lunes, 30 de septiembre de 2013

ABDICAR

Yo no soy monárquico ni republicano, sino todo lo contrario. Sin embargo, entre la monarquía de mi segundo país; Dinamarca y la República Bolivariana de Venezuela, me quedo con la primera. Igualmente preferiría ser ciudadano de la República de Austria, antes de ser súbdito del sátrapa marroquí. Lo importante es el contenido, no el continente. Nadie debería olvidar que un precioso envoltorio puede albergar el más mortífero de los venenos.

España tiene una monarquía parlamentaria para republicanos, pero de ser una República, no admitiría monárquicos. Sencillamente, los partidarios de ese régimen basan su querencia en la II de las Repúblicas que murió, como todo el mundo sabe, por la ausencia de republicanos. Lo suyo era y, todavía es, un sistema político de transición para llegar a la dictadura del proletariado. Hoy vuelven a la carga pidiendo un Referéndum sobre el sistema político que prefieren los españoles. Argumentan, con algo de razón, que las nuevas generaciones no votaron en aquella consulta. Eso sí, en Andalucía a los de ideología bermeja no les importa que los presidentes se elijan a dedo.

De celebrarse una consulta sobre la monarquía en España, ganaría la opción monárquica. Y es que hay gente que confunde manifestaciones con votantes, trending topic en Twitter con opinión mayoritaria y así, obviamente, luego se llevan unos grandes chascos. Es evidente que el intento de destruir la monarquía sin más respaldo que la imaginación y sus calenturientas mentes, no les llevará a ningún sitio. No podemos tener en cuenta los comentarios de esa masa ociosa que tuitea sin descanso a diario. Pensemos que es evidente que no todo el que está en Twitter es un tarado, pero todos los tarados están en Twitter. Luego, aunque podamos leer comentarios contra nuestro Rey e, incluso, amenazas de todo tipo, son muchos más los que no salen a defenderlo por miedo. En nuestros días, sencillamente, no se lleva defender al primero de los españoles.

Quien lleva la voz cantante en esta campaña antimonárquica, es IU. De esta formación conocemos que el vicepresidente de Andalucía no terminó ni el Graduado Escolar, de ahí que escriba con faltas de ortografía. También sabemos que no hay mucho talento en sus filas poco arrimadas a la realidad de los nuevos tiempos. Además, sus militantes sufren un trastorno narcisista de personalidad equiparable a una psicopatía en el sentido clásico del término, que les lleva a una hipertrofia del yo con marcada autocomplacencia y notoria dificultad para aceptar las negativas a sus deseos. Pongamos por caso como mientras la gran mayoría de españoles sigue aceptando la bandera roja y gualda , ellos insisten en abrazar una que tiene el morado del Conde Duque de Olivares. Cualquier discusión sobre la materia, terminará con descalificaciones sin fundamento para todos aquellos que abrazamos con naturalidad los símbolos de España.

El PSOE, por su parte, no organiza mítines sin que una marea de banderas republicanas inunde los menguados recintos donde tienen lugar. Zapatero y sus colaboradores abrieron un melón peligroso y, a día de hoy, no sabemos si los del capullo son  monárquicos, republicanos, o tan siquiera españoles. Un día están a favor del derecho a decidir y, al día siguiente, se manifiestan en contra. En realidad, hay tantas almas en el PSOE como dinero robado en sus bolsillos. Lo único claro sobre  el partido de Rubalcaba, es que honrado, lo que se dice honrado, no es.

En el debate monárquico, el PP llega tarde, como en casi todo. Sus líderes hablan con la boquita pequeña, como suelen, para no molestar. En realidad, aplican esa forma tan gallega de hacer política que tenía a bien el Dictador Franco; dejar que los problemas se pudran. Alrededor de la formación conservadora e, imagino, liberal, se mueven muchos descerebrados de ultraderecha que arremeten contra la figura del Borbón. No hay día que no bombardeen las redes con su veneno. Exigen, ¡imaginen la paradoja!, que el Rey se vaya con la música a otra parte, para resucitar a Tito Paco, supongo, con su voz aflautada y su permanente mala leche.

