miércoles, 30 de noviembre de 2011

CORNUDOS ANDALUCES


Andalucía tiene el triste honor de tener más paro juvenil que nadie, por no hablar de la cantidad de personas que llevan años con su tradicional lunes al sol. También la taifa sureña se encuentra en las posiciones de cabeza en cuanto al abandono escolar en Europa. Y del informe PISA o del número de pobres ni hablamos. Ya se sabe que los del gobierno regional aplican aquello de si el estudio engrandece, que estudien los enanos. Por eso, sus políticas se basan en informes más simples que el funcionamiento de un botijo. Igualmente la región más grande de España cuenta con la mejor cantera mundial de zangolotinos. Véase Bibiana Aído, aquella criaturita que dejó esta frase para la posteridad; "si Lehman Brothers hubiera sido Lehman Sisters, todo habría sido distinto". Es obvio que cada vez que un socialista andaluz abre la boca, el pensamiento occidental sufre un giro copernicano. Sin embargo hay un nuevo asunto que coloca a la región en un puesto de vanguardia. No, no les estoy hablando de la sociedad del conocimiento, ni de I+D. Nada de eso, Andalucía, ojo al dato, juega en la liga de campeones de los cornudos. Les cuento.


La autonomía andaluza es la tercera región más infiel de España por detrás de Madrid y Cataluña, según un estudio de Ashleymadison, la web líder en relaciones extramatrimoniales. Contamos con el mayor porcentaje de hombres casados que buscan echar una canita al aire. ¡Ay picarones!. El 53% de estos hombres que engañan a sus mujeres se concentra en Málaga, Sevilla y Córdoba. Además la provincia malagueña tiene el mayor número de mujeres solteras, el 36%, que quieren que un machote les arregle las cañerías sin tener que pagar la factura con IVA que supone el casamiento, o una vida en pareja. También gozamos de un gran número de señoras que pone cuernos, concretamente un 30% lo hace en Andalucía, el resto cuando cruza Despeñaperros. Dato curioso porque yo no estoy de acuerdo con aquello de que los hombres engañan más que las mujeres, sencillamente ellas mienten mucho mejor. Verdad que no recogen las estadísticas.


Yo siempre me he preguntado por las causas de la infidelidad. Unos, imagino, la practican porque están hartos de comer siempre el mismo pescado o la misma carne. Vaya que la rutina y la vida en pareja aburren más que un discurso de Manuel Chaves en el parlamento. Luego está el tema de las mujeres cuyas expectativas sobre el hombre con el que se casan vienen edulcoradas por películas románticas de dudoso gusto. Así cuando llevan un tiempo infelizmente casadas se dan cuenta que los hombres son como las castañas que te venden en la otoñada: Cuando las compras están todas calientes y huelen bien, pero en el momento que las sacas del cucurucho se enfrían en seguida y te das cuenta de que la mayoría están podridas.


Ser fiel o infiel esa es la cuestión, que por estas tierras parece resuelta. Un familiar del que aquí suscribe afirmó que sólo se casaría cuando una mujer le hiciera más feliz que una derrota del Real Madrid. Así que no se esposó jamás. Por consiguiente, pasó su vida ocupándose de las mujeres de los demás y no tuvo tiempo de ocuparse de una propia. Fue consecuente hasta el final de sus días. Sin embargo, hay hombres y mujeres que engañan o se engañan para seguir manteniendo la farsa de sus vidas en pareja. Algunas féminas son grandes seguidoras de sus maridos y cuando salen por la puerta les piden un autógrafo que deben firmar en un cheque en blanco. Supongo que muchas de ellas no se han separado hasta la fecha por aquello de no poder pagar las hipotecas si se quedan solas. Cosas de la crisis que está empujando a muchas parejas a una convivencia obligada. Yo, en cualquier caso, para evitar este tipo de comportamientos y terminar con los divorcios, aboliría la institución del matrimonio. Sería la mejor solución para que en los años venideros no tenga que asistir a la ejecución voluntaria de mi propio hijo. Ahora, queridos cornudos de Andalucía, me despido no sin antes darles mi más sincera enhorabuena por hacer del matrimonio lo mismo que la política: Acostarse con cualquiera.


Sergio Calle Llorens

lunes, 28 de noviembre de 2011

JAIMITO CHAVES


La familia del Marqués de la Dislexia, también conocido como Manolito Chaves sigue dando noticias extraordinarias. Esta vez no se trata de una nueva subvención millonaria a la niña de sus ojos, ni siquiera un crédito condonado a su propia persona. Tampoco de las comisiones de su hijo Iván, que siempre iba a por la pasta con la cara descubierta, a diferencia de su tío que cobraba con la careta cubierta del PSOE en diferentes climas. No, queridos amigos, ahora estamos ante un escándalo sexual protagonizado por un sobrino del otrora rey del paro andaluz. A ver, la criaturita que responde al nombre de Jaime Chaves Díaz fue condenado en sentencia firme el pasado mes de junio a una pena de tres años y medio de prisión por abusar sexualmente de dos adolescentes de 14 y 15 años. Al parecer, el sobrinillo- que en italiano se dice nepote- quería darle una alegría a una parte de su cuerpo que rima con la parola señalada. Es decir, que el hijo de Antonio Chaves González aprovechó la clase de pádel en el colegio El Atillo, en Jerez, para realizar tocamientos impúdicos- mira que cochinote nos salió- a dos menores de edad. Y es que ya lo decía Cela, cuando las ganas de follar aprietan ni los culos de los muertos se respetan. Al parecer se acercó a una de las chicas y le dijo aquello de España tan seca y vosotras tan húmedas, tras lo cual quiso comprobar de primera mano la exactitud de su afirmación.



Cuesta creerlo porque hasta ahora el clan de los Chaves destacaba por su carácter filantrópico destinando todo el dinero acumulado en años de servicio a la Junta de Andalucía a la Fundación para el cuidado de la familia. Sin embargo, uno de los suyos rompió la tradición familiar al meterse a ginecólogo sin estar cualificado y sin el consentimiento de las interesadas. Craso error que le ha costado una pena de tres años y medio de prisión por abusos sexuales. La sentencia de la Sección Octava de la Audiencia de Jerez confirmó una resolución anterior del Juzgado de lo Penal Número 1 de esa localidad gaditana. Lógicamente en la República Bananera de Andalucía, apellidarse Chaves supone pasarse la ley y las sentencias por el arco del triunfo, ya que en contra de la práctica habitual, la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias le otorgó el tercer grado de forma automática tres semanas después. Vaya que de los tres años y medio condenados, el tocólogo chavista ha pasado veintiún días en el talego. Imagino que esto es lo que llaman los socialistas igualdad. Llegado a este punto me gustaría saber que opinan del asunto las feministas subvencionadas de la taifa del sur. Ya saben esas mujeres cuyos gustos son iguales a los de los varones. Supongo que guardaran silencio por aquello de que el dinero no cambia a nadie, solamente lo descubre. También, si no es mucho pedir, quisiera conocer en qué estaba pensando la Junta de Tratamiento del Centro de Inserción Social Jiménez Asúa de Sevilla cuando propuso la concesión del tercer grado penitenciario a Jaimito Chaves, algo que le fue concedido por instituciones penitenciarias que dirige Mercedes Gallizo. Mis ansias de saber están basadas en que nunca se había dado antes un caso en el que un condenado pasa de un grado a otro sin mediar situación intermedia. Y más teniendo una condena tan amplia para una persona sin antecedentes. Imagino que ni la Sexta, ni Cuatro, ni el canal.- Sur- más abyecto de la televisión mundial tocarán el tema de trato de favor de otro familiar de Chaves, que por cierto todavía no ha abonado las indemnizaciones ordenadas en la sentencia, de 10.000 y 8000 euros respectivamente, a sus dos víctimas. Y es que el periodismo o es independiente o es una auténtica farsa.



Finalmente quiero llamar la atención de todo el dinero que nos ha costado la patética familia Chaves a los contribuyentes a lo largo de todas estas décadas. Sería buen momento para, una vez finalizada la suma, pedirles una indemnización compensatoria y millonaria a esa partida de bandoleros, los cuales, intuyo, si fueran plantados en los campos andaluces no necesitarían ser abonados con estiércol. La única conclusión que podemos llegar después de sufrirles, es que hubiera sido mejor para todos que la mamá de Manolito Chaves hubiera tirado al niño a la basura para quedarse con la cigüeña.


