lunes, 29 de diciembre de 2014

PREMIOS PAPANATAS DEL AÑO

Ayer se fallaron en la Capital de la Costa del Sol "Los Premios Papanatas del año" en su primera edición que llevan el nombre de María Gámez. Una mujer que si tuviera otro cerebro no pensaría con el que tiene. Una dama, hija de farero con menos luces que un barco pirata que es capaz de convocar una rueda de prensa para denunciar que faltan papeleras en una calle de Málaga, porque se lo ha dicho una vecina que está mal de la azotea. Gámez, como buena socialista andaluza de la época, no tiene oficio alguno que no sea el de la bruja del cuento. Como cada año es casi imposible que alguna criatura la supere, los miembros del jurado hemos tenido muy difícil, a pesar de la gran cantera de tarados que hay en España, encontrar a personajes dignos de la idiocia de la señorita que siempre está dispuesta a protagonizar el más espantoso de los ridículos.

Todos los galardonados deberán ponerse en contacto con los Caballeros de Alborán que somos, de pleno derecho, los que otorgamos tan dignos premios. He aquí la lista de todos los premiados que recibirán, además de una estatuilla en forma de faro con la cara de Gámez, una patada simbólica en el trasero. La ceremonia, como no podía ser de otra manera, tendrá lugar el próximo 31 de diciembre en el Castillo de Gibralfaro, a dos cañas del mediterráneo.

1- Premio Papanatas del año en la Categoría de" nacionalista periférico" al vasco que ha creado, o eso piensa, "la tortilla estatal" con muchos huevos y patatas para demostrar, como en el chiste, que los vascos son independientes. Al parecer, meneárselas cuando están en presencia de una mujer desnuda para demostrar su independencia, ya no es suficiente.

2- Premio Papanatas del año en la Categoría de" político prudente" a Mariano Rajoy cuyos ejemplares de Marca le han ayudado, y de que forma, a equivocarse en todas las deciciones que ha tomado en 2014, incluyendo claro está, que el mismísimo Bob Esponja votara en una encuesta tan falsa como el país de Narnia.

3- Premio Papanatas del año en la Categoría de" periodismo Pradva" a Antonio García Ferreras por sus querencias Estalinistas que encarna su partido Podemos. Y es que el jurado ha querido premiar el equilibrio que ha alcanzado en la Sexta por apoyar al club que más amaba Francisco Franco con su adherencia a la ideología marxista leninista y bolivariana.

4- Premio Papanatas del año en la Categoría "Orson Welles del fin del mundo" a Jesús Cíntora por convencer, y de que forma, a media España de que vivimos un auténtico apocalipsis Y todo con su sonrisa de perroflauta.

5- Premio Papanatas del año en la Categoría de "Tertuliano coñazo" a Enric Juliana porque entre sus continuos carraspeos de garganta, su manía de no quitarse la papata de la boca cuando habla, seguimos sin entender una palabra de lo que dice.

6- Premio Papanatas del año en la Categoría de" televisión" a Canal Sur por su apuesta por la rusticidad más pertinaz y elemental. Un ente que lucha por un modelo educativo para extender la idiocia colectiva en Andalucía. Y damos fe que lo ha conseguido.

7- Premio Papanatas del año en la Categoría "Twitter" a Diego Valderas por sus continuas patadas al diccionario y sus ataques a la sintaxis más elemental. El jurado también ha tenido a bien valorar su incapacidad para aprenderse la etimología de las palabras corrupto y capullo.

8- Premio Papanatas del año en la Categoría de "Matemáticas 2+2" todo para el PSOE andaluz porque son incapaces de ver la diferencia entre robar mucho y robar poco tras 35 años de latrocinino institucionalizado y miles de horas viendo Barrio Sésamo.

9- Premio Papanatas del año en la Categoría de" Oriundo Panolí" a Beatriz Talegón cuya ridículo en las redes sociales tras el montaje de Jordí Évole con motivo del 23F, provocó una inmensa carcajada general que aún resuena en todo el universo.

10- Premio Papanatas del año en la Categoría de "callada estás más guapa" a Celia Villalobos, Marquesa del Marujeo, que nos dejó una frase impagable en el programa de Risto Mejide; "Risto, tu problema es que piensas muchos". La perla, como no podía ser de otra manera, hizo que Sócrates y Platón se removieran en sus tumbas.

11- Premio Papanatas del año en la Categoría "Mariló Montero descubre que la parte ancha del tanga se pone por delante" a Toñi Moreno por intentar la continuación del Nodo andaluz en RTVE y, por apoyar, entre otras cosas, que Massiel vuelva a Eurovisión.

12- Premio Papanatas del año en la Categoría "Gafe Universal" a Artur Mas por convencer a todos los inversores internacionales que abandonen la región catalana para instalarse en Madrid. Los Caballeros de Alborán también hemos valorado que, tras Letonia y Estonia, convierta a Cataluña en Paletonia.

13- Premio Papanatas del año en la Categoría Internacional "Zumbado del siglo" a Tomás Roncero por sus declaraciones loquinarias para defender lo indefendible mientras chupa, chupa y chupa merengue.

14- Premio Papanatas del año en la Categoría del "Libro de las Caras" a todos esos usuarios convencidos de que si ponen cosas como "Me siento feliz con Pablo Aguilar" o, "Este año ha sido magnífico y gracias por haber formado parte de él", todos vamos a pensar que es cierto. A todos, decirles que los Caballeros de Alborán sabemos que sus vidas son unas puñeteras mierdas y nos alegramos por ello.

15- Premio Papanatas del año en la Categoría "Whatsup" a los ingenieros de esa modalidad de comunicación entre primates por inventar lo de la línea azul para que nuestras mujeres, amantes, suegras y demás criaturas del mundo sepan en que preciso momento hemos decidido ignorarlas. A ver, hideputas, si no contestamos es porque no nos sale de los cojones.

16- Premio Papanatas del año "Categoría Macho" a todos esos cretinos que se creen con derecho a meterle mano a una mujer por que esta lleva minifalda. Creeemos que es el momento de hacerles ver que la vida sexual de la gran mayoría de mujeres no gira alrededor de sus minúsculos penes.

17- Premio Papanatas del año "Categoría Mujer" a todas las asociaciones feministas de España por marcar el camino a todos esos caballeros que no están dispuestos a casarse o a convivir con criaturas con semejante mala leche. El infierno, sencillamente, puede espesrar.

18- Premio Papanatas del año "Categoría Figlia di Cane" a la enfermera Teresa Romero que, "de haber sabido que podía poner en peligro la vida de su perro, Excalibur, nunca se habría prestado voluntaria para cuidar de los misioneros españoles". Y es que su falta de piedad que antepone  la vida de un perro a la de las personas, incluídas a las peluqueras que llevó a la ruina, nos empuja a concederle este ansiado galardón.

19- Premio Papanatas del año "Categoría de Solidario coñazo" al 90% de los usuarios de Facebook por pasar el año mandando invitaciones para que te sumes a centenares de causas, a cual más estúpida y, cuando se trata de enfermedades malignas piensan que, pobres imbéciles, con colocar lacitos de diferentes colores arregla las enfermedades.

20- Premio Papanatas del año "Categoría de Incompetencia supina" a Susana Díaz por no haber dedicado ni un consejo de gobierno al asunto del desempleo, a pesar de gobernar la región con más paro de la Unión Europea. El premio es doble porque Susana, que es tonta y fea de cojones, habla de que el Estado ha iniciado una campaña para invadir competencias de las regiones cuando ella hace lo propio con las de Málaga.

Los Caballeros de Alborán.

sábado, 27 de diciembre de 2014

FARE UNA PASSEGGIATA


Me encanta la expresión en italiano de fare una passeggiata. Suena rotunda, dichosa y contundente a mis oídos acostumbrados a diferentes parlas. Pasear por el bosque de pinos me sirve como soporte piscológico cuando navego en un azaroso mar de dudas que acompaña a todo proceso creativo. Andar por esa avenida de pinos que me conducen a una extraña construcción en esta parte del país malagueño. Puede que algún día me los muros desvelen sus arcanos. En cualquier caso, creo, andar se me hace necesario como una medida de higiene mental. A veces capto un singular canto de perdices mediterráneas, ya tan escasas por culpa de los criminales fertilizantes, y una sonrisa se dibuja en mi boca. Los buhos también cantan sus sentencias a la hora del crepúsculo cuando yo trato de ejercer de caçador de bolets como dicen en Cataluña. Sin mucho éxito, por cierto.

Andar, lo que se dice andar, el ser humano ha andado mucho. Pensemos que durante ciento noventa mil años tuvimos una existencia nómada, como las tribues de cazadores-recolectores, y solo poco más de diez mil años hemos sido agricultores sedentários. Vaya que hemos caminado un trecho, aunque ahora muchos no ejerzan esa práctica andarina que nosotros, los Llorens, llevamos muy a gala. Hoy, en cambio, somos pocos los que nos aventuramos por esos andurriales de Dios. El pueblo prefiere extasiarse con otros menesteres. Yo he conocido a muchos que ansían comunicarse con el altísimo en una catedral gótica pero, como saben, yo hago mis pinitos en plena naturaleza. Esa corrriente del río, esa patria salada mediterránea, ese atardecer anaranjado compitiendo con las nubes que parecen algodón de feria. Es en la naturaleza donde me hallo a gusto, lejos del cretinismo peninsular tan extendido hoy en día. Si Dios quiere comunicarme algo, ya sabe donde encontrarme.

Si la teoría de la relatividad trata de explicar el infinito cosmos y, por su parte, la mecánica cuántica para el funcionamiento de nuestro pequeño mundo, la naturaleza nos sirve de recordatorio de lo efímero de la vida. Tres ciencias accesibles a un pequeñísimo grupo de especialistas. Puedo asegurar que yo no domino ninguna pero, sigo buscando respuestas en los libros y en las caminatas en los bosques, ya sean mediterráneos o del valle navarro de Baztán.

En esta época tan extraña que nos ha tocado vivir, el publo llano mira pero no ve, camina sin percatarse de las maravillas del mundo. Fare una passeggiata es algo magnífico a cualquier hora del día, siempre y cuando no haga excesivo calor o un frío de alambique. Tal vez sea mejor aplicarnos esa condición de pueblo elegido, como los judíos, que impide el proselitismo para extender el culto. Así, los miembros de esta cofradía de hombres y mujeres caminantes podremos adorar las maravillas de la natura sin la consabida molestia de tener que escuchar al pueblo atocinado por tanta miseria televisiva.

