de la I república española que, harto de las maniobras de sus correligionarios y de los movimientos extremistas del republicanismo federal, convocó a los suyos para decirles lo siguiente; “señores, estoy hasta los cojones de todos nosotros”. Y se marchó a París. Huelga decir que los andaluces lerdos jamás pronunciarán esa frase, o alguna parecida, pues están encantados de haberse conocidos. En cambio, en la lucha contra el paro, en la guerra contra el fraude, en la constitución de una sociedad civil fuerte e independiente, los hijos del demente de Blas Infante gritarán aquello de:” Lo mismo te digo O´Donnell, lo mismo te digo”.  

Sergio Calle Llorens

16 comentarios:

  1. Laura; Una imagen muy dura de Andalucía y los andaluces pero que es una verdad como un templo. Gracias por estos textos tan bien escritos y tan contundentes y tan alejados de la Andalucía oficial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras amiga.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Eres un demagogo y encima un envidioso. ¿Sabes lo peor de un hombre? ... renegar de su tierra como tu haces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo renuncio a la idiocia que representan las actitudes del pueblo andaluz y sus dirigentes. Señalando los problemas, trato de ayudar a gente como tú. Además, que yo sepa, jamás juré defender una autonomía que sólo sirve para colocar a los amiguetes.

      Saludos

      Eliminar
    2. Rebelde, a éste podríamos aplicarle el cuento de lo mismo te digo 0`Donnell, lo mismo te digo.

      Eliminar
    3. Andalucía es una tierra impuesta a los andaluces, invento pergeñado en mitad del s. XIX, momento hasta el cual no existió jamás, y concebida, desde el principio, como el patio trasero de la Giralda, a la mayor gloria y servicio de la ciudad de Sevilla. Pueden verse los artículos publicados, por ejemplo, en La Voz de Huelva en 1931, exigiendo que la provincia onubense no se viera obligada a unirse a la odiada vecina, y sí a Extremadura, con la que tenía (y tiene) mucho más en común. Igual puede decirse de Almería, desde hace ya muchísimos años exangüe de pedir que se le permita unirse a su hermana Murcia; o de Granada, provincia y reino masacrados y ninguneados por mor de una historia falsa, pero que continúa enseñándose en las escuelas: "Creo en una Andalucía eterna, faro de la humanidad, remanso de paz y solidaridad, apoyo de los pobres y látigo de empresarios, fascistas y curas, tres personas distintas y un solo diablo; creo en una Andalucía una, grande y libre, que acogió a las Tres Culturas que pudieron por fin coexistir en paz y armonía,..." Por favor...

      Eliminar
  3. Tengo que felicitarte muy sinceramente. Quizá Andalucía adolece de no tener mentes lúcidas como la tuya. Y que conste que te escribo desde más arriba de río Bravo, pero es que estamos tan cansados..., hablando se entiende la gente.

    Un abrazo.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Josep. La verdad es que te endiendo perfectamente. Entre hermanos de sangre no hace falta decir mucho.

      Otro abrazo

      Eliminar
  4. en Andalucía no se quiere trabajar, los miles de andaluces que fueron a Cataluña , Vascongadas, Alemania...., fueron de cachondeo, solo juegan a la lotería los Andaluces con un sueño en un retiro, la brava burguesía catalana fueron un ejemplo de valentía y valores durante Franco..., vete con tu hermano de sangre como se dice en Andalucía a tomar por culo, sin acritud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los miles de andaluces que se fueron a trabajar fuera, lo hicieron por culpa de gentuza como tú. Pero por supuesto, no seré yo quien defienda a la burguesía catalana durante la dictadura de Franco.

      También comentarte que escribo sobre Andalucía porque me afecta personalmente. Si viviera en otras tierras, pues me dedicaría a ellas más a fondo.

      En cualquier caso, te aclaro que soy malagueño con sangre valenciano-catalana y sabes, me encanta que sea así. Yo lo llevo muy a gala.

      Finalmente, comentarte que te has retratado con tu torpe prosa, estilo cartilla Palau, y también mandándome a tomar por ahí, pues claro eres tan asquerosamente cobarde que escribes eso sin escribir nombre. Un ejemplo más de la valentía andaluza. Yo no te mando a la mierda, porque vives en ella.

      Saludos

      Eliminar
    2. Juan Alsina; Yo soy malagueño y nunca me he sentido andaluz, sin embargo creo que los andaluces, entre los que me incluyo, siempre disparamos en la dirección equivocada porque si Sergio hace una crítica, se mata al mensajero cuando lo que tendríamos que hacer es ir a por aquellos que fomentan la idea de vagancia del andaluz, como canal sur televisión.

      También me parece muy mal que en el anonimato algunos como este señorito manden a mandar morcilla, escudándose en el anonimato. Buen trabajo Sergio.

      Eliminar
    3. Este blog es para gente una minoría inteligente, y no para andaluces retrasados. Saludos, sin acritud.

      Lydia Alcantara

      Eliminar
  5. Buenos días;

    Veo muchas loas a un articulo del cual llego por rebote por un medio periodístico de Sevilla, y creo que la generalización de un colectivo con mas de 8 millones de miembros es muy injusta , yo soy andaluz, mi familia parte viene de Burgos y parte es de aquí, he viajado mucho y he trabajado mucho por España y veo vagos catalanes, gente que se aprovecha de las instituciones valencianas y por supuesto andaluces, pero muchísimos gente trabajadora y honrada, conozco poca gente que no desee trabajar y muchos de los problemas de nuestra región, no son culpa del ciudadano de pie, sobre el comentario de un blog para gente inteligente , denota un gran sentido de la inferioridad, saludos.

    Antonio Alonso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que te agradecería de todo corazón que me dijeras que medio de Sevilla ha publicado esto, porque yo no he dado mi consentimiento para tal cosa. También decirte que hago un retrato duro, pero justo, de la realidad andaluza, porque estoy harto de ver en lo que se han convertido Andalucía.

      Cuando hablo de vagos, me refiero a la casta política andaluza. Nada más y nada menos. La diferencia es que el andaluz medio tiene un bajo nivel cultural. Y eso, querido amigo, no se cambia mirando para otro lado.

      Saludos para ti Antonio

      Eliminar
    2. http://blogs.grupojoly.com/tacho-rufino/2012/08/29/paga-mas-quien-mas-tiene-la-matrioska-fiscal/#comments

      En uno de los comentarios Pep cita este enlace, saludos.

      Eliminar
    3. Muchas gracias amigo. Comentarte que estoy de acuerdo con la opinión de Tacho Rufino. Son los ciudadanos los que pagamos impuestos y no los territorios. De cualquier forma, mi crítica es a esa Andalucía oficial y a la que no reacciona ante nada.

      Un abrazo

      Eliminar