Coda: Valgan estas líneas como humilde homenaje a esas dos pobres chicas que sufrieron los abusos de Jaime Chaves Díaz.


Sergio Calle Llorens

FUNCIONARIOS, ESOS HÉROES


La Junta de Andalucía se acaba de vengar de los funcionarios por rebelarse contra el decretazo del enchufismo paralizando el concurso de méritos de traslados públicos andaluces. Los socialistas parecen querer aplicar aquello de al enemigo que corre, pedrada en la espalda. El problema, sin embargo, es que los honrados funcionarios andaluces no corren sino que se paran a luchar cada mañana contra la secta corrupta del capullo. Lo hacen de la única manera que saben; con valentía. Estamos ante gente brava acostumbrada al batir de sables. Enfrente, la chusma que nunca tuvo arrestos para pelear pero que alquila espadas de sicarios que les haga el trabajo sucio. Desgraciadamente, muchas de las cuchilladas que reciben esos héroes provienen de la retaguardia, pero los empleados públicos siguen de pié batiendo sus toledanas y vizcaínas. Y en inferioridad numérica. Por eso me conmueve ver su juego de pies, su forma de colocar los aceros, sus movimientos para evitar que las dagas traidoras le atraviesen hasta el ánima.


Como aficionado a la esgrima, sé que se trata de no resbalar, de mantener el tipo para fiarlo todo a una estocada limpia y rápida que acabe con el adversario. Les hablo de un combate a muerte en el que esos tipos de bien, encima de recibir golpes y apuñalamientos, sufren los insultos de los sindicalistas y colaboradores del régimen. A veces, los ves sin resuello en la batalla. Son tantos los enemigos y tan pocos los aliados. Por un momento pareciera que fueran a dar su brazo a torcer, pero no. Sencillamente caen al suelo para levantarse a continuación. Entonces, me pregunto de qué material estarán hechos los hombres y mujeres que combaten de forma tan caballerosa. Tal vez sea lo único que sepan hacer después de treinta años recibiendo golpes. Curiosamente, la mitad de los andaluces no oye el tintineo de los aceros, ni los gritos ahogados cuando los funcionarios encajan una mala herida. Sencillamente son parte de una sociedad que sufre esquizofrenia. Esa enfermedad mental que les hace perder la conciencia de la realidad. Por eso jamás sabrán que esos titanes de la función pública son los que están acabando con esa pandilla de chorizos aglutinados bajo las siglas del PSOE. Pero yo sé que saldrán victoriosos de esta guerra, porque no contemplan otra posibilidad. Sí, les va la vida en ello.



Coda: Como dijo Víctor Hugo, la mayor parte de los héroes son como ciertos cuadros: para estimarlos no hay que mirarlos demasiado cerca.


Sergio Calle Llorens

viernes, 25 de noviembre de 2011

EL AVIÓN SOCIALISTA


Dicen que tras la tempestad viene la Carme, ministra de defensa y catalanista. Otros, en cambio, afirman que la ocasión la pintan calva, y dibujan a un calvo dirigiendo el partido: Rubalcaba. Incluso ya hay quien señala al vicepresidente tercero del desgobierno zapateril, Chaves, ya lo ves que lerdo se puede llegar a ser para decir semejante disparate. En el otro extremo se sitúan los que quieren a un PSOE más nacional y competente. De esa idea surge el bono basura que tras años en el candelero político sigue sin explicar el origen de su inmensa fortuna. En cualquier caso, estamos ante el hundimiento de la otrora nave socialista convertida en patera como ya les anuncié en este mismo foro a principios de año. Por eso, en el día que el rey de las gasolineras anuncia su retirada de la primera línea política- yo pensaba que le habían retirado el voto los españoles, por aquello de blanco y en botella corrupción asegurada- he de comentarles algunas cosillas.



Al margen de las luchas intestinas de los del clan de la rosa, no he visto idea alguna que merezca ser considerada como tal en el conclave socialista. Lo grave es que mientras España se hunde y la canciller alemana grita Dios salve a Alemania Merkel pierda, los de la agrupación crepuscular de izquierdas juegan al mus o se divierten dándose puñaladas por la espalda. Incluso Alfonso Guerra al ser cuestionado por el asunto de las cartas, enseñó las suyas diciendo que él jamás había tenido querencia por las naipes. Lo suyo, añado yo, son los juegos de tahúr del Guadalquivir en compañía de su hermano Juanillo. El Liberty Valance de los despachos de la Junta. Pero mientras del corazón de Europa al que según algunos habíamos vuelto, nos llueven guantazos, del sur llegan noticias inquietantes. Al parecer, algún lechuguino en el ministerio de defensa ha decidido ubicar el Centro de Excelencia de Aviones No Tripulados en la base de El Arenosillo, en el municipio onubense de Mazagón. Y todo con la opinión en contra de altos mandos del Estado Mayor del Ejército del Aire que aseguran que la cercanía de las instalaciones militares de Rota y Morón de la Frontera puede llegar a provocar accidentes graves. Incluso hablan de que se tendrá que cerrar el espacio aéreo y paralizar aeropuertos civiles cercanos. Es el último regalo envenenado del gobierno de Zapatero a Griñanini. Un intento desesperado de impedir la victoria del PP en las próximas elecciones regionales. Unos comicios que el propio presidente andaluz quiere atrasar a abril. Pero ya sea con música de comparsa o con marchas de semana santa, los socialistas están sentenciados por tierra, mar y aire. Sencillamente tenemos memoria para recordar aquel episodio del mystére que Guerra ordenó fletar para ir del Algarve portugués para no llegar tarde a una corrida de toros en La Maestranza sevillana. Por eso, da igual que lo que vendan sea un barco desvencijado o el Falcon de Zapatero. El pueblo no les va a comprar nada a estas alturas. Faltaría más.



Sergio Calle Llorens

miércoles, 23 de noviembre de 2011

EL BARDO ANDALUZ


En el año 2011 después de Cristo. Toda Andalucía ha sido ocupada por los populares… ¿Toda? ¡No¡ Una aldea poblada por irreductibles hispalenses resiste todavía al invasor. Y la vida no es fácil para los campamentos de Malacca, Gádir, Portus Magnus, Iliberis, Onuba y Auringis. Al fin y al cabo, sus honrados ciudadanos no entienden que sus primos sigan sin ver las ventajas de incorporarse a una civilización más avanzada. Para explicar el rechazo que sienten los hispalenses hacia los cambios, los habitantes de las guarniciones populares exponen diferentes teorías. La más generalizada es que los moradores asentados en la dársena del Baetis se sienten descendientes directos de Jesucristo y María Magdalena. Para qué variar entonces. Otros, en cambio, apuntan a que los límites mentales de esa gente se encuentran en Orippo, Trajana y Santiponce. Vaya que fuera de ahí, el mundo ni existe, ni les interesa lo más mínimo. Sin embargo, este humilde escriba estima que el pacto entre los descamisados y la rancia aristocracia del lugar ha sido la clave para mantener la hegemonía del estandarte de la rosa en la Bética.


Uno de los personajes que más ha contribuido a la resistencia hispalense al progreso, es el oscuro Alfonso Guerra. Un individuo difícil de contemplar pero con una aguda inteligencia. Hombre de armas tomar que ha sabido mantener a raya a las fuerzas invasoras. Algo extraño si tenemos en cuenta que Guerracacofonix, perteneciente a la orden de los bardos de las chaquetas de pana, tuvo que dimitir en el año 1986 de nuestro señor por el escándalo protagonizado por su frater Juan. Hablamos del uso del consejo regional para hacer negocios fraudulentos. A pesar de ello, o quizá por ello, Hispalis sigue optando por el clan de la Rosa, que pese a estar marchito, sigue ondeando para su desgracia, en lo más alto de sus pabellones.