Hoy mismo he vuelto a caminar y al tornar a casa, he distinguido el cielo de la costa, las lucecitas del pueblecito donde resido enciéndose como esmeraldas. También he olido la lumbre que encienden los vecinos. Poesía que se mece en la boca de una dama; Blessent mon coeur d'un langueur monotone. Una monotonía que me atrapa cuando la noche se pobló de estrellas como brillantes salpicaduras. Sé que es hora de la recogida para degustar las páginas de un viejo libro. Convencido de que volveré a recitar aquello de non si trova pace se non nei bosqui y, cuando el fuego se apague y mi cansado cuerpo sea recibido de madrugada por las sábanas que me abrigan, pensaré; Domani, un`altra passeggiata.

Sergio Calle Llorens

LO QUE VALDERAS NO SABE

La pugna clásica del socialismo español entre trabajadores e intelectuales, entre Largo Caballero y Besteiro, siempre ha tenido unos claros vencedores. Del triunfo de los más incapaces, intelectualmente hablando, conducen a lo más alto a tipejos como Diego Valderas. Apostol de una fe cuya criminalidad nadie discute en nuestros días, ejemplo acabado de la pesadilla comunista, pertenece a una rueda de la historia que anda tirada en lo más profundo de una cuneta teñida de sangre. La que los de su secta han vertido con el asesinato de 100 millones de almas.

A Don Diego no podemos aplicarle aquello de que cuando más conocimientos acumulamos, mayor es el tamayo de nuestra ignorancia. Del Sapere Aude del que brota la Docta Ignorantia, de la que hablaba el cusano no explica la verdadera indigencia intelectual del botarate. Lo suyo se entiende por ser un zote que jamás leyó libro alguno como demestran sus continuas patadas a la sintaxis y, sus textos cubiertos de faltas de ortografía. Solo así podemos entender que haya concedido ayudas millonarias a los represaliados del franquismo porque, aunque él no quiera saberlo, muchos de ellos fueron encarcelados e incluso asesinados por las acciones directas del PCE. Para demostrarlo hoy, voy a usar todas las fuentes comunistas que desmotan todo el andamiaje por el que se levanta la casa histérica de la memoria histórica.

El informe Abad fue escrito por Fracisco Abad, laureado militante del PCE, veterano comunista, vinculado a los servicios secretos soviéticos, empezó a escribir el reporte al alarmarse por el número de detenciones de militantes comunistas. La gran mayoría caia en manos de la policía de Franco nada más cruzar la frontera. En principio todo apuntaba, o esa era la sospecha, a una infiltración de los servicios de inteligencia de España en el aparato de Santiago Carrillo. Más tarde, la conclusión del informe, con abundancia de datos, nombres y fechas, es que Carrillo estaba detrás de esas detenciones ya que quería librarse de sus competidores para hacerse con la secretaria general del PCE. La pasionaria condenó a Abad y lo denunció ante el KGB. Fue detenido e ingresado en ua manicomio (psikhushkas) en Korkasova- Moscú- Sin embargo, su esposa hizo llegar la copia al KGB y, tras año y medio de reclusión, fue liberado y le dieron un trabajo en Radio Moscú. Enrique Líster en su libro "Así destruyó Carrillo al PCE" también nos habla de este episodio dando la razón a Abad.

El informe también denunciaba la injusticia que se había cometido con los camaradas Julio Mateu, José Juárez, Segis Álvarez, Luis Abollado, Moncho y otros. Incluso apunta a como Carrillo envió a tres sicarios del PCE para la aniquilación deliberada del maquis. Los sicarios eran José Gros, antiguo guardaespaldas de Carrillo y de Dolores Ibárruri, Felix Pérez y Ricardo Navacerrada. No eran asesinos a sueldo, sino32 AQ2 miembros del Comité Central del PCE. Ellos tres fueron quienes liquidaron a Pepito el Gafas, el cabecilla del maquis en Valencia. Y todo porque Stalin había cambiado de estrategia en lo referente a España.

Otra denuncia fue el caso Comorera. Éste había llegado a España para salvar al PSUC de la escisión. Entonces desde Radio España Independiente se denuncia la presencia de Comorera en el país. Dicho de otro modo, se alertó a la Policía española de que había cruzado la frontera franco-española para que lo detuviesen.

En resumen, son los propios comunistas los que acusan a Carrillo y su gente de depurar, ajusticiar y asesinar a los miembros del movimiento guerrillero. Después, y para consolidar su liderazgo al frente del partido, denunció a miles de camaradas por ser Titistas- seguidores de Tito que se había enfrentado a Stalin- o de Trotskistas. muchos de ellos murieron por las acciones de aparato del partido comunista. Todo al más puro estilo estalinista.

Por eso, hoy que tanto se habla de memoria histórica para sacar rédito político, es buen momento para sacar a la luz la tragedia que encierra el sueño comunista. Unas vivencias que tienen mucho que enseñarnos. Por un lado, esos errores monstruosos de una ideología dañina y criminal que conduce a la más terrible de las pesadillas a todos los disidentes. De otro lado, porque todos aquellos que creyeron en la dictadura del proletariado y sufrieron en sus carnes con Franco, han de tornar sus ojos al PCE y a botarates como Valderas para que, de una vez por todas, ajusten cuentas con los verdaderos responsables de sus desgracias. Dicho de otro modo; las indemnizaciones las debe pagar el PCE y, de paso, los hijos de Carrillo como flamantes herederos de los crìmenes de su padre. Claudin, Líster, Abad, Mije, Antón, Morán, Aguado y tantos otros no dejan lugar a dudas a la hora de apuntar con el dedo a los culpables.

Sergio Calle Llorens

martes, 23 de diciembre de 2014

BON NADAL

He arribat a un punt en la meva vida en el qual valoro molt més les festes en família. El nadal és una d'elles. El problema és que hi ha massa buits en la taula. Massa absències. No obstant això, un no pot deixar-se portar pel dolor. L'important és organitzar una autèntica nit de nadal. Una vetllada perfecta pels més petits perquè, algun dia, quan nosaltres faltem, puguin recordar-nos entre vi i delícies a la taula.

Nit de riures, nit per ser generosos en el solstici d`hivern. El vent bufant amb força, de vegades amb pluja i unes altres, amb un cel estavellat. Però sempre agraint al creador que la resta dels familiars seguim amb vida i bona salut. Després arriben les confessions al costat del foc de la xemeneia, els villáncicos i la nit adquireix una màgia especial.

No accepto a ningú en la meva família que creu mal ambient. No accepto a ningú que creu problemes. No tolero a aquells que volen contagiar-nos de la seva tristesa perquè, creo, La festa nadalenca és la fe renovada en el creador, en aquest Crist que es va immolar per tots nosaltres. No importa la història, importa la fe. Les meves festes comencen en nochebuena i conclouen la nit màgica de Reyes. Reprodueixo, tal vegada inconscientment, els ritus que tenien els meus benvolguts pares. De vegades, aquests fantasmes del passat em juguen males passades però, sempre amb la vista posada que la màgia no cessament per als petits.

El nadal és compartir, donar, respectar i, per sobre de totes les coses, estimar a tots aquells amb els quals comparteixes els manjares de la taula. Un any més tot és igual però tot és diferent. La festa de la vida que roda en el temps. Hi ha pau, hi ha harmonia. Bon nadal.

Sergio Calle Llorens

BABADOOK


Cuando vivía en el barrio londinense de Notting Hill solía degustar cervezas con un grupo de australianos de mi empresa. Fueron unos noches mágicas. Una de ellas, cenamos juntos al ex líder de Aztec Camera; Roddy Frame cuya carrera en solitario me ha resultado mucho más interesado que cuando todo el mundo hablaba de él como un chico prodigio. Aquella velada descubrí que Kate, una chica de Synedy, era una gran fanática de las películas de terror. Lógicamente terminamos disfrutando de diferentes películas en los cines de aquella ciudad que, sin duda, habíamos hecho nuestra por derecho. Luego nos uníamos al resto de la pandilla de salvajes de aquella parte del mundo. Desde que nos dijimos adiós, ella me regala películas de terror por navidad. Muchas de ellas son de su tierra y, hasta ahora, no había disfrutado demasiado con ninguna. Sin embargo, en noviembre acudí a mi obligada con el Fancine que se celebra en Málaga organizado por la Universidad. Un festival que es un homenaje al género. En esta ocasión se incluía una sección sobre el mundo del espionaje y, además de algunas cintas muy potables, pudimos degustar una conferencia sobre las mejores operaciones de los servicios secretos españoles por el gran Fernando Rueda. Fue sentado en el patio de butacas cuando leí en el programa oficial que podía ver la película australiana Babadook.

He de reconocer que por primera vez, tras conocer en persona a Linda Blair- la niña poseída del exorcista- salí completamente entusiasmado del cine. La película no tiene grandes efectos especiales, ni grandes sustos pero el terror con mayúsculas te atrapa, y de que manera.

Un libro para niños llamado Mister Babadook con ilustraciones terroríficas para el hijo de la protagonista. Un niño que sobrevivió al accidente que mató a su padre. Es obvio que hay gente que nunca debe abrir un libro de terror como, hay hombres que nunca deben abrir el corazón de determinadas mujeres. Y Babadook es una película muy centrado en el aspecto femenino, porque hablando de mujeres, la directora Jennifer Kent convierte una casa banal en una enigmática amenaza sobre la familia. Sin grandes alardes técnicos pero con la espectacular actuación de Essie Davis, Babadook se convierte en la primera película australiana de horror que me ha fascinado. Kate, por fin, puede mandarme esa cinta para que pueda organizar, y con éxito, esa noche de terror que organizo cada años para mis familiares coincidiendo con las fiestas navideñas. Y como ustedes, obviamente, no caben junto a la chimenea, les aconsejo que comprueben por sí mismos el poder hipnótico del Babadook.

Sergio Calle Llorens

LITERATURA CATALANA


Soy de la opinión que con una pluma en la mano todos los hombres somos iguales. También con una espada pero, creo, nos igualamos bastante. De mis pendencias con el acero ya conocen algo y, de mis querencias literarias también. Hoy toca algo de literatura y, más concretamente la escrita en catalán. Soy un gran fan de aquellos escritores españoles que narran en esa lengua. Josep Pla decía que la idea de que sólo pueden escribir los literatos es completamente irrisorio. También afirmaba que todos sabían escribir e, incluso leer. El hecho da a la literatura una amplitud prodigiosa. Yo, he escrito algo y he leído mucho. Sobre todo al genio de las letras catalanas. Nadie le hace sombra bajo ningún concepto.