El Rey Don Juan Carlos ha hecho más por España que la gran mayoría de indigentes intelectuales que hoy se sienta, muy a nuestro pesar, en el parlamento nacional. El Rey, con sus aciertos y sus meteduras de pata, es el símbolo de la unidad de España y garante de nuestras libertades constitucionales. En otras palabras, el árbitro de un partido de fútbol que se juega en un césped impracticable donde los entrenadores intentan comprar los partidos y, los jugadores tienen unas ganas locas de partirle las piernas al adversario. En verdad, yo no puedo imaginar a José María Aznar de Presidente de la República y, mucho menos a Zapatero. Sin embargo, ustedes pueden hacer ese ejercicio de imaginación. Seguro que las imágenes que les vienen a la mente son terroríficas; Aznar hablando inglés con acento tejano impostado y ZP haciendo el ridículo en Londres. En mi caso, sólo de pensar que Manuel Chaves podría llegar a ser jefe del estado y representarnos en las cumbres europeas cuando no sabe hablar bien español, me produce un pánico incontrolable.

Urdangarin ha protagonizado un gran escándalo al servirse del nombre del Rey para hacer negocios. Al igual que los hijos de Chaves o los familiares de los sindicalistas. Por no mencionar, el caso Bárcenas o el enchufismo de IU en el ayuntamiento malagueño de Manilva. No creo que la clase política española o sus palmeros estén en disposición de exigirle al monarca buen ejemplo.  Además, existe una clara diferencia entre El Rey y nuestros políticos; Don Juan Carlos I fue capaz de rebajarse y pedir perdón por el incidente del elefante. A día de hoy, que se sepa, no hay ningún socialista que haya imitado la acción del primero de los españoles por el mayor caso de corrupción de la historia de España; los ERE. Pasen por Canal Sur para ver como arremeten contra la Juez Alaya por ser demasiado dura con los que llevan aplicando en Andalucía el latrocinio institucionalizado.

El Rey camina con muletas pero sigue adelante. Los sindicalistas, en cambio, sólo se mueven al ritmo de las mariscadas. El Rey llama por teléfono a la Casa Blanca y se le ponen. A Zapatero no le recibió ni el hombre de los recados en la capital norteamericana. El Rey cierra negocios para España y nuestros políticos cierran empresas debido a su inutilidad manifiesta. El Rey se opera en una clínica privada, igual que nuestros representantes. Entre otras cosas, porque en un hospital público, por motivos de seguridad deberían reservar una planta entera por motivos de seguridad, con el  consiguiente prejuicio para el resto de usuarios.

El Borbón debe estar contemplando su caída de popularidad abrazado a la nostalgia y a la tristeza. Puede que recuerde el día de frío cuando llegó a España en un tren procedente de Portugal. Es posible que se acuerde de las vejaciones del círculo del Marqués de Villaverde. Incluso, pude también que guarde aquellos artículos en los que se hablaba de que no duraría ni dos telediarios. Tal vez, en sus oídos rechinan aquella frase de “Su Reinado será muy corto”. Pero aquí está reinando porque su historia es la de alguien que lo tuvo todo en contra, pero ganó.   Y lo hizo al ayudar a que España consolidara una democracia, con todas las imperfecciones que se quiera. Gracias a él, la gente puede vivir en libertad e incluso, quemar fotos del monarca y pedir la llegada de la República. Por eso, tras su convalecencia que será larga y dura, seguirá reinando a pesar de la pandilla de mediocres que pide su abdicación. Los que conocen al Rey saben que no dejará a su hijo enfrentarse sólo a los peligros que nos acechan. Va a concluir su obra y dejará el trono con los pies por delante. Morirá como lo que es, un Rey, el de todos los españoles. ¡Faltaría más!

Sergio Calle Llorens

21 comentarios:

  1. El blog me gusta porque les repartes a todos. No dejas a títere con cabeza y eso es muy bueno. Yo soy republicano y me dicen que en tu familia abundan tb y eso hace más relevante tus opiniones. Tb me gusta tu estilo y la forma en que criticas aL Pp y a la junta. Cuando no hablas de política, se te ve alma de poeta. Seguramente tu blog no tiene desperdicio y disfruto de todas tus entradas aunque no comporta contigo algunas cosas. Saludos de Bretons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi familia hay de todo pero especialmente respeto por las ideas de los demás. Reparto a todos pero más a la junta porque los sufro más. Saludos

      Eliminar
  2. Soy Raquel, tu judía favorita pero soy republicana y no estoy de acuerdo contigo. Creo que Juan Carlos dejará la corona cuando pase lo del sufle catalán. SHALOM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. S,i realmente eres mi judía favorita. Besos.

      Eliminar
  3. El problema de los republicanos reside en el he no que tu señalas, lo ven como un paso hacia una dictadura de izquierdas. Eres una mente preclara. Tus textos son realmente buenos y muy alejados de otros articulistas cuyo estilo es lamentable.