En cambio en el Mare Nostrum, los mediterráneos y las otras poblaciones colindantes han optado por abrazar la modernidad. Parecen querer salir de la oscuridad de los bosques y se dirigen a la luz. Sus viejos dioses han sido abandonados en los altares. Piden sacrificios porque están dispuestos a sacrificarse para que el nuevo orden funcione. De sol a sol van trabajando por un mañana mejor porque saben que ningún pueblo puede tener un futuro brillante con un pasado tan fosco. El problema es que todas esas localidades ven a Hispalis como un lastre. Por ello, están decididos a acabar con su administración corrupta e ineficaz que nos cuesta billones de denarios. Además en cuestiones de reparto de poder, o de proyectos que generen riqueza para estos pueblos, Hispalis siempre aparece como la apagadora de sueños. Su Omnia Vanitas y su egocentrismo han conducido a la expulsión de sus representantes de las provincias bañadas por la patria salada. No es casual, por tanto, que ahora que estamos celebrando el banquete de la victoria, hayamos optado por amarrar al árbol al bardo andaluz: Guerracacofonix. Y no lo hacemos porque su canto sea insoportable a los oídos mediterráneos- que también-, sino porque tenemos la experiencia de que cada vez que el dichoso bardo anda suelto en un banquete, termina acabando con las existencias que tanto nos costó reunir.



Sergio Calle Llorens

lunes, 21 de noviembre de 2011

DERROTA SOCIALISTA


Las elecciones generales han puesto definitivamente a cada uno en su sitio. El PP obtuvo el mejor resultado de su historia para encabezar una regeneración nacional que España necesita como agua de mayo. El PSOE, en cambio, ha perdido todo su poder. Incluso en Andalucía, la gaviota sobrevuela ya sobre el Palacio de San Telmo. Tan sólo Sevilla, que dio la nota discordante de la jornada electoral, vio una victoria socialista. Sin embargo, los resultados en la taifa del sur sirven de heraldo de lo que acontecerá en las próximas elecciones autonómicas. Hasta entonces, la región de España más atrasada seguirá en manos de los de la rosa. Ese grupo político que ha instaurado un régimen basado en los intereses clientelares y en el latrocinio institucionalizado. Sin embargo, los socialistas ya saben que los casos de corrupción aireados en los únicos medios independientes- véase ERE y la implicación de Chaves y Griñán- conducirán a una derrota sin paliativos. Es más, puedo adelantar que el PSOE tendrá como cabeza de cartel a Micaela Navarro en lugar de Pepito el breve. Será la persona que firme la rendición de su partido a bordo del submarino socialista; una maquina hecha que puede flotar pero que está diseñada para hundirse.


En definitiva, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el tsunami electoral que se ha llevado por delante al socialismo español se debe a que lo que mal empieza, mal Rubalcaba. El tipo que, como todos los bermejos, nos habló de igualdad para colocara a miles de los suyos en la administración. Por eso cuando buscan las razones por las que los españoles les han dado la espalda a su partido, echarán balones fuera. Culparán a la luna, aún sabiendo que ya ni siquiera la campaña del miedo sobre el lobo de la derecha, les ha dado resultado. Ni en un 20 de Noviembre. No serán capaces de regenerarse hasta que lo hayan perdido todo, incluida Andalucía. Por eso hoy que se dice que las niñas de Zapatero empapan de gasolina las paredes de Moncloa, cantando rituales satánicos, es buen momento para decirles la verdad: Los ciudadanos estamos hartos de la prima de riesgo, de los hermanos de Chaves y Guerra, de los sobrinos de González y Zarrías. En otras palabras que queremos una sociedad en la que cada cual suba en relación a su esfuerzo y a su talento, y no en base a los familiares. Deseamos, como no podía ser de otra manera, terminar con el nepotismo cateto que ha encumbrado a los elementos más lerdos de la sociedad. Por eso. Ahora que los socialistas están de ejecutiva federal, les recomiendo que ejecuten a su formación política y se disuelven finalmente. España, sencillamente, no les necesita.


Sergio Calle Llorens

miércoles, 16 de noviembre de 2011

EL EREGATE




La luz mortecina del socialismo andaluz proyecta extrañas sombras sobre la realidad. A veces, bajo su influjo, es difícil distinguir lo verdadero de lo falso. Después de todo, el contorno de la nave socialista, similar al de un ataúd, pasa silencioso como una procesión de muertos. Parece la santa compaña condenada a vagar por los campos andaluces, por haber robado en vida a los más necesitados. Curiosamente, ya ni siquiera se escuchan a sus plañideras, y aunque doblan las campanas, lo hacen por las víctimas del clan de la rosa. Gente que no supo aprender a tiempo que en la vida hay que conocer al puerco por el gruñido y al jabalí por el colmillo. Por eso salen lardeados. Pensaba en ello mientras contemplaba un cielo cubierto de nubes preñadas de lluvia que amenazaba a la bahía malagueña. De pronto, un tipo cercano a las setenta castañas entró en el bar. Con los años, mi oído ha aprendido a interpretar mejor los silencios que las palabras. Al poco se sentó en la mesa de enfrente. Tenía dibujada en el rostro la palabra desesperación. A pesar de los esfuerzos del camarero por animarlo, el señor no apartaba la vista de la ventana desde donde se veía un mediterráneo embravecido, que nada tenía que ver con aquel mar escarlata del día anterior. Un relámpago funcionó de heraldo de la tormenta que se avecinaba. Un segundo después el agua comenzó a caer con fuerza.


Ramón, así se llamaba el tipo, comenzó a hablar de forma inconexa. Quan mes vell, mes tocat de l´ala- pensé - hasta que el camarero, profesional como pocos, le preguntó por la causa de su desasosiego: Los socialistas- dijo- comenzaron robando a los huérfanos de la guardia civil con Roldán y cierran el círculo haciendo lo mismo a los parados. Setecientos millones- añadió ahora gritando- que es el presupuesto de la ciudad de Málaga para un año o el dinero que se podría destinar al tren litoral. Toda una pasta que ha ido a parar a manos de esos sinvergüenzas. En esos momentos, ni el bueno de Ramón ni ninguno de los presentes conocíamos que la juez Ayala estaba a punto de meter en la causa de los ERE a la empresa apoderada por la hija de Manolito Chaves, ni la posible autorización de Griñán a las ayudas ilícitas con cargo al fondo de reptiles. Finalmente, el anciano nos reveló que al día siguiente tenía que ir en compañía de su nieto a Hacienda por un dinero que le reclamaban, mientras los socialistas roban a manos llenas. – Pues arréglate que esos señores les gusta la gente elegante- le gritó la dueña del bar desde detrás de la barra. – Si me pongo muy elegante, seguro que me crujen más porque van a pensar que estamos forrados. Así que iré con alguna camisa roída para que vean que estamos en la miseria.


Estuve a punto de comentarle al tipo que España necesita 330.000 millones de euros al año, y que son aproximadamente 210.000 millones de euros la suma que necesita el estado por vencimiento de deuda. Vaya que no iban a tener piedad con él. Al margen del desastre en toda regla, pero me abstuve de hacer comentario alguno. Así que di un sorbo a mi chocolate caliente y seguí escuchando la conversación, que volvía al tema del mejor vestuario para acudir a la cita ineludible con la hacienda pública. Intenté armarme de paciencia para seguir callado, sin éxito claro. Entonces alcé la voz y le dije: “Mire, usted me recuerda a esa mujer que le pregunta a su madre sobre la ropa que debía ponerse en la noche de boda. Y ésta le responde que se ponga una bata de franela que le llegue al cuello. Eso hará que tu marido te respete. Luego volvió a preguntar a una amiga sobre el mejor atuendo para esa noche tan especial. La amiga le dice que se ponga el juego de cama más provocativo que tenga. Que sea transparente y muy corto. Eso hará que te desee más y afianzará vuestro amor. El bueno de Ramón me miró con los ojos muy abiertos y me espetó: Y qué coño tiene que ver la ropa que yo lleve mañana a Hacienda con el vestuario de esa mujer. Mucho- repliqué- porque igual que la mujer en la noche de bodas, se ponga usted lo que se ponga, se lo van a follar igual. Y más en el régimen socialista que impera en Andalucía.


