martes, 30 de abril de 2013

EL CHANTAJE DE IU


Seré breve como los plenos del bipartito andaluz sobre el asunto del paro. El anuncio de la Consejera de Fomento, Elena Cortés, de construir el último tramo del metro de Málaga en superficie a pesar de las negativas de gran parte de la ciudadanía malagueña, es sencillamente la obcecación palmaria de IU. Una agrupación formada  por individuos que huyen del ruido del presente que los aturde, para recrearse en ecos y retintines de sonidos muertos. Campanillas de tranvías de la Europa del este cuando había escasos coches en  “los paraísos totalitarios” del proletariado. Además de la cabezonería, se nos ponen chulos diciendo que el gobierno de la República Bananera de Andalucía está decidido a licitar las obras en mayo, con el objetivo de comenzar las obras en noviembre, con o sin autorización municipal. Si el ayuntamiento de la Capital de la Costa del Sol se niega, le obligarán a asumir el sobrecoste de explotación, unos 50 millones de euros. Un chantaje que no puede quedar sin respuesta por parte local.

Los argumentos de la ínclita señora Cortés se asientan en que al tratarse de una obra de interés autonómico, puede hacer lo que a ella le salga del papo, sin tener que contar con el visto bueno del ayuntamiento. Alega también que su compromiso es cumplir lo pactado. Y es que no se puede tener más poca vergüenza, pues si realmente fuera por cumplir lo firmado, el metro a la Malagueta debería ir soterrado. Además, cabe preguntarse cuándo, o en qué momento la repugnante Junta de Andalucía ha cumplido con un acuerdo firmado; no lo hizo con la deuda histérica que mal pagó a Málaga con un edificio que sufre aluminosis, ni con el museo de los cuentos, ni con el saneamiento integral de la Costa del Sol donde, por cierto, cobran a muchos municipios costeros por un agua que no tratan. Tampoco cumplió el gobierno regional cuando por boquita de la hija de farero con menos luces que un barco pirata, anunció que los comerciantes de Callejones del Perchel no tenían nada que temer con las obras del suburbano, llevando después a la ruina al 85% de todos ellos.

Si alguien votó a los de IU esperando el cambio, se han quedado hasta sin calderilla. Aquí el único cambio podrá venir  con la separación absoluta de Málaga de esta autonomía en forma de sanguijuela. Cortés y su gobierno pueden sonreír de momento tras su anuncio, pero desconocen que para muchos, el nuevo intento de chantaje supone una declaración de guerra en toda regla. Si esta señora pensaba que éramos prisioneros políticos como en la RDA e íbamos a responder a su chantaje con un claro; “Alles klar Her Kommisar”, sencillamente, no conoce a los malagueños.

Sergio Calle Llorens




RECORDS


Una vegada dins, vaig encendre les llums com tement trobar-me amb el seu espectre. Vaig rebutjar el pensament però els meus ulls van buscar la seva presència. Se'm feia rar no veure-li allí, assegut, esperant-me, per jugar als escacs i explicar-me les històries de la seva vida. Manolo Ramírez Colom va ser el soldat que major temps va servir a la república espanyola i, el dia que es llicenciava va començar la guerra incivil. Va ser fet presoner en el front per les tropes nacionals i quan anaven a donar-li matarile, li van oferir passar-se al costat dels rebels, la qual cosa va fer gustoso per allò de salvar la pell. Posteriorment, uns comunistes van tractar de manar-ho a l'altre barri però va escapar saltant per un terrat. Aquelles històries de la guerra em commovien, i encara avui, em fan riure amb ganes. En les seves paraules, no hi havia gens de rancor, ni un retret a res ni a ningú, a pesar que havia sofert el seu. Dels seus relats, em quedo amb aquella que afirmava haver estat a punt de tallar l'arbre de Guernica, i ho haguessin aconseguit si no hagués estat pels requetés. L'anècdota sempre em va semblar de la seva invenció, fins que investigant al seu regiment vaig descobrir que allò, lluny de ser un ensomni, era tan real com l'afecte que jo li tenia. 

Recordava la seva memòria quan un nou tro va sacsejar al barri i una apagada va cobrir de negror l'apartament. La llum de la meva llanterna va il·luminar velles fotos familiars, d'un altre temps, i d'altres llocs. En una d'elles, apareixia amb un mico petit amb el qual va conviure en els anys 50 malgrat les protestes de la meva padrina. Ni tan sols la seva mort, m'impedia que seguís somrient. Seguí traient de l'àtic de la meva memòria els moments que vaig compartir amb ell. De sobte, vaig recordar que havia de portar-me els llibres que ell m'havia llegat. Vaig prendre un llibre de Dostoievsky a les meves mans i vaig començar a llegir en veu alta. Vaig intentar imaginar el que ell estava pensant el dia en el qual va llegir aquestes pàgines per primera vegada, perquè sóc dels quals pensa que cada vegada que un llibre canvia de mans, la mirada i l'ànima de l'anterior propietari passen, d'alguna manera, al nou amo. 

Vaig passejar pel pis buscant vagi vostè a saber què. Tal vegada anhelant la seva presència o els seus consells dels quals m'havia quedat orfe. Em faltava alguna cosa, i solament en aquests llibres coberts de pols. Vaig obrir un que sobresortia d'un prestatge, i llavors una vella fotografia va caure als meus peus; i allí estava ell, vestit d'uniforme amb un somriure d'orella a orella, amb un destral a la mà al costat de l'arbre sagrat dels bascos. Li acompanyaven a la foto, dos soldats andalusos, tan riallers com el meu padrí. Després aquells homes compartirien bandera amb gudaris que, després de trair a la república, van ser destinats a banderes dels nacionals on servien aquests mateixos andalusos. Coses de la història.

Em vaig allunyar de la casa cap a la plaça de la Victòria. Seguia plovent, les pedres del Santuari romanien fosques, plorant de pena pels quals ens havien deixat. El barri estava gairebé desert i vaig pensar en les ànimes que mai tornarien a passejar pels seus carrers. Ombres d'un temps, veus d'un passat que solament existeixen en els nostres records. Era curiós, vaig pensar, que algú que ha sobreviscut a temps de guerra, morís en la placidesa d'un llit. Malgrat els meus pensaments lúgubres per la seva mort, la primera que realment em tocava d'a prop, d'alguna manera estava feliç, perquè havia tingut la immensa fortuna de conèixer-li i de ser partícip de la seva vida. M'ho va donar tot a canvi de molt poc. I encara avui, aquell soldat al que van afusellar dues vegades i va intentar serrar l'arbre de Guernica, sol acudir a la meva trobada quan les ombres s'allarguen i creix la inquietud en el meu interior. Des d'aquell llunyà dia en el qual un milió de núvols vomitant electricitat cavalcaven des del mar per prendre la ciutat, he sentit la presència de l'únic heroi que he conegut en la meva vida. Vagi des d'aquí un record per la seva memòria. 

Sergio Calle Llorens

THE RAVEN



The rhyme scheme used by Poe in his poem “The Raven” is described as ABCBBB. Every stanza in “The Raven” follows this rhyme scheme to create a very structured poem. Poe also uses internal rhyme where two words in the third rhyme will rhyme with each other and with another word in the fourth line. In the second stanza the word morrow in line three rhymes with the word borrow also in line three and sorrow in line four. Poe also uses repetition to not only conformto his rhyme scheme, but to emphasize the word as well. “’Wretch,’ I cried, ‘thy God hath lent thee – by these angels he hath sent thee” (Raven: 81) is anexample of Poe using repetition to rhyme. Poe used trochaic octameter for his poem. Poe used many other devices in his poem such as alliteration andconsonance. “Doubting, dreaming dreams no mortal ever dared to dream before;”(Raven: 26) is an example of alliteration and consonance. Poe used alliterationto increase the effect of the line. “The silken, sad, uncertain rustling of each purple curtain” (Raven: 13) is an example of an onomatopoeia used by Poe in his poem.

« Frankenstein EssayPicture of a Generation »The tone of “The Raven” is morbid
and depressing. Poe used a man who had lost his lost Lenore to deepen the
melancholy feeling, because losing a loved one is the grimmest subjects there
is. Poe had a raven, an already grim animal, to repeat the word “nevermore”
whenever the narrator would speak to it. One other way Poe increased the
melancholy effect is the torture of the narrator. The answer the narrator
received each time was already predetermined and both the reader and the
narrator knew what the reply was going to be; therefore, continuously torturing
the narrator.

Poe also used many similes, metaphors, and examples of personification. “Quoth
the Raven ‘Nevermore’” (Raven: 48) is an example of personification found in
Poe’s poem ;“The Raven”. Since birds cannot really talk, the raven was given a
human characteristic of speech. “And his eyes have all the seeming of a demon’s
that is dreaming,” is an example of a metaphor used in “The Raven” by Poe to
compare the raven’s eyes to a demon’s; therefore, comparing the raven to a
demon. “That one word, as if his soul in that one word he did outpour.” (Raven:
56) is an example of a simile that Poe used to compare the raven’s reply to the
narrators state of grief.