    Con los años he aprendido que eres antijunta, que desprecias al PSoe y que no te gusta el Pp. También se te ve peleón, anticomunista, gran lector y tu libro es una pasada de principio a fin. Todas tus secciones son interesantes y se aprende de ellas. Eres un hombre de gran talento y cultura capaz de escribir en varias lenguas aunque tu poesía no me va nada.

    Ahogo mis penas con tus articulos.

    Lydía Alcantara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te mandaré la edición escrita en navidad. Besitos

      Eliminar
  4. Reconozco que escribes muy bien pero desconocemos todo de ti. Dices que eres malagueño y puedes escribir en catalán. Ese hecho me despista porque le pregunté a un amigo catalán y me dijo que escribias en esa lengua como sí fuera materna. También me aseguran que no eres malagueño y ni siquieras vives allí. Hay blogs que aseguran que eres Stalinista y tu familia muy republicana. Se dice que eres judío o que te has convertido al judaísmo recientemente.yo creo que Sergio calle llorens no existe realmente y que hay algo detrás de tus artículos que no se dice como sí alguien moviera los hilos en la oscuridad. Nadie te ha visto de cerca y me pregunto como es posible que nadie haya tenido un contacto físico contigo o haya presentado una foto fiable. Quién eres?

    ResponderEliminar
  5. Ttambién se comenta que no tienes profesión conocida y hay quién apunta a que tus elevados ingresos se deben a que eres agente del Mossad. Sé que muchos pensarán que se me ha ido la cabeza pero es un fuerte rumor que me han confirmado varias personas cercanas a los servicios de inteligencia. Ya comentaré más cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del Mossad y Stalinista; pero vosotros debéis ser entonces de Amancer drogado.

      Eliminar
  6. Ósea catalán, judío y hijo de puta. Vaya asco de tío.

    ResponderEliminar
  7. Veo que el misterio que rodea al rebelde del sur sigue creciendo aunque para mi no hay tal pues me da igual que sea judío o no, simplemente hay que pasar de él sí es que existe realmente porque su ideología es peligrosa.

    ResponderEliminar
  8. Sergio eres un payaso. No tienes ni puta idea de lo grande que fue Francisco Franco, el hombre que nos salvo de las garras del comunismo. ¡Arriba España!

    ResponderEliminar
  9. No voy a entrar en descalificaciones personales. Cada uno que piense de mi lo que le venga en gana.

    ResponderEliminar
  10. Witty and touching, expansive and intricate.... A sheer pleasure to read your articles. MURIEL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks a lot Muriel, you are always very kind to me, I don't deserve it. Love to catch up.

      Eliminar
  11. Estoy de acuerdo en que es una persona misteriosa, quizás no exista y es alguíen o algo "Disturbador", pero habla claro, escribe muy bién y me dá igual, es la conciencia de muchos de nosotros, el azote de la corrupción, solo me molesta cuando insulta y utiliza lenguaje barriobajero jajaja. Saluditos Sergio. Los 2 tenemos veneno....

    ResponderEliminar
  12. Cada vez que oigo a un liberal hablar de la II República me hace gracia esa cantinela de que la República naufragó por que era una República sin republicanos. el régimen republicano vino de la mano de la conjunción republicano/socialista. Y naufragó porque ciertos generales africanistas intentaron dar un golpe de estado que más bien fue una chapuza sangrienta que sin más remedio desembocó en una guerra civil.

    Problemas durante la República hubo muchos, lo mismo que en la República de Weimar que trajo el régimen nazi que provocó la IIGM, sin embargo a nadie se le ocurre echarle la culpa a la "fracasada" República alemana de la IIGM.

    La República española heredó bastantes problemas de la monarquía de ese rey que te gusta tanto, y que, está reinando gracias a una felonía y, gracias a que un dictador lo nombró su sucesor. Don Juan Carlos hizo tanto por la democracia como Adolfo Suárez, y ya ves como acabó uno y lo bien le que ha ido al otro. Es más fácil ser el monarca que no decide, que el presidente que se la juega cada vez que toma una decisión política.

    El siglo XX arrancó con una Europa de sólo tres repúblicas. El XXI con una Europa de apenas 10 monarquías. La próxima en caer podría ser la nuestra. Al menos, ya lejos del ruido de sables, podrían preguntarnos si queremos seguir manteniendo a los borbones, Porque aquí solo hay democracia durante cuatro años.

    Ya para terminar. veo que tenéis muy asumido el tópico de que la izquierda quiere una república totalitaria y excluyente, pero mira que tenéis la vista extraviada. Primero me gustaría saber como hubiera sido la dictadura del proletariado. Porque lo único que hemos conocido han sido la dictaduras de unos genocidas que decían ser marxistas y que mantuvieron al proletariado reprimido.

