martes, 29 de julio de 2014

EL HUNDIMIENTO CATALÁN

No entiendo los lamentos. No comprendo que el personal se rasgue las vestiduras. Pujol, seamos claros, ha sido un ladrón con el beneplácito de PP y PSOE. González y luego Aznar le permitieron gobernar a pesar de que era un secreto a voces lo del 3 por ciento. El sevillano les dio la competencia de educación para que Don Jordi construyera una nación que antes apenas existía en la mente de cuatro ociosos. El madrileño le dio todo lo demás afirmando que él hablaba catalán en la intimidad. Tal vez esas conversaciones fueran con el diablo.

Pujol que asaltó Banca Catalana para comprar voluntades ha sido el responsable del desvarío separatista. El muñidor de una Cataluña independiente que, a pesar de todo, jamás se hará realidad. En cualquier caso, el catalán es el monstruo que crearon populares y socialistas. Ellos que querían gobernar, y lo consiguieron, a cualquier precio porque no tienen ningún escrúpulo. La política, dicen, crea extraños compañeros de cama, pero no hasta el punto de organizar una orgía y que siempre seamos los ciudadanos los taladrados.

Ahora que echamos la vista atrás es fácil sonrojarse con esos presidentes entregados con “el español del año” según ABC. Tremendamente sencillo sentir vergüenza por los Doctor Honoris causas de esas universidades catalanas que son una fábrica de tarados. Rematadamente cómodo sentir nauseas por los turiferarios de TV3.

Insisto Pujol es hijo de González y Aznar. Ellos pudieron parar el golpe y meter en la cárcel al catalán que llegó a creerse que Cataluña es él. Pues no lo hicieron porque amaban demasiado el poder. Igual que el resto de España no es el PP con su patrioterismo  barato. Ese que se abraza a la bandera pero que siempre que gobierne lleva a las fuerzas armadas a la inanición. Unos conservadores que dicen amar a España pero que luego siempre hace aquello que no le conviene. De los inútiles socialistas, perdón por la redundancia,  no diré nada. Ellos ya se retratan con su España federal que siempre acaba con el cantón de Jumilla declarándole la guerra al de Cartagena.

La responsabilidad del caso Pujol es compartida con los periodistas que lo adulaban. Con los jueces que miraron para otro lado. La gente se dejó engañar para que el Molt Honorable se hiciera de oro a costa de los descendientes de Vilfredo el Velloso.  Ahora todos niegan a Pujol, cuando él era, no el padre, sino el hijo de la gran mentira; La España autonómica. Hoy, en la muchachada nacionalista ha arraigado el desasosiego. Saben que lo de Pujol es sólo el principio del hundimiento. Sus líderes actúan como Hitler; imaginando ejércitos imposibles, soñando con armas salvadoras de última hora. Sin embargo, les queda muy poco para que como en 1939, su burguesía salga a la calle para agradecer la toma de Barcelona, y ellos, se dediquen a lo que mejor saben, abrir tiendas. Todo está a punto de derrumbarse.


Sergio Calle Llorens

domingo, 27 de julio de 2014

LA SOLUCIÓN

Quevedo dejó, además de una poesía prodigiosa, frases para la posteridad. Una de mis favoritas es la siguiente: “vedamos a todo marido sufrido el poder de hacer testamento; porque no es justo que tenga última voluntad en la muerte quien no la supo tener en vida”. Además de los esposos, la consigna puede ser usada para diferentes colectivos. Los andaluces y los catalanes tampoco han tenido mucha voluntad en vida y, de ahí que sufran crisis sin precedentes en la muerte. Los primeros porque se dejan gobernar por una pandilla de criminales sin escrúpulos. Los segundos por dejar su destino en manos de otros delincuentes que, para más escarnio del personal, tienen que sufrir la matraca identitaria basada en las mismas patrañas que el Reino de Narnia.

La confesión de Pujol es la prueba fehaciente de que la autonomía catalana se basa en un timo para el que, entre otras cosas, el enano y los suyos se hicieran millonarios envueltos en la señera. La declaración de Jordi es un misil en la línea de flotación del proyecto secesionista catalán. Lejos de las locuras de un supuesto ejército inviable. De una Cataluña dentro del euro, que nadie aceptaría, sólo queda la arrogancia de la señora Ferrusola y su plebe. “Que pagui Pujol” se oye decir por Barcelona a los de la causa de Pilar Rahola, pero esta vez, lo único claro que la capital de Cataluña es Berna. Además en los próximos meses el escándalo se convertirá en una inmensa bola de nieve que arrastrará a Mas y a muchos de los suyos. Ese es el problema de una región que detesta a genios como Pla, Dalí y olvida a grandes referentes políticos como Tarradellas para entregarse a los de la CUP y otros tarados del mismo estilo. El testamento de los independentistas está escrito  Van a volver a perder porque son demasiado pequeños, demasiado cretinos para poder doblar la rodilla de un estado como el español.