Sergio Calle Llorens

jueves, 25 de abril de 2013

ESPAÑA Y LOS ALEMANES


Una gran mayoría de alemanes considera a España un país poco fiable. Los súbditos de Ángela Merkel nos ven como algo vagos y muy ociosos. Su forma de mirarnos difiere de aquella que se labraron los emigrantes españoles en Alemania allá por los años 60; trabajadores, honestos y con facilidad para integrarse. Ahora todo ha cambiado, y en verdad, no seré yo quien les culpe. Una simple ojeada a la prensa nacional convencería a cualquiera de que la nación se ha convertido en una jaula de grillos.

El portavoz parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, ha afirmado que el nuevo despliegue de 500 infantes de Marina y ocho aviones estadounidenses en la base de Morón de la Frontera, autorizado por el Gobierno de la Nación, coloca a Andalucía como objetivo número 1 del terrorismo internacional. Dicho de otra manera, si por alguna razón los terroristas islámicos tuvieran éxito con un atentado en la taifa del sur, la culpa sería, por supuesto, del gobierno del PP y de los demonios yanquis. Días antes, el secretario de IU de Andalucía, Sergio Table, nos regalaba el siguiente Twit: “Ya está bien de lamentarse por dos muertos en Boston, ellos matan a muchos más todos los días”.Al personajillo no le importó rebuznar su odio incluso sabiendo que había un niño de 8 años entre las víctimas.

La ministra de empleo, Fátima Báñez, andaluza por supuesto, dejó su perlita de la semana afirmando que la fuga de jóvenes españoles al exterior es, en realidad, “movilidad exterior. En la periferia, Artur Más muestra su alegría al haber sido recibido por las limpiadoras que trabajan en la Unión Europea que, cuentan, mostraron su apoyo al pequeño país de los pirineos oprimido por Francia y España. Lástima que el catalán no llegara a saber que las señoras de la limpieza creían que el político se refería a Andorra. Jordi Pujol hijo ganó 12,7 millones en un día con una empresa de un solo empleado demostrando que el oasis catalán es muy español.

En el sur. El Ayuntamiento de Burguillos, uno de los focos de mayor corrupción urbanística andaluza, pagó 403.043 euros por trabajos a Manuel Caramé García, marido de la consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta, Carmen Martínez Aguayo. Lo interesante es que los trabajos eran tan inexistentes como los planes de choque contra el paro que el gobierno regional presenta de vez en cuando para disimular. Lugar donde los políticos asaltan supermercados u ocupan fincas sin que pase absolutamente nada.  Y cuando un torero se carga a alguien en un accidente de tráfico, cualquier excusa es buena para reducirle la pena.

A los alemanes que todavía tienen duda sobre España les basta poner la televisión para disiparlas. Un repaso a nuestro loquinario sistema autonómico completa el cuadro y, explica en parte, la mala opinión que tienen de nosotros los tudescos. De momento son sólo opiniones, a la espera de que a alguien se le ocurra que los programas de Canal Sur deben verse en Alemania. Entonces, a los bebedores de cerveza y amantes de las salchichas les entrarán unas ganas enormes de exterminarnos. Será el último capítulo de la solución final.

Sergio Calle Llorens

martes, 23 de abril de 2013

MÁLAGA EN CIFRAS


La provincia de Málaga lidera el crecimiento poblacional en España, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística. Destacan los resultados de la provincia malagueña frente a la pérdida de población del resto de territorios. En un año, 8510 habitantes se sumaron a la ya muy poblada provincia mediterránea. La noticia que ha sido censurada en parte de la prensa andaluza, conecta muy bien con el estudio realizado por la Sociedad de Planificación y Desarrollo de la Diputación de Málaga que refleja que la provincia soporta una carga de 560.000 habitantes entre los datos del padrón y la población real. En conclusión, la población real de Málaga sería de 2.191.301.

Estamos ante un tema capital para el desarrollo de la provincia que más aporta a las arcas de la taifa andaluza. Málaga y sus autoridades deben trabajar con estas cifras para diseñar nuestro futuro en materia de transportes, turismo, hidrográfica etcétera. No se puede, de ninguna de las maneras, llevar a cabo una planificación de infraestructuras sin contar con la población real de un territorio que recibe sólo anualmente a 9 millones de turistas. Si el padrón de 2011 indicaba a 1.625.827 habitantes. La población vinculada no residente, a partir de estos datos y del censo del INE, nos dan unas cifras apabullantes que asustan a propios y extraños. Recordemos que en agosto, la población asciende a 2,3 millones con la llegada de turistas. Málaga, por si no lo saben, representa el 40% total de la población turística en Andalucía. Cuesta creer, por tanto, que sea el período del año en el que la Junta decide cerrar quirófanos y ahorrar en servicios como si Fuengirola, Nerja o Málaga capital fueran como la población sevillana de Camas.

Málaga, una vez más, es líder en Andalucía. Siendo la más poblada y la que más aporta, debería ser tratada justamente por el bipartito andaluz bolivariano. Tendríamos que recordarles que Málaga supera a Cataluña en el número de campos de Golf, 53 por 46. Que el turismo de este deporte deja unos beneficios de 500 millones de euros anuales y crea 4000 puestos de trabajo. La provincia rebelde también lidera el turismo idiomático en Andalucía, y es la segunda de España, tras Salamanca. En el turismo de cruceros, el puerto de Málaga recibe 700.000 cruceristas por los 16.058 de Sevilla. Málaga concentra el 65 % del tráfico aéreo de todo el sur peninsular. Y su aeropuerto es el tercero en tráfico de toda la península ibérica. En materia tecnológica. Málaga lidera también las exportaciones tecnológicas a los Estados Unidos de América  con un incremento de un 300% en las ventas. También lidera la creación de empresas tecnológicas y de turismo y es, junto a Almería donde se concentran la mitad de autónomos de Andalucía.

Cabe preguntarse si los museos de Málaga son los más visitados, si el parque tecnológico es el que más produce y lideramos todos los sectores importantes, por qué la Junta se empeña en poner palos en las ruedas. Debería darle vergüenza no impulsar por egoísmo uno de los pocos rincones productivos de la taifa. Málaga ha crecido pese a ellos, y como digo siempre, creceríamos más sin el lastre de mantener a esa casta que vive a orillas del Guadalquivir.  Ahora que Málaga posa guapa para su Festival de Cine Español, el único que no es subvencionado por la Junta, habría que decirles que los malagueños estamos dispuestos a protagonizar la versión hispana de “Novia a la Fuga”

Sergio Calle Llorens

LA CONSPIRACIÓN CONTRA EL MÁLAGA



Mis remordimientos son leves como las olas rizadas del mediterráneo. Algo que, sin duda, no podrá decir jamás el árbitro escocés Craig Thomson tras apear al Málaga de las semifinales de la liga de campeones. Eso, en el supuesto de que tenga conciencia. Si no fuera así, sólo puedo añadir que el infierno no está en el remordimiento, sino en el corazón vació como dejó escrito un gran hombre. Sea como fuere, los hechos son los que son. El partido fue amañado aunque la prensa de la meseta se niegue a publicar noticias sobre el tema. Lo cierto es que el Málaga C.F. ganaba 1 a 2 en Dortmund en el minuto 90. La noche buscaba la madrugada y los malagueños, como el resto de españoles de bien, contenían la respiración. A esa misma hora, la casa de apuestas Betfair recibía cientos de apuestas de mil a uno por la victoria de los alemanes. Sospechosamente, todos los apostantes que luego se llevaron un pellizco importante, eran de la misma zona del Reino Unido que el colegiado. El Borussia terminó remontando con goles ilegales con hasta cinco jugadores en fuera de juego. Puede que los británicos inventaran el fútbol, pero desde entonces no han aportado nada al buen funcionamiento de ese deporte.

Clama al cielo que nadie pueda investigar el tema pues la ley británica impide revelar los nombres de los apostantes. De conocerse, podríamos establecer las conexiones del señor Thomson con los postores. Estamos ante un caso único e inaudito. Seguidores de una misma parte del mundo deciden perder la cabeza apostando a una victoria del equipo de casa a escasos segundos del final. Esta extraña coincidencia no se explica por el mal de las vacas locas que, de repente, hubieran afectado las facultades mentales de esos afortunados. Sencillamente, sabían lo que iba a acontecer en los minutos finales. Y, por supuesto, ganaron una pasta. No eran los únicos, parte de la prensa española  apostaba ya por unas semifinales entre españoles y alemanes. Incluso soñaban con ella.