Joaquím Ruyra es un caso excepcional en esa lengua. Un tipo capaz de desplegar una prosa sobre los ojos de sus lectores, como hacían algunos escritores antiguos, las cosas claras, tal y como son. En todas las literaturas, el hecho es muy anormal porque siempre triunfa la literatura de imaginación, que como imaginan, es mucho más fácil que la de observación. En este sentido, Ruya es un escritor impresionante e inigualable. Esas descripciones sobre la mar me abrigan el alma. Su escritura requiere un gran esfuerzo.

Un escritor tiene una responsabilidad con la época en la que le ha tocado vivir y, su obligación es describirla con los adjetivos correctos para que el lector de cualquier tiempo pueda entender. Además, a veces esos mismos escritores, como es el caso de Pla, nos hacen, con sus precisas descripciones, mucho más sabias.

Ayer mismo leía al maestro junto al mediterráneo tras degustar unos mejillones a la marinera acompañado de un vino de Sierras de Málaga. Un blanco de uva atintada muy rico estupendamente acabado. La voz de su prosa mezclada con el rumor de las olas rizadas y sentirme el hombre más afortunado del universo. Un receso en la lucha que, como dijo aquel, es una tarea de hombres. Luchar y ganar es tarea de hombres inteligentes. Y en esa estoy. Hoy la pluma y, mañana, la espada.

Sergio Calle Llorens

NIGHTMARE

I dreamt about my dead Spanish comrades had risen up and were moving silently above the area. I suppose these were nightmares, and I must have been more asleep than awake, or just dumbfounded by fatigue. Anyway, I am scared that Podemos- the New stalinist party in Spain will take over- I am afraid of a new Spanish civil war. Anyway, the nightmare was strange and horrible. The pattern was always the same. The dead got up slowly out of their waterlogged craters or off the mud and, with stooped shoulders and dragging feet, wandered around aimlessly, their lips moving as thought trying to tell me something. I struggled to hear what they were saying. They seemed agonized by pain and despair. I felt they asking for my help. The most horrible thing was that I felt unable to aid them.

At that point I inavairably became wide awake and felt sick and half crazed by the horror of my dream. I would gaze out intently to see if the silent figures were still there, but saw nothing. The raing began to slacken and I got troubles to breathe easyly. I guess I have been working too much. I suppose my body is telling me it`s time to stop. it`s time for peace. It`t time to unwind but Spain is in great danger and I don`t know what I have to do in order to save the maid. Will we ended up killing each other again? I am puzzled by my own thougts. i am certain that someboy shed the first blood, there will be no way of stopping us. I am quite sad in a black as midnight in a moonless night. Tonight I can write the saddest lines like Pablo Neruda as a warning but, who cares? Nobody would listen.

The night is gloomy and my soul in despair. Such agony of spirit and I am in the depeest fit. How did I manufacture such a torment for myself? I should forget about the nightmare and silent nights ahead before the tempest strikes and leaves us with nothing but blood and more pain. Nobody cares.

Sergio Calle Llorens

lunes, 22 de diciembre de 2014

RISE UP


Every time you turn on the TV to news of another corruption case is a socialist member. Obviously, no matter how many times our fellow socialist make it clear that that they are the one to fear, it simply fails to register. Every time they catch a thief, is a member of the Union- UGT- or the socialist sect. So why don`t you run like hell when you see socialist comming in your direction?

It`s quite odd that, despite the fact that most crimes are committed by socialists, faces of the guys of the oppositon are usually attached to what we think of a crime. And what I mean by crime is, of course, corruption, the andalusian way.

How does the brain process a fear like this, when everything it says the opposite? Are andalusian brains hardwired to see one thing but believe the opposite because of the political colour? If every time the sun was out it was nice and bright and clear, but your brain told you to stay inside becasue it looked definitevely like a storm was brewing, well, we might encourage you to seek proffesional help. Are the andalusian who see conservative boogyman around every corner any different? Are they right in the hand? are they more illiterate that the rest of the Spaniards? I only have questions and a few answers.

I think that any fair person would conclude that the will of the people of Andalusia clearly went a very strange way. There are only a few of the measures we can take to stage our countercoup. Whetever you do it as a liberal or a conservative, or just one pissed-off citizen, the important thing is to rise up and do it. It`s time to put an end to this andalusian misery.

Sergio Calle Llorens

SON UN PELIGRO

Quiero que lean una transcripción directa de un discurso de Santiago Carrillo pronunciado en plena guerra incivil española;

" Luchamos por una República democrática, por una República democrática y parlamentaria de un nuevo tipo, y de un profundo contenido social. La lucha que se desarrolla en España no tiene por objetivo el establecimiento de una República democrática como puede serlo la de Francia o cualquier otro país capitalista. No.... En nuestra lucha, perseguimos el aniquilamiento de las bases materiales de la España semifeudal, arrancando de cuajo las raíces del fascismo; es decir, aspiramos a conquistar y a consolidar lo que no logramos ni el 14 de abril ni después del trifunfo electoral del 16 de febrero. Necesitamos aniquilar a los grandes terratenientes, entregándoselas a los obreros agrícolas y a los campesinos. Necesitamos también destruir el poderío económico y político de la iglesia que era un centro de conspiración contra los intereses de las masas populares. Tenemos que desarticular asimismo las grandes oligarquías financieras, bancárias e industriales".

Pues bien, estamos casi un siglo después con el programa de Podemos. Cambiemos lo del 14 de abril por la transición política y, la de fascistas por la casta y todo encaja a la perfección. Incluso algunas de las propuestas económicas del PCE de entonces parecen calcadas a las de Pablo Iglesias y su muchachada en la actualidad. También está presente ese odio africano por el contrario ideológico. Si Carrillo eliminó, o eso declaraba a la quinta columna en Paracuellos- e hizo lo propio con los Trotskitas por orden de Moscú, al líder de la formación bolivariana apenas habría que darle algo de tiempo. El único paraguas, por supuesto, sería el de la Unión Europea.

Esas proclamas ideológicas en las que afirman devolver el poder al pueblo nos ilustran, y de que manera, sobre el pensamiento de las bases de Podemos. Creo que hay lecturas de obligado cumplimiento como "El terror comunista en España" escrito por el escocés John Mac Govern que formó parte del Independent Labour Party, cuenta historias llamativas. Por ejemplo que en la Cárcel Modelo de Barcelona había tantos presos fascistas como antifascistas. La mayoría extranjeros procedentes de las Brigadas Internacionales que fueron torturados por criticar en público los métodos de la Komitern. Si por aquellos años, la bota de Stalin pisaba tierra española, mañana podría ser la cubana-venezolana. Dos países cochambrosos donde la represión es el pán nuestro de cada día.

Es diáfano que la delirante visión del mundo de Podemos nos puede dejar sin cielo para conducirnos al más terrible infierno. Bien es cierto que hay mucho que cambiar en España pero, por supuesto, nunca de la mano de personas que buscan la venganza como muy bien decía Albert Rivera en una entrevista al arruinado grupo Prisa. Los Errejón, Monedero y compañía siguen empeñados en aplicarnos su patética revolución que huele a sangre y a desesperación.

En realidad, por muy mal que estemos, España es un país infinitamente superior a Venezuela y, no digamos a Cuba. Intentar tomar impulso de cara al futuro retomando los postulados de 1931 no se le ocurre a nadie en su sano juicio. En cualquier caso, al igual que les adelanté que Cataluña no sería independiente y el no escocés a la independencia, estoy en condiciones de afirmar que el soufflé revolucionario bajará de una manera tremenda. La época de los Stalinitos pasó aunque algunos sigan empeñados abrazar esa alucinación patológica que es el comunismo. Les ganaremos porque somos mejores y, mucho más brillantes. Y al que no le guste, ya se puede ir marchando a la cloaca venezolana.

Sergio Calle Llorens

domingo, 21 de diciembre de 2014

LA TARIFA CUERNOS

Es un momento terrible ese de que la mujer de un familiar dice aquello de; "porque mi marido". Un instante en el que tu hermano, tu primo e incluso un colega de toda la vida pasa a ser, indefectiblemente, el esposo de la susodicha. Ahí queda el pronombre posesivo bien marcado junto a la mirada de fiera. Él pone cara de póker porque siempre tiran más dos tetas que dos carretas. Entonces sabes que ya nada será lo mismo; ni siquiera tomarte una cerveza para compartir risas y chascarrillos porque ella, la mujer que posee su alma, pondrá todos los obstáculos del mundo para impedirlo. A lo sumo, algunas escapadas para huír de la dictadura de la Mantis religiosa. En esos pocos momentos en los que podemos disfrutar de esa amistad masculina, dividimos nuestro mundo en pasado y presente. El préterito como escenário de nuestras hazañas juntos. La actualidad como frontera entre nosotros cuando ella no era, siquiera, un proyecto de mujer puñetera.

También es terrible comprobar esos hombres que hablan de sus mujeres como trofeos de caza. Esa gentuza que está convencida de ser el propietario de sus queridas. Machistas que conciben la hombría con la posesión de la hembra. Varones inseguros que, convencidos de su inferiroridad manifiesta, maltratan psicológicamente a sus parejas hasta reducirlas a ceniza; frases hirientes, insultos descarados, escenas en público hasta que, invariablemente, llega el primer golpe y con él, el mayor de los infiernos. Hasta una mirada inocente de ella puede ser interpretada como un acercamiento amoroso hacia otro. Algo que le hará pagar en la soledad del domicilio, con hijos o sin ellos.

Tal vez sea la educación, tal vez no, pero el caso es que es repugnante observar como hay tanto hijo de puta suelto, y suelta, capaces de arruinar la vida a quien dice querer tanto. Bien es cierto que lo de los hombres es mucho peor pero, como saben, hay féminas decididas a acidular la vida a su otrora amado con denuncias falsas y, doy fe que lo consiguen.

En mi modesta opinión, no pertenecemos a nadie ni nadie nos pertenece. Somos libres y, en un mundo libre, hemos de aceptar con deportividad que nuestra legítima decida marcharse con el vecino del quinto. Incluso, unos buenos cuernos, a tiempo, salvan innmerables matrimonios. Y con ello, no afirmo que no sea doloroso cuando ella echa una canita al aire pero, seamos justos; en este inmenso mundo hay personas mucho mejores que nosotros y, si realmente amamos a esas mujeres, hemos de dejarlas partir aunque sea con el corazón roto. Y ellas, por supuesto, deberían hacer lo mismo cuando sus legítimos se decantan por la secretaria.