De funeral catalán al de los socialistas que han decidido hacerse un nuevo harakiri eligiendo a la andaluza Micaela Navarro cuyo único talento es para el fomento del paro. Igualmente continúan con el rollo federalista como respuesta a todos los males de España. No sé quien  hace el casting a esta gente pero creo que una amplia mayoría de españoles detesta el federalismo y, otra mucho más grande, no tiene ni puñetera idea de lo que significa.

Lo que nos ha traído hasta aquí es la cerrazón de la izquierda a aceptar a España. Lo que nos ha llevado al desastre es la constitución de 17 estados en pequeñitos jugando a ser países independientes; educación fraudulenta y sistemas de justicia controlados por los virreyes locales. No, la España autonómica no ha servido para acercar el poder a los ciudadanos, sino para crear una casta de ladrones. Insistir en la idea de que para ser extremeño o murciano necesitamos una región autónoma, es de locos.

Una solución a la ruina autonómica es la organización del estado a través de las provincias. Suprimir autonomías y gobernarnos con los Diputaciones. Sé que es una opción minoritaria, de momento, pero estoy convencido de que sería la forma ideal de soltar lastre y poder concentrar todas nuestras energías en colocar a España en el lugar que se merece.

Ser provincialista hoy es la mejor forma de ser español para obtener el progreso de la nación moderna más antigua de Europa. Disimular el espanto que produce el invento autonómico no conduce a nada. Todos estamos de acuerdo, y ya es algo, en que no podemos seguir bajo el yugo de unas autonomías inviables desde el punto de vista financiero.

Si el lenguaje de estos autonomistas es oscuro, vago e incoherente que no obedece a más lógica que al deseo de algunos de seguir atracando, opongamos nosotros el viejo sueño liberal de que todos los españoles seamos verdaderamente iguales ante la ley. Usemos, aunque sea por una vez, el sentido común que es el menos común de los sentidos. Todavía hay tiempo para que las campanas no toquen por nosotros.

Sergio Calle Llorens


sábado, 26 de julio de 2014

LES DONES


De vegades crec que Napoleó Bonaporte tenia raó quan va dir allò que les batalles contra les dones són les úniques que es guanyen fugint. I jo, en realitat, hauria d'haver sortit corrent en moltes d'aquestes vegades. Espero que no m'acusin de misógino, perquè crec que he demostrat, i amb escreix, que sóc un admirador de la dona Tal vegada, dic tal vegada, amb els anys m'he tornat molt desconfiat amb elles, i amb tots, però no puc dir que pugui a la meva edat anar-me amb qualsevol. I quan dic anar-me, no em refereixo al llit, sinó a qualsevol lloc. El meu temps és, en veritat, l'única cosa que tinc. Per això, haig d'anar amb compte de no perdre-ho amb dolentes i negatives companyies.

La primera dona de la qual em vaig guardar va ser una senyora, alguna cosa madura, que em va convidar a diverses tertúlies al seu programa de ràdio. Em vaig fer dues entrevistes i, després em va presentar una proposta formal per formar part del seu equip. Vaig acceptar encantat però, la lletra petita, deia que jo devia acceptar una relació amorosa amb la senyora. Finalment allò va acabar com havia començat; ella pel seu costat, i jo pel meu. Encara record per dir-me que jo amagava alguna cosa i, per això no volia tenir una relació amb una dona tan espectacular com ella. La meva resposta va ser contundent; “no amago gens, simplement no volia intimar amb ella”.

La segona dona era una bella noia amb una conversa intel·ligent fins que aprofundies en els temes amb ella. Sempre tenia una explicació per justificar tots els errors de la humanitat: “no hauran evolucionat”. Ja fos si jo criticava als andalusos, als catalans, ella sempre apareixia amb el seu tema de l'evolució. Fins als camps de concentració dels nazis eren justificats amb el tema de la joiosa evolució. Com tampoc tenia jo moltes ganes de conversa i, menys de joc amorós, un dia va aparèixer el seu veritable rostre. Jo caminava per una costa i ella em va veure certament sense forces. Semblava, segons la seva versió, que m'anava a desmaiar. No obstant això, no va intentar ajudar-me. Sembla que totes les que no tenen una vida sexual plena, acaben pagant-la amb mi. Avui, cada vegada que ens trobem, li dic que segueixo evolucionant. I ella em mira completament sorpresa.

