viernes, 8 de junio de 2012

¡VENTE A IRLANDA PEPE!

Los estudiantes españoles saben que para hacer el examen de selectividad, necesitan el documento nacional de identidad, y para encontrar trabajo, el pasaporte. Al menos, esa es su esperanza que, como sabemos, hay muchas, pero Aguirres, sólo una. La madrileña puede gustar más o menos, pero nunca deja indiferente a nadie. A veces, piénsenlo, recuerda a Lionel Messi con sus cambios de ritmo, sorteando a propios y extraños. Ahora ha sido su propuesta de reducir el número de parlamentarios de su comunidad a la mitad. lo que ha dejado a todos descolocados. En cambio, en la RBA, o República Bananera de Andalucía, los seguidores de la RDA, más conocidos como Izquierda Unida, pretenden aumentar el número de chupópteros del parlamento regional. Las malas lenguas afirman que la propuesta se explica por la cantidad de bocas que tienen que alimentar. Cualquier día de estos, vamos a descubrir que Murphy, el de la ley, era descendiente de andaluz, y de ahí su sabiduría.

 He consultado a un amigo comunista que presume de no presumir, sobre la propuesta de sus amigos, y me asegura que es el precio que han puesto los suyos por no llamar a Chaves y a Griñán en la comisión que investiga los ERE, es el aumento del número de parlamentarios. No contento con sus explicaciones, he llamado a un militante del PP que, dice que no aceptarán este aumento de diputados en tiempos de crisis. De hecho, afirma muy ufano, que el Alcalde de Málaga se opondrá a la misma con celeridad. El comentario me hace esbozar una sonrisa. Y es que meter en la misma frase un sinónimo de rapidez y a Francisco de la Torre, es como proponer a María Gámez como representante andaluza en un congreso de mentes brillantes: Absurdo. Es más, el Alcalde es conocido como la tortuga lacerante por su manía de hacer todo por fases, y al ritmo de ese oso lento que parece una estatua y responde al ritmo de perezoso. Si por él fuera, los proyectos verían puerto allá por el año 3025, y ya saben ustedes con que rima esa cifra. Pues eso.

 Creo conveniente que los andaluces considerarán la posibilidad de asentar sus posaderas en Irlanda. Les recuerdo que no estamos mal mirados los españoles en la isla verde. Lo digo por experiencia de años. Incluso, hagamos memoria, el gran historiador Salvador de Madariaga definió a los irlandeses como españoles que perdieron el tren al norte. Además aunque la comida no es muy buena, hay muchas cosas a su favor; la cerveza, la música, la literatura y la magia celta. Vayan pensándolo, pues los políticos de Eire, aunque inútiles, tan solo campean por un único parlamento, y son muy pocos. ¡Vente a Irlanda, Pepe!

 Sergio Calle Llorens

2 comentarios:

  1. He tenido la suerte de tratar con irlandeses y si, en efecto nos tienen cierta querencia, quizás basada en el odio común al inglés, o quizás porque, cómo tu dices, son los católicos más afines a nosotros. Podriamos llamarles españoles muy del norte, cómo ellos a nosotros irlandeses muy del sur. No se porque, pero tienes muchísima razón y al fin y al cabo, Irlanda es preciosa. Lo tendremos en cuenta... por si las moscas.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedo asegurar que Irlanda es el país de Europa. donde más cómdodos nos sentimos los españoles. Un Saludo hermano.

      Eliminar