jueves, 26 de febrero de 2015

MITOS


Gran parte de nuestros compatriotas vive en un universo paralelo que constituye un peligroso rebaño de borregos. Manada que se traga cualquier patraña que le presente el cabrero de turno y eso incluye, por supuesto, seguirle hasta el mayor de los precipicios. Y es que España es la única nación del mundo que desprecia su historia. Algo que no tiene parangón en el mundo. La gente, sencillamente, no quiere saber. Estamos ante una renuncia colectiva voluntaria que abraza mitos pero olvida lo que realmente fuimos como nación.  Para ilustrarles sobre el asunto, voy a tratar dos fechas que se encuentran mitificadas por una inmensa mayoría; el 23F y el 28F.
Cuando se cumplen 34 años del intento de golpe de Estado protagonizado en el Congreso por un Teniente Coronel algo chusquero, Tejero y, en Valencia por el Teniente General Milans del Bosch, todos parecen seguir buscando al elefante blanco cuando, en realidad, todo olía a la pata negra del CESID. Hoy sabemos, aunque mejor debería decir algunos sabemos, que varios agentes de la Agrupación Operativa de Misiones Especiales (AOME) condujeron el autobús de los golpistas hasta el congreso, algo que denunció el Sargento Rando Parra, uno de los miembros de esa unidad. Algo que le comunicó al Comandante Camacho quien a su vez le pasó la información al responsable del servicio secreto en aquel momento. Éste hizo todo lo posible por frenar la investigación que implicaba al CESID y, lo hizo porque era muy amigo del jefe de la AOME, el Comandante Cortina. Rando llegó a sufrir intentos de asesinato. Sin embargo, Cortina quedó libre en el juicio pero su segundo en el mando, Gómez Iglesias, fue condenado. Al llegar Emilio Alonso Manglano a la dirección de los servicios de inteligencia, hizo una limpia para transformar a "La Casa" en un auténtico servidor de un Estado democrático. Recordemos como el CESID era el heredero del SECED franquista. Cuando Aznar llegó al poder, nombró a Javier Calderón jefe del servicio y lo primero que hizo fue echar a Camacho y Rando como venganza por sus denuncias sobre el 23F. La realidad es evidente a pesar de la propaganda oficial; el CESID hizo todo lo que pudo para que el golpe triunfara y que la gran mayoría no lo sepa, no quiere decir que no sea cierto.

Otro golpe mucho más sutil ocurrió en ese esperpento meridional llamado Andalucía. Acababa de llegar al poder la secta del capullo abrazando la causa de la autonomía para la región que, por cierto, nunca había tenido unión política.  He de recordar como la Carta Magna configuró dos distintos procedimientos para acceder a la autonomía:
*El previsto en el artículo 143, más lento en su tramitación, no preconfiguraba las instituciones autonómicas y limitaba las competencias que se podrían asumirse. Las del artículo 148.1.

*El establecido en el artículo 151, procedimiento más rápido que garantizaba un poder político propio y un horizonte competencial mayor, con el límite de las reservadas exclusivamente al Estado por el artículo 149.1. Esta vía exigía que la iniciativa fuera ratificada mediante referéndum convocado mediante ley orgánica, por el voto afirmativo de la mayoría absoluta de los electores de cada provincia implicada.
En Andalucía se impuso la opción del artículo 151, siendo la única que accedió a la autonomía por esta vía con la intención de equipararse al País Vasco, Galicia y Cataluña. Sin embargo, el referéndum fue ratificado por mayoría absoluta en todas las provincias sureñas menos la almeriense donde los votos favorables supusieron un 42,07% de todos los electores, muy lejos del 50% requerido. Aquello terminó en un cambalache entre la UCD y el PSOE con una ley ad hoc para resolver el entuerto. En conclusión, el referéndum autonómico andaluz no fue ratificado conforme a las exigencias del artículo 151 de la constitución española. Por tanto, los andaluces, o sea lo que sea que somos los habitantes del sur de la península ibérica, hemos estado regidos por un Estatuto ciertamente inconstitucional ya que en la estricta aplicación del principio de jerarquía normativa (Artículo 9.3 de la Constitución española) la norma autonómica sufre de un vicio de nulidad, e, igualmente nulas e ineficaces son todas las consecuencias derivadas de dicho referéndum.

El problema es que al pueblo español se traga cualquier cosa con tal de que coincidir con su cristalización ideológica. Y así, como ustedes comprenderán, no nos salva ni San José bendito.

Sergio Calle Llorens

 

miércoles, 25 de febrero de 2015

BARCELONA Y MÁLAGA


Desde hace algún tiempo hago campaña en Málaga por Ciudadanos y, debo confesar que me he topado con gran resistencia a aceptar mi entusiasmo por la formación que lidera Albert Rivera.  Los que me dicen naranjas de la China son gentes de gran nivel intelectual, nada que ver con los papanatas locales que apenas saber farfullar tres frases. Así que comencé una ronda de entrevistas para ver qué se escondía, y se esconde, tras esta negativa a votar por mi candidato entre la gente culta.
La entrevista que más me llamó la atención tuvo lugar muy cerca de la sinagoga de Málaga adonde, por cierto, mi interlocutor acude con regularidad. Hablamos ligeramente de estudios talmúdicos antes de  ir directamente al grano. Su respuesta, como la de tantos otros malagueños, viene a ser la siguiente; "Mira, la rival de Málaga no es Sevilla, sino Barcelona. Bien es cierto que desde la Junta de Andalucía han tratado de torpedear todos los proyectos de la provincia pero, al final nos hemos salido con la nuestra y ocupamos el primer puesto de casi todo. Ahora es momento de mirar a la Ciudad Condal para alcanzarla. Rivera es natural de esa ciudad y no nos lo pondría nada fácil.  El nacionalismo catalán nos está haciendo un gran favor porque aunque no van a conseguir ninguna independencia y las inversiones buscan acomodo en ciudades mediterráneas como Málaga".

Como tengo gran confianza en mi interlocutor y ya he escuchado eso antes, acudo al gentilicio malagueño de la madre de Rivera pero ni por esas. Me suelta un discurso histórico;" En Málaga, a diferencia de otras ciudades andaluzas, no tiene Círculo Ganadero o Agrarios sino Mercantiles. Nuestra burguesía es de origen extranjero y aquí prima el comercio por encima de todo. Barcelona nos torpedeó los altos hornos y nuestra industria textil. Recuerda la beligerancia contra Intelhorce de los textiles catalanes. Sencillamente no nos fiamos de Rivera".