La tercera, i última dona, va ser una companya a la qual vaig ajudar bastant perquè l'hi mereixia. És, a més de inteligentísima i bella, una excelentísima persona. Creativa i amb unes ganes d'aprendre per ser una gran professional. Va prometre venir a acomiadar-se abans de partir per a Dublín. I ho va complir, només que em va cridar cinc minuts abans per no veure'm perquè era tarda. Una forma d'agrair-me el que havia fet per ella que, òbviament, no em va fer molta gràcia. Pot ser que la destinació em torni a ajuntar amb aquestes dones però, estic preparat per batre el rècord dels cent metres. Hora de seguir. La nit segueix sent bella.

Sergio Calle Llorens

PERIODISTAS DE MÁLAGA

Con toda seguridad a los que informan sobre la actualidad de Málaga les hubiera sido difícil escribir sobre el jeque y sus empresas. Ya saben, investigar sobre quien es en realidad, el origen de su fortuna, el accionariado del club de la Costa del Sol y otros muchos interrogantes.  Casi siempre lo difícil es lo correcto.También podrían haber realizado un reportaje de investigación sobre las apuestas ilegales que le costaron al Málaga C.F su salida de la liga de campeones y, al árbitro escocés de aquel infausto partido contra el Dortmund, su participación en el mundial de Brasil. Hoy, los blanquiazules viven en la incertidumbre y el señor Thompson rumia un gran dolor por haber perdido la oportunidad de su vida.

Pero no lo hicieron porque es mucho más fácil mirar para otro lado y soltar sandeces por la boca. Ese Justito de inteligencia Rodríguez y toda esa caterva de incapaces no dan mucho de sí. Insisto, de haber cumplido con su trabajo, se habrían ganado el calificativo de periodistas. Empero, es mucho más cómodo hablar de tácticas de fútbol que no dominan, hacerse fotos con los jugadores, mirar para otro lado, no molestar más de lo necesario, cenar en el bar oficial de los radicales del Málaga. El resultado es que no hay nadie en la provincia malagueña que sepa que hay detrás de las operaciones del club. Todos son rumores o especulaciones porque nadie les ha querido explicar como llega aquí el jeque, lo que se le prometió, el rédito que pretendía obtener.

Es evidente que el nivel del periodismo local deja mucho que desear.  Estamos ante aficionados, con alguna honrosa excepción, que no han escrito ni una sola columna que merezca la pena echarse a la boca. Cretinos cuya única aspiración es ser saludados en los arrabales por tipos más cretinos que ellos. No dan más de sí.

Hablaba del tema con un amigo del Valle de Arán tomando unas cervezas junto al mediterráneo. Lo hacía en voz queda y en la lengua de Pla, para evitar conflictos con los lugareños. Del periodismo deportivo pasamos a una querencia común como Buddy Holly. Finalmente le revelé como en la Universidad de Málaga los monitores deportivos contratados en verano son hijos de los altos cargos de la UMA. Un asunto que sería fácil de investigar si, como pasa con todo en Málaga, hubiera un equipo de profesionales dispuesto a cumplir con aquella máxima periodística es decir la verdad, ser fiel a los ciudadanos y no a esos que nos roban desde las instituciones. Pero claro, eso es mucho pedir en un lugar donde a los monos se les concede el derecho a poder opinar de todo en los medios. 

Hablaba, ya les digo, con mi amigo de Vielha cuando éste apuró la rubia y me dijo muy serio: “mira Sergio, si en Cataluña hemos podido aceptar que Pujol era honrado y, nos hemos tragado, con la colaboración de TV3, que el enano era el hermano gemelo de Pau Gasol, aquí en Málaga habéis de aceptar que los periodistas son como vuestro equipo, la nada”. Desgraciadamente, tenía toda la razón del mundo. El periodismo de la provincia es fiel reflejo de una sociedad que vive en la más absoluta de las inopias. Y en estas, el Málaga se fue a hacer la pretemporada a Australia a jugar, supongo, con los canguros. Ah, Kangaroo significa en realidad, no comprendo. 


Sergio Calle Llorens

jueves, 24 de julio de 2014

MENTIRAS AUTÓNOMICAS

De todos es sabido que si la Junta de Andalucía fuese un cuerpo se donaría a la ciencia para que con ella hicieran supositorios y pudiera seguir dando por detrás. Lo que no sabían muchos es que, a pesar de la machacona propaganda oficial, la comunidad autónoma que más recibe en relación con el dinero que aporta al Estado es la tierra de María Santísima. La taifa del sur arroja un saldo fiscal positivo de 7421 millones de euros que, a bien seguro, agradecen los miles de socialistas y sindicalistas que viven de los presupuestos.