    Queremos una República democrática, sin corruptelas, participativa y que no excluya al contrario, donde todas las relgiones tengan los mismos privilegios. De la II República podemos aprender de sus aciertos y de sus errores.

    Escribes muy bien. He encontrado este blog buscando información del facha Armando Robles. Buen artículo. Veo que aquí no queda títere con cabeza. Hasta la fecha y según he leído se escapan los de UPyD.

    Me recuerdas a Antonio García-Trevijano, jamás lo he oído hablar bien de un político. Aunque el es Republicano y pone verde al Rey por traidor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La República llegó de la mano de republicanos pero con la inacción de las derechas que hhabían perdido la fe en la monarquía. El problema fue, y es, que el régimen era visto como una forma de alcanzar la dictadura del proletariado.

      Pensaban que iban a ganar la partida con la sublevación militar a la que aplastarían sin problemas. Perdieron por inútiles. La República alemana y la española no tienen nada que ver bajo ningún concepto.

      El Rey fue elegido por Franco y luego refrendado en referéndum. Un asunto menor para algunos pero vital para los amantes de la democracia. En cualquier caso, insisto la monarquía podrá caer en el futuro pero jamás de la mano de la izquierda radicaL.

      En cuanto a Robles, decirte que representa todo aquello que yo detesto. Un tipo racista y lamentable. Ultraderechista tramontano y orgulloso de serlo.

      Finalmente comentar que UPD no me gusta mucho y, muy pronto, espero poder dedicarle alguna cosilla. Gracias por dejar comentario. Es un placer debatir con gente inteligente.

      Saludos

      Eliminar
    2. Sobre que la República era visto como un puente para convertirnos en un satélite de la URSS,, no estoy de acuerdo, por mucho que se quiera agitar el fantasma de Largo Caballero, el mal llamado "lenin" Español. Sería largo y tedioso debatirlo en un blog.

      La gente votó a la Constitución y de tapadillo nos metieron la monarquía. Después de una larga dictadura anti liberal, anti izquierdista, bueno, casi anti todo, la gente votaría cualquier cosa.

      La monarquía podría caer en el futuro pero jamás por la ultraizquierda. Exacto, ni por la ultraderecha -la ultraderecha tampoco quiere monarquía- La monarquía debiera venir después de un referendum y gracias a los votos del pueblo. Pero "non ti preocuppare" ni PP ni PSOE están por la labor, siguen obnubilados por el falso consenso de la Transición.

      Cuando hablas de ultra izquierda no creo que te refieras a IU, aquí en Extremadura van de la mano del PP. En España poca ultraizquierda hay. Tampoco se puede decir que estemos agobiados por la ultra derecha, son cuatro taraos que saben hacer mucho ruido.

      He visto que quieres dejar la redes sociales por amenazas de muerte. No hagas caso a los energúmenos que pululan por la red, A mi tambien me han amenazo, y me han llamado rojo asesino, pero es algo que me importa un pito,

      Finalizaré comentando que la República vino por la inutilidad de Alfonso XIII, unas simples elecciones municipales bastaron para que se diera cuenta que, tal y como dejo escrito en el ABC de la época: "ya no tengo el amor de mi pueblo" . Hasta Sanjurjo no movió un dedo y dejó que Alfonso se marchara con el rabo entre las piernas. No me gustan los juicios de valor, pero el abuelo de don. Juan Carlos debió de montar en pánico, salió huyendo al exilio a la Italia fascista dejando atrás a mujer e hijos.

      En fin, que te vaya bien y pasa de los radicales.

      Eliminar
    3. Como digo siempre, soy liberal, entendido por alguien que piensa que el contrario puede estar en lo cierto y ser yo el equivocado.

      Comentarte que dejé Twitter por amenazas de grupos ultras de derechas y por acoso. Llegaron hasta publicar fotos de mis hijos con la leyenda wanted.

      Sigo escribiendo aún sabiendo que no voy a cambiar nada y, siendo consciente de que mis ideas no valen ni un pimiento. Escribo por necesidad. Escribo contra los corruptos y acepto lecciones porque, como puedes ver, soy un hombre muy limitado. No uso la pluma por ideología e intento vivir alejado del mundanal ruido.

      Gracias por dejar comentarios pese a que discrepemos en algunos puntos.

      Eliminar
    4. Lo habrás denunciado a la Guardia Civil. Serán mal nacidos. No te dejes amedrantar por esos terroristas.

      Un fuerte abrazo, te dejaré tranquilo, la verdad es que yo también soy bloguero y bastante tengo por mis propios demonios.

      Agur

      Eliminar