Le comento que pienso que Rivera encarna ese sueño liberal de que todos los españoles seamos iguales ante la ley por encima de luchas provinciales. Le doy motivos económicos e históricos para que no dejemos pasar la oportunidad de votar por un tipo que tiene el Estado en la cabeza. Entonces, me sonríe y me cuenta que en muy poco tiempo abrirán sus puertas el Pompidou de Málaga y el Centro Ruso. Además también estará listo El Complejo Jerusalén en el centro histórico de la Capital de la Costa del Sol; un trozo de Tierra Santa en Málaga donde se recrea la ciudad con su arqueología bíblica y su gran bóveda que narra los avatares de ese maravilloso enclave. Un nuevo referente cultural para un destino urbano que no deja de sorprender a propios y extraños. - ¿Y eso qué tiene que ver con votar a Rivera o no?- le espetó en pleno corazón del Soho. Su respuesta es letal: " Málaga es la única provincia de España con tres núcleos de población judía; Málaga, Torremolinos, Marbella y  nuestro momento ha llegado. Volvemos a casa chaval y lo hacemos para convertir esta tierra en lo mejor de esta orilla. Votar por alguien que tiene tratos con Javier Nart es inaceptable. Votaremos por Ciudadanos cuando tú te presentes en sus filas".

Por primera vez entiendo muchas cosas; los movimientos, las inversiones, a los que mandan, a los que hacer como si son mandados. Sonrío porque ahora sé que esta gente tenía un plan y lo está ejecutando con brillantez.  Barcelona persigue quimeras y Málaga se ha subido al barco de la realidad llamado éxito. Un mundo en el que no hay nada más bonito que hacer las cosas que te dijeron que nunca podrías hacer.  En cualquier caso, yo votaré por Rivera, ellos, de momento, no.

Sergio Calle Llorens

domingo, 22 de febrero de 2015

GRACIAS VÍCTOR ROS


He disfrutado con la serie Víctor Ros tanto como un socialista andaluz robando de los presupuestos generales. Personaje nacido de la pluma del escritor murciano Jerónimo Tristante cuyas novelas me he bebido y, entre las que destaco el Misterio de la Casa Aranda. Así que de ninguna de las maneras, he podido dejar de ver las andanzas del genial policía en la fantástica serie que nos ha regalado RTVE. Da gusto ver los planos generales recreados del Madrid de finales del XIX muy lejos, insisto, de esas series que abusan de los planos generales para ambientar una ciudad española. Otro punto fuerte es la capacidad narrativa de sorprender al espectador. Cada capítulo encierra un caso que va paralelo a otros misterios perfectamente presentados en unos guiones extraordinarios. Noventa minutos de pura genialidad. Lo único que he echado en falta es una potente banda sonora que complemente e identifique a la serie. Por lo demás, he quedado muy holgado con el ctor Ros televisivo.

 Carles Francino lo borda en su personificación de nuestro héroe. El catalán parece haber nacido para interpretar al policía que trata de aplicar técnicas científicas desconocidas en la España de la época. También me han parecido extraordinarias las interpretaciones de Megan Montaner en su papel de prostituta. Nunca antes una actriz había hecho cumplir aquello de que una puta puede ser una gran señora Y es que la aragonesa dará que hablar con sus dotes interpretativas, su belleza española y su talento. También es muy recomendable la actuación de Esmeralda Moya en el papel de la enamorada del policía. Otra actriz con todas las letras cuya fuerza interpretativa inunda la pantalla. Nada que ver con esos actores de pacotilla, estilo Mario Casas,  incapaces de vocalizar y hacerse entendibles. Para la posteridad  quedan también las actuaciones de Tito Valverde como padrino y protector de Ros.

El primer licántropo clínico y asesino en serie, casas encantadas, duelos prohibidos, el movimiento anarquista,  la guerra de Cuba, la hipnosis, el espiritismo las primeras viudas negras y, todo envuelto en una atmósfera de misterio en la que la recién creado Brigada de Policía de Madrid deberá aplicar nuevas técnicas forenses para resolver los casos más difíciles.

En definitiva, Víctor Ros representa los deseos de muchos de arrojar luz en un mundo oscuro y maldito. Lo bueno es que lo logra aunque sea, ayer y hoy, una pequeña gota en el inmenso océano de estupidez general que siempre termina por envolverlo todo. Esa niebla que tan bien acompaña  los asesinatos de las prostitutas en la serie sigue, muy a nuestro pesar, ocultando la verdadera cara del mal. En cualquier caso, solo me queda elevar un agradecimiento a los responsables del producto por el regalo y desear que, tal vez, la ficción española haya por fin encontrado el camino del éxito.

Sergio Calle Llorens

SÍMBOLOS ANDALUCES


Decían los clásicos que sin estética no hay ética y, en lo que a mí respecta, pertenecer a una taifa que tiene en su bandera el color  de los almohades es amoral y, como hemos experimentado en carne propia, nos ha conducido al desastre. Esas tribus de las montañas del alto atlas que se denominaban Al- Muwaidum- los unitarios- cuya ola de fundamentalismo islámico nació sobre las cenizas de los almorávides.  También es delirante haber creado una región basada en las enseñanzas de un notario que, entre otras papanatadas, se inventó una historia  para acomodarla a sus taras mentales.
Los símbolos son mucho más importantes de lo que la turba piensa. Bien lo saben en Israel cuya estrella de David protege a sus ciudadanos de la barbarie. La bandera de la nación que es un dique para salvaguardar a la civilización de los bárbaros. Un blasón dice muchas cosas. Un emblema puede suponer la fina línea que separa el triunfo del fracaso. Solo aquellos que desconocen su importancia cometen el pecado mortal de quemar banderas ajenas. La andaluza no debe abrasarse y debe presidir todos los organismos oficiales como advertencia de la estupidez.

Soy de los que piensa que Dios nos ha castigado por echarnos en brazos de los representantes del mal. Deberíamos, si queremos revertir la situación, y hacer de la región más pobre de España un lugar decente, abrazar los mejores conceptos del pensamiento judaico. Solo así podremos alcanzar la excelencia alejada de las paparruchas arabistas. Pensemos que somos el resultado de la romanización y la cristianización. Provenimos del norte como dicen "los repartimientos" y, hasta la genética. Haberlo olvidado es un crimen imperdonable. Si queremos volver por la senda de la racionalidad hemos de cambiar la bandera andaluz para organizar, un cuarto de hora después, la Fundación Blas Infante como espacio circense.

Sergio Calle Llorens

viernes, 20 de febrero de 2015

LA DIFERENCIA


Cuando ella decide ir a correr en vez de correrse con su compañero es momento de cambiar de hembra. Cuando un hombre prefiere llevar a su mujer de vacaciones a un camping, ha llegado la hora de que ésta busque a alguien más joven. Seamos serios. Busquemos la excelencia y para ello, como mandan los cánones de la civilización, hagamos memoria; ¿cuándo fue la última vez que se gastó 300 euros bebiendo champán? ¿En qué momento decidió usted dormir en hoteles de menos de cinco estrellas? ¿Cuántas veces se ha arruinado en la vida para salir, tres cuartos de hora más tarde, a flote?
La vida, queridos amigos, es un suspiro y de nuestras acciones depende que dejemos un mundo mejor cuando nos hayamos marchado. Gastar dinero, inmensas cantidades de dinero. Destrozar en el tálamo a la amante hasta que su sudor la haga parecer un cochinillo en el horno. Dar lo mejor de nosotros mismos. Tener respeto por el creador. Rezar en silencio. Amar con la pasión de un soldado que vuelve del frente tras dos años sin probar bocado.  Trabajar con pasión. Reflexionar tras haber escuchado a los más sabios. Una buena chimenea, un excelente y carísimo vino. Una comida añeja y efectivísima. Unas piernas de mujer. Un silencio. Un viejo libro. Una canción que nos araña el alma. Dejar que la noche se desangre por las heridas de unos cuantos violines.  En otras palabras; alejarnos del populacho.