Otro asunto desconocido para el gran público es que la Comunidad de Madrid es la que tiene un mayor déficit fiscal con un total de 16.723 millones de euros menos de los que aporta al Estado, lo que viene a ser el doble del déficit fiscal catalán de 8455 millones. Al señor Más es otro al que se le acaba de pillar en una mentira grandiosa.

De los datos se desprenden varias conclusiones; la primera es que ni Cataluña está sufriendo robo alguno- que no sea el de sus propios políticos- ni Andalucía es discriminada por el gobierno del Presidente Rajoy. El caso andaluz es muy sangrante porque la región ha sido varias veces rescatada con el dinero del gobierno central sin que, como de costumbre, haya habido ni una palabra de agradecimiento en los medios oficiales del régimen socialista andaluz. Sonroja ver y oír a esos cretinos criticar que en España se hayan creado 424,500 empleos, cuando en Andalucía la cifra apenas ha llegado a los 3000. Según parece el paro endémico andaluz debe ser el resultado de un complot Norteamericano- Vaticanista.  De la matraca identitaria catalana decir que ni siquiera los empresarios quieren salir de España porque, entre otras cosas, supondría la muerte de sus negocios.

Además del insuficiente conocimiento del mecanismo del mercado laboral y de la política internacional que no recibe a iluminados mesías que creen en países imaginarios, me viene a la cabeza una antigua pregunta; si Susana Díaz y Artur Más se tiraran de la azotea del Empire State quién llegaría antes. Nadie podría decirlo a ciencia  cierta, lo único claro es que ganaría España.


Sergio Calle Llorens

lunes, 21 de julio de 2014

SI ANDALUCÍA FUERA

Si Andalucía fuera parte del Reino de Dinamarca  todos sus presidentes autonómicos, más de medio partido socialista y su brazo sindical estarían ahora en la prisión más oscura de Copenhague.  Además, ninguno de esos mangantes podría volver a presentarse a unas elecciones y, sus descendientes deberían cambiar el nombre familiar si quisieran volver a tener la oportunidad de trabajar en la administración pública.

Si Andalucía fuera un equipo de fútbol sus entrenadores, que vienen de una larga estirpe de cretinos, habrían sido ahogados en el río más cercano. La sociedad estaría siendo estudiada en profundidad en todas las universidades del mundo como ejemplo a evitar para no ir a la quiebra más absoluta.

Si Andalucía fuera un circo, los enanos crecerían, la mujer barbuda se dejaría sodomizar por los elefantes por aquello de que todo lo que tiene pelo es enemigo de las femenistas y, los domadores de leones saldrían espantados ante el primer bufido de los felinos.  Eso ocurriría en las horas en los que los liberados sindicales permitieran al personal circense echar unas horas a la semana, no fuera a ser que se cansaran.

Si Andalucía fuera Israel hace tiempo que los judíos de todo el mundo habría sido exterminados. Haría realidad el sueño de Adolf Hitler y de los millones de nazis que pululan por todo el mundo. Hamas, grupo terroristas donde los haya, habría creado un nuevo Al Andalus desde Palestina hasta Despeñaperros. En las playas de la Costa del Sol ya no lucirían palmito las suecas o las alemanas, sino mujeres bañándose con Burka.

Si Andalucía encabezara el proyecto SETI para buscar vida extraterrestre en otras galaxias, hace mucho tiempo que los alienígenas hubieran exterminado a todo el planeta tras haber visionado un programa de Canal Sur, pues tal sería su convencimiento de la estupidez de los habitantes de la tierra. Nadie podría culparles.

Si Andalucía se presentara a un concurso mundial de tarados, ganaría, y sin esfuerzo alguno todas sus ediciones ante el asombro mundial. Esa Susana Díaz,  esa María Gámez rebuznando proclamas llevarían las carcajadas a todos los rincones de la galaxia. Por supuesto, el ente autonómico gritaría eso de “Campeones, Campeones” a ritmo de Los del Río. ¡Con dos cojones!

Sin embargo, Andalucía es, afortunadamente, una región sin importancia. El último reducto del alelado. La postrera reserva de La Garduña. El refugio de los incapaces. Una región como encarnación del culo de Europa y que, lejos del latrocinio institucionalizado, nadie la puede dañar pues ya tiene a sus patéticos andaluces para hacerle todo el perjuicio del mundo. No hay futuro. No hay nada. Sólo barbarie.


Sergio Calle Llorens

domingo, 20 de julio de 2014

¡CON LO FEA QUE ES!