Sergio Calle Llorens

martes, 15 de noviembre de 2011

EL GRAN CAPITÁN


General español, conquistador del reino de Nápoles para la corona de España. Fue un gran servidor de la patria, a la vez que sagaz político, extraordinario diplomático y un genio militar. Sin duda, el ejército del Gran Capitán estableció las bases de la mejor infantería del mundo. Del estudio de la historia, estableció que la clave de los éxitos militares estaba en la organización de los ejércitos, en su orden y disciplina, y en la capacidad y talento de los oficiales. Basaba su todavía proyecto militar en la idea de una infantería capaz de moverse en todo tipo de terreno. También consideraba clave el ánimo de la tropa durante los combates, y el uso de la caballería como auxiliar de sus unidades más preciadas: La infantería. Tomó conciencia de la importancia que tenían armas como los arcabuces y artillería. Además ideó nuevas formas de derruir las murallas enemigas con el empleo de minas. Su genio militar le llevó a crear un servicio de inteligencia que le solía facilitar información de primera mano sobre sus rivales en el campo de batalla. Aunque no se quedaron ahí sus innovaciones, ya que fue el primer militar que preconizó las bondades de establecer un servicio militar obligatorio, que se alejase del concepto de ejércitos mercenarios.


En conclusión, el Gran Capitán fue el hombre que sentó las bases de los que serían nuestros famosos tercios. Pero hagamos un pequeño resumen biográfico. Don Gonzalo Fernández de Córdoba nació en Montilla, el 1 de septiembre de 1453. De familia noble, fue educado en Córdoba. Desde muy joven, fue paje del infante Don Alfonso, al que sirvió durante la guerra fraticida que mantenía contra el legítimo rey Enrique IV. Pero no sería la última vez que luchara por los derechos dinásticos de alguien, ya que la reina Isabel la Católica, reclamó sus servicios para luchar contra los partidarios de la Beltraneja. A partir de entonces, su destino estaría ligado al de la buena estrella de sus católicas majestades.


En la guerra de Granada mandó la capitanía de las Guardas reales de Castilla. Se destacó como valiente en la toma de Loja, y en el sitio de Tájara. Formó parte en las negociaciones con Boabdil en las que se ponían fin a siglos de dominación musulmana de España. En recompensa a sus servicios, recibió el señoría de Órgiva y una encomienda de la orden de Santiago. Había demostrado con creces su valía militar, por lo que la reina Isabel le puso al frente del cuerpo expedicionario que el rey Fernando envió a Nápoles para derrotar a los franceses. Contaba 42 años cuando se puso al frente de las fuerzas de la monarquía hispana. Con escasos efectivos y mucha movilidad, se hizo con toda Calabria en 1495. Un año más tarde marchó con todo su ejército para acudir al sitio de Atella y comandar las fuerzas aliadas de la Santa Liga. En poco menos de un mes rindió al ejército francés, y con ello, obtuvo la entrega la mayor parte de las plazas fuertes. Su fama por la victoria alcanzada en la península italiana traspasó fronteras, y se ganó por derecho propio el título por el que sería conocido en el futuro: El Gran Capitán. Tras la toma de Ostia, entró triunfante en Nápoles. A su vuelta a España, fue recibido en honor de multitudes al ser considerado un héroe nacional. Pero casi no tuvo tiempo de degustar las mieles del triunfo al estallar la rebelión de las Alpujarras, y fue enviado a sofocar la revuelta, corría el año 1500.

Ese mismo año, el rey Fernando pactó con Luis XII, rey de Francia, el reparto del reino de Nápoles, pero lo que parecía una disputa zanjada se convirtió muy pronto, en un conflicto que daría paso a la segunda campaña de Italia. En esta ocasión, fue la interpretación del pacto lo que llevó a españoles y a galos a verse las caras en el campo de batalla. En abril de 1503 el Gran Capitán derrotó al ejército francés comandado por el duque de Nemours, que causó baja, en la famosa batalla de Ceriñola. En el combate, que duró lo que el crepúsculo de aquel día aciago para los franceses, los españoles tuvieron menos de cien bajas, en contraste por los tres mil franceses caídos en el campo de batalla. Cuentan que Don Gaonzalo, y otros capitanes españoles cenaron la comida que el Duque de Nemorus tenía preparada para su vuelta. Pocos días después Nápoles envió a una delegación de su nobleza para entregarle las llaves de la capital del reino napolitano.


El rey francés que no quería perder el reino, mandó un nuevo ejército, que también fue derrotado por el Gran Capitán en la batalla de Garellano, en diciembre del mismo año. Finalizada la guerra, el gallo francés dejó de cacarear y Nápoles pasó a la corona de España. El Gran Capitán gobernó como virrey el reino napolitano. Hizo que todos los estados del reino juraran lealtad a los reyes de España. También recompensó sobradamente a todos aquellos que combatieron a su lado. Pero la buena estrella que le había acompañado toda su vida, empezó a apagarse cuando la reina, su gran valedora, falleció. Fue entonces cuando personajes que ansiaban sustituir a D. Gonzalo en su cargo, comenzaron a conspirar contra él. El rey Fernando presa de los celos, hizo caso a los comentarios sobre la persona que había ganado todo un reino para su corona, y le reveló. Faltó incluso de una forma tan vil al juramento de: “Dios nuestro señor, por la cruz y los cuatro santos evangelios que resignaría a su favor” el cargo de Maestre de Santiago. Al Gran Capitán no le quedó otra que retirarse a Loja, ciudad que le concedió el monarca. Allí falleció en 1515 a la edad de 62 años, después de haber roto definitivamente con el rey. Sus restos mortales se conservan en la iglesia de San Francisco de Granada. No es difícil recordarle arengando a sus soldados cuando los franceses hicieron estallar varios carros de pólvora españoles en la batalla de Ceriñola: “¡Buen anuncio! Estas son las luminarias de la victoria”. Las mismas que llevaron a los españoles a la victoria. Su impronta y su genio militar ayudaron a crear a nuestros invencibles tercios. Su luz sigue brillando con luz propia en nuestro universo particular de héroes de España.


Sergio Calle Llorens

lunes, 14 de noviembre de 2011

LA ESPAÑA ZAPATÉTICA II


Quiero dedicar este artículo a los parados, a los que sufren, a los que cobran la ayuda familiar, a los que emigraron, a los investigadores que cobran una miseria, a los que dejaron de creer en el sistema, a los jubilados y a todos aquellos que han sufrido en mayor o menor medida las políticas incompetentes de José Luís Rodríguez Zapatero y sus ministros. Finalmente quiero añadir que el presente trabajo también va para los socialistas, con el objeto de que entiendan que más aprovecha el sabio a sus enemigos que el necio a sus amigos.


ZP debería haber recordado aquello de que más vale parecer idiota que abrir la boca y disipar las dudas. Desgraciadamente los políticos de toda tendencia viven de la parla y de sus promesas. Es más, no se concibe un ministro o presidente mudo aunque yo pagaría lo que fuera por tenerlo en mi gobierno. Vaya que como dicen en Irlanda, a silent mouth is sweet to hear. Y ya les digo lo dulce que hubiera sido que los del capullo hubieran optado por el mutismo. Personalmente no estoy en contra de que la gente pueda errar el tiro de vez en cuando, pero lo del gobierno socialista es que no han dado un tiro en la diana. Para demostrarlo, he hecho un resumen de las frases más delirantes de la bancada socialista, empezando por las perlas de las ministras. Al fin y al cabo, Zapatero eligió a un ramillete de chicas monas- con la excepción de Fernández de la Vega- para darle un toque chic a su gabinete. Dicen que el motivo de tanto florero en sus ministerios se debe al hecho de que ZP disfruta de la compañía de gente intelectualmente inferior a él. Algo difícil por otra parte. Es de justicia, por tanto, reconocer el merito que tuvo el presidente en encontrar a verdaderas indigentes intelectuales. La primera de ellas, es Carmen Calvo. Mujer que no tiene ni un pelo de lista y que ocupó la cartera de incultura durante demasiado tiempo. He aquí sus mejores momentos.


