viernes, 23 de marzo de 2012

SOCIALISTAS: GAME OVER


El PSOE andaluz cierra la campaña electoral andaluza con Felipe González. Un hombre que cuando llegó a La Moncloa en 1982, España tenía una deuda pública de 3 millones de las antiguas pesetas. Catorce años después nos dejó un débito de 60 billones de pesetas. Sin embargo, el tipejo se presentará en Sevilla como el paradigma de la honradez y la buena gestión, como si los escándalos del GAL, los fondos reservados, la Expo, las comisiones del AVE, Filesa, Malesa, Intelhorce, Roldán etcétera no hubieran ocurrido nunca. Pero ocurrieron de la mano del hombre que siempre se enteraba de todo por la prensa. Esa corrupción es socialista y constituye el mayor expolio realizado en la historia de España, tan sólo comparable al que protagonizaron las tropas napoleónicas en la guerra de la independencia.


A mí no me sorprende que alguien en su sano juicio vaya a presenciar un mitin del ex presidente. Después de todo, en Andalucía hay mucho estómago agradecido. Sin embargo, mi capacidad de asombro se eleva hasta el infinito por el hecho de que este ladronzuelo no esté en prisión en compañía de otros delincuentes comunes.


No estaría mal, por tanto, que esta noche algún periodista con mayúsculas le preguntara esta noche a Felipe González por el agujero económico que dejó en Moncloa tras el nombramiento de 385 personas por el clásico sistema socialista de contratación, o sea, a dedo. Por supuesto, todas esas personas que cobraban salarios por encima de los diez millones de pesetas, y que encima se les pagaba por asesoramiento en el PSOE, no llegaron a pisar jamás el palacio presidencial. Sí, tal vez esta madrugada algún valiente podría dirigirse al hombre del clan de la tortilla para espetarle en la cara la pregunta. De hacerlo, a González le vendría a la cabeza la cantidad de socialistas parados que él colocó para hacer literalmente el vago mientras cobraban de los Fondos Reservados, dándose la circunstancia de que algunos de ellos percibían renumeraciones por encima del entonces presidente. Como también le vendría bien recordar como su ex mujer cargaba los gastos de su vestuario personal a los presupuestos públicos. Incluso, vaya usted a saber, González podría hacer memoria sobre los 1600 millones de pesetas de los presupuestos generales que se usaron para, ojo al dato, “uniformes de Guardias Civiles” y para que pudieran entrevistarse en secreto los hombres de la OLP palastina de Yasser Arafat, los de Hammas y los hombres del Mossad israelí. Que usted no lo sepa no implica que el ex presidente no lo sepa. Y ya les digo yo que lo sabe, porque él fue el responsable de toda aquella mierda.


Así que esta noche cuando el ex Presidente González visite a su aprendiz Griñán, comprobará que el Felipismo sigue vivo en Andalucía. Comprobará que Griñán también conocía y amparaba el tema de los ERE fraudulentos, como del caso Invercaria tal y como él mismo conocía el uso continuado de los secretos pagos multimillonarios a los altos cargos del gabinete socialista. Felipismo en estado puro muchos años después de que el granuja dejara la presidencia del gobierno. Imagino que algunos del pesebre socialista acompañarán a los bandoleros andaluces del siglo XXI hasta la madrugada, con la esperanza de que el próximo domingo no se les acabe el chollo de vivir del sudor del de enfrente. Por eso, esta noche pondrán toda la carne en el asador. Sin embargo, ya es tarde porque la sombra de González proyecta una figura de sangre, estulticia y corrupción a la que acompaña la leyenda; Socialistas GAME OVER.



Sergio Calle Llorens

2 comentarios:

  1. LLEVO AÑOS DICIENDO QUE TU BLOG DEBERÍA ESTAR SUBVENCIONADO. VAMOS A VER EL DOMINGO SI PODEMOS ECHAR ENTRE TODOS A ESTA GENTUZA DE UNA PUÑETERA VEZ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy votante de UPD pero no estoy muy seguro de que sea un voto útil. Hay que echar a los socialistas.

      Un acierto el blog y que tías.

      Eliminar