Las feas son, por lo general, criaturas amabilísimas. Sin embargo, hay muchas señoras que no aceptan la más mínima comparación con doncellas menos agraciadas. Carmen Castilla, secretaría general de UGT- Andalucía, es una de estas féminas. Al menos eso es lo que se desprende de la conversación  con Francisco Fernández. Diálogo pinchado por la Benemérita en el seno de la investigación en el caso de las facturas falsas. En esa charla el sindicalista reconoce su corresponsabilidad en el escándalo que ha venido a demostrar un secreto a voces: La Junta de Andalucía tiene tres patas; UGT, PSOE y gobierno regional que aplican, y con esmero, el latrocinio institucionalizado.

 El coloquio entre ambos deja a su vez una perla para la posteridad: “Sabes que ponía la prensa que soy Susana Día ¡ tiene cojones! con lo fea que es”.  El compañero no tardó en responderle a Doña Carmen que” le ganaba en todo”. Ya vemos como un varón que está tragando quina por el rapapolvo que está recibiendo al saberse descubierto, sigue pensando con lo que tiene entre las piernas. Se puede concluir que los hombres no tenemos solución alguna.

Si el Yin y Yang son dos conceptos del taoísmo que exponen la dualidad de todo lo existente en el universo, Andalucía, que existe en una dimensión paralela, aplica el Yin y el Ñam porque no hay presupuesto, subvención o ayuda que no se zampen los de la secta del capullo. Es obvio que la realidad andaluza dista mucho de ser ideal y anacarada como nos quiere hacer ver Canal Sur. Tampoco hay que  ser un licenciado en óptica, ni de lejos,  para darnos cuenta de que la tafia del sur es un inmenso circo al aire libre donde se aplican delirantes apotemas, a cual más loquinario.

Volvamos, en cualquier caso, al tema de la fealdad de Susana señalada por la guapa líder sindical  por la que suspiro más de uno. Doña Carmen se molestó por una comparativa relacionada por su belleza. No le importó que el personal la señalara como mujer de pocas luces. Ni siquiera se inmutó por la equiparación a otros ladrones de su organización. A ella le dolió que la igualaran  con esa presidenta que más que mujer, parece sacada de alguna cuadra de Jerez. En realidad, no pienso que los periodistas que asemejaron a ambas señoras tuvieran la belleza en la mente. Creo que todo respondía a un intento de reflejar que ambas habían llegado a lo más alto de forma meteórica. Nada más y nada menos.

Todo el asunto del mosqueo de Carmen Castilla me recuerda que en este país hay gente muy puntillosa. La mayoría no tolera la más mínima crítica. El español aspira siempre al halago y al fervor más absoluto. La supresión de todo posible vituperio representa una inmensa cucaña. El otro día, sin ir más lejos, una señorita que se gana la vida escribiendo sobre los libros de los demás, criticaba mi novela diciendo que era demasiado divertida y no la recomendaba. Acepto gustoso el criterio.

Finalmente el affaire Castilla me ha hecho recordar aquella historia de un hombre que llega a una farmacia y dice:

-         Una caja de preservativos por favor.
-         Aquí tiene. ¿Quiere usted una bolsa?
-         No gracias, la de hoy no es tan fea.

 ¡Que se queda tranquila Doña Carmen, nos gustan todas! Lo que no sé si los caballeros sólo se fijan sólo en la belleza de las señoras para asuntos más serios. Sin embargo, tener relaciones con mujeres que son responsables de que en Andalucía haya niños pasando hambre y un paro africano, se me antoja insufrible por muy guapa y por muy buenos muslos mordisqueables que tenga la señora en cuestión. Sobre todo cuando a todos nos sobra demasiado mes al final del sueldo por culpa de esas mismas mujeres.


Sergio Calle Llorens

lunes, 14 de julio de 2014

ORACIÓN MALAGUEÑA DE UN SOLDADO




Cuando llegue al cielo a San Pedro Le diré;
Se presenta un malagueño señor,
Ya he cumplido mi pena en el infierno

He aguantando al cretino de la Junta
A Blas Infante y su credo andalucista
Pagando toda entera su ronda narcisista

He combatido contra La Garduña
Que se empeñaba cada mañana
En herirme con sus sucias pezuñas

He soportado el robo institucionalizado
De la secta hiriente del capullo
Por aquello de que lo nuestro es suyo

He subvencionado un canal de tarados
Para más gloria de la casta andaluza
Y su permanente fábrica de parados

He mandado a los míos al exilio
He pagado sus sueldos millonarios
Hasta que me dejaron sin salario

He sangrado hasta la última gota
He combatido hasta el último aliento
Y lo he hecho con mi único talento

No tuve más remedio que tomar las armas
Y marchar tras las Banderas de San Andrés
A vender cara nuestra valiente y vieja piel

He sido un hombre de honor
He sido un caballero de espada
Y ahora mi cuerpo yace inerte

No se moleste en abrirme el paraíso
No se apure en franquearme la entrada
Que ya viene a buscarme un camarada

Le repito que se presenta un malagueño señor
Ya he cumplido mi pena en el infierno andaluz
Lléveme a la luz o devuélvame mi espada

Porque le confieso; mi sed no está saciada

*Poema que aparecerá el año próximo en mi libro de poesía. Todos los derechos reservados.