El amor con mayúsculas implica grandes sacrificios y, por supuesto, pagar un alto precio. En la gran mayoría de los casos, el asunto termina rematadamente mal pero, muchos de nosotros, incluso conociendo el triste final, volveríamos a ese momento mágico en el que empezó todo. Ese beso largo, intenso y maravilloso que puso los cimientos de una casa maravillosa. A menudo oìgo decir, sobre todo a mujeres despechadas tras una ruptura traumática, que han perdido muchos años de su vida. En realidad, disfrutaron mucho todos esos lustros y, ahora deben iniciar un nuevo capítulo en sus vidas. Una nueva aventura porque la existencia, creo que lo saben, es una gran aventura maravillosa de la que podemos disfrutar incluso en los peores momentos.

De eso mismo le hablaba a una ex cuñada, en cuyo honor Telefónica creó la Tarifa Ciervo, cuando ella se levantó para marcharse con un portazo. Sigue ahí, viviendo en su dolor, muchos años más tarde; amargada por la ruptura y en su cara dibujado el veneno que le impide arrojarse en los brazos de otro hombre. La vida, también la amorosa, se acaba con el último suspiro y, hasta entonces, debemos seguir esperanzados de que alguien, en algún lugar del universo, arda en deseos de compartir unos momentos de afecto y ternura. Una criatura que aprecie de veras el singinificado de la verdadera libertad del individuo. El resto; cuentos de moros retrogrados.

Sergio Calle Llorens

SERRATO Y MONTECORTO

Los gobiernos andaluces lo tienen muy claro y, por eso, eligen siempre la peor opción para el interés general que es, obviamente, contrario al de los socialistas andaluces.
Así mientras el resto de Europa opta por fusionar ayuntamientos para ahorrar, en el Reino de la eterna chalaura se decantan por crear nuevos municipios. Los agraciados son dos pedanías malagueñas de la Serranía de Ronda; Serrato y Montecarto. La primera cuenta con 513 habitantes. La segunda alcanza la escandalosa cifra de 661. Y todo en una de las regiones más pobres de la UE.
Curiosamente ni Torre del Mar- que lleva más de dos décadas pidiendo separarse de Vélez Málaga- ni San Pedro de Alcántara- otro tanto de lo mismo pero de Marbella- han sido escuchados jamás por los sucesivos gobiernos de la República Bananera de Andalucía. Sí fue atendida la petición de Torremolinos, por aquello de dejar a Málaga capital con menos población, pasándose por el forro la ley española que impide que un municipio se vuelva a segregar del otro al que se adherió cuando éste úiltimo se hizo cargo de su deua. Débito, por cierto, que todavía no ha pagado el municipio de la Carihuela al de la Capital de la Costa del Sol, a pesar de las resoluciones judiciales que le obligan a ello. Y es que entre patéticos populares anda el juego.

En cualquier caso, la noticia de la independencia de estas pedanías ha pasado inadvertida para el gran público. Es una pequeña gota en el inmenso océano informativo nacional. Sin embargo, es un buen ejemplo de como se hacen las cosas en el sur, siempre mal, por supuesto. No importa que pasemos inadvertidos porque, toda España sabe, que de Andalucía no llegan jamás noticias prometedoras.

Como no podía ser de otra forma, Serrato y Montecorto ya tienen sus banderas, sus alcaldías y hasta sus páginas oficiales en internet. De momento, que se sepa, la segregación no ha segregado ningún conflicto de interés y, ni siquiera han aparecido los cascos azules para poner paz entre los que antes eran rondeños. A la espera de que aparezca un Berlanga que ponga todo su talento en retratar para la gran pantalla la enorme estupidez del pueblo andaluz, a un servidor sólo le queda el consuelo de disfrutar de la Sierras de las Nieves con la esperanza, claro está, de que no surja un nuevo conflicto territorial que traiga la independencia a los habitantes del quinto pino. Lugar perfecto para mandar a esta pandilla de tarados de una vez por todas.

Sergio Calle Llorens

miércoles, 17 de diciembre de 2014

ASESINATOS; CONFIDENCIAL


Recientemente los medios de comuncación han pasado de puntillas por la muerte del Ministro de Estado marroquí, el islamista Abdelah Baha. tras ser arrollado por un tren en Buznika, a 40 kilómetros de Rabat. El número dos del del ejecutivo alahuita encontró la muerte en el mismo lugar donde había fallecido el mes pasado el diputado socialista Ahmed Zaidi del Partido Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) al que, supuestamente, sorprendió la crecida de un río cuando se encontraba cruzándolo con su coche.

En cualquier lugar del mundo civilizado, eso no incluye a Marruecos, dos muertes de personajes tan relevantes en la vida política de un país harían correr ríos de tinta. Lo único que ha trascendido es que el ministro Baha se encontraba en el lugar investigando la muerte del diputado socialista. Empero, tras el anuncio hecho por el portal marroquí Hesspress. com, nada más se ha dicho. Por lo que se sabe, se están investigando ambos fallecimientos pero, como es de rigor en ese paìs tan cochambroso, todo quedará en nada. De hecho, el propio cuerpo de Baha estaba tan destrozado que nadie podría apuntar a nada que no fuera muerte por accidente.

Los crímenes de estado son algo habitual en Marruecos desde los tiempos de Hassan II. En el libro "Mémoires de un soldat Marrocain", un exiliado de ese país que terminó trabajando para el CNI español, relata como los servicios especiales del entonces Rey eliminaron al amante de su hijo. Issou afirma en su trabajo que Abderrahmane fue asesinado al suponer una amenaza para su vástago una vez hubiera accedido al trono. A nadie debe extrañar la homosexualidad del monarca marroquí, ni los crímenes que cometen sus agentes para eliminar cualquier oposición a su régimen.

Las recientes muertes se explican en un contexto político de fuerte enfrentamiento entre los islamistas y Mohamed VI. Unos porque quieren más poder y, el otro, porque se resigna a perderlo porque eso supondría, imagina, hacer lo propio con su cabeza. No obstante, esta tensión política no es la verdadera causa de la eliminación de estos dos personajes tan importantes. La clave la encontramos en los continuos viajes del Rey al extranjero para tratarse de una extraña dolencia. De hecho, en sus contadas apariciones se le ha visto con la cara hinchada y muy desmejorado. Los rumores apuntan a dos posibles intentos de envenenarlo. Y eso habría provocado lo inevitable; hacer desaparecer a personas que podrían haber estado vinculadas, de alguna manera, con esos intentos de acabar con su vida. Huelga decir que en Marruecos están viviendo en una calma chicha que antecede a la tempestad y, hasta ahí puedo leer.

En otra parte del globo, tan inmundo como Marruecos, la conspiración que terminó con la vida de Hugo Chávez fue descubierta por el grupo Anonymous en un audio proveniente del ordenador portátil de un militar cubano. Al final de la grabación, se distingue claramente la voz del mismísimo Raúl Castro. A groso modo, los cubanos van dejando claro que necesitan el petróleo cubano, el control de los medios de comunicación de Venezuela y el de sus nacionales. Y eso, con el Comandante Chávez Frías era imposible. Algo que, vistos los acontecimientos posteriores, han conseguido con la eliminación del líder de la revolución bolivariana. En la conversación, hacen ver como Chávez lucha por el mismo sueño de Bolívar de lograr la gran Colombia anexionándose Colombia y Ecuador. Los Castro, en cambio, aspiran a la gran Cuba socialista. Venezuela, por su parte, tiene el canal de Panamá y Cuba quiere el de Nicaragua. Es obvio que desde fuera, se podía observar una línea idéntica de pensamiento pero, en realidad, los intereses eran muy diferentes.

Pocos conocen que lejos de la fama de hombre valiente, Chávez era un hombre muy cobarde y extremadamente aprensivo. Durante meses, el venezolano está convencido de que está enfermo, lo que es aprovechado por los cubanos para montar una operación en el Cimec de Cuba para inocularle el cáncer que acabó con su vida. Incluso antes de llevar a cabo la operación, los cubanos deciden apostar por alguien "dócil y manejable como Maduro". Un incapaz, otrora conductor de autobuses, que ha conducido a Venezuela a una profunda crisis y una devastadora hiperinflación. Un anticipo, según los expertos, de la quiebra del Estado.

Marruecos y Venezuela esconden, bajo diferentes formas, una realidad inquietante que es muy desconocida por la opinión pública. Mohamed VI, de momento, no ha perdido el control. Maduro, por su parte, siempre ha sido un incontrolable que desconoce que su final está más cerca de lo que piensa. De momento, su país apunta a una probabilidad de bancarrota superior al 93%, el nivel más elevado de todo el mundo. El socialismo del siglo XXI va a terminar, como el del XX, en la más absoluta de las ruinas. Y, los países árabes siempre eligen la mejor manera para recordarnos que son unos auténticos salvajes. Al menos, como dijo alguien, sirven para dar mal ejemplo. Especialmente ahora que los bárbaros están a las puertas de Roma.
Sergio Calle Llorens

martes, 16 de diciembre de 2014

MORIR EN ANDALUCÌA


En la República Bananera de Andalucía a uno no lo dejan ni morirse tranquilo. Parece que no les bastara con arruinarnos la vida a los ciudadanos honrados. Ahora también van a jodernos hasta el último aliento. No les hablo de la masa atocinada, sino de aquellos que, con su voto, apoyan el latrocinio institucionalizado, y cuyo grito de guerra es el "Vivan las caenas", sino de los que padecen el gobierno más corruptos de España desde los tiempos de Felipe II. Esos merecen que les roben hasta en la sepultura pero, por supuesto, los que luchamos contra el régimen deberíamos estar exentos de que se nos aplique sus diferentes planes diabólicos. Entremos en materia.

La nueva ley con la que el gobierno bolivariano andaluz, que lleva el marchamo de lucha contra el fraude fiscal, impedirá a los andaluces disponer del dinero de sus cuentas bancarias durante el año previo a su fallecimiento en el caso de que "éste sea previsible". La normativa, admitida a trámite por el Consejo de Desgobierno, y presentada por la ínclita Consejera de Hacienda Pública, María Jesús Montero, muy conocida por sus continuos golpes de cabeza sin que, por cierto, haya salido de ella ninguna idea brillante. La pregunta es obligada; ¿qué es eso de muerte previsible? porque hasta donde yo sé, hay gente que le diagnostican una enfermedad terminal y luego, ha terminado enterrando a todo el mundo. La segunda cuestión, también obligada, es; ¿quién se encargará de establecer la categoría de muerte previsible? Porque como sea uno de los secuaces de María Jesús, estamos apañados. Lo digo porque aquí hemos tenido a biólogos dirigiendo el Metro de Málaga y, a una analfabeta funcional como jefa de la oposición en el ayuntamiento de la capital de la Costa del Sol.