Seamos serios. Diferenciémonos de esa gente que al final termina votando por opciones tan cochambrosas como Podemos. Ese aceite de ricino venezolano tan asqueroso. De todo se quejan pero nada dan. Su credo se basa, y a partes iguales, en el odio y en la vagancia.  Disfrutemos de la vida basada en el amor y el buen gusto. Llenemos nuestra existencia de momentos evocadores. Tomen ejemplo, de lo contrario, un guionista tarado de Canal Sur terminará escribiendo el guión de sus vidas.

Sergio Calle Llorens

miércoles, 18 de febrero de 2015

LA NOTICIA


Recibo la noticia de la imputación de Chaves y Griñán en un vagón abarrotado de la línea 1 de Metro Málaga. Esbozo una sonrisa de felicidad mientras una joven de muy buen ver se atusa el cabello mirándose en el cristal. A mi lado, dos mujeres hablan de la lluvia que no ha parado de caer en todo el día. En el otro extremo, un hombre de poblado bigote lee el Diario Sur con avidez. Mi destino es un bar junto a la Ciudad de la Justicia y pienso si ésta prevalecerá al final del proceso. Lo único claro, tras la imputación de los dos aforados socialistas, es que Andalucía es una gran mentira como he ido contando a lo largo de los años. Una taifa nacida al albor de los más corruptos que llevan aplicando el latrocinio institucionalizado durante décadas. Da igual, el andaluz medio es tonto entero y no hará nada para que no le sigan robando la cartera. De todas formas,  esos turiferarios, que sí saben de qué va el asunto, me recuerdan a aquel tipo que pillado in fraganti con la esposa de su mejor amigo le espeta para que no se enfade; "Aquí follandillo".
 
Como dice Joaquín Leguina el código ético del PSOE cambia cada día. Hoy las palabras de Pedrito Sánchez que afirmaban que los dos individuos tendrían que dejar sus escaños si fueran imputados, caen en saco roto y allí seguirán escondidos con cara de pocos amigos. Da igual, que sigan, porque es la constatación de que la secta del capullo va camino de su desaparición. Verán ustedes como llegado el momento todos los andaluces del régimen saldrán a hacer escarnio de la partida más peligrosa de Sierra Morena.

Les juro que a mí me gustaría ser completamente tonto, a la andaluza. Mirar pero no ver. Observar pero no darme cuenta de que vivimos en una autonomía que no soluciona ningún problema porque es el principal problema. Sí, levantarme por la mañana y escuchar el piar de los gorriones fornicantes y sentir de veras que no hay nada más maravilloso que ser gobernado por esta mafia. Emocionarme con el Rocío, contar chistes y fardar de mi ignorancia pero, por supuesto, no lo consigo. Es lo que tener cerebro y ser viajado. Andalucía, sencillamente, es una auténtica mierda. Y eso lo terminaran entendiendo hasta los lerdos espectadores de Canal Sur.

Sergio Calle Llorens

martes, 17 de febrero de 2015

50 SOMBRAS DE GREY


Estoy convencido de que si yo hubiera escrito 50 Sombras de Grey, tendría que haberme escondido en algún recóndito lugar para no ser asesinado por una pléyade de feministas furiosas.  En fin que esa relación entre Anastasia Steele y Christian Grey que, para colmo es millonario, se basa en los deseos del hombre de no tener ningún vínculo con su amante más allá del sexo y el sadomasoquismo.  El mismo se presenta de la siguiente manera en la novela: " I am a very wealthy man, Miss Steele, and I have expensive and absorbing hobbies". Y ya les digo que los tiene, luego vienen esas escenas de sexo explícito porque, seamos claros, hoy las metáforas no venden nada al sufrir de anemia sus creadores.
Me he leído el primer libro para poder hablar del fenómeno literario de los últimos años. La verdad es que la novela es una auténtica basura hecha, muy especialmente, para aquellas mujeres atrapadas en aburridas relaciones. Féminas muy mal folladas que siguen sin hacer realidad sus fantasías.  Sueños húmedos con hombres a los que desean; malos arrogantes capaces de llevar la voz cantante para hacerlas sufrir de verdad. Gatitos que se convierten en tigres y felinos que se transforman en machos elegantes con toques sofisticados.

Desde un punto de vista masculino, el libro puede ser de gran ayuda para conocer lo que uno mujer desea de verdad. Sin embargo, desde una perspectiva literaria solo se puede concluir que la literatura del momento, al menos la de los grandes éxitos, es de tercera división.

Grey proyecta unas sombras inquietantes en el asfalto por el que caminan las mujeres. Contornos oscuros de sueños incumplidos. Penumbras penosas de muslos poco mordidos. Umbrías rutinarias a manos de torpes amantes. Entoldamiento de vidas sin pasión.  Nubes de bocas que desconocen que la lengua se usa para algo más que para hablar. Y todo bajo el eclipse de uno de los libros más patéticos que jamás se hayan escrito en la historia de la literatura mundial. Esa obra que ensalza a un tipo de hombre al que todas decían detestar hace un cuarto de hora, apenas sirve para interrogarnos sobre las millones de mujeres que se han masturbado leyendo sus páginas. Y es que la que no se consuela es porque no quiere.

Sergio Calle Llorens

lunes, 16 de febrero de 2015

EL HÍBRIDO


El líder del PP andaluz acaba de declarar que es un híbrido entre malagueño y sevillano. Como ustedes  comprenderán, sigo patidifuso ante el nuevo alarde de papanatismo del candidato. En verdad, no me debería sorprenderme que un experto en protocolo meta la pata en temas de ciencia. En cualquier caso, Moreno Bonilla debería saber que no es lo mismo tu hermana en el jardín del Edén que a tu hermana le den en el jardín. Dicho de otro modo, el patrón de los populares desconoce que un híbrido es un animal o vegetal obtenido del cruce de dos especies diferentes. Hasta donde yo sé, a dos horas de mi atalaya mediterránea no existe otro género humano diferente. De todas formas, desconozco si por las venas de mi paisano, gracias a su parte paterna,  corre sangre alienígena. Eso, por supuesto, explicaría el calificativo de híbrido, incluso su decisión de aprender las normas básicas protocolarias que usamos los terrícolas. El problema es que tras sus sorprendentes declaraciones, muchas imágenes han venido a mi mente. La más inquietante es la de su novia, hoy esposa, presentando a su enamorado a la familia; " Papis, me he echado un híbrido como novio".
En cualquier caso, Moreno Bonilla parece ser una mezcla entre majaron malagueño, carajote sevillano y malafollá granadino. Una combinación de lo peor de cada casa. La cosa del natalicio, como digo siempre, no tiene demasiada importancia. Lo relevante es si el Señor Bonilla, que cuando pasea por La Malagueta se escucha "Blandito sea el señor", sería un buen presidente para la taifa del sur. Lo interesante sería conocer su plan educativo o las medidas para salvar la sanidad andaluza.  No vale eso de voy a bajar el paro. Quiero saber cómo y cuándo. Hasta ahora no ha dicho nada que me haga entusiasmarme. Bueno lo del híbrido y que lleva a sus hijos a un colegio de Sevilla.  Algo que entra dentro de lo normal porque lo extraordinario sería que viviendo donde vive, tuviera a las criaturas matriculadas en un centro de Brooklyn.