Sergio Calle Llorens

UNA SOMBRA


Acudo a la cita con el mar que esta noche me aleja certezas. La luna luce imponente frente al mediterráneo no muy lejos de mi particular Isla de los Naufragios. Acudo puntual a mi cita con la patria salada engalanada con olas tranquilas. Los grillos ponen la banda sonora a la madrugada a cuatro cañas de mi casa. Algo más lejos, creo que a unas pocas millas náuticas, unos barquitos buscan su jornal en forma de peces sabrosos. Me siento afortunado.

La madrugada es de los noctámbulos o, en su caso, de aquellos que no tienen más remedio de trabajar. Las estrellas brillan en la bóveda celestial. Algunos perros ladran en la lontananza pero ni siquiera ellos me estropean la imagen. No creo que haya visión más evocadora que ese manto marino de noche, pero, ya les digo, las olas alejan mis convicciones. Me pregunto si habrá alguien en algún lugar del mundo que haya reparado en mi ausencia. Me demando si en ese momento alguna persona esté leyendo mi novela. Me interrogo por la causa por las que disfruto todos y cada uno de los momentos de mi existencia. Me interpelo por los motivos de mis querencias oscuras. Y es que el nocturno es una cosa bella y sugerente. Vivir y descubrir arcanos mientras el resto de la humanidad duerme. 

Las luces del pueblo malagueño son trémulas como de costumbre. Sigo cuestionando a la noche y a  los rayos de plata  de Noctiluca. De pronto, unos pasos se oyen en el empedrado pero sólo veo unas figuras que se alejan. Interpelar a la noche no es cosa fácil pero, como digo siempre, lo importante en la vida no es encontrar las respuestas correctas sino hacer las preguntas adecuadas. Esta noche no puedo hacer ni lo uno, ni lo otro. Soy apenas una sombra que se la traga las tinieblas y, a pesar de todo, me siento enormemente feliz. Creo que me he convertido en un gran vino oscuro que sabe mucho mejor con los años. Un caldo que no está hecho para la boca del asno. Una creación nacida del amor resultado del mejor de los conocimientos. Una sombra, pero ¡vaya sombra!

Sergio Calle Llorens


miércoles, 9 de julio de 2014

BRASIL

Para organizar un mundial, o cualquier evento deportivo, se necesita dinero, mucho dinero. En segundo lugar, pero no menos importante, es conveniente contar con el apoyo del pueblo que albergará ese campeonato. Brasil lo tenía porque su presidenta estafó a la gente diciendo que serían los patrocinadores los que pagarían la factura del acontecimiento. Una vez que se supo que todo era un monumental engaño, los brasileños se rebelaron contra el timo. Después de todo, la sanidad y la educación de ese país sudamericano han sido las grandes damnificadas del fraude que continuará con la celebración de los juegos olímpicos.

Pero cuando un pueblo se deja estafar varias veces por el mismo ladrón, apenas se puede añadir una cosa, y eso es aplicable como saben al caso andaluz, se lo merece. Como también merita a sufrir la mayor humillación en la historia del fútbol mundial.  En realidad, no es cierto que sólo pasen a la historia los ganadores, también aquellos que sufren las humillaciones más crueles serán recordados  aunque pasen mil años. Y de eso, sabemos mucho los españoles. Durante semanas hemos visto como en Brasil se quemaban nuestras banderas, se pintaba nuestro himno, y se insultaba gravemente a los jugadores que hicieron a España ganar todos los campeonatos. Si con los holandeses uno siempre tiene la duda de si son unos tulipanes, o unos capullos integrales, con los del país del orden y progreso no hay incertidumbres que valgan; han sido los mayores hijos de perra que parió madre.  Como dijo un gran pensador chino; “para vengarnos, sólo tenemos que sentarnos en la puerta de casa para ver el cadáver de nuestro enemigo pasar”. Anoche, cuesta creerlo, la vieja piel de toro olvidó los agravios de Merkel, para celebrar los goles de los alemanes como propios. Desde que España humilló a Italia, no habíamos vuelto a dormir con una sonrisa dibujada en los labios. El cadáver brasileño fue una visión paradisíaca. 