Probablemente el libro negro de la UEFA está todavía por escribir. Un trabajo que desvele los tejemanejes de una organización corrupta y prepotente. En la retina de los buenos aficionados al deporte, quedarán grabadas para siempre las imágenes del robo de Dortmund y, también, el hecho de que en el sorteo de liga de campeones se mostraron todos los goles con la excepción de los del Dortmund. La UEFA llevó el escarnio mucho más lejos en el homenaje de Van Nistelrooy donde obviaron los goles que había metido con la elástica blanquiazul. Al holandés el detalle no le pasó desapercibido y comentó delante de esos arrogantes dirigentes del fútbol europeo, la tristeza que llevaba por no ver al Málaga C.F. en las semifinales.

La prensa obviará el tema del amaño de partidos hasta que el Real Madrid sufra, algún siglo de éstos, un agravio parecido. Entonces los que hoy callan, se rasgarán las vestiduras y tirarán con fuego contra los despachos federativos. ¡Dios quiera que para entonces alguien esté en disposición de presentarnos las pruebas definitivas de aquel robo de Dortmund! La tristeza por esa injusticia no nos puede paralizar pues Málaga y el Málaga merecen pisar la tierra prometida. Esa de la que no son dignos sinvergüenzas como Michelle Platini y Craigg Thomson.

Sergio Calle Llorens

lunes, 22 de abril de 2013

GARZÓN; EL VENDEDOR DE ASPIRADORAS


 España sufre una plaga de proyectistas; individuos que pasan la vida imaginando proyectos para redimir la nación. Lo último es cambiar la democracia actual por un proceso constituyente. Uno de sus más fervientes defensores es Alberto Garzón. En verdad, me molestan claramente los aplausos de tanto erudito barbilampiño a las propuestas totalitarias de Garzonete. Con el descontento general, muchos están dispuestos a dejarse convencer por este vendedor de aspiradoras a domicilio. Todo con tal de limpiar la casa común que, ¡justo es reconocerlo!, está llena de mierda. Sin embargo, una vez usada la aspiradora dichosa, se darán cuenta de que la dichosa maquina se ha comido lo que antes llamábamos España y, de paso, nuestras libertades.

Entiendo la desesperación del personal por la situación que estamos viviendo, pero abrir la puerta del gallinero para que este raposo se coma a nuestras gallinas, se me antoja peligrosísimo. Cuando mi paisano Garzón habla, yo sólo escucho los chasquidos del látigo de la ideología que ha causado más de cien millones de muertos en todo el mundo. Ahora, obviamente, no van reclamando ser los herederos de Stalin, pero sí los continuadores de la locura bolivariana que, a este paso, van a espantar todas las inversiones de la taifa del sur que, como sabemos, también es una República Bananera. La región que más necesita la inversión extranjera para liberarse de sus excedentes inmobiliarios es, alucinen, la que pone más trabas para su venta gracias a Valderas.  

Garzón pertenece a IU que en Málaga ha tuneado un metro en tranvía en su último tramo, y las tecnocasas para emprendedores en huertos ecológicos, olvidando la inversión millonaria que se hizo. Ahora todo queda en nada. Y eso es precisamente lo que son IU y sus chicos; la nada más perversa y absoluta. Llegados al poder, apostarán por una España federal, mucho más atomizada y, por supuesto, el viejo sueño liberal de tener un país en el que todos los ciudadanos sean iguales por ley, quedará de facto, destruido, y para siempre.

Las mujeres se enamoran de lo que escuchan, los hombres de lo que ven. Por eso las mujeres se maquillan y los hombres mienten. Garzón hace ambas cosas para vender sus aspiradoras y, mucho me temo que las está vendiendo muy bien ¡Háganme caso y cierren las puertas a ese vendedor antes de que sea tarde! Luego no admito reclamaciones.

Sergio Calle Llorens

¡LA RESISTENCIA!



Desde el exterior de la tierra se distinguen claramente dos cosas: La muralla china y la poquísima vergüenza de los sindicalistas y sus cómplices de la Junta de Andalucía. Incansables al desaliento. Los primeros porque viven del sudor del de enfrente, sin dar palo al agua. Los segundos porque han establecido un régimen de latrocinio institucionalizado que puede estar llegando a su fin. Lo comentaba hoy uno de los responsables  de la Resistencia en Andalucía. Al parecer, el Fiscal Jefe del TSJA ha decidido abrir diligencias para investigar a esos sinvergüenzas tras una denuncia presentada por ese colectivo al que pertenezco. La denuncia se basa en el hecho de que el personal no funcionario no puede otorgar subvenciones. Dicho de otra forma, que todas las subvenciones son ilegales. Huelga decir que la responsabilidad se extiende a las célebres agencias IDEA, EPSA, Cooperación internacional del Conocimiento, a la de Dependencia, a la de Instituciones Culturales e incluso alcanza a la Agencia de Medioambiente. Organismos que han servido, entre otras cosas, para patrocinar cualquier proyecto internacional, mientras a los niños andaluces les tienen que asegurar, y por decreto, tres comidas al día. Una constatación del fracaso de tres décadas largas de socialismo. En cualquier caso, Andalucía ha vuelto a demostrar que es lo más parecido a un sujetador; eleva a los caídos, oprime a los de dentro y engaña a los de fuera. ¡Hasta ahora! Sólo he de añadir aquel dicho en gaélico irlandés; Tá athas an domhain orm. La felicidad del mundo está en mí.

Sergio Calle Llorens





martes, 16 de abril de 2013

LA PANTOJA Y EL MOCITO



Lo acontecido hoy en la ciudad de la Justicia de Málaga demuestra, una vez más, la cobardía de una parte de la sociedad andaluza; insultos, tirones de pelo en un paseíllo a una mujer que ya había sido condenada por la justicia. Y bien saben los que me conocen, que estimo la sentencia algo corta, pero no puedo, ni por un momento, aplaudir comportamientos de personas que quieren tomarse la justicia por su mano. Tampoco es que esté muy a favor de esos seguidores de la Pantoja  que han vuelto a hacer el ridículo. Todo el asunto de la tonadillera, incluido su romance con el cachuli y los cuernos a la insoportable de la Zaldívar, sirven para tapar las vergüenzas del caso Malaya; el mayor expolio, tras los ERE socialistas, ocurrido en la taifa del sur.

Los investigadores de la trama tuvieron que dejar sus puestos cuando apuntaban la posible, y más que plausible relación entre algunos dirigentes de la Junta con el GIL en Marbella. Presiones y alguna que otra amenaza que tuvo como epílogo final la renuncia de esos honrados policías que ejercen  su profesión en la comisaría del barrio marinero de El Palo en la actualidad.

El caso Malaya es la prueba fehaciente de que la única ley que prevalece en el sur, es la de las mafias, llámenlas como quieran; PSOE, rusa, italiana, gilista, y todo, con el consentimiento de un pueblo que vive en la más deshonrosa de las inopias mundiales. Sin embargo, con lo que se queda el vulgo andaluz, y del resto de España, es la condena y no entrada en prisión de esa folclórica tan impresentable. Olvidan que la aventura gilista fue posible porque al PSOE de Andalucía le vino bien, en su momento, quitarle el poder al PP  en la Diputación malagueña con la colaboración  del partido de Jesús Gil en Marbella, única ciudad de España con más de 100.000 habitantes que no tiene conexión ferroviaria. En los años del gran saqueo marbellí, la Junta siguió cobrando sus plusvalías procedentes de la joya de la Costa del Sol, y no abrió la boca jamás.

Ver a esa pléyade de periodistas arribados de la meseta para grabar a la sevillana debe llevar al sonrojo a los medios de comunicación españoles. La inteligencia, en Andalucía, es aquella cualidad intelectual que atribuimos  a aquellos que piensan como nosotros, a los otros, a los que consideramos responsables de nuestros fracasos, hay que humillarles siempre que sea preciso. Cabe preguntarse por qué esta pandilla de cobardes no fue a manifestarse nunca en las sedes del PSOE andaluz, máximo responsable de todo lo que ha acontecido aquí en los últimos treinta años. Empero, es mucho más fácil vejar a aquel que ha caído en desgracia. El mundo andaluz, en definitiva, es un territorio de monos y es mejor dejarlo correr. Años de canal sur con sus programas para oligofrénicos profundos han llevado a una sociedad al desastre más absoluto. La Pantoja es culpable de un desfalco clarísimo pero no de que Andalucía sea el culo de Europa.