Para justificar esta nueva norma más propia de los países comunistas, la Consejera ha afirmado que "se han detectado situciones en las que se han hecho operaciones en los depósitos bancarios de la persona hacia las cuentas de sus familiares con el objeto de evitar el pago de dicho impuesto". Dicha medida, según la horripilante señora, será la panacea que permita atajar el problema. He de añadir que detectar, lo que se dice detectar, los miembros del PSOE andaluz no detectan mucho. Baste con recordar el caso de los ERE, de los cursos de formación, de la administración paralela, de Mercasevilla y un largo etcétera para que me surjan muchas dudas.

El resultado es que desde la entrada en vigor de la ley, el heredero tendrá que aportar una acreditación emitidad por la entidad financiera-esas que les perdonan a los altos cargos socialistas sus préstamos- en la que aparezca el saldo de la cuenta en el momento de su fallecimiento, además de los movimientos efectuados desde un año antes de que el finado se fuera a cenar con Jesucristo. Vaya, la repanocha. Ya me estoy imaginando a Paquita o, a Antoñita, justificando una retirada de dinero en efectivo porque su padre, a última hora, decidió darse una alegría para el cuerpo con una aflautadora de miembros que cobra por ello. Tal vez, el asunto sea motivo de sanción porque con éstos pendejos nunca se sabe.

Siguiendo con la normativa, Montero contempla un incremento del control del Impuesto de Donaciones relacionado con el dinero que trasmiten los padres a hijos para comprar la vivienda habitual porque, afirma rotunda; " en muchas ocasiones se encubre la transmisión de la propia vivienda del progenitor, de tal manera que también elude el impuesto de Sucesiones. Para evitarlo, se exigirá que el donatario habire el inmueble adquirido durante al menos tres años". Lo que no nos aclara Doña María Jesús es si crearán una nueva Gestapo-compuesta por nuevos socialistas- para vigilar a los vecinos y sus moradas. También se desconoce si para atajar "el problema", Montero estaba algo tajada. Me temo que no.

En verdad, la realidad es tozuda; Andalucía, tras 36 años de latrocinio instucionalizado, se encuentra al borde de la bancarrota. Si no fuera por "el pérfido gobierno de Madrid" no habría ni para abrir los colegios. Es entonces cuando a algún miembro de La Garduña socialista se le ocurren nuevas formas de sangrar al personal. Suele ocurrir de la siguiente manera; "María tásate algo hija que no llegamos a fin de año". Y en este contexto hay que entender la nueva normativa andaluza.

Al respecto, hay que decir que la gente no tendría necesidad de engañar si no sufriera ese asalto a sus bolsas por parte de los bandoleros de Sierra Morena. Bastaría con rebajarnos las tasas para no hacer juegos de malabares cuando no se puede protagonizar un Duquesa de Alba- ella pagó el impuesto de sucesiones en Madrid- y eso lo entiende cualquiera que no apoye al bipartito.

Verán que unos padres se tiren toda una vida trabajando para, finalmente, ver como sus vástagos se encuentran en situciones de paro, de precariedad laboral y con un futuro muy negro- gracias a las políticas socialistas- es algo durísimo. Especialmente cuando una mañana el dóctor les dice, serio de cojones, que vayan encargando una lápida de mármol. Entonces, como no podía ser de otra manera, intentan idear cualquier método para que a sus hijos no les falte de nada y, por supuesto, ellos puedan cerrar los ojos tranquilos. Pero no, porque ahí aparecen estos malnacidos de la Junta de Andalucía para darles un último susto. Ya me estoy imaginando la escena; en una maloliente cama de hospital andaluz lleno de visitantes de otros enfermos- la promesa de Chaves de habitaciones individuales en centros sanitários nunca se cumplió- y en ese momento previo de lucidez que todo enfermo tiene antes de partir al otro barrio, sufre un arrebato de dignidad y pide a la enfermera que le ayude a incorporarse para gritar; "Me cago en los muertos de todos los de la Junta de Andalucía". Les aseguro que hasta el altísimo sonreíra en el cielo porque, dicen, siempre reconoce los rostros de aquellos que luchan contra el maligno.

Sergio Calle Llorens

lunes, 15 de diciembre de 2014

EL NUEVO FRENTE POPULAR

En todos los sitios donde gobierna la izquierda radical, ocurren cosas gravísimas; en Argentina terminan con la carne, en Venezuela agotan al petróleo, en Cuba acaban con las existencias de azúcar y, si llegaran a gobernar España, serian capaces de extinguir el sol que ayuda en el tema de la industria del turismo.

La Fundación de Pablito Iglesias cobró 4 millones por analizar la situación de la patética República Bananera de Venezuela; el resultado de ese informe fue la encarcelación del jefe de la oposición, crímenes y torturas de estudiantes. De momento, que se sepa, no ha quedado muy claro si ha pesado más el reporte del grupo español o, los píos píos del pajarraco que habla con el ínclito ex conductor de autobuses, Maduro, en todas las tropelías que cometen los bolivarianos. En cualquier caso, es como para echarse a temblar. Y no soy yo muy dado a que me tiemble el pulso.

Si esta gente tuviera algún ejemplo ilustrativo que echarnos a la boca, estaría dispuesto a prestarles un oído aunque, imagino, me sonoran a mamarrachadas en un principio, pero todo lo que ofrecen es; ruina económica, represión y milllones de almas huyendo de la miseria que tanto les gusta.

Si alguna vez yo viera algún comentario ingenioso de respeto al rival ideológico, seria capaz de detenerme a darles una abrazo. Empero, su odio es tan evidente que, lejos de detenerme, hay una fuerza en mi que me empuja a continuar en la pelea y, por supuesto, no pienso darles la espalda ni una sóla vez.

Si fueran capaces de huir de ese comunismo que huele a muerto, a gulag y a desesperación, ya les digo, no estaría usando parte de mi tiempo en preparar una vía de escape que pusiera a salvo a los míos.

Si no conociera el inmenso odio africano de muchos de mis compatriotas, colgaria la espada para siempre, pero no hay un único día en el que roce con mis dedos su empuñadura.

La izquierda radical va a desembocar en un nuevo Frente Popular que, gracias a la LOGSE, no conocen esos zangolotinos imberbes que piensan prestarles el voto a aquellos cuya ideología es incompatible con la idea de democracia liberal. Seguro que cuando experimenten en carne propia de lo que son capaces de hacer los de Podemos, la sonrisa se les helará para siempre. Será una lección de historia que no olvidarán si es que queda alguno para recordarlo.

Sergio Calle Llorens

domingo, 14 de diciembre de 2014

LAS LÁGRIMAS DE MARC


El piloto Marc Márquez ha anunciado entre lágrimas que seguirá pagando sus impuestos en España. Lo de su residencia en Andorra queda para mejor ocasión. Es obvio que la presión mediática ha sido muy fuerte para el motociclista con nervios de acero. Cada uno se siente seguro en un medio y, el del catalán es la curva de la velocidad al límite con la que se juega la vida en cada carrera. Lejos de la carretera, el chaval parece haber achantado. Es joven, no hay nada que se le pueda recriminar.

Sin embargo, la primera obligación de un ciudadano que vive bajo el yugo del gobierno de la Generalitat o, por supuesto, de la Junta de Andalucía, es llevarse el dinero lejos de esa pandilla de cuatreros que asalta las arcas regionales. No estamos ante el caso danés donde los ciudadanos pagan el 53% de sus ingresos al estado, ya que en ese rincón escandinavo, los sufridos pagadores reciben mucho a cambio. Cataluña, por su parte, lo gasta casi todo en paparruchas identitárias. Andalucía, a la vez, aplica el latrocinio institucionalizado y, según los jueces, no hay departamento que no sufra atraco por parte de los de la secta del capullo.

En la vida debe existir una relación calidad precio. No podemos pagar impuestos a lo nórdico y recibir servicios propios de Marruecos. Además, España es un país que encumbra al vago y sangra a todo aquel que tenga un talento natural para hacer algo; Contador y otros deportistas españoles ven en el injusto sistema fiscal nacional un asalto a sus futuros económicos cuando la ley de la vida marca sentencia. Para salir de la pobreza no hay que fomentar la vagancia, ni la miseria que reparte el socialismo de sus ruinas. Se trata de apoyar un sistema justo que favorezca a todos los que triunfan para que, como imaginan, nunca tengan que abandonar el suelo patrio por una clamorosa injusticia. Secundar a los que quieren hacerse ricos, no destruirlos.

En verdad, lo que le pasa a muchos de nuestros compatriotas es que no soportan que los demás tengan éxito. Yo, que jamás he sentido envidia por la fortuna de los demás, y eso siendo español debe significar algo, no comprendo esa mala uva con los triunfadores. Esa tirria porque un chaval quiera asegurarse una jubilación tranquila lejos de la mafia catalana o andaluza, es algo, ya les digo, incomprensible. En Andalucía, por ponerles un caso fragrante, la ley de donaciones es un atraco a mano armada. Y es que una vida trabajando para que luego los miembros del PSOE se lleven todos tus ahorros. De ahí que la mismísima Duquesa de Alba que, sería muy sevillana pero de tonta no tenía un pelo, pagó esos impuestos en Madrid ya que cuenta con unas tasas mucho más laxas.

En Ámsterdam, ciudad que adoro, las casas no suelen tener cortinas y uno puede contemplar, a gusto, todo lo que ocurre dentro de ellas. De esta forma sabemos los éxitos de una familia trabajadora capaz de llenar la mesa con exquisitos manjares. Su Dios es, por así decirlo, un tipo que favorece al trabajador y, de ahí que no le importa mostrar los frutos de su sudor. Nosotros, en cambio, hemos heredado un Omnipotente que parece que se avergonzara de los logros del personal. Una especie de pecado que nace en el momento que tenemos más que los otros. Y así, no hay manera de crear una sociedad más rica.

Que los hijos de perra se quieran llevar nuestras perras, ganadas con sangre, sudor y lágrimas no es de recibo. Que la turba incompetente clame contra los ricos como responsables de su pobreza, es un insulto a la inteligencia. Y que Marc Márquez haya reculado en su intento de ganarse el favor del público, es una muy mala noticia porque la masa se envalentona. Sí, hay que hacer todo lo posible por no pagarle un euro a regiones tan corruptas como Cataluña o Andalucía ¿Adónde vamos a parar?