Tal vez el líder del centro-derecha andaluz esté esperando los próximos meses para explicar su programa de una forma coherente y eficaz.  Hasta entonces debería alejarse de los discursos identitarios. Especialmente él que nació en Barcelona, porque para hacer el más espantoso de los ridículos  ya tenemos al alcalde de Sevilla cuyos límites mentales jamás traspasarán el distrito Macarena.

Adentrarse en las ideas gallináceas de los líderes del PP andaluz no es tarea fácil. Al hacerlo hay muchos que llegan a la conclusión de que son personas que viven en un universo paralelo. Otros, en cambio, apuntan a un supuesto origen exterior de los populares. Yo, por mi parte, no sé si vienen de otros mundos pero con seguridad, con esas chaquetitas azules, parecen de otro tiempo. De todas formas, no voy a negar que votar por un híbrido puede tener ciertas dosis  futuristas. Usted decide.

Sergio Calle Llorens

viernes, 13 de febrero de 2015

¿EL EQUIPO DE DIOS?


Muchos piensan que cuando la afición del Real Madrid pidió un rival digno para el Derby, la mala suerte pegó a la puerta del club blanco. Yo no lo creo. Sencillamente la maldición viene por dos motivos fundamentales; el primero es se enfrentan a  un equipo canchero dirigido por alguien que les odia profundamente. Un  argentino, que conoce las interioridades de nuestro fútbol y el poder de los merengues en los despachos. Por eso concibe cada acción en un campo de batalla. Del partido a partido ha pasado al minuto a minuto. Sus jugadores lo saben y se entregan a preparar emboscadas a los blanditos jugadores blancos. El segundo motivo, pero no menos importante, fue el día en el que Sergio Ramos- recién licenciado de la ESO- declaró que el Real Madrid es el equipo de Dios. Y claro, usar el nombre del altísimo en vano tiene sus consecuencias.

La goleada del Atlético al Real fue una fiesta en toda regla. Un paseo militar, y ya van seis, que enlazan con las siete humillaciones que sufrieron los madridistas a manos del Barça de Josep Guardiola. Sencillamente Ancelotti es uno de los peores técnicos que ha pasado por la liga española y, si no fuera por el talento de los de arriba, y las ayudas de las altas esferas, llevaría al equipo a segunda división. Esta temporada ya han perdido la Supercopa y la Copa del Rey a manos de sus vecinos. Si Tebas no lo evita en España y Platini- como hizo el año pasado regalándoles la de Europa, las horas del italiano estarían contadas. Tal vez lo estén.
 
Los blancos,  gracias al ex milanista y su equipo  técnico, se encuentran sin gasolina. Por no rotar, no fue capaz de hacerlo ni jugando el Mundial de clubes. Competición conocida como Solteros contra Casados. Hasta ahora, la prensa mesetaria que llama Carletto al inútil de Ancelotti, como si lo conocieran de toda la vida, comienza a ponerse nerviosa. Igual que Cristiano que tras espetarle a un periodista que no era inteligente, demostró su infinita estupidez marchándose a su fiesta de cumpleaños en compañía de algunos de sus descerebrados compañeros.

No amigos, el Real Madrid no es, ni lo será nunca, el equipo de Dios porque al altísimo, créanme, no le agradan los tramposos. De no tener las cartas marcadas, terminarían con 18 puntos menos cada liga.  La goleada del Atlético de Madrid a los blancos debe marcar el camino de aquellos clubes que están hartos de la prepotencia del club de Concha Espina. Que siga Cristiano Penaldo tocándose el escudo que nosotros, fieles a nuestra tradición anti fraude, continuaremos tocándoles los cojones.

Sergio Calle Llorens

 

 

jueves, 12 de febrero de 2015

FINS ARA


Avui m’envaeix una profunda sensaçio de tristesa. Avui em sento el més desconegut dels homes. Avui podría dir que no tinc gens més que explicar en aquesta jornada de pluja.  En realitat, no recordo l’última vegada que em vaig queixar; ni en la meva vida professional. I com no em queixo mai, al meu costat acudeixen persones de tota condició a explicar-me les seves penes, el seus problemes. Els juro que estic atabalat de tanta queixa aliena. Hauria de començar el día fent un experiment, arribaria de molt demá amb mala cara per guanyar-me l’atenció del personal. Sí, a veure qué passava. No obstant aixó, el meu concepte de vida m’impideix queixar-me. Soc, d’alguna manera, el soldat que el capitá del qual espera que lideri l’assalt al castell sense elevar protesta alguna. Soc, perdonin la falta de modestia, como aquell jugador de básquet que es vaig tirar un triple en l’ultim minut sabent que la pilota entre en el cércol. I tot, perque els atres tenen por.

El dolent és que al final de la jornada, arribo a casa y penjo l’espasa. Em dutxo i em prenc un bon vi espanyol. Es l’hora de la reflexió i sento que a ningú importen aquests punyals que es claven en el meu cor. A poc a poc, em sobrevé el desanimo perqué sé que únicament em trobaran a faltar quan aquesta espasa estigui sola en una racó oblidat. Tal vegada llavors es donin en compte de tot el que he fet o, tal vegada  estimim que l’espasa i el seu amo estan millor en el bagul del records o en el cementiri .
Avui podria tancar els ulls i les oïdes al món sense que ningú s’adonés d’aixó. Tremenda solitud que corre como la san per les meves venes. No crec que import massa. No penso que ningú pugui arribar a llegir la meva ánima ferida. Sona un blues trist i antic que, per descomptat, no parla de mi perqué, senzillament, els homes invisibles no tenin els qui en escriguin. Trenca una ona en el penya-segat i va caiente la nit més fosca. Sento la meva respiració profunda y tot s’acaba. No puc més, fins a aquí hem arribat.

Sergio Calle Llorens

miércoles, 11 de febrero de 2015

¿ANDALUCÍA DE QUÉ?