Carmen Calvo


1- El español está lleno de anglicanismos-
2- He sido cocinera antes que fraila.
3- Me gusta madrugar para poder pasar más rato en el baño. Allí leo el periódico, oigo la radio, oigo música y hablo por teléfono en bragas con los alcaldes.
4- Pensé al ver San Fermín por la tele que se vestían sólo cuatro. Pero vamos todos con uniforme, es fantástico.
5- A mi no me llama usted ni Pixie, ni Dixie.


Es difícil pensar que una mujer que confunde la locución latina Dixit con los ratones de la tele Pixie y Dixie haya podido ser ministra de cultura del reino de España. Y más cuando reconoce que lo suyo es hablar por la línea erótica con los alcaldes y en bragas. En cuanto a lo de cocinera, fraila y anglicanismos, qué quieren que les diga, otra que no será nunca capaz de ganar un quesito al trivial.


Magdalena Álvarez-



1- Tengo la cabeza que tengo y las posibilidades que tengo.
2- Hay determinadas cuestiones que aún conociéndolas, no las conozco.
3- Según he visto yo en la tele ha nevado en los últimos diez años.
4- Antes partía que doblá.
5- Cuido tanto hablar, que hablo peor.


La única explicación plausible para entender la testa de esta mujer, es considerar la posibilidad de que se la golpeara de pequeña en algún accidente casero. Al margen, claro está, de su incapacidad manifiesta para mantener el pico cerrado.


Bibiana Aído



1- Un feto de trece semanas es un ser vivo pero no es un ser humano.
2- Cualquier joven puede ponerse tetas sin que sus padres lo sepan.
3- Los miembros y miembras de esta comisión
4- Teléfono para resolver las dudas de los maltratadores.
5- Vamos a crear bibliotecas por y para mujeres.

Bibiana, lucero gaditano cuya luz alumbra menos que el faro de una mobylette es un misterio para el personal. Sus ideas delirantes y las leyes de su ministerio sólo se entienden porque Aído- no ha ido al colegio. Punto. Bibiana ha roto incluso el dicho de que ante la duda la más tetuda. Total si no se les notan.


Para el final he dejado las frases del lumbreras que le ha hecho el mismo daño a España que Fernando VII. Un tipo que se rodeó de un equipo de incompetentes para que sólo se le viera a él. Pasará a la historia como un monumento a la idiocia elevada a la novena potencia. En la penitencia le va la condena.


Rodríguez Zapatero:


1- No son parados, son personas que se han apuntado al paro.
2- Estamos en la Champions League de la economía
3- La crisis de las hipotecas suprime no afectará a España, eso es cosa de EEUU.
4- Haré del parlamento el centro de la política nacional.
5- Lo de la crisis es opinable
6- España tiene el mejor sistema financiero de la comunidad internacional.
7- La crisis es una falacia, puro catastrofismo.
8- Necesitamos que nuestros hijos reciban una buena educación para la ciudadanía para que vean el mundo en colores.
9- España está a punto de salir de la crisis, si no lo ha hecho más.
10- El mundo pertenece al viento.


Con este decálogo queda claro que Rodríguez Zapatero ni siquiera estaba capacitado para llegar a jefe de negociado de una empresa mediana. Así que si este tipejo y el PSOE actual han llegado a lo más alto, adónde no podrá llegar usted con su talento. Piénselo. Recuerde que los éxitos están hechos del material con el que se forjan los sueños. Además la pesadilla de la España zapatética llega a su fin el próximo día 20 de noviembre. El futuro ya está aquí. Enhorabuena a todos.



Sergio Calle Llorens

LA ESPAÑA ZAPATÉTICA I


Decía Vicente Espinel que la traición la emplean únicamente aquellos que no han llegado a comprender el gran tesoro que se posee siendo dueño de una conciencia honrada y pura. Es claro y diáfano que Rodríguez Zapatero no ha alcanzado ese grado de madurez. A fin de cuentas él ha traicionado a su electorado, a sus ideas y a su propia madre cuando se ha terciado. De cualquier forma, estoy con Shopenhauer cuando afirmó que con ciertas personas vale más ser traicionado que desconfiar. Eso, obviamente, se aplica al que se deja engañar, porque yo ya dejé escrito hace más de un lustro que Zapatero iba a ser el peor presidente en la historia de la democracia. ¡Y coño¡, que razón tenía. Lo único que ha cambiado es que los de izquierda han entendido finalmente las consecuencias de tener a un gobierno de incompetentes. Tal es así, que a pocos días de que se celebren elecciones generales, Zapatero ni la mayoría de sus ministros aparecen en los mítines de Rubalcaba. Todo indica que los propios socialistas sienten vergüenza de la España zapatética que nos ha dejado la fiera de León, sus ministras del Vogue y toda la plana mayor del partido de la Rosa.



Lo realmente interesante es que Rubalcaba, cómplice y partícipe de este desastre, se haga acompañar ahora de Felipe González que es el anterior presidente a Aznar. Quiere huir de Zapatero como el que escapa de la peste bubónica para presentarse como la solución a la crisis de espanto que sufre España. Ahora al ver a esos socialistas mirando para otro lado para no ver el córpore insepulto de ZP, siento vergüenza ajena. No hace tanto les reían las gracias y se hacían acompañar por el presidente a cualquier acto político del partido más corrupto en la historia de España. Como ven, las ratas son siempre las primeras en abandonar el Titanic socialista. No entendieron que el PSOE es un submarino que puede flotar pero es una maquina diseñada para hundirse. Especialmente con un capitán de agua dulce que jamás ha llegado a comprender el azaroso mar de la política internacional. Esa que se escribe con mayúsculas cuando los golpes de la patria salada se hacen patentes. Pero si el PSOE es un submarino, Zapatero y sus ministros- incluido Rubalcaba- son un batiscafo. Sí, un vehículo de inmersión profunda. Esperemos que tras el 20 N, ZP y el candidato socialista a las próximas elecciones generales permanezcan para siempre en las profundidades del abismo de donde salieron. Amén.


Sergio Calle Llorens

jueves, 10 de noviembre de 2011

SINDICALISTOS


A pesar de la crisis, de los millones de parados y de las facturas impagadas a los proveedores, la Junta de Andalucía ha decidido incrementar las ayudas públicas a favor de CCOO y UGT en 2012. La ínclita consejera de Hacienda y Administración pública lo explicaba así: “es lo que Andalucía necesita en estos momentos”. Sin rubor alguno y sin temblarle la voz ni un segundo, la socialista venía a reconocer que el incremento del 2,8% en relación al 2011 (7,9 millones) para el año próximo. Sin embargo, torció el gesto un tanto cuando los periodistas intentaron que justificara el dispendio. Entonces ni corta ni perezosa afirmó que apoyan a todos aquellos que son el corazón del futuro de Andalucía. Se le olvidó decir que también lo son los investigadores y profesionales extremadamente preparados que han tenido que emigrar gracias al PSOE, con su política de igualdad basada en todo para los socialistas y nada para los ciudadanos honrados.


Los sindicalistas saben que de trabajar no suele morir nadie, pero ellos no quieren arriesgarse por si acaso. Por eso es gente que jamás dio palo al agua pero que organiza cursos sobre trabajo y seminarios de reciclaje profesional. Curiosamente ninguno de ellos ha montado empresa alguna porque se especializaron, y de que manera, en hundir compañías mientras frecuentaban la cueva de Alí Baba, que es como se conoce al palacio de San Telmo. En aquel lugar de infausto recuerdo, los hombres y mujeres de los sindicatos verticales del régimen socialista guardan el tesoro cuan Smeagol en el señor de los anillos. Sus cuerpos y sus mentes también se han corrompido por el efecto de poseer ese anillo único que les abre de forma mágica las puertas donde se guarda la fortuna de los presupuestos andaluces.