En un país donde la palabra emprendedor se usa para sustituir la de empresario, por aquello de no ofender al incompetente, la solución se me antoja harto difícil. Empero, hay que empezar a enseñarle al populacho el gusto por desayunar con champán francés. La querencia por los hoteles de cinco estrellas. El gusto por el trabajo bien hecho. El placer de reconstruir nuestras vidas cuando nos arruinamos. El gozo por los trajes hechos a medida. El deleite de viajar en primera rodeado de bellas azafatas. En definitiva, todo aquello que desconocen por su manifiesta incapacidad a exigir todo a cambio de nada. En definitiva, marcar el camino a la turba para que, entre otras cosas, Pablito Iglesias no nos marque con una X la casilla de actividades revolucionarias en nuestra declaración y, ya de paso, la cuneta en donde piensa arrojar nuestros cadáveres. Hoy son las lágrimas de Marc, mañana pueden ser las nuestras. Disfrutemos de la vida y las delicias de hoy como si no existiera un mañana.

Sergio Calle Llorens

sábado, 13 de diciembre de 2014

EN PUERTO SANTIAGO

Fuimos un cuento breve que leeré mil veces. Fuimos un estrella fugaz que pasó desapercibida. Fuimos, en definitiva, una ola azulada que escribió la palabra desamor en la orilla. Una curva marina como la que contemplo desde la terraza de un restaurante en Puerto Santiago- Tenerife- allí observo a una pareja de jóvenes en la playa mientras degusto carne de ciervo flambeado con oporto. Una delicia tan agradable como la chica eslava que discute con su novio. Hasta nuestra atalaya llegan sus gritos desgarrados y su llanto. Él trata de abrazarla pero la rubia se zafa con facilidad. De pronto, se hace un silencio y todas las parejas que allí se encuentran tornan sus ojos al espectáculo del primer amor; ese que deja huella, ese que volverá como una punzada en el corazón hasta el último día de nuestros días. Todos los presentes nos miramos y sonreímos ante la escena que completan un par de pescadores, unas gaviotas graznan en el cielo y, todo, a unas millas naúticas de la isla de la Gomera. Incluso la camarera deja de servir el cherne y el sancocho canario que ha pedido una pareja de suecos. Finalmente ella se aleja de él con sus grandes zancadas y, de mi boca sale la vieja tonada de Everly Brothers; " Bye bye love, bye bye happines, hello loneliness, I think I am-a-gonna cry" y, por supuesto, los comensales se arrancan con unas risas. Un señore escocés deja caer que el chico va a salirse finalmente con las suyas. Ya ven, hay hombres que saben interpretar las lágrimas de una mujer. Y así ocurre, todo termina en un profundo abrazo regado de unos besos muy tiernos. Entonces todos nos levantamos y les aplaudimos. Ella parece azorada, él nos hace la señal de la victoria. El ambiente ha cambiado porque el amor parece haber triunfado y todos nos sentimos más dichosos y más contentos.

Tal vez la escena de la que acabamos de ser testigo sea, Dios no lo quiera, ese cuento breve que él, o ella, leerán mil veces. Quizá, aquel recuerdo se convierta en esa ola azulada tan dolorosa con la imagen impresa de la persona a la que perdimos. Y de esas perdidas y naufrágios habla la canción triste del mar. La misma tonada que suena en las costas de Puerto Santiago.

Sergio Calle Llorens

martes, 9 de diciembre de 2014

EL TIMO DEL FÚTBOL ESPAÑOL


Con un cadáver todavía reciente, los jefazos del fútbol español han decidido mostrarse firmes en público contra los grupos radicales que pululan todavía por esos estadios. Sin embargo, la realidad es que lejos de la foto y de las declaraciones grandilocuentes, la mayoría de grupos radicales siguen en sus localidades. Ayer mismo, parte de la grada del Bernabéu gritaba insultos contra los jugadores del Barcelona que, ni siquiera estaban en el templo madridista.

Que Luís Ochaíta histórico líder de Ultra Sur- hoy enfrentado a sus nuevos dirigentes, esté presente en la Grada Joven del estadio de los merengues, nos demuestra el engaño en el que vivimos. Estamos ante un tipo que el año pasado fue detenido por blandir una pistola a la salida de un funeral, tras ser atacado por sus antiguos camaradas. Ese Ochaíta, representante de la leyenda más negra del club de Concha Espina, es hoy el jefe de la peña Veteranos compuesta por 1080 aficionados, todos antiguos miembros de Ultra Sur. Y allí están, animando, insultando y siendo testigos de todos los robos que comete su equipo cada jornada con la colaboración evidente de los trencillas. El fraude radica en el hecho incuestionable de la cantidad de detenciones que ha sufrido el hoy pelirrojo seguidor. El timo de ver en la grada a un tipo tan peligroso que, hace un cuarto de hora, blandía banderas nazis por toda Europa.

La sombra de Ochaíta se proyecta, sin ningún género de dudas, sobre los dirigentes del fútbol español y, por supuesto, sobre los periodistas que tapan esta incómoda realidad. Ayer mismo, me decía un veterano jugador de fútbol que lo grave no es que el Real Madrid siga metiendo goles ilegales en cada jornada, sino que no hay nadie que ose parar esa maquina de propaganda que afirma que Florentino Pérez ha acabado con los ultras en el Bernabéu, porque ganar ligas en los despachos en la especialidad de ese club, pero que siga amparando a tipejos como Ochaíta excede toda lógica.

La verdad es que ni el Real Madrid, ni la LFP, ni la Federación hacen nada por parar esta locura. El ardid de expulsar durante un tiempo a esos ultra para aceptarlos después bajo otra denominación es un insulto a la inteligencia. Esa de la que carecen miles de aficionados voncingleros, seguidores de fútbol y, por supuesto, de mediaset, Marca y As. Las empresas que siempre miran para otro lado. Lo dicho; una estafa sin parangón.

Sergio Calle Llorens

lunes, 8 de diciembre de 2014

EL DIABLO


María Gámez está cansada de ser una mujer objeto, de burlas, se entiende. Le ocurre en cada reunión de vecinos, en cada posado ante los periodistas. Al final, todo termina en una carcajada general por parte del respetable que no la respeta. Y es así, porque lleva demasiado tiempo tratando de hacerle daño al Alcalde de Málaga para quitarle el bastón de mando. Luego vienen sus propuestas loquinarias y las sonrisas de una sociedad que la detesta por tener, entre otras cosas, el rostro del enemigo que, para despistados, es el de la Junta de Andalucía.

A la hija del farero con menos luces que un barco pirata le podría haber venido bien, digo yo, defender los intereses de Málaga aunque fuera por un día; oponerse a que el gobierno regional andaluz, a pesar de una sentencia del TSJA, en la que permite a Málaga libertad de horarios en los comercios, vuelva a restringir ese derecho usando excusas delirantes. También podría buscar una solución al enquistado problema de los Baños del Carmen, joya malagueña de antaño, cuya competencia corresponde a su bipartito. Nadie, hasta ahora, ha podido explicar que el silencio del gobierno de la República Bananera de Andalucía se alargue tanto en el tiempo. La cosa es tan sencilla, decir si el cambio de accionariado de la concesionaria de los Baños se hizo acorde a ley. Empero, María calla perdiendo el último tren que le quedaba y, éste va a terminar arrollándola.

Su estrategia es apuntarse a cualquier bombardeo mediático que suponga erosionar al regidor de la capital de la Costa del Sol. Y allí acude, pizpireta, demostrando su vulgaridad infinita, su zafiedad y su odio a todo lo malagueño, pero no aporta ninguna solución, ni un plan creíble; lo suyo es entrar en La Casona del parque para colocar a su pareja, ese impresentable que pertenece al clan de La Carolina- busquen lo que tengo publicado de él en este blog- y lejos de ese estrategia, María se pierde y hace perder la oportunidad a los ciudadanos de Málaga. Como a esos 240 ciudadanos en riesgo social que se han quedado sin un programa de empleo por los impagos de la Junta.

Lo de María es un secreto a voces; puede disfrazarse de lagarterana, de moderna con sus gafas último diseño o, si le parece, adoptar la forma del Capitán América pero, al final, todos sabemos que es el diablo en persona. Y de la mano de Belcebú no se puede ir a ningún sitio, de ahí que los malagueños le digan cada día; "Vade retro, Satanás".

Sergio Calle Llorens

domingo, 7 de diciembre de 2014

EL BARCO


El barco se siente triste anclado en el puerto. Esa cuerda que, además, le sujeta al noray para que no se escape. No es que a la embarcación no le guste las ciudades que visita. Es más, cuentan las olas milenarias, que ama esos lugares o, al menos, siente querencia por ellos. Lo que ocurre, háganse cargo, es que las naves fueron creadas para surcar esas patrias saladas. Fuera de su medio acuático se sienten perdidas como una isla al no estar rodeada de agua por todos lados.

Veo partir a muchos barcos desde mi atalaya mediterránea y, casi siempre, me da la sensación de que cuando los vientos soplan para apoyar su partida, se sienten dichosos. Otras, en cambio, el sentimiento de tristeza que desprende es infinito cuando veo a sus marineros luchando en cubierto con un fuerte temporal sin que Neptuno haga nada por calmas las aguas. Parece que hubiera una conexión entre los hombres y esas naves.

Como animal marino que soy, he oído muchas historias de barcos naufragados, de marineros que perdieron todo tras una mala noche de cartas o, de pescadores que murieron de pena porque no pudieron volver a su medio acuático. Narraciones en esos bares de puerto con esos atardeceres rojos que componen una postal perfecta para turistas. Luego viene esos silencios que hablan más que las palabras y cada uno vuelve a mirar el oscuro vino donde se reflejan nuestros fantasmas personales. Ni la brisa marina, que sopla a veces para deleite de los sentidos, parece poder curarnos el alma. Sabemos, en lo más hondo de nuestro corazón, que los hombres somos barcos perdidos cuya existencia no se culmina si no morimos en la refriega.

El deceso de un barco ha de ser en la mar, con un fuerte viento de levante. Morir de forma gloriosa tras años y años batiéndose contra las olas. No hay nada peor que un barco que es desguazado. Nada más liberador que una batalla contra aquella vieja amante marina a la que, por supuesto, ama y odia por igual. Fallecer en tierra es la peor de las desgracias. Y cuando sus huesos van a besar, por fin, al fondo marino, todo cobra de repente sentido. Los barcos hundidos, a los que llamamos pecios, viven para siempre convertidos en santuarios secretos. A unas millas náuticas de las costas de Málaga y, más concretamente, a la altura del barrio marinero de El Palo, duerme un viejo submarino republicano hundido por la marina nazi. No soy yo muy dado a perturbar esos cementerios marinos. A nosotros, los vivos, apenas nos queda componerles poemas, canciones y cantar sus hazañas a la vera del mar, en esas viejas tabernas marineras que hoy, desgraciadamente, comienzan a desaparecer.