Verlos allí vociferando tras la masa porque, ya les digo yo que en un cara a cara no serían capaces, ha vuelto a poner de manifiesto que  de todos los presentes; Isabel Pantoja, Mayte Zaldívar, Julián Múñoz, periodistas y vulgo en general, el único que parecía estar en su sitio era, ¡y manda huevos!, el Mocito Feliz. Un tipo algo ido que desde el principio hasta el final ha intentado salir en la tele, y defender a su admirada cantante. Y lo ha hecho, sin un insulto, sin una mala palabra y con una dignidad que ya quisieran para ellos, toda esa pandilla de hijos de puta que ensuciaba con su presencia las calles de Málaga. La Patoja que devuelva la pasta que nos ha robado y, esa gentuza que se esterilice de una vez, por el bien de  España y la humanidad.

Sergio Calle Llorens



¡LA ÚLTIMA BATALLA!


Sigo flotando sobre una ola de mar triste. Llevo demasiadas desilusiones y a veces no tengo ganas de continuar. Escribir es meterse en problemas, y yo, me he metido en unos cuantos. No es que me queje por ello, pero es una lucha solitaria y con muy pocas satisfacciones. Es la soledad de un soldado viejo con demasiadas heridas en el cuerpo. Empecé por una necesidad vital de contarles mi visión de un mundo que creía haberme pateado, pero no sé nada y, reconozco, mis ideas no valen ni un pimiento. Muevo la pluma como mi espada, con oficio y con los mismos reflejos, pero me va fallando el corazón y ya no arremeto con la misma furia.

Incluso, en ocasiones, prefiero a los enemigos pues éstos al menos siempre me han tenido un desprecio absoluto. En cambio, los que se suponen deberían estar a mi lado, suelen dejarme los flancos al descubierto cuando me acuchillan sin piedad. Muchos me escriben para denunciar casos, y yo, por supuesto, les agradezco el detalle en el alma, pero siempre  en el transcurso de mis investigaciones, me topo con un silencio de aquellos que podrían derribar al régimen andaluz. Tienen verdadero pánico a la mafia de la Junta de Andalucía. En verdad, como decía Aristóteles, sólo es digno de la libertad quien sabe conquistarla cada día. Y el andaluz está cómodo mandando mensajes en la red pero cuando se trata de comprometerse, ¡ay amigo!, entonces el campo de batalla queda desierto y las banderas, que dijeron defender, quedan tiradas sobre la hierba. Como consecuencia, los carcamales de Griñán y Valderas morirán en un despacho oficial sin haber dado palo al agua y, dejando que los suyos se lo lleven crudo. En este sentido, no yerro al afirmar que no puedo darles la formula del éxito, pero sí la del fracaso; tratar de complacer a todos. El andaluz, sin saberlo,  contenta a todos acudiendo a tópicos en los que se defiende que toda la clase política es igual, y por ello, no le importa que los socialistas sigan gobernando. Y a los que les importa, no quieren arriesgar más de lo necesario.

Yo pertenezco a un tipo diferente de hombre; cuando doy mi palabra la cumplo. Soy de una estirpe que pelea porque, sencillamente, no nos enseñaron a hacer otra cosa. Mi rebeldía es una actitud que nace del convencimiento de que Dios, de alguna manera, siempre bendice a los valientes. Una amiga romana suele decirme; “Sergio, per che stai sempre con il coltello tra i denti?” Chi bisogna stare sempre cosi? Y aunque trato de explicarle mi punto de vista regada con la mejor de mis sonrisas, nunca llega a entenderme del todo. A pesar de ello, he llegado a la conclusión de que el combate me ha llevado al agotamiento. Además, el trabajo que yo he hecho hasta ahora correspondía a una pluma más firme, a alguien más respetado y respetable. Por eso, cuando haya gastado las balas de mi viejo mosquete, me iré con la música a otra parte y, esta vez, será para siempre.

Coda: Estén atentos que comienza la última batalla.

Sergio Calle Llorens

domingo, 14 de abril de 2013

LA VIEJA TÁCTICA DE LA JUNTA



La táctica de la Junta de Andalucía siempre ha sido la misma desde que se constituyó como ente autónomo; sacan un proyecto para restaurar una zona de la ciudad de Málaga y, mucho tiempo después, ese plan se queda en un cajón a orillas del Guadalquivir o, en su defecto, cambian la ley por la vía de urgencia para alargar el proceso y que las casas se vengan abajo. La reacción local ha variado mucho a lo largo de los años. En principio se les creía, al final, cualquier anuncio del gobierno regional se le hace tanto caso como a una frase de Espinete. Para ilustrarles de lo que digo, voy a hablarles del último caso: las tecnocasas.

Un proyecto ejemplar de rehabilitación de los antiguos arrabales del Centro Histórico con 300 viviendas protegidas en régimen de alquileres destinadas a jóvenes emprendedores que dispondrían de espacios para trabajar en sus pisos. La Junta, como no podía ser de otra manera, anunció su plan en 2005 con la intención puesta en el entorno de Lagunillas. Pasados los años, las casas se vienen abajo y, se sigue sin construir nada. Al margen del craso error de sustituir casas de un indudable valor histórico por viviendas de “última generación”, dejar que las casas se deterioren es un crimen habitual de la Junta en nuestra provincia.

Este tipo de proceder no es nada inusual pues en los años 80, si ustedes recuerdan, se dejó que parte del barrio de la Trinidad cayera por voluntad de los socialistas. Todo por hundir a Málaga y sus intereses. Incluso, las viviendas de la guerra de la antigua Yugoslavia fueron restauradas mucho antes que las malagueñas. No les exagero, y si no me creen, vayan a las hemerotecas.

El caso de las tecnocasas es sangrante pues a los años de paralización, vienen a sumarse al cambio en el Registro de Demandantes de la Junta aprobado en enero pasado que llevó al proyecto a un callejón sin salida. La modificación supone que el acceso a estas casas ya no debe ser para los jóvenes emprendedores, sino para todo el mundo. Con el cambio, los empresarios ya no podrían vivir en sus respectivos lugares de trabajo.

Es una estrategia vieja pero efectiva la que desarrolla la Junta en Málaga. Estrategia que a la larga ha desembocado en una desafección diáfana por ese ente político que vemos como un lastre para nuestros intereses. Tres décadas después, esos señoritos andaluces no tienen nada que ofrecernos que no sea un yugo. A nadie debería extrañar que la única vez a la que a los malagueños nos suena el móvil para escuchar una buena noticia, se produce cuando el celular se nos cae al suelo y comprobamos que no se ha roto. Eso, por supuesto, si por allí no pasa un socialista como María Gámez para robarlo y venderlo en Sevilla.

Sergio Calle Llorens


sábado, 13 de abril de 2013

COFRADÍA MEDITERRÁNEA


Un mediterráneo enjoyado de aguas de plata me saluda a mi llegada. Tiene un color azulísimo como el de la bóveda celestial. No hay apenas vientos que ricen las olas, y en el aire flota una fragancia marina que me despierta el alma. Las jábegas y los barquitos huyen mar adentro, como las estrellas de la madrugada. Incomparable belleza que  me estimula a pasear por la playa desde donde contemplo el baño de las aves marinas. Ásperas soledades mañaneras. Recuerdos mecidos por el viento de levante. Sombras y voces del pasado. Nostalgia primaveral de considerables dimensiones. Voy flotando sobre una ola de mar, de la dispersión, infinita y de la nada.

A pesar de su enormidad, el mediterráneo es algo tangible. Elemento al que me puedo asir cuando las cosas no marchan. A lo lejos, oigo el tañido de las campanas de una iglesia cercana que, unas horas antes, latía sumergida en la niebla. En mis oídos, la llamada tiene unas resonancias enigmáticas. Me alejo caminando para encontrarme con unas rocas que, de cerca, parecen tener alma de castillo, sobre todo en la noche, cuando las aguas adquieren el color de la luna... Sonrío ante la visión mágica de esa parte de la bahía. Amistades de la cala, jábegas y veleros que componen una marina insuperable. Si supiera pintar, obviamente.

Me tumbo en la arena con la intención de abrir una botella de vino. Al rato, no es sólo mi alma la que está embriagada por la belleza mediterránea. Son apenas dos copas pero el efecto del líquido rojo se hace notar. En este estado llego a la conclusión de que esta tierra es una encrucijada, un crisol; españoles y gentes arribadas de cualquier lugar del mundo. Una puerta de mare nostrum. Una encrucijada como una ensalada de diferentes salsas. Una rueda que gira con todos los vientos de su rosa y, quizá, también el viento que menos haya girado Málaga haya sido el viento del otro lado del estrecho aunque algunos se empeñen en lo contrario.

