sábado, 21 de septiembre de 2013

EL BENÍTEZ Y EL GRUPO JOLY


El 17 de septiembre de 2013 quedarán grabadas en la historia reciente de la ciudad como el instante en el que Málaga recuperó, 88 años después, los terrenos del antiguo Campamento Benítez. En un plazo de un año, el malagueño podrá pasear por las 28,5 hectáreas de este privilegiado enclave desde que Defensa cerró el acuartelamiento después de 71 años de actividad. La cesión es gratuita por parte del Estado poniendo fin a casi dos décadas de reivindicaciones, incluida la fallida vía judicial. El ayuntamiento debe hacerse cargo de 34,9 KM de varias carreteras de titularidad estatal, la mayoría en la antigua N 340- Coste de 125.000 euros anuales, muy lejos de los 75 millones que pedía el Ministro Blanco al ayuntamiento. Propuesta que el cadáver político de María Gámez aceptó de muy buena gana para la ciudad, no especificó cual, cada uno puede hacer sus conjeturas. Yo les daré unas pistas; tiene río y hace mucho calor en verano.  La única condición es que el Benítez debe ser usado siempre como Parque y no puede tener otro uso. Ana Pastor y Francisco de la Torre han hecho que el sueño de muchos malagueños se cumpla. Lejos quedan atrás la propuesta socialista de hacer un museo del transporte- como si los miembros de La Garduña supieran algo de ese sector- Ahora, el ayuntamiento de la Capital de la Costa del Sol destinará 960.000 euros para ponerlo bonito, plantar árboles, arreglar caminos y canalizaciones. Huelga decir que el Alcalde fracasará en el intento de que la Junta pague algo como hace con el parque del Alamillo en Sevilla. Y es que el espectro de la hija del farero con menos luces que un barco pirata se puede comunicar a través de una médium llamada Susana Díaz, a la que susurrará las palabras mágicas; “A Málaga ni agua”.

Como no podía ser de otra manera, el malagueño medio está contentísimo con la buena nueva, aún teniendo en cuenta que los terrenos del Benítez fueron un préstamo de la ciudad al estado. Sin embargo, entendemos que la capital de la Costa del Sol no tiene peso político en Madrid al tener que pasar por el filtro de la secta del capullo o de los chaquetitas del PP sevillano. La gente viene a decir, bueno vamos a celebrarlo que las buenas noticias no abundan en el mediterráneo. Tampoco ha sorprendido la reacción de la sucursal de La Garduña socialista en la capital malagueña, donde les vuelve a pillar el toro. Ellos que llevan años para arreglar el caminito del Rey, por no hablar del Parque de los Cuentos de la imputada Magdalena Álvarez. En definitiva, la alegría malagueña contrasta con la tristeza andaluza de los vendidos al mejor postor.

La cesión del Benítez es una extraordinaria noticia para Málaga. Dudarlo es de lerdos. Y si tienen alguna duda al respecto, vayan a las páginas del grupo Joly y, más concretamente, a la edición digital del diario Málaga Hoy. No sean tontos de gastarse ni un céntimo en esa bazofia que pergeña esa pandilla de cretinos de las que les hablo a manudo. Verán como incluso llegan a criticar el hecho de que la condición para devolver lo que es nuestro, sea la de hacer un parque con árboles y zonas de paseo. ¡Coses veredes Sancho! Por eso, la próxima vez que ustedes tengan alguna duda de lo que le conviene a Málaga, lean a los subvencionados del grupo Joly. Cualquier noticia que sea presentada como mala, es, en realidad, positiva para nuestros intereses. No lo duden; El Benítez es nuestro y el grupo Joly del PSOE andaluz.

Sergio Calle Llorens

No hay comentarios:

Publicar un comentario