jueves, 1 de noviembre de 2012

LOS SOCIALISTAS VAN A LA CÁRCEL



El PSOE de Málaga está dividido en la actualidad en dos grupos; los tontos del haba y los tontos de capirote. Por separado, todavía hay lerdos que pueden superarles, pero juntos son imbatibles. Esta semana, sin ir más lejos en el calendario, han vuelto a protagonizar una de sus payasadas habituales con la visita a la antigua cárcel de Cruz de Humilladero. Protestaban contra la posibilidad de que se convierta en futura sede de la Universidad Católica de Murcia. Encabezados por la hija del farero con menos luces que un barco pirata, llegaron, hicieron el ridículo y se marcharon.

María Gámez con su gesticulación plebeya afirmaba que si la universidad entra por la puerta, ya no saldrá en décadas y el distrito perderá la oportunidad de que las instalaciones reviertan el uso social y ciudadano. Algo que contemplaba el programa electoral del PP cuyas siglas, al menos en Málaga, vienen a decir Parálisis Permanente. La chica de las gafitas demostró, en cualquier caso, que su vida debe de haber estado empapada en vino, o en idiocia, según la época. La mujer que tiene a todos sus familiares enchufados en la Junta debería recordar todos los proyectos que ella, y los suyos, prometieron a los malagueños en las últimas décadas. Sin ir más lejos, yo recuerdo aquel de hacer del Convento de la Trinidad el Parque de los Cuentos. Y en eso quedó, en un cuento con moraleja; The Junta comes here to rule and to take but never to give.

Imagino que los socialistas vieron las palabras privada y católica en la misma frase y no pudieron reprimirse. Pensaron que era una buena oportunidad de aparecer como defensores de lo público. Por ello, quieren que la antigua prisión se convierta en un centro de la memoria histórica, la suya, que la de los demás no vale.

Desmontar los argumentos pueriles de Gámez y los suyos es tan sencillo como montar en bicicleta. Entre otras cosas porque aunque nadie del barrio se pueda pagar una matrícula de 6000 euros, los estudiantes que estuvieran en ese centro sí, y eso generaría dinero en el distrito, pero claro aquí los únicos que tienen el derecho de llenarse los bolsillos son los socialistas a base de sangrar a los honrados contribuyentes. También podríamos recordarles que hay familias en el barrio que han ido a la ruina por las políticas de los socialistas. Es más, no muy lejos de allí, los comerciantes de los antiguos callejones del Perchel van a la quiebra por las dichosas  e inconclusas obras del metro. Y si no hay dinero para terminarlo, tampoco lo habrá para el parque de los cuentos, o para la antigua cárcel a pesar de que la Junta recauda en Málaga el 25% de los impuestos de toda la comunidad andaluza. Dinero que sirve para mantener a los ERE, los coches oficiales, Canal Sur, y a inútiles como Heredia, Conejo o la mismísima María Gámez.

 Los socialistas quieren abrir un debate ciudadano- bonita forma de marear la perdiz- yo voy a darles mi propuesta a fin de enriquecer dicha discusión. Como la idea de la Universidad Católica en el antiguo centro penitenciario no les gusta a los socialistas y, ya que en los últimos tiempos sus afiliados están muy familiarizados con las visitas al trullo, podríamos volver a convertir la prisión, hoy en desuso, en lo que antaño fue. Deberíamos encargarle a una cuadrilla de parados un lavado de cara al recinto. Luego meteríamos en las celdas pares a los chorizos del caso Gürtel, y en las pares a los de los casos de los ERE. María Gámez y los suyos se quedarían a vivir en el recinto por solidaridad con los suyos. Por supuesto, la nueva chirona se llamaría Manuel Chaves, en honor al bandolero más famoso del siglo XXI. Será por propuestas. 

Sergio Calle Llorens

2 comentarios:

  1. Deben de ir a la cárcel, pero a la de Alhaurín, como alojados. Méritos sobrados han hecho. Efectivamente, han oído las palabras privada y católico y les ha salido un sarpullido. Auténtica indigencia mental, pura caquexia neuronal. Insuperables en su idiocia, en su sectarismo, en su fanatismo. Los talibanes afganos son demócratas de pura cepa al lado de esta turba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya te digo yo que no lo veremos jamás.

      Un saludo

      Eliminar