De haber nacido Abraham Lincoln en Andalucía no habría tenido bemoles de exclamar aquella frase rimbómbate de; " Se puede engañar a algunos algún tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo". Y es que pase lo que pase, y robe lo que robe la secta del capullo, el andaluz está siempre dispuesto a votar por esa mafia. No es de extrañar en una tierra donde nadie llama a las cosas por su nombre. Así los enterradores son conocidos como técnicos funerarios y a los barrenderos responden al título de expertos sanitarios. Todo es el resultado de esa enfermedad mental colectiva llamada autonomía andaluza donde Murphy, el de la ley, siempre es el Rey.
Podrán seguir envenenando al personal con mentiras, medias verdades, insidias y calumnias pero Andalucía como ente político es un completo desastre que ha llevado a una parálisis general progresiva. La realidad es tozuda y hoy, aún a riesgo de que me cuelguen, voy a contarles algunas cosas que desconocen muchos sureños. Aspectos en los que se basa el apoyo a la República Bananera de Andalucía:

A miles de papanatas seguidores socialistas se les llena la boca con aquello de la educación pública. Turiferarios que con fidelidad perruna al PSOE repiten hasta la saciedad aquello de la calidad educativa. Hay que invertir más, dicen. Hay que evitar que desmantelen este gran logro de los andaluces. Hemos de ser como Finlandia a pesar de que todos los informes PISA sitúan  a la educación andaluza en el furgón de cola. Bien pues es hora de acabar con algunos mitos. Finlandia, que aunque se empeñen algunos no es un país nórdico, se invierte menos en este sector de lo que se piensa. Sin embargo, lo importante es que al tratarse de un tema de Estado, y no de una región de tercera como  Andalucía, se mira con lupa cada euro invertido. Y se invierte en una educación que comienza a los siete años. Nunca antes porque los educadores estiman que los niños no han llegado a la madurez para aprender. Además, las rapaces finlandesas tienen un recreo de 20 minutos por cada hora de clase. Dicho de otra manera, todo está pensado para entusiasmar al estudiante y no para aburrirlo. Además, la profesión de maestro está considerada como una de las máximas aspiraciones de ese país. Obviamente los contenidos educativos son magistrales. Nada de centrarse en patanes de proyección localista. Vaya que lo de estudiar el barrio de Triana no va con ellos. Si tienen alguna duda de lo que aquí les dejo escrito, pueden visitar el mejor colegio de Andalucía; el de Finlandia situado en la Costa del Sol. Del mundo universitario no hay mucho que decir porque no hay un centro que valga la pena porque todo es nepotismo, corrupción y una fuerte politización en las aulas.
 
El trabajo es un asunto mayor porque la taifa nació para terminar con este problema endémico y, de momento, las tasas de paro son una vergüenza por más que los editoriales de la prensa amiga lo nieguen.  Es sorprendente que los fanáticos del fraude hayan impuesto su estrecha visión del mundo a toda una sociedad que, una vez más, usa un eufemismo para evitar llamar empresarios a los empresarios. No es otro que el del emprendedor. Andalucía vive, políticamente hablando, a través del reparto de miseria  que justifica su existencia.  No se trata de acabar con el paro, sino con la esperanza de poder solucionarlo . Y en éstas, la Junta de Andalucía toma una actitud paternalista afirmando que todos los andaluces tendrán sus paguitas. Si no hay pobres, se terminó el negocio. Huelga decir que la gran mayoría no entiende que está siendo objeto de un fraude monumental. A todos los que tanto se quejan, habría que preguntarles; ¿Contra quién han empatado? ¿Qué beneficios han aportado a las arcas del Estado? ¿Cuántas veces les ha salido positiva la declaración de la renta? ¿Qué han hecho para mejorar la situación de Andalucía?

Otro tema recurrente es el de la deuda histórica. En este punto no hay discordancia alguna entre los creyentes del régimen. El Estado le debe a Andalucía millones por vaya usted a saber por qué. Y es que el andaluz siempre echa balones fuera. La culpa es de los demás y si no hay excusa plausible, se inventa. Esto en psicología se llama el síndrome de Peter Pan, ese joven que se negaba a crecer. Y así, por supuesto, es imposible que la cosa tenga solución. Seamos claros, España no le debe nada al sur y Europa tampoco. Es más, durante años nos han regalado billones de euros para salir de nuestra miseria y, ya lo saben, Andalucía sigue siendo región uno para la Unión, que no es otra cosa que territorio muy pobre. En realidad, la mal llamada deuda histórica siempre se convierte en histérica cuando el estandarte del enemigo ideológico señorea en Moncloa. Pues bien en uno de esos momentos gloriosos en el que se pusieron de acuerdo ambas partes, el Estado le regaló a Andalucía una nueva lluvia de millones. Increíblemente, Málaga no recibió un sólo euro ya que se donó a la provincia el edificio de Correos de la capital que, por cierto, sufre aluminosis. En definitiva, una nueva tomadura de pelo que se unen a una larga lista de agravios.

He dejado para el final el tema de la sanidad, ese esperpento  que sufren los grandes profesionales del sector, desde los doctores hasta las enfermeras, pasando por los usuarios; urgencias colapsadas, listas kilométricas de espera, recortes y mediocridad absoluta por parte de los gestores políticos. Y en estas, Málaga tiene el triste récord de ser la provincia con menos ratio de camas por habitante de toda España, 15,9 por cada 10.000 habitantes y, por cierto, ya vamos por 2.300.000 almas a las que se une una población flotante que no deja de crecer sin contar, claro está, con los turistas. Precisamente es en verano cuando tenemos más gente y cuando la Junta de Andalucía, inútil como pocas, decide cerrar plantas enteras en los hospitales.

Desgraciadamente se puede engañar a todo el pueblo andaluz todo el tiempo y Lincoln, de haber nacido en Andalucía, habría emigrado o, en el mejor de los casos, sería un barrendero, perdón, quería decir experto sanitario.

*Comparto mi columna en El Demócrata Liberal.

 
Sergio Calle Llorens

 

MISTERIOS DE HOLLYWOOD


Puede que algún cinéfilo irredento recuerde su nombre. Se llamaba James Whale y era británico. Nos regaló a los amantes del género de terror de dos cintas maravillosas; Frankestein donde aparece el incomparable Boris Karloff y la Novia de Frankestein. De humilde condición, el director se hizo pasar por caballero inglés sin que nadie descubriera el pastel hasta después de su muerte. De abierta condición homosexual, el inglés fue el primero en mover la cámara durante la grabación de una película. Antes de mudarse a Estados Unidos, Whale firmó títulos memorables como El Caserón de las Sombras que guardo como oro en paño en mi videoteca. Sin embargo, el director dejó para el último acto de su vida la mejor escena de horror de su carrera; su muerte.