Un barco debe morir con las botas puestas y que los trovadores canten su buena fortuna. Lo demás son zarandajas de Disney en un mundo sin esencia. Hoy, que he venido a esta vieja taberna marinera, para hablar de libros antiguos, el silencio se apodera de todos nosotros cuando alguien eleva al cielo unos versos que hablan de barcos que zarpan, naufragan y se hunden con un doblar de huesos. Suena distante pero esos versos hablan de nuestro destino.

Sergio Calle Llorens

viernes, 5 de diciembre de 2014

EL ENIGMA DE LA LITERATURA NÓRDICA


Hay hombres con mucha hambre de muslos mordisqueables que sueñan con Princesas de Disney sin saber, pobres de ellos, que la mayoría termina bebiendo como los Piratas del Caribe. De Escandinavia, decían nuestros mayores, arribaron infinidad de soberanas norteñas para aplacar las calenturas de los machos ibéricos. Sin embargo, aquellas tierras, como sus mujeres, lejos de ser el paraíso, se asemejan a una inmensa tarta, preciosa por fuera, pero que esconde diferentes venenos tras la segunda capa de nata blanca.

Los países nórdicos ocultan una tremenda violencia contra la mujer que supera, aunque la mayoría no lo crea, a la de los países meridionales. En la actualidad, al menos, una mayoría conoce esta realidad gracias a las novelas de misterio que han impactado en lectores de todo el mundo. Ese estado de cosas, he recogido de una forma magnífica por diferentes generaciones de escritores escandinavos. Historias llenas de frío, misterio, decadencia donde cualquier desgracia puede ocurrir. La ausencia de luz es parcialmente responsable de este éxito global en el mundo literário.

Comencé a leer literatura noir escandinava cuando vivía en Odense- Dinamarca. Una tierra obsesionada por la ausencia de sol, con sus nieves blancas y sus perfectos escenários para un asesinato. Peter Hoeg, autor de Miss Smilla`s felling for snow, un escritor con querencia por las descripciones sesudas que usa con  maestría a la hora de explicarnos los diferentes tipos de nieve que existen . Hoeg y Stieg Larsson tenían el mismo editor y eso, supongo, debe significar algo. El sueco, por su parte, ha creado con su Millenium una obra peculiar muy femenina y feminista en la que su heroina, un personaje tremendo, se venga del hombre que la viola. Una hacker muy brillante pelirroja que se tiñe su pelo de moreno que, entre otras cosas, parece sacada de un concierto de Hard Rock o de una orgía. Sociopta, bisexual, brillante que ayuda a un periodista a resolver un caso que toca el movimiento fascista sueco. El propio Larsson fue un periodista de investigación que se jugó el cuello por descubrir los tejemanejes de los nazis de su país. De hecho, Stieg viajó al Reino Unido para compartir sus conocimientos sobre el tema con Scotland Yard. A través de su protagonisa, Larsson lucha contra los demonios que amenazaban y, amenazan, a Suecia. Curiosamente, en la única entrevista que dio sobre su trabajo- murió antes de que sus novelas se convirtieran en un fenómeno mundial- señala que Pipi Langstrum fue la inspiración para sus novelas. En cualquier caso, Lisbeth Salander es su ángel vengador. La inusual heroína de sus novelas cuyas andanzas suponen la historia de alguien que lo tuvo todo en contra pero ganó. Las hazañas de una mujer que no encaja en la sociedad porque, sencillamente, está podrida hasta sus cimientos. A pesar de todo, los lectores queremos que ella, con su violencia y su falta de piedad, triunfe sobre aquellos que la han hecho tanto daño. Por su parte, la protagonista del danés Hoeg- Smilla- también comparte esta sociopatía de Salander.


Un poco más al norte, Arnaldur Ingridason escribe para personas que entienden los peligros de Islandia, un lugar donde la gente puede perecer en cualquer momento a manos de la imponente naturaleza; secretos oscuros cuya resolución no nos hace sentir mejor si estamos viviendo bajo el embrujo escandinavo. Maj Sjowall y Per Wahloo son dos autores que rompieron moldes con sus diez novelas publicadas. De ideología de izquierdas, sus novelas versan sobre el fracaso de la socialdemocracia sueca. Su detective, Martin Beck que dirige una unidad contra el crimen nos desvela una sociedad enferma y, en cada caso, nos muestras  los problemas de aquellos a los que no puede salvar, aunque lo intenta, el papa Estado. Como todos los detectives nórdicos, es un gran policía pero que es incapaz de llevar una vida familiar o profesional normal Probablemente, estas novelas son mucho más creíbles que las de Agatha Christie y, no es difícil identificarse con el bueno de Beck; el antihéroe, al contrario de lo que ocurre con mi admirado Hercules Poirot. La última novela de la pareja fue terrorista en la que, de forma premonitoria, versa sobre un crimen de Estado, anticipando el asesinato del primer ministro sueco; Olof Palme. Un crimen sin resolver que es como una herida abierta en el país que, lamentablemente, sigue sangrando y a la que recurren indefectiblemente muchos autores de esas tierras.

Sin embargo, Wallander es el detective escándinavo que mejor personifica la soledad, la incapacidad para ser feliz, la tremenda frustración por haber fracasado en todos los aspectos de la vida, con la excepción del profesional y, eso lo hace más grande porque a pesar de todo, en vez de escapar, sigo sumido en su vida miserable y triste. En la versión televisiva podemos ver al personaje observando a sus vecinos desde su casa mientras suena música de ópera, lo que acrecienta su soledad. Para la poseteridad queda el papel de la hija de Wallander interpretado por Johanna Salstrom que se suicidó tras perder a su hija en la vida real. Tras el episodio, Mankell no tuvo fuerzas para escribir más sobre crimenes y los problemas que acechan hoy a Suecia.

De la nueva hornada, me quedo con el autor de The Snowman, Jo Nesbo, cuyo detective Harry Hole, a pesar de investigar los asesinatos de varias mujeres en Oslo, parece tener un cierto aire americano. Tal vez, sus novelas no están teniendo en España el éxito de la escritora sueca, Camilla Lackberg, con su pareja de tortolitos resolviendo crímenes cada semana. En cualquier caso, podemos concluir que algo huele a podrido en los reinos escandinavos. Y, gracias a sus narradores de novela negra, conocemos  las miserias de una sociedad que no aparecen en los folletos de turismo. La literatura criminal nórdica acudía a mi mente cuando debía cruzar aquel bosque para llegar a la Universidad de Odense. Con  todo la foresta nevada y, el silencio como única compañía. Aún hoy, pensar en ello, me pone los pelos de punta. Y para los amantes del misterio, como saben, no hay nada mejor que la sensación de miedo.

Sergio Calle Llorens

jueves, 4 de diciembre de 2014

EL GOBIERNO DE PODEMOS

Imaginen la escena; el lider bolivariano Pablo Iglesias con traje y semblante serio en La Moncloa. El cuerpo está tenso, lo normal en su caso, porque el tipo que recuerda a Fidel Castro, no se relaja ni para besar a su novia, más conocidada como Señora de Ceaucescu. Allí va desgranando, ante el asombro general de medio mundo, los nombres de sus ministros que le van a acompañar en un desastre sin paliativos. Un cataclismo como golpe definitivo a España. Ese país donde los contactos son mucho más importantes para triunfar que la valía profesional. En el Reino de los papanatas, cualquier zumbado puede hacer du sus taras mentales un programa de gobierno. Y lo peor, es que el pueblo atocinado vota por él. Cada uno tiene lo que se merece;

1- Vicepresidente y Portavoz del Gobierno; Jesús Cíntora que venía desempenñando una magnífica labor de Jefe de Prensa de Pablo Iglesias.

2. Ministra de Cultura; Carmen Mairena que al saber de su nombramiento nos dejó una perla para la prosperidad; "por mi coño y Don Cituta que les bajo los impuestos hasta a las putas".

3- Ministro de Vivienda; Sánchez Gordillo cuya experiencia en el asalto de supermercados y fincas ajenas ha resultado ser decisiva para su elección como valido. Cuentan que tras beberse unos quintos de Cruzcampo ha dicho que mañana mismo comienzan las expropiaciones de las casas de los ricos.

4-Ministro del Interior; Arnaldo Otegui que gracias a su gran labor en el mundo terrorista podrá, al fin, ordenar que todos los cuerpos y seguiridad del Estado salgan del País Vasco.

5- Ministra de Asuntos Exteriores; Tania Sánchez que, según consta en su CV, conoce hasta el lenguaje de las víboras.

5-Ministro de Defensa; Iñigo Errejón cuya capacidad para analizar zonas en las que no vive, ha asombrado al mundo universitario de todo el planeta. Su primera medida será la de asegurarse de que los soldados varones duerman en las mismas habitaciones que las hembras, vaya usted a saber por qué.

6- Ministro de Economía y Hacienda; Juan Carlos Monedero. Con ese apellido, la cosa estaba muy clara para el líder supremo de la revolución bolivariana y no haremos ningún comentario adicional.

7- Ministra de Educación; Toñi Moreno cuya experiencia en " hundir todo lo que toca" ha sido fundamental. De ella se espera que acabe con toda la cultura que no tenga nada que ver con la revolución bolivariana. Y que, en ningún momento, pierda la sonrisa por muy estúpida que parezca, que lo parece.

8- Ministro de Industria; Carmen Lomana por sus amplios contactos en el mundo internacional y su experiencia en el glamour inteligente serán básicos a la hora de impulsar las nuevas industrias que España necesita. O eso dicen.

9- Ministro de Justicia; Gaspar Zarrías el zorro de Jaén que tras estar en todas las salsas andaluzas y no aparecer en ninguna, le valdrá para terminar con los agujeros del sistema judicial por donde antes se escapaban todos los que viven al sur de Despeñaperros, de la secta del capullo, por supuesto.

10- Ministra de Agricultura; Carlos Fitz-James- Nuevo Duque de Alba- cuya habilidad y constancia pescando subvenciones europeas para sus tierras será clave para los agricultores españoles.

11. Ministra de Asuntos Sociales; Mariló Montero por su gran preocupación y sapiencia sobre los más necesitados. Sus últimas declaraciones en las que afirmaba que "en España los que más sufren la homofobia son gays, lesbianas y transexuales" no dejan lugar a dudas.

