martes, 10 de diciembre de 2013

EL CLAN DE LA CAROLINA

Juan Carlos Martínez Martínez, apodado El Negro, aparecía en la lista de contactos de Iván Chaves. Concretamente en una hoja de cálculo de Excel denominada “Datos Liquid Pds 07”, la liquidación del hijo del entonces presidente andaluz con la empresa jerezana Publicaciones del Sur que, curiosamente edita una gran cantidad de periódicos en la taifa del sur. En la agenda del comisionista Ivan Chaves aparecieron anotadas cantidades de dinero ingentes y un impresionante incremento respecto al año anterior, 2006. Dicho de otra manera, tras la reunión entre el hijo de Manuel Chaves y el marido de María Gámez, se obtuvo un incremento de los beneficios de casi un 500%.

Martínez pertenece al archiconocido “Clan Carolino” y fue ex jefe de gabinete de Vallejo en Obras Públicas, Sanidad e Innovación. Su hermano Bienvenido, también socialista,  llevó a Santana a su cierre definitivo.  Cuando el cuñado de María Gámez  tuvo que abandonar su puesto por el descalabro económico de la empresa, la Junta le adjudicó a una empresa que había creado él mismo, un contracto de 159.000 euros. Se trataba de un contrato de asesoramiento empresarial. La empresa era Experience Managament Group.

A pesar del rimbombante nombre, no tenía demasiada experiencia pues se había creado dos meses antes de que se le adjudicara el citado contrato y con un capital de tan sólo 3000 euros. Como no podía ser de otra manera, Bienvenido Martínez Martínez era el administrador único de la compañía. En poco tiempo, Fagia- empresa encargada de gestionar el centro de negocios de la Junta en Madrid y participada por IDEA- controlada por otros señores nacidos en La Carolina- no puso ningún reparo en adjudicar ese dinero a la empresa de uno de los suyos. Lógicamente su hermano trabajaba en un puesto clave. A más entendedor, sobran palabras.

Francisco Vallejo, ex consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta en tiempos del Virrey Chaves, es natural de la localidad jienense de Alcaudete pero llegó a ser alcalde de La Carolina. Vallejo, hoy imputado en el caso de los ERE fraudulentos fue uno de los máximos responsables de Invercaria, cuyo ex presidente, Tomás Pérez Sauquillo también tiene fuertes vínculos con La Carolina, como también es de ese pueblo, José Luis Hidalgo gerente de la empresa Ferias Internacionales Virtuales de Andalucía- FIVA- Todos ellos  forman ese clan Carolino y a todos ellos se les piden cuentas por el escándalo de Invercaria. Esa empresa donde si se tiene ética no se puede trabajar, según las declaraciones de una de las imputadas.

Vallejo fue quien eligió a Pérez Sauqillo presidente de Invercaria tras unas copas en una reunión. Sauquillo fue imputado por supuestos delitos de malversación de fondos públicos, tráfico de influencias y falsedad en la empresa FIVA que, aunque pueda parecer mentira, era de carácter virtual pero no tenía ni página web. Otro de los imputados en el caso era un tal Hidalgo- también de La Carolina- éste admitió a la policía que fue contratado sin pasar por ningún proceso selectivo. Una práctica muy habitual en la secta del capullo. El sueldo era de 55.000 euros.

Sin embargo, fue Vallejo quien aprobó que Invercaria se dedicara a apoyar a proyectos meditante capital de riesgo y, de esa manera, se creó FIVA. Incluso reconoció que se invirtieron 1,69 millones de euros de fondos públicos mediante un sistema de financiación muy irregular.

 Como sé que la información del clan de La Carolina puede resultar farragosa, voy a recapitular un poco; Ivan Chaves utilizó los contactos de su padre para conseguir contratos millonarios de instituciones públicas para sus clientes que, a cambio, le pagaban comisiones de hasta 45%, tal y como se ha demostrado en documentos oficiales. Así en la agenda de contactos de Ivan Chaves, aparece el nombre de Juan Carlos Martínez con quien se reunía periódicamente. Reuniones que coinciden en el tiempo con la época en la que otro miembro del "Clan Carolino", Francisco Vallejo, era Consejero de Innovación de la Junta, hoy imputado en varios casos de corrupción; Invercaria y los ERE.

Al mismo tiempo, Bienvenido Martínez hundió Santana Motors y la Junta le regaló un aguinaldo en forma de millonarias ayudas a una empresa creada ex profeso. Fue la sociedad Fagia, participada por IDEA, la encargada de la gestión y la prestación de los servicios la que contrató a la empresa de Bienvenido. Como elemento ilustrativo, hay que destacar que el chófer de Fagia cobraba 42.000 euros al año. Y con eso, está dicho todo.

Experience Management Group asesoró a empresas con unos resultados pobrísimos como es habitual en el Clan de La Carolina. A día de hoy, las sospechas sobre la posibilidad de que aquel entramado fuera una tapadera para desviar dinero público a afines al PSOE siguen vigentes.

El Clan de La Carolina está ligado a la ineptitud, la incompetencia y a los escándalos políticos y económicos. Juan Carlos Martínez Martínez tiene un pasado truculento y muy vinculado al nepotismo más rancio. No son pocos los que  temen que el marido de María Gámez termine entrando en alguna que otra empresa pública en Málaga. Y es que la fama del muchacho ha llegado hasta las orillas de esta parte del mediterráneo. De nosotros depende que eso no ocurra jamás.

Estén atentos a las nuevas investigaciones.


Sergio Calle Llorens

No hay comentarios:

Publicar un comentario