Para colmo, los alemanes demostraron lo que es la educación celebrando tímidamente su pase a la final por no herir los sentimientos de los organizadores. No quiero ni pensar en los bailecitos que se hubieran marcado los Marcelo y compañía de haber ganado. Afortunadamente venció la escuadra que ha sabido tomar el testigo de la España del Tiki-Taka. Brasil traicionó su jogo bonito transformándolo en un jogo vomito, y olvidó sus antiguas querencias por España; ese país europeo donde a sus nacionales se les concede la nacionalidad tras tres años residiendo legalmente en él. El mismo Reino que llevan vejando más de un año. En todo ello la prensa ha tenido mucho que ver; inventando historias falsas, manipulando el caso Costa y, por último, haciendo caso a un viejo arrogante que, además de entrenador, ejercía de destructor de una forma mágica de entender el deporte. Podría terminar este artículo diciendo aquello de que a todos los cerdos les llega su San Martín, sin embargo, quiero expresar mis mejores deseos a los brasileños para que, de alguna manera, puedan en el futuro aprender lo que significa la palabra educación. La misma que han demostrado desconocer al recibir en casa a los invitados. Visitantes que nunca olvidarán la afrenta. 


Sergio Calle Llorens

LOS PAPANATAS DE LA CAUSA PALESTINA

Los andaluces actuales no son moros. Descienden de los cristianos que expulsaron a los árabes y repoblaron estas tierras. En el siglo XV quedaban en Andalucía 320 familias, menos de las que hay ahora. Ni siquiera los mozárabes provenían de los invasores islámicos porque no se cruzaron jamás con la población autóctona hispanogoda. Lean a González Jiménez y a Emilio García Gómez para que se enteren de una vez de que va todo esto. Y, por supuesto, olviden al papanatas de Blas Infante y sus delirios arabistas.

El desvarío del andalucista es compartido por una pandilla de descerebrados, a cual más inculto, que pretende arrancarnos de nuestra madre romana. Es la misma gente que apoya la causa palestina desconociendo que un gay árabe tiene más derechos en Israel que cualquier moro en un país musulmán. Dicen estar en contra del muro que han construido los judíos pero callan cuan aflautadoras de miembros que cobran por el levantado por Marruecos en el Sahara.

Por eso hoy que suenan tambores de guerra en Oriente Próximo, podemos escuchar como esta gente vuelve a ponerse detrás de la causa palestina. Yo, personalmente, no tengo nada que objetar al derecho de que los palestinos tengan su estado siempre y cuando ,faltaría más, yo no forme parte de él. El resultado de ese país sería el de una nación tan corrupta e inútil como todas las naciones árabes del planeta. Tribus que viven en la edad media y que deben de enfrentarse a un país de esencia ciertamente europea. Los israelitas han convertido, con sus talento y esfuerzo, un desierto en un vergel y ahora recogen sus frutos pese de estar rodeados de enemigos.

Felipe VI es por derecho Rey de España y de Jerusalén y aunque es un título honorífico haría bien en proponer una conferencia de paz en la amada Sefarad , para intentar que los moderados de ambas partes se pongan de acuerdo en vías de encontrar la paz. En cualquier caso, se ha de reconocer que negociar con los árabes es imposible y, la convivencia es ciertamente difícil. El primer paso para arreglar el tema es convencer a los árabes que separen la religión del estado pero, queridos amigos, eso es casi tanto como intentar convencer a un europeo del siglo XII de que el hombre iba a conquistar la luna. Sencillamente les llevamos más de 600 años de ventaja. Sé que a algunos les duele, pero es la pura verdad. El segundo paso para poner fin a esta locura, es no echarse en manos de grupos terroristas que siguen llevándoles al matadero en un conflicto que no podrán ganar jamás. Con lo fácil que hubiera sido aceptar la solución de 1948. En fin, estoy pidiendo inteligencia a seres que viven en el medievo pero, camaradas, es lo que hay.


Sergio Calle Llorens

miércoles, 2 de julio de 2014

BEATRIZ MONTAÑÉS

Beatriz Montañés no sólo ha protagonizado uno de los mayores ridículos en la historia de la televisión mundial sino que, encima, tiene que pagar los 1000 euros que se apostó con el cantante Bertín Osborne por hablar de lo que no sabe.  Y es que una cosa es hacer de jefe de prensa de Pablo Ermitas y, otra bien distinta, desempeñar el papel de turiferario delirante de un partido antidemocrático como Podemos.