Nadie debe llamarse a engaño cuando el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, declara que las subvenciones hay que encuadrarlas como una forma distinta de hacer política. El tipo tiene toda la razón. En verdad no hay un solo país de Europa en el que los sindicatos reciban estas ayudas millonarias mientras el resto sufre recortes sanitarios, educativos y laborales. Y es que hasta para eso Andalucía es diferente. Aquí los del régimen han instaurado un latrocinio institucionalizado entre subvenciones a amiguetes, expedientes de regulación falsos, facturas falsas y siguen sin darse por aludidos en el tema de la contención del gasto que nos pide la Unión Europea. Ese ente político que está hasta la gola de esos tipos sureños que arruinan las arcas comunitarias y que después de décadas recibiendo ayudas por ser región uno- es decir de las más pobres- no ha sido capaz de tomar una sola medida eficaz contra el paro. El resultado de todo este entramado izquierdista es un desastre sin paliativos en el que sólo los socialistas y los sindicalistas pueden vivir del sudor del de enfrente. Andalucía, sencillamente, es un esperpento inviable donde el 30% de la población está parada, el otro 40 es funcionario y el 30% restante debe mantener a los dos primeros grupos.


El asunto de las subvenciones a los sindicatos debe ser considerado como un agravio personal para los parados, emigrantes y todos aquellos que sufren. Séneca decía que la mejor forma de vengarnos de las afrentas personales es el olvido. Otros, en cambio, opinan que la manera más eficaz de atenuar el dolor inflingido es meterle dentro, al responsable, cinco pulgadas de puro acero toledano. Yo me conformaría con ver a los sindicalistas caminando con uniformes rayados en la masificada prisión de Alhaurín. La verdad es que sólo de imaginar la escena, mis ojos se llenan de lágrimas. Sería la escena final perfecta para la versión andaluza de Entre Granujas anda el juego.


Sergio Calle Llorens

SANZ BRIZ- EL ÁNGEL ESPAÑOL


Durante la segunda guerra mundial un aragonés escribiría una de las páginas más brillantes de la historia de ese terrible conflicto, en el que los nazis sembraron de cadáveres los campos de la vieja Europa. La España de Franco que había recibido ayuda militar de Hitler para derrotar a una república moribunda, no pudo o no quiso alzar su voz sobre los crímenes que estaban cometiendo los nazis. Aunque dicho sea de paso, casi ningún país europeo hizo nada por ayudar a los judíos. Pero qué actitud debía tener España con sus hermanos hebreos, especialmente con los sefarditas que habían sido expulsados de su amada Sefarad.


Por un lado, la propia legislación española era contradictoria al respecto. Valgan como ejemplo el decreto de expulsión de 31 de marzo de 1492- entonces todavía en vigor en 1943 y no fue derogado hasta 1992 por Juan Carlos I- pero Primo de Rivera lo había anulado en parte por el Real decreto ley en diciembre de 1921, que concedía automáticamente la nacionalidad a los sefardíes españoles que así lo solicitasen. Además Ramón Serrano Súñer- cuñado de Francisco Franco- había realizado declaraciones de fuerte carácter antisemita en los primeros años de la segunda guerra mundial. Sin embargo, España jugó un papel más que positivo hacia los judíos, pero no gracias a Franco, sino a la acción decidida de su hermano Nicolás, embajador de España en Portugal- que obligó al sustituto de Serrano Súñer en asuntos exteriores a ayudar a los sefardíes griegos, como por otra parte, era su obligación. Se puede afirmar, que Franco no hizo lo suficiente para ayudar a los hebreos, pero el honor de España fue salvado gracias a la acción de varios diplomáticos, entre los que destacaría a los siguientes:


- El cónsul Bernardo Rolland en Paris
- El embajador Giner Vidal en Berlin
- Los cónsules en Atenas Sebastián Romero y Eduardo Gasset
- El encargado de negocios en Bulgaria Julio Palencia
- El Ángel de Budapest: Ángel Briz



Nuestro héroe multiplicó por cinco la lista de Schindler. Su fama de salvador llevó a muchos judíos de origen español con residencia en el protectorado francés en Marruecos a emigrar a la zona española. Sin duda, eran conscientes de que allí encontrarían la protección que les negaba la Francia de Vichy.. Por lo que podemos concluir que a pesar de la respuesta laxa de las autoridades españolas, fueron muchos nuestros compatriotas los que se jugaron la vida para salvar a otros seres humanos de una muerte segura. Sin duda, todo un ejemplo de sacrificio y trabajo bien hecho.



Hungría y los nazis




En marzo de 1944 la guerra estaba perdida para el Tercer Reich. Los rusos continuaban su avance en el este, y los aliados se preparaban para el asalto a la fortaleza atlántica. En definitiva pintaban bastos para los nazis, cuando al lumbreras de Hitler se le ocurrió invadir Hungría. De inmediato todos los hebreos húngaros fueron obligados a bordarse en sus ropas la estrella de David. Poco, y poco después enviados en trenes de ganado a Auschwitz. Para ello, contaron con la colaboración inestimable de los nazis húngaros de la cruz flechada. Esta fuerza era la encargada de organizar y controlar los campos de tránsito donde les torturaban y vejaban antes de llevarles al matadero. Mientras el gobierno húngaro de Miklos Horthy colaboraba- no le quedaba otra- con los germanos. La delegación diplomática española elevó una protesta a sus superiores en Madrid, en relación al trato que se les daba a los judíos en Hungría. Miguel Ángel de Munguiro, diplomático español, pretendía que las autoridades franquistas hicieran algo con sus judíos sefardíes.


Munguiro ante la falta de respuesta del gobierno, rescató el viejo decreto promulgado por Primo de Rivera en 1921, para concederles la nacionalidad a los judíos españoles. El problema radicaba en el hecho, conocido por todos, de que el número de sefarditas era muy escaso. Sin embargo, el diplomático español quería salvar la vida de los miembros de la comunidad hebrea, independientemente de su origen. Una noche, interceptó un tren donde había 500 niños, cuyo destino era una cámara de gas en Polonia. Sin perder un segundo, les concedió un visado a todos, y los evacuó a Tánger- entonces colonia española- El episodio le granjeó el odio de los alemanes, que presionaron a Madrid para conseguir su cese, lo que consiguieron en muy poco tiempo. Munguiro fue sustituido por su secretario y cómplice en el salvamento de judíos: Sanz Briz. Tenía por entonces 32 años, estaba casado y acababa de ser padre. Tenía mucho que perder dada las circunstancias, pero a pesar de ello, dio un paso al frente y no se amilanó ante las bravatas nazis. Era una labor muy difícil, pero dedicó todas sus energías a salvar judíos.



Sanz Briz y su método



Cuando Sanz Briz comenzó su misión, había en Budapest otros diplomáticos que realizaban una tarea similar. El embajador suizo Carl Lutz creó los llamados Schutzbriefe “Salvoconductos de protección”. El sueco Raoul Wallender- misteriosamente desaparecido tras la guerra- salvó a miles de judíos. Estos modelos fueron en los que se basó el español para salvar vidas humanas. Escribió a Madrid informando de las atrocidades nazis y pidiendo que hicieran algo, pero obtuvo un silencio sepulcral como respuesta, silencio que él interpretó como un haga lo que quiera pero no nos comprometa. En otras palabras, parece que la España de entonces veía con buenos ojos que se salvaran la vida de los judíos, pero no querían quedar mal ante los alemanes. Sanz Briz sabía que los alemanes terminarían tragando con los judíos de origen español, pero dado el escaso número de ellos en Hungría, había que hacer algo más. Por ello, mandó una carta al gobernador de Hungría Adolf Eichmann.


Era una misiva muy educada acompañada de una importante suma de dinero para asegurarse que la SS no molestara a sus judíos. El nazi que luego sería juzgado y colgado en Israel por crímenes de guerra, aceptó el soborno. Eichmann además de ser un criminal era un auténtico sinvergüenza, dispuesto a sacar dinero a toda costa. Los nazis otorgaron al representante español un cupo de 200 personas, que era, el número de personas de origen judeoespañol. Sanz Briz tenía pocas opciones y aceptó el trato, entonces en la embajada española en Budapest comenzaron a preparar los salvoconductos, pero no eran 200 sino todos cuantos fuesen posibles.
El plan era perfecto y funcionó. Ninguno de los pasaportes no tenía un número mayor de 200, pero para evitar la repetición de pasaportes con el mismo número, fueron creando series que iba del 1 al 200. Así del pasaporte número 100, existían varias series A1, A2, A3. Realizando una sencilla operación matemática necesitaban 5 series para salvar a 1000, por lo que Sanz Briz viendo que no llegaban a esa cifra, se inventó una estratagema que daría resultado, y comenzó a conceder el cupo a familias, en vez de a individuos, lo que implicaba, en la practica poder salvar de los nazis a familias enteras. No obstante, tener tantos pasaportes de judeoespañoles podía despertar las sospechas de la temible SS. Con ese temor en mente, no tuvo más remedio de copiar el modelo de otras embajadas para esconder a sus judíos. En cada edificio mandó colocar una placa en húngaro y en alemán, en la que se podía leer: “Anejo a la delegación de España- edificio extraterritorial”. En todos estos pisos tapadera, la embajada española se encargó de llevarles comida, ropa y asistencia médica, hasta que podían organizar su fuga hacia Suiza o España. Ninguno de estos edificios fue violado y “nuestros judíos” no fueron molestados. Bastaba presentar el pasaporte español para que los alemanes les dejaran tranquilos.


