viernes, 5 de septiembre de 2014

CANAL SUR Y EL POMPIDOU

 Hace años éramos dos gatos los que escribíamos contra el desmantelamiento de Málaga por parte de la Junta de Andalucía. Nos llamaban provincianos. Término muy usado entonces por muchos de los turiferarios que escribían y, escriben, en los diarios locales. Sin embargo, cuando el clamor fue general sobre la discriminación de nuestra provincia, algunos se subieron al carro. Hoy, esos mismos plumillas se enfadan por cualquier noticia positiva que tenga que ver con nuestros logros. Y como logro debe de entenderse la llegada del Centro de Pompidou al puerto de Málaga en 2015. Estamos ante uno de los acontecimientos culturales más importantes de la década.

Obras de Bacon, Brancusi, Ernst, Chagall, Giacometti, Frida Kahlo, Picasso, Calder, Margritte o Miró que se unen a las maravillosas colecciones del Museo Carmen Thyssen, y del Picasso malagueño; dos pinacotecas únicas. Sólo un cretino podría enfadarse por el impacto económico que el Pompidou va a tener en la Capital de la Costa del Sol. Más de 350.000 visitas el primer año. Sólo un patán como el socialista Conejo puede pedir información sobre las obras que arribarán al museo. Algunos, como ven, siguen protagonizando el más espantoso de los ridículos.

Pero si los medios locales se han tenido que rendir a la evidencia, los nacionales han elevado al cubo- nunca mejor dicho- las excelencias de la nueva pinacoteca que albergará el cubo mágico de nuestro Puerto. Un lugar donde el sol siempre tiene pereza en desaparecer pues sus labios pasan horas besando a su mar. Sin embargo, a pesar de la unanimidad- los rebuznos de María Gámez no cuentan- sobre el Centro Pompidou, Canal Sur ha optado por el silencio. No ha habido en la RTVA ni una mención a la presentación del museo en Paris. Ni una línea. Ni una simple imagen. Ya les digo, el silencio más absoluto.

Hoy es un buen día para darle la vuelta a aquello de “un hombre es esclavo de sus palabras y dueños de sus silencios”, porque hay omisiones que nos dejan claro quien es el enemigo a batir. Y ese no es otro que la Junta de Andalucía. Entiendo que esa ocultación responde a que el logro ha sido protagonizado por un ayuntamiento regido por el rival ideológico. A nadie se le escapa que de haber gobernado la capital los socialistas, Canal Sur hubiera sido una fiesta de declaraciones de la Presidenta y de los responsables de la secta del capullo a esta orilla del mediterráneo. Pero para una gran mayoría de malagueños, si fuera la hija del farero con menos luces que un barco pirata la que gobernara, esos museos estarían en otras orillas.

Otro punto clarísimo es que Canal Sur no es un medio público sino una pública vergüenza. Un ente para anormales que debe ser cerrado de inmediato. No debemos de tener piedad con esos trabajadores que han de conocer el mismo final que los de Canal Nou. Le han declarado la guerra a Málaga y hemos de devolverle el golpe por tierra, mar y aire. Sencillamente, la cosa no puede quedar así. Tenemos todo el tiempo del mundo y, a ellos les falta, además de vergüenza,  hasta el dinero. Comienza la cuenta atrás. 


Sergio Calle Llorens

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues no, nada que añadir, salvo los maravillosos resultados que tendrá el museo. Un abrazo

      Eliminar