12- Ministra de Sanidad; La Dulce Neus experta en mandar, sin dolor, al otro barrio a criaturas de todo tipo. De ahí su nombre, y su nombramiento.

He de añadir que esta lista cambiará algo de aquí a que ganen las elecciones pero, estoy en condiciones de afirmar que serás las últimas en democracia en España. Usted ahora sonríe pero llegará un día en el que la sonrisa se le va a quedar helada. Para entonces, yo estaré lejos, muy lejos, con un pasaporte danés y mirando con placer las llamas del fuego de la chimenea. Tan triste, tan cierto.

Sergio Calle Llorens

miércoles, 3 de diciembre de 2014

LA TORMENTA

Observo que la mar está ligeramente movida por el travieso viento de levante. A pesar de las olas que suben y bajan, presenta un bonito aspecto desde las rocas. Enfilo el camino hacia la montaña donde me espera un bosque repleto de misterios. Allí los minutos caminan con otro tempo más lento. Ajeno, tal vez, a los quehaceres diarios de los seres humanos. Las campanas de la iglesia tocan a muertos, o ese parece si me atengo al heraldo triste de su sonido. Seguirán tocando, supongo cuando ya no estemos.

El cielo no parece estar para requiebros y, las primeras gotas gotan me confirman que ha sido una muy mal idea adentrarme en la foresta con ese tiempo. Sin embargo, no he podido pasar por alto esa extraña querencia mía por poner unos pasos delante de otros y, perderme en lo más profundo del bosque donde a veces, incluso, llega la canción triste del mar que habla de civilizaciones antiguas, de barcos que se hundieron y de arcanos conocimientos. El primer relámpago da lugar a unos espectaculares truenos. A los pocos segundos, caen los primeros rayos. Me asusto, y mucho. La idea de perecer alcanzado por una carga eléctrica me sobrecoge. Acudo raudo a refugiarme bajo unas rocas que sobresalen al final de un camino. Si la habitual pirotecnia celestial me abruma, la viscosa niebla no ayuda en absoluto a calmar mi espíritu. Mi perro nórdico que me acompaña en la aventura aulla de pronto. Parece que gime al final justo en el momento que aparece la raposa huyendo del singular temporal. A esa misma hora, se acaba de formar un tornado frente a las costas de Málaga. Afortunadamente escucho, pero no veo el espectacular remolino. El aguacero da paso a una fuerte granizada que cubre de blanco la hojarasca de la otoñada. Trascurridos unos minutos, la situación, lejos de mejorar empeora y la fosca acrecenta su dominio dejándome en la más absoluta oscuridad. Volver se me antoja imposible. Demasiado riesgo y los rayos siguen cayendo. Estoy aterrado.

Bajan las temperaturas y unos pajarillos protestan desde lo alto de esa inmesna masa arborea. Me imagino en lo bien que yo estaría en casa, bajo una manta, y degustando un buen chocolate caliente. Aparto de mi cabeza ese pensamiento casero de forma abrupta, como de un manotazo al intentar matar una mosca. Intento pensar en las setas que podría recoger tras el paso de la tempestad pero, sencillamente, es inútil porque el agua ha comenzado a caer en forma de torrente y, por supuesto, tengo que huir de mi refugio. Camino por el bosque intentando buscar una salida a mi comprometida situación. De mis labios sale una vieja pregaria que aprendí de niño. Es como un murmullo que apenas se oye ante el sonido del aguacero. El cielo ha abierto todos sus grifos, a ojo de buen cubero, y estoy empapado hasta los huesos. Una vez más acuden a mi mente escenas de interior de vivienda; los troncos ardiendo en la chimenea proyectando extrañas imágenes en las paredes o esa mermelada de fresa en mi cocina añeja y rotunda que, pienso, podría estar tomando a esas horas si no hubiese sido tan estúpido. Quedarme allí ante tanto árbol podría costarme la vida, así que acelero el paso y caigo dos veces debido a la fuerza del agua. El perro parece reírse de mi con un ojo y, con el otro me pide que le saque de allí cuanto antes. Capto el mensaje y los dos descendemos de la montaña. Él impertérrito, yo con esa cara compungida que ponemos los humanos cuando la lluvia nos cae encima. La tormenta arrecia y, con ella, mi miedo.

Es cierto, el camino de vuelta es muy peligroso. Me esfuerzo en domesticar la sobreexcitación nerviosa; bajo, subo, corro y tiro del perro cuando no está convencido de que vayamos a salir de esta. Sigue diluviando sobre la montaña y los acantilados de la costa que, suponemos, no deben de estar muy lejos de allí. Nuestro descenso es dramático y no puedo evitar entristecerme por haber metido a mi viejo amigo en esa aventura. Parece, de pronto, más demacrado y viejo. Nos miramos y él parece pedirme algo. Le entiendo y suelto la correa. Un nuevo rayo. Esta vez ha caído aún más cerca. Nuuk olisquea el suelo y comienza a subir por la montaña más alta. Me espera en la cima. Cuando llego, me lame el agua de la cara y se lanza, casi sin darme tiempo por la pendiente. Empero, ha sido una buena decisión porque era el único paso para salir de aquel infierno.

Una hora más tarde llegamos a casa; empapados y, lo que es más importante; vivos. Tras sacarle el pelo a mi heroe peludo, me quito la ropa y me doy una ducha bien caliente. Luego llegan unas viandas del país malagueño y una suculenta comida de perro para Nuuk. Continua lloviendo, pero la tormenta, antes amenazadora, se convierte en la mejor aliada para seguir escribiendo la novela. Escucho la respiración del perro que duerme a mi lado, tranquilo al fin. Le acaricio el lomo y él responde alzando su cabeza. Seguimos persiguiendo sueños; él con comidas sabrosas y yo, como no podía ser de otra manera, con unas musas guapas que me iluminen el camino de la escritura. Seguimos.

Sergio Calle Llorens

lunes, 1 de diciembre de 2014

LA CRUZ DE LOS ULTRAS


Lo mejor que se puede hacer para parar la violencia en el fútbol es no guardar un minuto de silencio por la muerte de ningún ultra. Tampoco por ese descerebrado que viajó a cientos de kilómetros de su casa, y con 43 tacos, para protagonizar una batalla campal contra gente a la que apenas conocía. Ese Jimmy, o como fuera conocido, nos viene a demostrar que no todas las muertes son iguales, ni todos los que las protagonizan tampoco, porque mientras él se buscaba la parca a manos de gente tan desalmada como él, unas niñas morían víctimas de la leucemia. Tenían la misma edad que sus niños sobre las que no pensó antes de arriesgar su vida de forma tan estúpida.
Creo conocer a los ultras del fútbol, es más, los he sufrido en carne propia. La primera vez fue en Nervión cuando una chica irlandesa me cambió la bufanda de España que yo llevaba por la de Irlanda y, sorprendentemente, unos hinchas del Betis vinieron a mandarme a cenar con Jesucristo. Años después, los seguidores más radicales del Málaga, que gritaban “periodistas terroristas” dos cuartos de hora antes, me amenazaron de muerte. En la actualidad sigo sin poder visitar la Rosaleda. El club de mis amores. Y todo por un artículo.

Creo que es un buen momento para recordar como el bar oficioso del Málaga C.F retuiteaba insultos y amenazas de muerte hacia mi persona, como también lo hicieron varios periodistas de la Cadena Ser de Málaga. Y a estas horas, tan hipócritas como siempre, se rasgan las vestiduras por la muerte de un seguidor del Deportivo.
Es momento de repartir culpas; la violencia ha sido amparada por los clubes de fútbol, y por sus turiferarios, desde hace años. Sólo Laporta, que no es santo de mi devoción, fue capaz de echar a los Boixos Nois del Camp Nou que se perdieron el hecho de que el Barcelona ganase 7 títulos en una temporada. Un hito histórico que no ha sido igualado por nadie, sin que nadie les echase de menos. Una medida que no ha sido compartida por ningún club. Los seguidores radicales del Celta abucheando por el minuto de silencio en Balaídos por la muerte de una mujer policía asesinada en un atraco. Seguimos esperando unas disculpas. Unas lunas antes, los descerebrados de Cuatro ponían verde a la policía holandesa por retener a los Biris del Sevilla en Rotterdam. Hasta la comisaría acudió el hijo del delincuente Del Nido para interesarse por su gente, porque es “su gente”. Y qué decir de ese Ochaíta de los Ultra Sur, junto a sus camaradas, entregando una placa de reconocimiento a  Mourinho en su despedida en el mismísimo césped del Bernabéu, sede del club más sancionado de Europa por la exhibición de símbolos fascistas. Vaya que luchar, lo que se dice luchar contra los ultras, Florentino no se ha significado mucho, por más que nos mientan hoy sus esbirros al respecto.

La muerte de Jimmy es, diga lo que diga el presidente del Atlético de Madrid, responsabilidad del club que le ha amparado durante años. Recordemos como el Frente Atlético lleva años cantando canciones sobre aquel seguidor donostiarra al que asesinaron. Y ni una sola reprobación. La ejecución está en el debe de todos los aficionados al fútbol que han callado con los cánticos racistas cuando los ejecutan los de “su tribu”. El asesinato es también culpa de ese comité antiviolencia que, o se reúne tarde, o no se reúne nunca. Esa inutilidad andante que todavía no ha hecho cumplir el cierre del Camp Nou por unos hechos lamentables protagonizados por sus aficionados.

Los ultras son una cruz para el fútbol español. Con el asesinato se hace más pesada y difícil de llevar. Esta carga es, al mismo tiempo, una nueva medalla que se cobra esa gentuza a la que le encanta que se hable de ella. Han olido nuestro miedo y lo están disfrutando. Esa cruz que el mismo Florentino Pérez ha quitado de su escudo para, dice, “no ofender a los musulmanes”, demuestra el temor por perder la pasta que mantiene a su sórdido castillo en pié. Si tan preocupado estaba por no ofender, podría haber empezado por retirar los símbolos nazis de su estadio. Todo, como se pueden figurar, responde a ese eterno echar balones fuera para no asumir la responsabilidad. Esa rueda de prensa conjunta entre los presidentes del Deportivo y Atlético les puede ilustrar de cómo escurrir el bulto. Y tan cierta es la afirmación de que toda la responsabilidad de la muerte es de todo el fútbol español como la del presidente de la LFP, señor Tebas, diciendo que hay dos tipos de aficionados; los normales y los anormales. Por supuesto, él, Jimmy, sus asesinos y los que apoyan este circo inmundo pertenecen a la segunda categoría. Ninguno de ellos merece una sola lágrima.

Sergio Calle Llorens