La labor de Sanz Briz debe ser considerada de heroica porque un paso en falso, o un chivatazo le habrían llevado directamente a una muerte segura. Su labor, como la de toda la delegación española, es para quitarse el sombrero, pues demostraron una gran humanidad.


Abandono de la embajada



A finales de 1944, el ejército rojo estaba a las puertas de Budapest. Los rusos que no reconocían al régimen de Franco, por lo que Madrid ordenó evacuar la embajada española. Quién se iba a ocupar ahora de los judíos de España. Sanz Briz angustiado por el destino final de aquellos a los que había podido ayudar hasta ahora, decidió que seguiría con su misión incluso hasta después de haber abandonado el país magiar. El español iba a demostrar una voluntad de hierro y apoyado en la sagacidad de un italiano: Giorgio Perlasca, encontraría la solución a sus problemas. Perlasca carecía de título diplomático, por lo que el Sanz Briz falsificó el nombramiento del nuevo embajador español, y Giorgio se convirtió en Jorge, el nuevo hombre de España en el país. La farsa salió bien y los judíos quedaron bajo su protección hasta que el 16 de enero de 1945 los rusos entraron triunfantes en Budapest. Entonces el hábil Perlasca, desapareció sin dejar rastro alguno.


Justo entre los justos



Sanz Briz salvó a 5200 personas que le pusieron el apodo del Ángel de Budapest. A muchos de ellos los sacó de los mismos trenes de deportación. Su memoria fue recordada por esos judíos sefarditas o no- que más da- que vieron en el español y en la delegación hispana a unos ángeles salvadores. El apodo les viene a todos ellos- yo añado a todos los que ayudaron a salvarles la vida- como anillo al dedo. Pero para ser justos, no fueron los únicos ángeles, pues entre todos los diplomáticos españoles salvaron la vida de 60.000 judíos. Recordemos aquí a Sebastián Romero, a Bernardo Rolland de Miotta ,José Ruiz Santaella, o a José de Rogas que mandó poner en las puertas de sus casas un cartel que no dejaba lugar a dudas: “Aquí vive un español”.
Estos españoles salvaron la vida de sus semejantes sin esperar nada a cambio. Probablemente la historia ha sido injusta con ellos. En el caso de Sanz Briz, el gobierno de Israel le otorgó el título de “justo entre los justos” e inscribiendo su nombre en el muro del jardín de los justos de Jerusalén- El rey de España es también el rey de esa ciudad- También el gobierno húngaro quiso honrar su figura descubriendo una placa frente al coqueto parque de San Esteban, en Budapest, en una de las casas donde dio refugio a sus judíos. Lástima que no pudiera verlo, pues el ángel de Budapest murió en 1980, unos años antes del citado homenaje al hombre que salvó la vida de 5200 judíos. Como dice el talmud: “Quien salva la vida de un hombre, salva al mundo entero”.


Sergio Calle Llorens

miércoles, 9 de noviembre de 2011

SHERLOCK HOLMES Y YO


La Junta de Andalucía anunció que Metro Málaga inauguraría parcialmente las dos líneas del suburbano el 11 del 11 del 2011 a las 11:11. Hubo mucho iluso que incluso llegó a creer el reclamo, pero no hacía falta ser un Sherlock Holmes para darse cuenta del camelo. Después de todo, estamos tratando con los mismos socialistas que prometieron terminar la restauración del teatro romano en 1992 y lo concluyeron- de aquella manera- en 2010. Por todo ello, les voy a contar que ocurrió para que los socialistas se comprometieran a la apertura del suburbano para la fecha señalada en líneas precedentes, aún sabiendo que no podrían cumplir con ello.


Después de años de obras en la ciudad, los dirigentes socialistas pensaron en su propio beneficio electoral y anunciaron la puesta en servicio del metro. Les hablo del tramo en superficie en Teatinos de la línea 1 y el tramo correspondiente a la línea 2 que va desde Héroes de Sostoa hasta el Martín Carpena. Es decir que ambos tramos no iban a estar conectados entre sí e iban a ser deficitarios. De hecho, no llegan ni al Guadalmedina. Sin embargo, los voceros del régimen y todos los medios locales fingieron creer el anuncio- por aquello de la publicidad institucional- Al parecer ninguno de esos chupatintas conocía aquello de Francisco de Quevedo: “Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”. Y añado que tampoco sabían que el que promete demasiado y el que espera demasiado se dañan a sí mismos. Fue entonces cuando levanté mi voz y publiqué un artículo afirmando que los vagones del metro no iban a circular en el presente año. Aquel trabajo levanto ampollas y fui duramente atacado por los voceros del clan de la rosa. No tuve más remedio que contraatacar revelando que la rescisión del contrato a los arquitectos Martínez Lapeña y Torres para unificar el diseño de los metros andaluces se debía a un capricho de la Junta. Sustituían de un plumazo el azul mediterráneo por el verde andaluz y el pavés de los arquitectos catalanes por el feo hormigón y el acero inoxidable del sevillano Antonio González Cordón. Aquel antojo fue enmascarado por un informe de seguridad realizado por los Bomberos de Málaga. Un cuerpo donde fueron contratados muchos socialistas de la agrupación centro de Málaga como ha publicado recientemente la revista digital por Andalucía libre. Contacté personalmente con los arquitectos en Barcelona y me negaron que existiese ningún peligro con los muros de pavés propuestos. A día de hoy, no tienen ni repajolera idea de las causas por las que el gobierno regional les rescindió el contrato. Lo único claro, entonces y ahora, fueron las protestas del Alcalde de Málaga que se quejaba de que los socialistas hubiesen tardado en darse cuenta del asunto. Al margen, claro está, de la indemnización a los arquitectos perjudicados.


Es posible que los socialistas hayan comprendido que quien promete con mucha ligereza se va arrepintiendo despacio y a fuego lento. Sobre todo cuando la Junta tuvo que anunciar que no podía abrir el suburbano en la fecha mágica de noviembre. Algo que el aquí suscribe ya sabía porque de haber tenido realmente la intención de hacerlo, habrían comenzado a buscar los trabajadores necesarios para la puesta en servicio del metro malagueño muchísimo tiempo antes. De hecho, la página de metro Málaga acaba de anunciar que la primera fase de selección de personal ha sido adjudicada a la consultoría de recursos humanos Psicotec, sin ninguna vinculación con la provincia malagueña. También es muy ilustrativo que desde abril la página oficial del tren ligero tampoco haya sido capaz de actualizar ninguna foto relacionada con las obras que trascurren bajo tierra. Blanco y en botella: embustes socialistas. La viva encarnación del mal.


