lunes, 22 de abril de 2013

GARZÓN; EL VENDEDOR DE ASPIRADORAS


 España sufre una plaga de proyectistas; individuos que pasan la vida imaginando proyectos para redimir la nación. Lo último es cambiar la democracia actual por un proceso constituyente. Uno de sus más fervientes defensores es Alberto Garzón. En verdad, me molestan claramente los aplausos de tanto erudito barbilampiño a las propuestas totalitarias de Garzonete. Con el descontento general, muchos están dispuestos a dejarse convencer por este vendedor de aspiradoras a domicilio. Todo con tal de limpiar la casa común que, ¡justo es reconocerlo!, está llena de mierda. Sin embargo, una vez usada la aspiradora dichosa, se darán cuenta de que la dichosa maquina se ha comido lo que antes llamábamos España y, de paso, nuestras libertades.

Entiendo la desesperación del personal por la situación que estamos viviendo, pero abrir la puerta del gallinero para que este raposo se coma a nuestras gallinas, se me antoja peligrosísimo. Cuando mi paisano Garzón habla, yo sólo escucho los chasquidos del látigo de la ideología que ha causado más de cien millones de muertos en todo el mundo. Ahora, obviamente, no van reclamando ser los herederos de Stalin, pero sí los continuadores de la locura bolivariana que, a este paso, van a espantar todas las inversiones de la taifa del sur que, como sabemos, también es una República Bananera. La región que más necesita la inversión extranjera para liberarse de sus excedentes inmobiliarios es, alucinen, la que pone más trabas para su venta gracias a Valderas.  

Garzón pertenece a IU que en Málaga ha tuneado un metro en tranvía en su último tramo, y las tecnocasas para emprendedores en huertos ecológicos, olvidando la inversión millonaria que se hizo. Ahora todo queda en nada. Y eso es precisamente lo que son IU y sus chicos; la nada más perversa y absoluta. Llegados al poder, apostarán por una España federal, mucho más atomizada y, por supuesto, el viejo sueño liberal de tener un país en el que todos los ciudadanos sean iguales por ley, quedará de facto, destruido, y para siempre.

Las mujeres se enamoran de lo que escuchan, los hombres de lo que ven. Por eso las mujeres se maquillan y los hombres mienten. Garzón hace ambas cosas para vender sus aspiradoras y, mucho me temo que las está vendiendo muy bien ¡Háganme caso y cierren las puertas a ese vendedor antes de que sea tarde! Luego no admito reclamaciones.

Sergio Calle Llorens

4 comentarios:

  1. LA JUSTICIA LO ESTÁ INVESTIGANDO
    "IU desvió fondos públicos al Partido Comunista en Andalucía"

    . ¿De esta noticia sabe algo el vendedor de aspiradoras? Está ahora mismo en Libertad Digital.

    Por cierto, a mí me pasa igual que a ti, Sergio:"Cuando mi paisano Garzón habla, yo sólo escucho los chasquidos del látigo de la ideología que ha causado más de cien millones de muertos en todo el mundo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lobo disfrazado de cordero. ¡Cuidado!

      Eliminar
  2. Todo comunista es, por definición, homo homini lupus, Algunos son lupísimos.

    ResponderEliminar