jueves, 13 de diciembre de 2012

LOS PERIODISTAS DEL RÉGIMEN



No voy a defender a los periodistas andaluces. La verdad es que ignoro para qué sirven. Creo que con la honrosa excepción de El Mundo Andalucía, el resto tiene como tarifa de admisión en el gremio, la venta de su independencia. Plumillas que no quieren ver que la taifa andaluza es un sistema de latrocinio atemperado por su clima, y por la dejadez de sus gentes.

Ayer mismo, ningún diario andaluz se quiso hacer eco de la noticia que apunta a la Junta en un nuevo caso de corrupción. Lean bien:  La Federación de mujeres progresistas obtuvo ayudas millonarias  pese a tener deudas con el fisco. El gobierno de la taifa se pasó literalmente por la entrepierna una deuda acumulada de 330.000 euros con la Tesorería General de la Seguridad Social, ignorando uno de los requisitos del artículo 13 de la Ley General de Subvenciones que prohíbe expresamente a las administraciones concederlas a las entidades que no estén “al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias”. Sin embargo la ley no es igual para todos, pues los socialistas sureños pueden doblar el ordenamiento jurídico a su antojo, sobre todo si hay pasta de por medio. El resultado es que la feminista Vañó que preside la Federación de radicales feministas, socialista ella, cobró unas subvenciones otorgadas por la Consejería de Empleo que se resumen en los siguientes datos:

-         445.000 € para el Fomento del Empleo*
-         207.830,28 € también de la Consejería de Empleo
-         89.912,70 € Investigación sobre la Conciliación.
-         1500 € para el Plan de Infraestructuras
-         10.289 € Atención Jurídica a inmigrantes
-         60.000 € Atención a Mujeres
-         15.000 €  Atención a Mujeres en Prisión

*La primera está sin justificar, es decir, que las feministas han podido gastar el dinero en lo que le ha salido de la entrepierna. Nunca mejor dicho.
También le concedió ayudas, aunque más modestas, la Consejería de Salud que dirige la niña del exorcista; María Jesús Montero:

-         26.000 € para programas de prostitutas

El lector inteligente ya habrá adivinado, a estas alturas ,que allegados a dirigentes del PSOE y familiares de Alicia Vañó, Presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas de la República Bananera de Andalucía, han estado a sueldo de esta entidad, inmersa en un concurso de acreedores en la actualidad por la torpeza e idiocia de sus gestores.

Entre los trabajadores vinculados a la secta de la rosa destacan Aurora Roldán que, como todos saben, nunca se levantó al alba para trabajar, esposa del alcalde socialista del municipio sevillano de San Juan de Aznalfarache. El puesto que ejerció la doña en la federación fue de secretaria. También trabajaron en la federación, la hija de Alicia y su nuera, Ruth Antonio. Otro hijo de la presidente y pareja sentimental de Ruth también laboró, o eso cuentan, en el conglomerado feminista. Por cierto, todos ellos figuran en el listado de acreedores de las doñas progresistas.

Mientras El Mundo Andalucía daba datos del escándalo, Pepito Griñán reivindicaba en el Palacio de San Telmo la ética periodística y, sin rubor alguno, afirmaba que el futuro de la profesión para por el rigor, la independencia y la calidad informativa. Fue en la entrega de los XXVII Premios de Andalucía de Periodismo donde, para vergüenza de los premiados, se galardonaba al periodista Lucas Martín Jurado, de la Opinión de Málaga; al redactor gráfico Paco Puentes de la Cadena Ser- socialista- y al espacio de RTVE Historias de la Luz. Obviamente no hubo ninguna mención especial para aquellos periodistas de verdad que sacaron a la luz el escándalo de los ERE que, como todos sabemos, son los que ponen la veracidad y la profesionalidad al servicio de la sociedad.

Los premiados que tienen una gran aversión a separarse de su influencia, son una nulidad desde el punto de vista del servicio a los demás. Lo suyo es callar, trincar y si ven que la melodía no vale un pimiento, se hacen  los sordos.  Eso sí, cuando alguien osa señalar la música estridente que tocan sus amos en la Junta, ellos insisten en bailar la pieza. Y la verdad es que danzan como si les hubiesen prestado las piernas sus abuelitas.  Pero no importa, por mí pueden seguir con la fiesta y dejar de publicar como el SATSE denuncia la destrucción de unos 350 empleos en hospitales de Jaén y Málaga a partir del 1 de enero de 2013. Entre otras minucias, la bipartito andaluz incrementaría la jornada laboral y se eliminará la bonificación retributiva por el cuidado de hijos y personas mayores. Aquí, como sabemos todos, sólo hay dinero para premiar a los periodistas vendidos andaluces y, por supuesto, a los socialistas o sindicalistas de toda condición. Así que la próxima vez que escuche a un andaluz quejarse de los recortes, de la situación laboral o de las pocas perspectivas de futuro, les recordaré que su relación con la Junta me recuerda a la de los esclavos con el propietario de una planta algodonera. Y no, no merecen a un Abraham Lincoln que los libere de su esclavitud.

Sergio Calle Llorens

No hay comentarios:

Publicar un comentario