Para los aficionados a la contemplación provenzal y desinteresada de las mujeres, Málaga es un remanso de hembras que conservan la plena belleza de sus países autóctonos. Son deliciosas como el agua clara que me contempla a unos metros; morenas, rubias pálidas, pelirrojas. Todas fieles a sus lenguas, a sus orígenes pero fieles a la provincia que han hecho suya por derecho. España, si le dejaran, podría ser como Málaga. Aquí la gente hablar diferentes lenguas pero todos nos entendemos. Convivimos, nos amamos, nos acompañamos y nadie nunca osa preguntar por el gentilicio del otro. Somos todos malagueños. Subir en un transporte público aquí supone entrar de pleno en una torre de Babel maravillosa. Me gustaría convencer al resto del país de la bondad de esta terapia mediterránea que permite abrazar al mundo sin renunciar, a tu patria chica o grande.

Málaga es la receptora del liberalismo, de la libertad con mayúsculas, de la mezcla racial. Aquí la Junta de Andalucía es un apéndice extraño que no puede entender, ni por asomo, la estampa azul que se extiende ante sus ojos. Una playa en donde a nadie le importó demasiado que las mujeres tuesten sus cuerpos al sol, y mucho menos, de que familias provienen aquellos que siguen tirando de las redes de nuestro destino. El señotirismo, las ideas racistas y los farsantes con querencias andalusíes no tienen cabida en este rincón privilegiado. Sólo contemplando este grandioso mar, debería bastar para entenderlo. Brilla el sol en esta parte de mediterráneo y pienso; seguro que en Ibiza, Denia o Valencia, sus lugareños sienten, con orgullo, la pertenencia a esta añeja cofradía.

Sergio Calle Llorens

viernes, 12 de abril de 2013

MELODÍA BOLIVARIANA


La libertad es siempre la libertad de pensar de forma distinta. Un asunto que en los regímenes socialistas no suele gustar demasiado. Tampoco en la izquierda española cuando sus partidos se ven, de pronto, en la oposición. Entonces comienzan las protestas, las manifestaciones y los acosos para demostrar, que los gobiernos liberales son enemigos del pueblo al que, por lo visto, sólo ellos pueden representar. Y si toman el poder frecuentemente por la fuerza, establecen un sistema en nombre de la libertad para negarla con letras grandes; Cuba, Venezuela, Corea del Norte, Unión Soviética.

Nunca me ha gustado la gente que me dice como debo vestir o de que forma determinada he de pensar. Y cuando uno, obviamente, no les hace ni puñetero caso, te tachan de fascista o algo peor. Este tipo de pensamiento llevó a la Alemania comunista a espantosos ridículos como en el tema de los DJ’S. Éstos tenían que pasar un examen  para ejercer su profesión. Los S eran los mejores y podían trabajar en todo el país, con la condición de que respetasen las cuotas del partido; el 60 % de la música alemana del este o del bloque comunista y el 40% de música no socialista. Fíjense en el esperpento de que alguien te diga que canciones puedes pinchar o no. Pero es que esa es la izquierda totalitaria que siempre encuentra hueco en el mundo, y España, por supuesto, no es una excepción.

La izquierda andaluza a la que aludo, en Andalucía, es muy minoritaria. Aquí, hasta hace un cuarto de hora, hemos tenido a un PSOE lleno de señoritos andaluces y descamisados que llevan mangando desde 1978. Un partido de castas para que su gente robe y acceda a la administración por enchufe en nombre de un progreso que huele a naftalina y a nodo. IU, por tanto, es una agrupación que ha subido por las décadas de desgaste en el poder de la secta de la rosa. Por eso, aunque el PSOE andaluz necesite el apoyo comunista para gobernar, no hay peligro de que Valderas intente crear un penal de Honenschöhausen, que era la más importante de la policía secreta de la Stasi en la RDA. Y mucho menos, que Valderas se convirtiera en un Erich Honecker. El vicepresidente de la Junta no podrá ser como esos carcamales comunistas que sólo abandonaban el poder por una purga interna, o por deceso.

La Andalucía bolivariana es un bluff, mucho envase y poco contenido. Incluso las medidas para expropiar casas se quedarán, como siempre, en fuegos de artificio. Recordemos que la Junta en conjunto, es nada; cenizas, ilusiones y sombras. No creo que haya que recordar los sueldos a las amas de casa o la región del pleno empleo para mostrarles la impostura de esta gentuza. Tampoco podrán multar a los que tienen pisos vacíos y, mucho menos, establecer el bipartito el precio de los alquileres sociales, porque, precisamente no son nadie para hacerlo. Y será materialmente expropiar  a los bancos, a los que deben millones de euros, las viviendas que tienen. Todo ha sido maquinado en la cocina de Griñán al que la Juez Alaya le estrecha el cerco. Obviamente ha contado con la colaboración de la señora Cortés, descerebrada como pocas, lanzando una idea celebrada en los medios afines como la Sexta, Cuatro o canal Sur. Sin embargo, nadie ha podido explicar como la misma mujer que firma echar a la calle a muchas criaturitas cada semana pase como la panacea para el tema de los desahucios. Es más, nadie quiere caer en la cuenta de los 142 avisos de desahucios a familias andaluzas.

La música de esta gente es una melodía interpretada por pueriles colegiales de uniforme. Cuando la oigo, en mi rostro se dibuja una sonrisa sardónica y pienso, ¿cómo puede haber tanto tonto suelto que crea las patrañas de un tipo como Valderas y su consejera de vivienda? Personajillos que si pudieran nos metían en campos de concentración soviético al grito de. “Tavarichi, davai, davai, rabotai”, que viene a decir Camarada, venga, venga, a trabajar. Una actividad desconocida para estas lumbreras de media neurona. ¡Qué se regulen lo de decir tonterías y se vayan con la música a otra parte!

Sergio Calle Llorens


domingo, 7 de abril de 2013

EL GORDITO COREANO


Cuando un gordito coreano con pinta de rocker asiático declaraba nada menos que un guerra a sus vecinos del sur y, de paso, a los Estados Unidos de América, una legión de descerebrados comenzaba a escupir fuego en las redes sociales. Hablaban de la III guerra mundial, de la posibilidad de que los misiles comunistas arribaran, por fin, a las costas del enemigo imperialista.  Incluso, en la delirante Andalucía, IU mostraba su solidaridad con el pueblo que sufre la dictadura comunista. En verdad, las posibilidades de que Corea del Norte pudiese derrotar a los norteamericanos, son las mismas de que Falete provoque un tsunami cada vez que se tira a la piscina.

Corea del Norte tiene un ejército de un millón de hombres más unos tres más como reservitas. Sin embargo, tiene unas fuerzas armadas anticuadas que, en el peor de los casos, sólo podría hacer daño con algunos misiles en su vecino. El gasto militar anual del payaso coreano es de 5000 millones de dólares. Huelga decir que el dinero vendría muy bien al pueblo que se muere de hambre, pero dejemos a un lado las políticas regadas de ácido lisérgico de los comunistas para centrarnos en la geopolítica.

La amenaza norcoreana es motivo de preocupación en China y Rusia pues, efectivamente, han visto que las locuras del gordito han sido aprovechadas por los norteamericanos para aumentar su presencia militar en la puerta de atrás del gigante asiático. Una bendición para los Estados Unidos de América que, en los últimos tiempos, anda de repliegue en Europa. Que ellos no lo sepan, no significa que no sea cierto. Por lo tanto, todos estos apoyos de la izquierda más radical y trasnochada no hacen sino justificar en gran medida, la política de Obama en esa parte del mundo. Rusia y China andan con la mosca detrás de la oreja, y en ese contexto se entiende el apoyo a las sanciones de la ONU al extraño líder de Corea del Norte. Una de ellas impide que a la monarquía comunista lleguen coches y otros productos de lujo que, como podrán imaginar, son para uso exclusivo de los miembros del partido en el gobierno. El pueblo bastante tiene con evitar que sus vecinos terminen metiéndoles en la cazuela, tal es el hambre que pasan.

No llegará la sangre al río. El gordito, sencillamente, no se atreverá a provocar una guerra porque ya se ha quedado sin aliados. Eso sí, vamos a seguir pasando un buen rato con los comunistas patrios apoyando a un régimen enemigo de la inteligencia. Una lástima que Gila no viva para hacer un especial sobre la guerra de Corea. Después de todo, la risa es el mejor antídoto para todos los males, donde se incluyen, por supuesto, el comunismo y los Valderas de turno.

Sergio Calle Llorens

GRIÑÁN SONADO


En la mar un rayo de luna perdido se tendía sobre la cama deshecha del agua somnolienta, estremecida de fiebre. Visión de la ciudad del paraíso que, en esos momentos, estaba empapada de luces trémulas y sombras bronceadas. Málaga, suave y profunda me llegaba al alma cuando un amigo me mandaba un vídeo de Griñán. En él, aparece Zoido señalando las doces razones que demostrarían su culpabilidad en el caso de los ERE. Finalmente, de la boca del socialista sale un rotundo; “Cabrón”. Evidentemente, el presidente parece un boxeador sonado que se mueve por el cuadrilátero a punto de besar la lona. Griñán iba dando mandobles torpes, imprecisos, agónicos que evitaran su derrota. En su cabeza, probablemente, se iban agolpando las imágenes de los días en los que podría haber puesto fin a la maquinaria de corrupción en el caso de los expedientes de regulación de empleo. Sin embargo, el otrora experto púgil ya ha perdido el título de la presidencia del gobierno. Lo saben en el PSOE andaluz, lo saben en el nacional, y lo saben en la oposición. Los ERE, a medida que la juez Alaya vaya revelando los secretos del sumario que, inevitablemente, terminarán con la imputación del hijo del escolta de Franco.