Para trabajar en la tele parece bastar ser mona y automáticamente te ríen los chascarrillos. Pero fuera de medios como La Sexta o Telecinco, hay vida inteligente incapaz de tolerar que un señor con mirada de psicópata se salte el tiempo estipulado de intervención en el parlamento europeo. Ni siquiera se admite la defensa de regímenes como el venezolano donde se asesinan a estudiantes. Que Pablito y su amiga Beatriz hayan elegido el día para ser el hazmerreír de la galaxia, debería hacer reflexionar al personal. Una porque para ser de aedo hay que servir. Y al otro porque, naturalmente, el mundo no va a permitirle hacer de España un país bolivariano.

Como en la vida lo más importante no son las respuestas, sino hacerse las preguntas correctas, yo les lanzo la siguiente; ¿se imaginan lo que estarían diciendo hoy en “los canales progresistas” si los muertos de Venezuela hubiesen sido responsabilidad de un régimen militar de ultraderecha? Sí, por supuesto hubieran puesto el grito en el cielo. Habrían organizado manifestaciones, conciertos solidarios y nos habrían hecho llorar hasta la saciedad. Hemos de recordarles a todos, y mando huevos, que un muerto es un muerto, y que un asesinado es un finado al que quitaron la vida unos desgraciados. No importa la bandera, ni siquiera la ideología por la que maten; mandar al otro mundo a un ser humano es un crimen, a pesar de que estos periodistas se dediquen a mirar para otro lado cuando es cometido por aquellos con los que coinciden en lo esencial..

Cintora y todas esas mujeres de bello rostro que intentan pasar por intelectuales no son más que una pandilla de sinvergüenzas. Gente que no quiere ver las miserias del régimen político andaluz o, que en Cuba el sueldo sea de 24 euros mensuales.Mindudis que  viven como reyes intentando que el pueblo subsista a base de limosnas. Para que eso no ocurra, usted tiene un aparato poderoso a mano; el mando a distancia. No ponga La Sexta, no se le ocurra ver Telecinco. Y esos payasos de circo de tercera desaparecerán a ritmo vertiginoso. Si usted me hace caso, en unos pocos meses, los debates políticos de esos andrajos intelectuales no los verán ni las madres de esos sujetos. Y hablando de mamás; la mía me advirtió que en mi vida me toparía con miles de imbéciles, pero jamás imaginé que fueran tantos.


Sergio Calle Llorens

martes, 1 de julio de 2014

¡VIVA ANDALUCÍA!

Que los sindicatos y el PSOE andaluz estén robando a sus afiliados es un acto de justicia divina. Que los parados hayan visto mermadas sus capacidades por el fraude de los cursos de formación me parece una excelente noticia.  Tal vez una forma algo siniestra en la que el creador se venga de la estupidez y el cretinismo de esa pandilla de tarados que forma la taifa más absurda del mundo.

Que los usuarios de la sanidad andaluza vayan a ver como cierran habitaciones en los hospitales  es una vendetta que ya hacía tiempo que algunos soñaban en privado. Que IU Andalucía esté colaborando en el gobierno corrupto andaluz es la mejor nueva que podemos echarnos al oído. No hay suplicio peor.

Esa gente merece que le roben hasta en sus funerales. Esa muchedumbre ha alcanzado la cumbre del Everest particular de la idiocia y ahora, por supuesto, es divertido verles caer desde la cima. Unos no tienen el equipo correcto, otros no habían previsto morir congelados en la fría nieve del invierno, o en los rigores mortis del verano.

Andalucía aunque prescindible, merece vivir, para que este sistema de latrocinio institucionalizado afecte a cada uno de los ceporros andaluces que lo han apoyado. De esta forma el andaluz podrá seguir bajo el yugo de una organización criminal.

Se lo han ganado a pulso. Se lo merecen por haberse metido ellos solitos en la boca del lobo. Y de allí, como imaginan, va a ir a sacarles Rita la Cantaora. Nada podrá salvarles porque la estupidez no tiene cura.

Me voy a sentar a ver sus cadáveres pasar. Me estoy relamiendo porque nunca he matado a nadie pero asisto a este funeral con inmenso placer. Sí, Andalucía debe seguir viviendo; con sus cantes histriónicos, con sus banderas almohades, con su pintorequismo, con sus taras y su cretinismo universal.

Prefirieron gozar del nodo andaluz franquista de Canal Sur antes de luchar por una educación y sanidad pública. Ahora la deuda se ha disparado y, como preveía, ya no podrán pagar ni la una, ni la otra. Seguirán con sus homenajes al necio de Blas Infante, con su Rocío donde volarán niños en la madrugada para tocar a la Blanca Paloma. Continuarán pensando que ser andaluz es algo que quita el sentido. Y yo, como no podía ser de otra manera, no pienso llevarles la contraria. Siempre es mucho mejor ignorar a un tonto que tener en cuenta sus opiniones.

¡Qué siga el baile hasta el fin de los días!


Sergio Calle Llorens