Los  días de vino y rosas en compañía de su pareja sentimental David Lewis estaban contados. Al parecer, el Cónsul alemán en Hollywood se quejó abiertamente de la película que estaba rodando en ese momento el británico. Cinta en la que Alemania no salía muy bien parada que digamos. El trabajo en cuestión era All Quiet on the Western Front donde el regidor usó su experiencia como combatiente en la Primera Guerra Mundial. Ante el miedo de que la Alemania de Hitler- hablamos de 1937- le hiciera boicot a la cinta, los dueños de la Universal ordenador cortar varias secuencias y la cinta fue montada de nuevo. Aquella decisión llevó al abandono de la compañía. Posteriormente rodó varias películas que tuvieron el denominador común de terminar en fracaso. Únicamente El Hombre de la máscara de hierro le hizo reverdecer viejos laureles. Cuentan que al separarse de su pareja trató de consolarse con un joven francés y se hizo construir una piscina en el jardín de su casa en la que disfrutaba viendo bañarse a los muchachos. Un día, una de sus limpiadoras encontró su cuerpo sin vida flotando en el agua. Estaba vestido de lo más elegante y no había indicios de violencia, a pesar del fuerte golpe que había sufrido en la cabeza. Desde ese día, fueron muchas las voces que se alzaron afirmando que un amante celoso había acabado con su vida.  Sin embargo, poco antes de su muerte, su otrora compañero David Lewis hizo un anuncio sorprendente. Whale había sufrido varios ataques cerebrales y, junto con la depresión que sufría, decidió acabar con su vida. Para ello, se vistió con sus mejores galas y escribió una nota de suicidio. Nota que fue escondida por Lewis que intentaba salvar su reputación ya que matarse estaba, todavía lo está pero menos, muy mal visto.

Al bueno de Whale le hubiera gustado saber que se convirtió en el protagonista de la novela de Christopher Bram, el Padre de Frankestein, novela que se basó a su vez la película Dioses y Monstruos de Bill Condon en 1998 ganadora de un Óscar al Mejor Guión Adaptado. Si la incógnita de su muerte ha sido despejada, queda saber lo que hubiera pensado de la interpretación que hacía Ian McKellen de su persona.

Lara Turner fue una de las mujeres más bellas en ponerse enfrente de una cámara de cine. Glamuroso, tremendamente atractiva y con unos fuertes deseos sexuales. Le gustaba la botella y los hombres malos. Profundamente inestable como bien atestiguan sus múltiples y varias parejas, trabajó a las órdenes de Whale en la imprescindible  The Great Garrick. También fue meritoria su interpretación en el Extraño Caso del Doctor Jekyll. Sin duda, la película que la lanzó al estrellato fue El Cartero siempre llama dos veces. Su lista de películas es tan extensa como la de sus amantes: Frank Sinatra, Luís Miguel Dominguín, Errol Flynn, Clark Gable, Howard Hughes y muchos otros.

 En una de esas relaciones, ocurrió la tragedia con el asesinato de su amante Johnny Stompanato.  El amante con el que convivía era tremendamente celoso y la maltrataba. En una ocasión, el mismísimo Sean Connery tuvo que desarmarlo en el rodaje de una película que rodaba con Turner en Londres, anécdota que muestra cuan violento era el individuo. Ese mismo año, 1958, la hija de la actriz asesinó presuntamente en defensa propia a Stompanato cuando trataba de repeler una agresión a su madre en la mansión de Beverly Hills donde vivían. Aquel 4 de abril quedaría grabado para siempre en la mente de Cheryl Crane que, aunque fue absuelta por enajenación en el juicio, sufrió el estigma de haber asesinado al querido de su madre. El juicio fue un auténtico escándalo llegando a salir a la luz las aficiones sadomasoquistas de la actriz. Desde un punto de  vista artístico, su carrera nunca se recuperó de todo ya que fue encasillada, muy a su pesar, en esos papeles dramáticos que también interpretaba. Incluido el que dio durante el juicio de su hija. Valga para la anécdota la participación de la actriz en la serie Falcon Crest. Sea como fuere, el misterio de aquella fatídica fecha en la que murió el ex marine le hizo pagar un alto precio.  Y es que beber en las fuentes del éxito del sueño de Hollywood suele pasar factura, especialmente a aquellos que tienen la cabeza poco amueblada.

A los cinéfilos nos quedan sus trabajos y por ellos hemos de juzgarlos. Dejemos descansar sus miserias para gentes de moralidad extrema.

Sergio Calle Llorens

martes, 10 de febrero de 2015

COMISARIO MONTALBANO


El Comisario Montalbano debe su nombre a nuestro gran Vázquez Montalbán. El gran detective siciliano nacido de la mente de Andrea Camilleri es un policía deudor del mismísimo Pepe Carvalho. Y es que como alguien me dijo una vez en Italia; Ogni storia racconta una storia giá raccontata. Las aventuras de Montalbano han sido  traducidas a muchos idiomas y hoy, afortunadamente para el público hispano, podemos ver la adaptación que se ha hecho para la televisión. En la 2 de TVE.

Pasear de la mano del Comisario en la pintoresca localidad de Vigata, en la provincia de Montelusa es una delicia y un homenaje para los amantes del género. Su casa situada frente al mediterráneo donde nuestro amigo vive su amor con esa mujer rubia del norte y, a veces, cavila sobre los casos que ha de resolver, me han llegado al alma.
Me identifico mucho como el personaje; lector voraz y gran amante de la gastronomía de su hermosa tierra siciliana. Y qué decir de su colaborador  el telefonista Catarella cuyo cerebro se asemeja a aquellos que rigen la Junta de Andalucía, y que me hace estallar en carcajadas. 

Sicilia, no lo olvidemos, es tierra española, y en esta orilla del mediterráneo consideramos a sus naturales como hermanos. Es difícil explicar lo que siento al ver la serie. Tal vez una mezcla de nostalgia por mis andanzas italianas o, puede que una gran dosis de orgullo al constatar como en el sur de Europa podemos crear grandísimas historias de suspense y divertimento. Nada que envidiar a las norteamericanas. Incluso mucho mejores.

Una de las cosas que más me gustan de la serie es los paseos guiados por una tierra que, si la dejaran, podría dejar atrás esos problemas endémicos que también sufre el sur español; mafia, corrupción y nepotismo. También es un placer ver a Isabel Sollmanen el papel de Ingrid, una actriz sueca que lo borda cuando trabaja, con ese acento tan peculiar cuando habla en italiano. También Livia, la novia de Montalbano, es un personaje que llena la pantalla.

He dejado para el final a Luca Zingaretti que eleva el papel del Comisario en los veintidós capítulos de crímenes políticos, sociales económicos o pasionales. El italiano, simplemente, se sale en este continuo homenaje al mediterráneo que va desde los baños matutinos en el mar, hasta la excelente comida en algún restaurante de Caloggero. Y es que este tributo al mediterráneo, con acento siciliano, no podía dejar de pasar por alto. De todas las escenas maravillosas, y miren que son miles, me quedo con las marinas y, por qué no, con aquella en la que abronca a unos vecinos por haber arrancado un olivo centenario. Montalbano que es un hombre de ley no duda en saltársela a la torera si con ello resuelve un crimen junto a nuestra patria salada. Háganme caso y dense un chapuzón en este mar tan sabio que tanto amamos Montalbano y un servidor.