En esta coyuntura, no estoy en contra de que la gente defienda a Griñán. Es más me gusta la lealtad de los amigos, pero sí lo estoy que se haga sin usar un mínimo de inteligencia. Ese es el caso de Mario Jiménez, un tipo de estilo verdulero, que todo lo que tiene de torpe lo acrecienta con su patético sectarismo. De sus palabras pudimos saber que la Junta envió el vídeo de Mercasevilla que destapaba el escándalo, sin conocer su contenido. Incluso, la Consejera de Hacienda y sucesora de Griñán, ha llegado a reconocer que cuando su departamento supo que había problemas, sacó toda la artillería para ponerlos en orden. Luego, indefectiblemente, Griñán también sabía lo que se cocía desde la cocina de la Junta y, no sólo, por los quince informes de su interventor que así lo demostraban.

El otro día, la señora Valenciano pedía neutralidad a la Casa Real en el tema de la imputación de la Infanta Cristina. Estaría bien que, de una puñetera vez, los socialistas fueran consecuentes con lo que le piden a los demás. Es evidente que esa neutralidad  no la aplicaron para enviar las actas de gobierno de la Junta a la juez. Tampoco la aplican en Canal Sur, donde un día sí y otro también, afirman que el presidente de la república bananera de Andalucía no sabía nada de los ERE. La televisión autonómica parece no entender que estamos ante el mayor escándalo de corrupción económica de la democracia española Los movimientos del ente autonómico son inútiles, a la manera de las chimeneas que tiran de arriba abajo, y se ahogarán, como sus jerifaltes socialistas, con la humareda de la corrupción. Cuando se den cuenta, ya será tarde; Griñán imputado, y los trabajadores de la televisión socialista en la cola del paro. La visión es casi tan agradable como un mediterráneo con su suavidad de perla turbia. 

Sergio Calle Llorens

EL MILAGRO DE EMPEL



La esgrima es matemática; establecer círculos y ángulos defensivos. Toque de aceros al amanecer. Adelante y detrás en un intento de leer los golpes en los ojos del adversario. Tintineo en la fría madrugada. La vida o la muerte. El amanecer o la noche eterna, negrísima. Ataque al franco esperando la estocada definitiva. Romper y zafarse. Posturas. Arrebatar insistiendo en la espalda. Medio tajo insistiendo en el codo. Mandoble cargando en las muñecas. La destreza es el arte de matar al enemigo cuando éste quiere morir y, por supuesto, siempre quiere cuando sabe que ha cometido errores en el combate.El beso de la muerte es la estocada más terrible cuando el acero pasa por los dientes, atraviesa el cerebro y su último pensamiento al morir es: “malditos españoles”. Lo fuimos, lo somos. Al alba, caeremos sobre ellos dando estocadas y pistoletazos bajo las banderas de los viejos tercios. La fiel infantería sigue aquí.

Sergio Calle Llorens

Era 7 de Diciembre y el "Tercio de Zamora" a las ordenes del Maestre de Campo Francisco de Bobadilla trataba de defender, a cara de perro, la plaza de Bommel. Bommel era una pequeña ciudad situada en una isla formada entre dos ríos, en plena tierra de herejes. Son obligados a retroceder hasta verse atrapados en una pequeña porción de tierra completamente rodeada de agua. La situación era desesperada, estaban completamente rodeados por la flota Holandesa, apenas tenían víveres, habían sufrido numerosas bajas y los que quedaban en pie estaban mojados y helados hasta el tuétano. 

El Almirante Holak, jefe de la flota Holandesa, en vista de la precaria situación de su enemigo, decide proponerles una rendición honrosa. Aunque el orgullo, ni alimenta ni da calor, los españoles siempre hemos estado sobrados de él, por lo que la respuesta fue clara y contundente: 

" Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos " 

El almirante Holandes, supongo que "pelín cabreado" por la respuesta, decide abrir algunos diques para que subiera el nivel del agua durante la noche y acometer el ataque final por la mañana. 

Los españoles se aprestan a la defensa del sitio, cada vez más menguado por el caudal del río, y comienzan a cavar trincheras donde esperan que sus huesos acaben después de haber enviado al infierno a unos cuantos de aquellos herejes. 

En ese momento, uno de los soldados del tercio, mientras cavaba, halló un extraño objeto. Se trataba de una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción. Todos quedaron muy sorprendidos con el hallazgo y colocando la imagen en un improvisado altar, rezaron a su alrededor pidiéndole a la virgen que les echara una "manita" pues, lo cierto, es que andaban muy necesitados. 

En el amanecer del 8 de Diciembre, una inusual tempestad acompañada de un viento muy frío hizo que las aguas del río Mossa se helaran completamente. Los soldados españoles no lo dudaron un instante y aprovechando que los holandeses aún dormían, llegaron hasta sus barcos caminando por el río helado. Ni que decir tiene, que los confiados sitiadores, no se dieron cuenta de la situación hasta que no tuvieron un filo de espada bajo el gaznate. El tercio de Zamora destruyó 10 navíos y logró hacer gran cantidad de prisioneros.


Fue el almirante Holak quién dijo después de la estrepitosa derrota : 

" Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro" 

Desde aquella fecha, la Inmaculada Concepción es patrona de los tercios españoles y posteriormente de la infantería y también es la razón por la que el 8 de Diciembre es el día de la Inmaculada Concepción. 

Yo no sé si fue un milagro o no lo fue y no sé si las aguas de un río se puede helar en una noche o no, pero lo que si sé, es que verse en una tierra hostil, rodeado de enemigos, a miles de kilómetros de tu casa, sin un lugar donde retroceder y donde sólo queda ... vencer o morir, esto puede convertirse en un aliciente de tal fuerza, que en numerosas ocasiones, ha ganado batalles que parecían perdidas.


LA ANDALUCÍA BOLIVARIANA II


El problema de la izquierda andaluza es que se fue a vender caretas al Perú y se quedó con la más fea: la venezolana. Escuchar al patético Valderas afirmando que Andalucía siente como propia la lucha de Venezuela. A pesar de ser la tercera fuerza política en la república bananera, él habla por todo el pueblo andaluz aunque nadie le haya encomendado para ello. Con un discurso enmarañado y torpe, el ex repartidor de butano se hizo la picha un lío en el homenaje al patético Comandante Chávez. Llegó incluso a hablar de biomedicina, él, cuyo proceso mental es más simple que el mecanismo de un chupete.

Tampoco ha estado muy acertada la consejera escrache Cortés que firma desahucios a pesar de que prometió paralizaros. En el último trimestre la torpe representante de IU ha notificado más de 40. No hace falta que les recuerde la entrevista de un periodista amigo en Canal Sur donde se puso de perfil, como siempre, al tiempo que justificaba el acoso, siempre y cuando, sea a representantes de la derecha.

José Antonio Castro, orgulloso de su apellido, no sólo no negó a Griñán en el tema de los ERE, sino que le dio toda su confianza. Él, que hasta hace un cuarto de hora, apuntaba al hijo del escolta de Franco como el muñidor de los expedientes fraudulentos de regulación de empleo. Huelga decir que el presidente de la taifa más atrasada de España, terminó abrazado a su otrora enemigo político. Y es que el que se acuesta con perros se levanta con pulgas.

Toda esta gentuza rezuma un punto de mediocridad insoportable. Son me importaría demasiado, si no tuviera que subvencionarles con mi dinero. Si tuviera tiempo, dedicaría más tiempo a la microbiología para estudiarles, pero no dispongo de él. Además, crecen como los hongos. A cada paso, a cada metro, me encuentro uno de esos progresistas dispuestos a cambiar el mundo eligiendo la opción más descerebrada. Entre las dos Coreas se quedan con la de norte. Entre la democracia y la dictadura, prefieren la segunda porque en una democracia son incapaces de ganar de forma limpia. En definitiva, sus taras son peligrosísimas cuando están en el poder, pues en la oposición no pasan del esperpento. Nuestra elección también es simple, vivir bajo su yugo o acabar con estos microbios importados de Sudamérica. Yo, como ya imaginan, elijo la segunda.

Sergio Calle Llorens


viernes, 5 de abril de 2013

LLUVIA


Bajo la lluvia tocada por una niebla azulada vespertina que parece querer engullirlo todo. El aire tiene una suavidad de perla turbia y las olas del mar golpean contra las rocas. Siento una melancolía infinita y, por momentos, unos deseos irrefrenables de abandonarme. Mi tristeza es inabarcable. Tengo la cabeza llena de sombras oscuras. Camino con las manos en la chaqueta. De la niebla veo aparecer figuras recortadas de personas que, agradecidas supongo, se dirigen a sus puestos de trabajo. Esta parte del mediterráneo está enjoyada de agua empapada y de luces húmedas. Respiro fondo y sigo caminando ajeno a la belleza incomparable. Empiezo a pensar que mi tendencia al pesimismo se ha ido agigantando con los años. Un pensamiento nacido de la convicción de que mis pasos ya no se dirigen a ninguna parte; las conversaciones me aburren, los malentendidos me exasperan, y el teléfono sigue sin sonar. Necesito billete de ida, y lo necesito ahora. Escapar de aquí, huir de mi se me antojan una locura delirante y desenfrenada, pero necesaria.

La tormenta arrecia cuando una chusma multicolor asalta el bar donde me he refugiado a desayunar. Chillan y gritan a la manera de los escolares de primaria, a pesar de pasar la treintena. Una de ellas es una mujer que habla en voz alta y que no para de confundir las almorranas con las andorranas. No se da cuenta de que sus amigos se están cachondeando de ella. Maldigo la hora en la que entré en el bar. Como mientras echo una ojeada a la prensa; corrupción, nacionalistas catalanes y paridas andaluzas. Tengo ganas de levantarme y gritar pero trato de calmarme jurando, para mí, en arameo. En verdad, si me hubiera dedicado a la microbiología, España sería un país perfecto para trabajar con tanta bacteria suelta.

Éramos pocos y parió la abuela; en la cafetería entran ahora dos musulmanes que compiten en potencia de voz con los lugareños. Al fondo, imagino que por mimetismo, dos limpiadoras ucranianas de muy mal ver les hacen la competencia con su conversación alta. Al parecer, esta gente desconoce lo que significa el silencio. Por alguna razón desconocida, el dueño del local tiene puesta lo que los italianos llaman il riscaldamento, y me veo obligado a quitarme la ropa. La mujer que padecía el problema anal se dirige entonces a mi persona como si fuésemos hermanos de sangre. Me dice que si no tengo frío. Le dirijo una sonrisa helada. A ver qué entenderá este engendro intelectual por frío.

Ahora llueve con más intensidad si cabe, y la señora sigue parloteando. A mi mente, no sé muy bien por qué, viene aquella cosa en catalán que aprendí hace tiempo: “No es trist morir, el que és trist és no viure intensament. Sigo comiendo, sin ganas. La mujer arrecia con sus estúpidos  chascarrillos. Todos quieren parar la incontinencia verbal de esa petarda. Viendo como es harto difícil, recuerdo otra frase que me puede ayudar: un tonto le dice a una mujer que se calle, pero un sabio le dice que su boca es extremadamente bonita cuando sus labios están cerrados. Le suelto un tienes una boca de fresa cuando tienes los labios juntos, y la señora se ruboriza, y no vuelve a abrir el hocico hasta que termino el desayuno y pago. Sólo entonces el loro despega sus labios para decirme un sentido “Gracias guapo”. Sigue lloviendo cuando mis pasos resuenan ya por un paseo marítimo besado por la tormenta. ¡Ojalá, pienso, me lleve una ola!

A foolish man tells a woman to stop talking, but a wise man tells her that her mouth is extremely beautiful when her lips are closed.

Sergio Calle Llorens

PIRAÑAS ANDALUZAS


Andalucía desde fuera parece un gran acuario lleno de peces monstruosos y de cosas absurdas, pero cuando uno se acerca y se mete en esas aguas, el acuario se transforma en una pecera con un letrero colgado que dice: Cuidado Pirañas. A pesar de la advertencia en letras rojas, los andaluces siguen desconociendo que vivir junto a esas criaturas con escamas es un deporte de riesgo. Ellos prefieren secarse al sol de Andalucía ajenos al peligro. Empero, el Lorenzo andaluz trae consigo el fanatismo, la superstición y la intolerancia. En definitiva, unos rayos que conducen al personal al extremo. Aquí cuando hay corrupción, es la más grande. Y cuando toca la educación, los fracasos más grandes tienen rostro de escolares sureños. Las pirañas, en definitiva, siguen comiéndose al andaluz crudo, y con ellos, sus ahorros. La taifa del sur, según Caritas, es el lugar de España donde más ha crecido la pobreza desde el inicio de la crisis. La noticia que a la gente normal produce una decepción indudable, no provoca ninguna reacción por parte de los primates locales. Ellos siempre tienen una excusa a mano; llámese chinos, gobierno central, el Capitán Garfio, o los habitantes de una lejana galaxia.

Mi memoria guarda recuerdos de todas las naciones en las que viví y de todos los lugares que visité. Mis gastados zapatos también recuerdan otros pueblos y otras calles. Los holandeses, por ponerles un ejemplo comparativo, tienden al criterio preconcebido. Son discretos, callados, no hacen ruido. No pretenden deslumbrar a nadie ni ser más que los otros. Los andaluces, en cambio, son poco prácticos, absurdos, ruidosos y pasan por el mundo convencidos de todos los falsos tópicos de pintoresquismo peninsular; "como en Andalucía no se vive en ningún mundo". En ese sentido, programas como “Esto tiene arreglo” empujan a estos homínidos a pensar que la caridad es la forma más desarrollada del progreso. Con la miseria ajena, el andaluz está inmensamente contento de haberse conocido. Si Rembrandt es el gigante de las sombras, canal sur es el coloso de la penumbra que impide ver que ellos, y sus jefes, son los responsables de todas las desgracias que aquejan a la república bananera que dirige el bipartito. El andaluz medio, por tanto, es poco dado a hacer funcionar la razón. En contraposición, el holandés es lento y espeso a la hora de improvisar, y el andaluz es capaz de encontrar un iceberg en el desierto si le va la vida en ello. Siglos padeciendo a tarados gobernantes inútiles le han dotado de un sexto sentido incomparable a la hora de encontrar una solución que le permita salvar la cabeza en el último minuto. En verdad, esta actitud es pan para hoy y hambre para mañana, pero de hambrunas y de miserias el andaluz puede sentar cátedra. Puede que en  las provincias rebeldes de Flandes tuviese lugar la muerte del quijotismo, pero sus rescoldos siguen vigentes en la tierra de la chalaura. El problema es que la improvisación no nos sacará de esta.

El Dios holandés es un ser superior que premia a los que trabajan duro, a los que se esfuerzan, y la deidad andaluza es aquel que sólo calienta a los ignorantes. Los neerlandeses ocupan una nación prospera y los andaluces una región pobre. No estaría mal que, por una vez, reconocieran lo bueno que hay en estas naciones y dejaran de mirarse el ombligo o, en su defecto, a naciones tan esperpénticas como Venezuela o Corea del Norte. Si es que antes, claro está, las pirañas no han terminado por devorarles del todo.

Sergio Calle Llorens


LA VENTANA INDISCRETA


En la ventana indiscreta, el maestro del suspense coloca al espectador en el lugar del protagonista de la película a base de hacerle ver lo que él ve. Contemplar a la joven bailarina ligerita de ropa u observar a corazón solitario hundida en la niebla de su soledad provocan sentimientos encontrados en todos nosotros. Hichcock lleva el voyerismo hasta sus últimas consecuencias. ¿Quién podría dejar de mirar a la vecina de enfrente mientras se desnuda? Y es este voyerismo lo que el inglés aprovecha para crear una obra maestra del suspense.

En la cinta, el fotógrafo L.B Jeffries se ve forzado a permanecer en casa a causa de un accidente laboral. Con la pierna escayolada pasa el tiempo ante una ventana que da a un patio de vecinos. Las horas pasan lentas, tediosas, recibiendo alguna visita esporádica y, sobre todo, observando desde su atalaya. Con el zoom de su cámara contempla el espectáculo de las debilidades humanas. Jeff se siente culpable por su nuevo papel de mirón, pero una extraña fascinación le atrapa por el universo que se abre ante sus ojos. Curiosamente, las dos únicas ventanas del patio que permanecen cerradas, son las de una pareja de recién casados que hacen el amor a todas horas y la de un caballero que ha matado a su pobre mujer enferma. Completan el edificio la pareja sin hijos, el compositor que ahoga sus penas porque las musas no vienen a nunca a visitarlo, la hermosa bailarina. A todos ellos, los conocemos a través de Jeff y de Hitchcock.