Sergio Calle Llorens

lunes, 9 de febrero de 2015

CIENCIA Y RELIGIÓN


En occidente la religión ya no se considera necesaria para explicar el mundo. Sin embargo, paradójicamente el más pintado ha abrazado la fe científica y les basta con pensar que personas más inteligentes, y a las que no conocen de nada, les asegure que existe una explicación completamente racional a la presencia humana en el mundo.  La cosa tiene su gracia; pues lo grave es que la teoría de la relatividad para el cosmos infinitamente grande y la mecánica cuántica para el infinitamente pequeño solo son comprensibles a un minúsculo grupo de Homo Sapiens. Vaya que la gran mayoría no tiene ni puñetera idea de si lo que cuentan esos científicos es cierto. La ciencia de Newton explica, de cualquier modo, el cómo pero nunca el por qué.
 
Personalmente soy un hombre racionalista, tremendamente racionalista, pero siempre dejo la puerta abierta a cierta dosis de intervención divina. No me gusta que nadie me interprete mi relación con ese ser, o seres superiores. Dicho de otro modo, igual que no dejo que criatura alguna me escriba la historia con letra bastardilla, no estoy dispuesto a que nadie me haga de intermediario. Ya sea en temas científicos o religiosos, voy a la fuente e intento interpretarla de primera mano.

Cada uno puede creer en lo que quiera; desde Papa Noel pasando por Dioses vikingos, no seré yo quien les saque de sus creencias. Recientemente Stephen Hawkins nos advertía, tras declararse ateo practicante, de los riesgos de contactar con civilizaciones extraterrestres. Afirmaba que podríamos terminar como los indios americanos al recibir la visita de los españoles o, como los aborígenes de Australia digo yo tras departir con los anglos. Es muy posible que no estemos solos en el universo pero que estemos muy solos, es decir que haya millones de civilizaciones de extraterrestres pero que estén demasiado lejos como para que coincidamos en algún punto de la galaxia. También es probable de que ya nos hayan visitado y, algunos apuntan a un origen extraterrestre del ser humano. Incluso podría ser que estén aquí entre nosotros. Da igual porque piensen lo que piensen los demás, a mí me gusta investigar y llegar a mis conclusiones. De momento lo único que tengo claro es que si a alguien se le ocurriera mandar la señal de Canal Sur al espacio, a los alienígenas les iban a entrar unas ganas locas de exterminarnos.

Sea lo que sea que seamos y estemos aquí por una razón u otra, creados por una raza alienígena o por el mismísimo Dios, el caso es que desde hace algún tiempo he vuelto a rezar. Son dos viejas oraciones que dicen así: Deus us salve, Reina i Mare de Misericordia, vida, dolcesa y esperança nostra. Deus us salve. La segunda la dejo para la mañana y más que un rezo es una petición; Dios protege a los míos hasta que llegue la noche y se alarguen las sombras. Creo que mis plegarias responden a una de mis pocas certezas que solo a través del amor podremos salvarnos. El amor por nuestra gente. El amor por la vida. El amor por el recuerdo de los que se fueron. El amor, sin duda, con mayúsculas. Una energía vital que no so se crea ni se destruye sino que se transforma. Una transformación que nos hace eternos.

Sergio Calle Llorens

domingo, 8 de febrero de 2015

POEMA MALAGUISTA


Para arbitrar al Málaga no hacen falta quevedos

sino unas extrañísimas lentes llamadas Tebas

para que lo  trencillas no tengan miedos

de pitarnos penas máximas en todas las jornadas



Nadie se atreve a mencionar el tema en el Pirulí

Sede de la sin par radio y televisión de España

que ya ha decidido el rosado animal de Platini

que en Europa el equipo no juegue campaña


Vayámonos los malaguistas a las playas

o a nuestras queridas cumbres blancas

a olvidarnos de semejantes canallas


El boleto para Europa está vendido

por la decision UEFA por cojones

  de eliminar al club de los boquerones


¿Verdad Juanito?


Sergio Calle Llorens


sábado, 7 de febrero de 2015

LA CHICA DE AYER


Puse un viejo vinilo en mi equipo y la magia comenzó a fluir. Era la canción del grupo Mod Los Elegantes; Me debo marchar. Un tema que se convirtió en un himno para los seguidores de esa tribu urbana. A me mente llegaron imágenes de ese tiempo, nostalgias de ayer. Lambretas, parcas, cazadoras de cuero, el Sophistica y el Filo. Las guitarras rasgadas que acompañaban ilusiones de juventud. Tocaba divertirse y juro a Dios que lo hicimos en nombre de toda la humanidad.
Una noche mientras cantábamos aquel tema que decía que con todas las mujeres soy tremendo, apareció ella con su magia y su estilo misterioso. Me consiguió un mundo convencerla pero pude disfrutar de sus extravagancias hasta una noche de enero en la que se marchó. Se llamaba, bueno qué más da como se llamara, lo único cierto es que fue la mujer que más me confundió en la vida. La que más me apartó de mi senda. La que más me ha despreciado. Aún hoy, y mira que ha pasado el tiempo, se me pone un nudo en la garganta cuando la recuerdo caminando de la mano de otro hombre. Aquella noche me convencí a mí mismo que la canción Cadillac Solitario de Loquillo y los Trogloditas estaba escrita para mí. Nunca sabrá el bueno de Sabino Méndez cuando le agradezco que compusiera ese himno sentado en la ladera del Tibidabo. Como entonces, no sé si ha sido el alcohol, pero lo cierto es que mee siguen atrapando esas luces del puerto. Las palmeras mecidas por el viento frenético son testigos del dolor que aún me causa ese episodio. Ella se volvió formal y una completa desconocida y yo, como imaginan, formalicé una vida lejos de los parámetros establecidos; poeta maldito, escritor de cuentos, articulista encendido y letrista de canciones de las que nadie ha oído.

No podría afirmar que me he encontrado porque creo que jamás me perdí. Al menos no me perdí la vida. Ahora entiendo el dolor que todo ser humano debe sentir para alcanzar la madurez.  Ahora comprendo que ella fue necesaria. Todos tenemos una chica de ayer a la que añorar en noches de nostalgia extrema para comprobar que no hay nada más bellos que los besos que no damos. Empero, en mi caso me quedo con la primera vez que mis labios se unieron a los suyos en aquel barrio junto al puerto. Ella olía a fresas y la ciudad a mar con esa luz que parecía un grabado de Dalí. Seguí pinchando vinilos y la noche, además de fría, se me hizo larga. Muy larga.