La genialidad cinematográfica del inglés estriba en que en una misma escena vemos un primer plano de James Stewart. Mira por la ventana y ve un perrito al que bajan al patio en un cesto; volvemos a ver al de Indiana que sonríe. Ahora en lugar del perrito que baja en un cesto, contemplamos a una muchacha semidesnuda ante su ventana abierta. De bueno a sátiro en cuestión de segundos. En ningún momento, la cámara de Hitchcock abandona la habitación de Jeff. Empero, las historias cobran vida a un ritmo ágil que envuelve al espectador como una niebla fantasmagórica al anochecer. En ninguna otra película de Hitchcock, sus personajes hablan menos haciendo verdad el dicho de que una imagen vale más que mil palabras. Como no recordar esa primera imagen de la película donde Stewart está sentado de espaldas a la ventana. Duerme. Después un vistazo rápido al patio y a su interesantes vecinos para tornar a la firma de la escayola de nuestro protagonista; L.B Jeffries. En el siguiente plano se encuentra una cámara rota y unas fotos enmarcadas. De ellas deducimos, elemental querido Watson, que estamos ante un importante fotógrafo.



La idea del a Ventana Indiscreta le vino a Hitchcock sugerida por dos hechos reales; los casos McMahon y Crispen. Ambos fueron descubiertos por detalles similares a las que se narra en la película. Inicialmente, el director quería rodar en edificios reales pero debido a la mala iluminación de los mismos le hizo desistir, optando por unos decorados construidos porla Paramounty que incluía, por supuesto, los treinta apartamentos. Hitchcok, en un alarde de perfeccionismo, llegó a situar en una dirección real de Nueva York (125 Cristopher Street en Greenwich Village). Desgraciadamente para él, la ley norteamericana prohíbe que en las películas se ubique un crimen en una dirección existente, por lo que se vio obligado, muy a su pesar, a cambiar el nombre de la calle para el rodaje.



En la ventana indiscreta, una elegante Grace Kelly hace el papel de Lisa Carol Freeman. Modelo que aspira a casarse con el fotógrafo L.B Jeffries. En cada escena, la vemos con un vestuario distinto, incluyendo ropa de noche. La actriz de origen irlandés luce como una estrella brillante en la bóveda celestial. Según contó la que más tarde sería Princesa de Mónaco, había una razón para cada estilo, para cada color. Todo estaba perfectamente planeado por la mente del genio del suspense. Es uno de los elementos que une a Grace con el resto de las mujeres del film que vemos a través de la ventana indiscreta de su novio. La elegancia de Kelly portando los trajes elegidos por la diseñadora de modas Edith Head, dan a la película un toque de clase sublime en contraste, por supuesto, con el estilo descuidado de su novio. Un hombre que tiene pánico a los compromisos y que encuentra en la vida de los otros, una buena forma de huir de ese enlace matrimonial que tanto teme. En ninguna otra película, Grace Kelly ha estado tan guapa y radiante.

Hitchcock demuestra su erotismo hacia el voyerismo y disfruta con la belleza de las mujeres bellas. Proyecta como nadie esa dinámica sexual entre hombre y mujer. Y es que todo el cine del inglés es un ejercicio de observación de los secretos de los demás. En Psicosis, Norman Bates usa un agujero tras un cuadro para ver a las mujeres desnudas. En los Pájaros, Melanie Daniels, (Tippi Hendren), se esconde para ver la reacción del protagonista masculino cuando encuentre en la casa la jaula con los dos periquitos. En La Ventana Indiscreta, Hitchcock lleva más lejos la práctica de ver sin ser visto tratando sus consecuencias. Es un intento de comprender mejor la condición humana y, si se puede, tratar de mejorarla. Inmiscuirse en la vida de los demás, o simplemente pasar de largo cuando vemos al prójimo en apuros. Eso es lo que plantea, en definitiva, la película.

Jeff decide que debe de hacer algo para que el crimen de su vecina no quede impune. Él comprueba que detrás de esas paredes se encuentra el bien, la desgracia, el amor pero también la maldad de un criminal. Con la ayuda de su novia, inician un peligroso juego en el que se las ven con un asesino interpretado por el actor Raymond Burr (más conocido por su papel en Perry Mason). Sublime es la escena en la que Lisa (Grace kelly) se cuela en el apartamento del asesino para hallar una prueba contra él. Cuando encuentra la alianza de la mujer muerta se la pone en el dedo y coloca la mano a su espalda, con el fin de que, desde su ventana, Jeff pueda ver la alianza. Es un doble triunfo; el éxito por haber encontrado las pruebas y la victoria que simboliza su sonrisa al conseguir la ansiada boda con su enamorado.

El film es una obra maestra que con el paso del tiempo sigue ganando en consistencia, como los vinos. Beberse esta copa es una de mis prácticas habituales cuando quiero recordar que el cine fue, una vez, como un cielo de color mermelada anaranjada, saturado de vapores azulados. Del lector depende beber del cáliz de la hermandad de los amantes del suspense. La recompensa, ya les digo, es el paraíso donde Hitchcock es el Dios ominipotente.

Sergio Calle Llorens

miércoles, 3 de abril de 2013

DESCEREBRADAS



Andalucía es la región de los callejones sin salida, de las calles que no llevan a ninguna parte, de los canales inútiles. Y la culpa de ello recae en la clase política y, también, en aquellos que les votan. No hallamos vida inteligente en los cerebros de esas personas que, dicho sea de paso, nunca son normales en el sentido francés y latino de la palabra.  Como mucho, aparentan normalidad hasta que alguien se les ocurre darles un puesto político de relevancia y, entonces, la lían parda. Cuando salen del armario con la orden de asaltar a los ciudadanos honrados, la taifa parece un agregado de locos.

Elena Cortés, Consejera de Fomento y Vivienda, con el menor talento que se haya conocido en el sector, y mira que hemos sufrido a andaluces torpes en el ramo, ha abierto la boca para decir que sí no fuera Consejera, seguramente estaría en los escraches o manifestaciones ante las viviendas de políticos. Fue en una entrevista en Canal Sur, ese medio plural que admite tanto opiniones a favor del bipartito andaluz como en contra de la oposición. Una vez más, una persona de izquierdas se pone de perfil intentando aparentar que es una forastera del sistema. Que el paro, los desahucios, la corrupción en Andalucía son de los otros, que ellos, aunque gobiernen, no tienen nada que ver. Puede que la mente de Cortés le haya jugado una mala pasada y, ¡vaya usted a saber!, se encuentre a miles de kilómetros de distancia, haciendo de escudo humano para un norcoreano gordito que lucha, según la retórica de esta secta, contra el imperialismo. No puedo dejar de esbozar una sonrisa al imaginarla tan lejos donde, seguro, no podría hacerle más daño a Metro Málaga.

A tiro de ERE, concretamente en la tierra de Zarrías, a un escritor le quitan un premio literario al considerar la Consejera de la Diputación de Jaén que era sexista. El título era el siguiente: “Nunca te quise tanto como para no matarte”. Otra socialista, la diputada provincial Antonia Olivares que, al parecer, no se había leído el manuscrito aludido antes de concederle el premio, afirmó que la novela era intolerable desde el punto de vista de la igualdad. Olvidaba mencionar que las bases del concurso garantizaban la plena libertad para el texto de la siguiente forma: “No habrá limitaciones ni condicionamientos estrictos en el plano formal, ni en el conceptual para los apartados b y c, narrativa o libros de viajes y ensayo creativo respectivamente”. A este paso, el Crimen y Castigo de Dostoievski va a ser retirado de las bibliotecas públicas de Andalucía. Incluso, si las dejan, estas soplanubes van a prohibir las obras de Flaubert, Tolstoi, Homero y Stendhal por considerar que las mujeres no son tratadas correctamente en ellas. No bromeo, estoy convencido de que llegará el día en el que una patrulla de descerebradas asaltarán nuestras casas para quemarnos los libros de Agatha Christie en el que se asesinan a miles de señoras. Y ay de ustedes si encuentran en sus estanterías los tres mosqueteros donde en el segundo capítulo decapitan a Milady de Winter.

Las feministas radicales desconocen que la literatura es la memoria del paisaje del tiempo. El nuestro se encuentra en un crepúsculo enfermo y moribundo merced a la dictadura de lo políticamente correcto. Vivimos en un silencio obligado que parece una reminiscencia flotante del último paso de la niebla que envuelve a Andalucía tras tres décadas de poder socialista. Triste paisaje dominado por estas sabelotodo, es decir; las fanáticas, las dogmáticas que son capaces de arrastrar el nombre de la cultura, y del pensamiento occidental con tal de imponer su radical pensamiento. En cualquier caso, habrá que seguir marcando de cerca a este tipo de señoras, pues las descerebradas son infinitamente más fascinantes que las inteligentes. Las inteligentes tienen sus límites, las descerebradas no.

Sergio Calle Llorens