Sergio Calle Llorens

jueves, 5 de febrero de 2015

NOCHE DE TERROR


Hoy que casi toda España está cubierta por la nieve, es un buen momento para compartir una historia de terror. Vivía yo por entonces en el barrio marinero de El Palo tras mi paso por Londres. Estaba en casa con la única compañía de mi respiración profunda cuando recordé que debía bajar la basura a la calle. Una vez en el exterior me sorprendió un frío de alambique, húmedo como es de costumbre junto al mediterráneo. Además la sensación térmica era mayor por el fuerte viento que dibujaban olas espectaculares. Escuché el primer trueno tras el saludo de un relámpago y una lluvia huracanada comenzó a caer con fuerza. Decidí calentarme un rato en un bar cercano; ya saben, un par de vinos moscatel que levantan hasta a los muertos.
Allí tuve una conversación curiosa con un conocido alemán, arquitecto para más señas. Recuerdo que hablamos de la querencia contemporánea por los edificios de mal gusto. Luego terminamos conversando, vaya usted a saber por qué, sobre religión. Le dije que el problema de Dios era el mismo que el de IKEA; conseguir que personas ajenas al oficio sean capaces de montar un mueble sin que se caiga o falten piezas. Del tabernáculo al Templo de Salomón. Aquello despertó la risa de mi compañero de barra y animado me invitó a un último vino malagueño de los que eran muy partidarios los Zares de Rusia.

La lluvia había arreciado y yo solo pensaba en volver a casa pues al día siguiente, como casi siempre en diciembre, tenía que tomar un vuelo a Dinamarca para pasar la navidad. Aceleré el paso y justo cuando llegaba a mi portal, en aquella época yo tenía el pésimo gusto de vivir en un piso, escuché algo a mi espalda. Al volverme vi como en la escalera que daba al garaje comunitario una vecina de unas quince primaveras le hacía una mamada en toda regla a su novio. El chico que llegaba al éxtasis en ese momento, o tal vez por mi presencia, abrió los ojos tanto que casi se le caen de sus órbitas. Estuviera en esta, o gravitando sobre algún punto lejano de la galaxia, el caso es que la puerta de nuestro portal se abrió; allí nos topamos con un vecino de Jaén que tiraba de una silla de ruedas. En ella, iba cubierto el cuerpo sentado de una persona y, junto a la silla  el segurata de los bloques de Echeverría. El chico se enfundó su cosa. La chica se limpió la boca y yo, no pude cerrar la mía. Obviando a la parejita, el tarado de Linares nos dijo que llevaba a su mujer al médico porque le había dado un ictus. Entonces al bajar el escalón, el cuerpo se ladeó apareciendo la cabeza de su difunta esposa. La mamadora de miembros gritó y solo la amenaza del jienense de contar a su madre sus dotes de Afrodita, paralizó sus cuerdas vocales de cantante de ópera. Pedí explicaciones al vecino y al hombre de seguridad que era argentino y muy buena persona. Les juro que mis oídos no daban crédito; el marido, que era un tacaño de cojones, no tenía seguro ninguno y no estaba dispuesto a pagar por el traslado del fiambre a su pueblo. Además, allí disponía de un nicho familiar pagado. Aquello no tenía mucho sentido pero, háganse cargo, el pibe me pedía silencio porque si en la empresa se enteraban de algo así, lo ponían de patitas en la calle. De momento, y hablando de patas, la única que la había estirado era la señora de ese descerebrado. De mi boca salió una advertencia; "mire si la Guardia Civil le para con el cadáver de su mujer en la autovía, le meten un paquete que le va a salir por un ojo de la cara". No hubo forma. Finalmente, el de seguridad tuvo que ayudar al hideputa a colocar el cadáver en el coche.

Siguió lloviendo con una fuerza descomunal, así que tras terminar de hacer la maleta, me decanté por La Cartuja de Parma de Stendhal. Empero, la imagen de la difunta no se me iba de la cabeza. En ese momento miré por la ventana para ver como el argentino aguantaba estoicamente el líquido elemento en una noche tan fría. Le saludé con la mano pero no me vio. Siguió allí cubierto hasta la gola. Transcurrió una hora cuando alguien llamó a mi portero electrónico. Era él. Le abrí y subió con la rapidez de un guepardo. Estaba aterrado de frío o de miedo. Entró y me contó que había visto una sombra en la habitación donde se cambiaba o reguardaba del frío en noches como esa y, luego, se había ido la luz. Según su versión, el fantasma de la mujer quería vengarse por su acción de ayudar al marido a convertirla en turista siendo un cadáver. Le enchufé un par de whiskeys que poco a poco le fueron calmando. Me explicó que había accedido a ayudar a ese cretino porque era amigo del dueño de la agencia de seguridad y se había sentido obligado.

Como no conseguí convencerle de que todo había sido producto de su imaginación, decidí acompañarle a ver qué pasaba en esa habitación. Bajamos y antes de entrar, escuchamos un ruido en el interior. Parecía que eran unas llaves metálicas cayendo al suelo una y otra vez. Abrí la puerta y al encender la luz, allí no había absolutamente nadie. Diez segundos después la luz volvió a irse. Volvimos a escuchar ese sonido metálico al entrar con una linterna. Creí ver una sombra y asustado, salí para no volver a entrar. Nos quedamos escuchando ruidos por más de media hora hasta que tuve que acompañarle a hacer su ronda.

Arribó la madrugada y la lluvia no paraba. El argentino volvió a subir en tres ocasiones para intentar calmarse los nervios.  En un par de ocasiones dijo que se marchaba a su casa así que, como se figuran, tuve que hacer varias rondas más con él para evitar que lo echaran. En la última vimos que alguien había encendido una pequeña luz en el interior del habitáculo. Me armé de valor y entramos y algo, o a alguien, había abierto todos los cajones de los muebles que allí se encontraban. En ese momento, el rostro del amigo competía en verde con el de la difunta que a esas horas iba camino de Jaén. De pronto, una luz apareció por debajo del baño. Intenté abrir la puerta para ver quién era el bromista pero no cedió hasta diez minutos más tarde. Para nuestra sorpresa allí no había nadie. La luz se volvió a ir y tuvimos que salir corriendo. Creo que no hay peor miedo que a lo desconocido. Permanecimos juntos hasta que los ruidos cesaron. Yo aproveché para dormir un par de horas antes de ir al aeropuerto a tomar mi vuelo a Copenhague. Recuerdo que miré por la ventana de mi habitación que daba justamente donde estaba el centro de esos fenómenos extraños. Todo estaba en orden, o al menos eso parecía. Protegido de la lluvia en los bajos del edificio se encontraba mi amigo. Se le veía inquieto y no paraba de moverse arriba y abajo atento a cualquier eventualidad. Casi no pude dormir nada intentando encontrar una explicación racional en mi cerebro, sin éxito, claro.

Nunca volvieron a producirse fenómenos extraños en aquel lugar que, poco a poco, volvió a la normalidad. Al argentino, por supuesto, se le quitaron las ganas de entrar en esa extraña habitación donde vimos esas luces y escuchamos sonidos insólitos. Por su parte, el tarado de Jaén, a quien no paró la Guardia Civil, tardó todavía algunos años en marcharse al otro barrio y, la vecina succionadora de miembros no volvió a mirarme a la cara cuando nos cruzábamos por la escalera. Por mi parte, cada vez que hace frío o llueve copiosamente un escalofrío recorre mi espalda.

Sergio Calle Llorens