Mi afición a rastrear las huellas dejadas por los malvados me viene de las novelas de Sir Arthur Conan Doyle. Tardes lluviosas en plena otoñada en las que soñaba con aquel 221 de Baker Street y un Sherlock Holmes caminando en una noche de niebla empapada de misterio. El inglés era un personaje racional de corazón solitario. Una inteligencia aguda que no dejaba nada a la improvisación. Un tipo brillante que entraba en profundas depresiones cuando terminaba sus apasionantes casos. Por eso, yo soñaba en ser como él. Investigar como él y, por supuesto, tocar el violín como él. Desgraciadamente para poder desarrollar ese tipo de talento detectivesco tendría que haberme topado con un enemigo que me pusiera a prueba. Un villano brillante y difícil aunque me hubiese costado la vida en las cataratas de Reichenbach. En mi caso, nunca he encontrado a mi profesor Moriarty particular. Sí, los señores de la Junta son tan perversos que incluso son capaces de vender un metro inacabado y una oferta de trabajo exclusiva para los que tienen el carnet del PSOE, pero su inteligencia apenas está a la altura de un mono corroncho. Lo digo porque esos villanos tienen un razonamiento animal alejado del perfeccionismo, el gusto por los detalles y la brillantez del archienemigo de Sherlock Holmes. Por eso no hace falta que uno muera despeñado en una catarata andaluza. Ellos se suicidan sin ayuda de nadie. Su pérfido legado quedará envuelto en una niebla más densa que aquella que solía asaltarme en mis paseos londinenses por Regent`s Park.




Sergio Calle Llorens

EL ORIGEN DEL HIMNO DE LA LEGIÓN


Cuentan los más viejos del lugar que en los días en la que los españoles luchaban contra los rifeños en el norte de África, la moral de la tropa estaba por los suelos y Melilla a punto de caer en manos enemigas. Por aquel entonces cuando la cupletista Mercedes Fernández- Lola Montes- actuaba en un espectáculo de varietés en el teatro Vital Aza de Málaga donde cantaba un cuplé llamado “El novio de la muerte”. Una noche La Duquesa de la Victoria, que dirigía los hospitales de la Cruz Roja en Marruecos, esperó a que el espectáculo hubiese terminado para visitar a la artista en su camerino. Allí, lejos de los focos la ilustre dama se dirigió a la artista en los siguientes términos: “Mira Lola, esto tienes que cantarlo en Melilla, donde el General Silvestre está llevando una ofensiva en aquel territorio que puede acabar con la guerra, y tú, con este cuplé tan bonito, tan dramático y tan patriótico puedes contribuir en gran medida a algo tan importante como elevar la moral de las tropas. Te voy a recomendar para que actúes en la compañía de Valerio León, que se presentará allí dentro de unos días”. Lola Montes accedió y participó con la compañía del cómico en un fin de fiesta, modalidad muy de moda entonces, donde tuvo un éxito impresionante. La propia Lola lo describe así:


“Cuando salí a escena vestida de enfermera, el público compuesto de relevantes figuras de la vida civil, jefes oficiales y tropa, me dedicó una gran ovación. Y cuando terminé la canción, el auditorio en pie, estuvo aplaudiéndome un largo rato, lo que me produjo una dulce y tierna emoción”.


Sin duda Lola Montes que había vivido los terribles días de julio de 1921, cuando la ciudad de Melilla esperaba el asalto de las kabilas, había sabido captar la emoción y el dramatismo en su famoso cuplé. La pieza, tras su actuación en Melilla, se convirtió en habitual de su repertorio. El Teniente General Millán Astray, jefe del tercio, supo ver en la pieza, un hermoso canto legionario por la fuerza emocional que encerraba la letra. Por ello encargó al director musical de la banda del Tercio, Ángel García Ruiz, que adaptara el cuplé a las marchas de la semana santa, lo que consiguió con creces en el año 1952. Desde entonces, el paso procesional de la legión acompañando al Cristo de la Buena Muerte se ha convertido en uno de los momentos más sublimes de la semana santa malagueña. Cada año al ver el desfile marcial de La Legión cantando “su himno”, uno puede comprobar como se obra el milagro de la “redención legionaria”, donde los otrora marginados de la sociedad pueden redimirse de un pasado oscuro. Un milagro casi tan grande como el de haber transformado un cuplé en un precioso canto que está presente en el corazón de la mayoría de los malagueños.


Sergio Calle Llorens

martes, 8 de noviembre de 2011

LA COLONIZACIÓN ESPAÑOLA


El descubrimiento y posterior conquista de las Américas, puede ser considerado como una de las epopeyas más grandes de la historia de la humanidad. Una hazaña protagonizada por unos seis millones de españoles que surcaron las aguas atlánticas durante siglos en busca de un dorado que la madre patria les negaba. Una gesta que ayudaría a que España se convirtiera en la primera potencia mundial durante trescientos años. Sé que escribir sobre el tema, y más al incluir en mi lista de héroes a los conquistadores, puede herir ciertas susceptibilidades. Por ello, me gustaría hacer ciertas puntualizaciones al respecto. Para empezar, la colonización española no fue muy diferente a la de otros países europeos. La diferencia esencial, a mi entender, radica en el hecho de que la nuestra regó los nuevos territorios de cultura, idioma y civilización, además de masacres, que también las hubo.


Sin duda, el hecho de que todavía haya muchos que critiquen la intervención española en el nuevo mundo, se debe muy probablemente al desconocimiento más absoluto de aquellos episodios pretéritos. Además la leyenda negra ha atacado a lo largo de los siglos el componente hispánico de América, en un intento de minimizar por un lado, la presencia española en aquellas tierras, y por otro atacar a la nación española en su conjunto. Recordemos que en muchas naciones europeas se habló durante siglos de la depravación natural de los españoles, fruto del mestizaje, cuya cultura y mentalidad están contaminadas por elementos judíos y árabes. Por si fuera poco, los españoles se contaminaron aún más al mezclar su sangre, con la de los pueblos indígenas, a los que consideraban subespecies humanas, y que según la propaganda que vertían, vivían en un estado paradisíaco hasta que llegaron los españoles. Pero en qué quedamos. Si eran una subespecie humana, cómo podían vivir en una sociedad perfecta cercana al jardín del Edén. Esta contradicción sólo puede explicarse por el intento ya comentado en líneas anteriores, de erosionar el poder de la nación española en el mundo, desde posiciones provenientes de la cultura europea de base protestante, convencida de su superioridad, frente a los mediterráneos del sur. Por todo ello, han tratado de ningunear todo lo que huele a hispano, saltándose por las bravas lo bueno que España hizo en el nuevo mundo, donde por cierto se fundó la primera universidad en 1538- mucho antes que en la mayoría de países europeos- y donde incluso se inició un debate sobre los derechos de los indígenas, al ser considerados por los monarcas españoles, súbditos de la corona española.


El problema radicó desde el principio en el hecho de que la legislación española era de difícil aplicación en los vastos territorios conquistados. Hay que tener en cuenta de que debido a las grandes distancias era imposible verificar si las leyes que trataban de proteger a sus indios, se aplicaban con rigor o no. Lo que dio lugar a numerosos abusos por parte de los nuevos colonos. Pero si hoy día, comparamos los territorios de la corona española con los de las colonias británicas, veremos que allí donde estuvieron los anglos, los indios fueron exterminados. Algo que no ocurrió en los territorios bajo soberanía española. De hecho, a finales del siglo XX, muchas tribus indias norteamericanas recuperaron sus territorios ancestrales, gracias a los tratados firmados por la corona española, antes de ceder la soberanía de esas tierras, ya que en esos documentos se dejaba muy a las claras que las naciones indias no podían ser desalojadas de la tierra de sus ancestros.


Además, a muchos lectores les sorprenderá conocer que según su propia confesión, Hitler se inspiró en el exterminio llevado a cabo por los anglos en América, como base para llevar a cabo la solución final contra los judíos. Es decir, el exterminio de una raza con fines de expansión económica y territorial, basada en la idea de pertenecer a una raza superior. Esta es la historia basada en hechos irrefutables, y sin embargo en muchos países pervive la idea contraria. Sin duda, el descubrimiento, la conquista y la colonización de América, despertaron la envidia y la codicia en otras naciones europeas, que ansiaban adueñarse de lo que las naciones ibéricas disfrutaban hasta entonces. De esa lucha por arrebatarle a España la posición dominante en el mundo, surgen las opiniones negativas sobre la colonización española. Pero como dijo Walter Raleigh lo que viaja por el mundo no es la realidad, sino la opinión. Una opinión negativa de la acción de España en su conjunto, que todavía sigue vigente en numerosas partes del mundo. Por lo tanto, no es de extraño la difusión del término Latinoamérica creado por los franceses Chevalier y Poucel como denominación frente a nuestra Hispanoamérica. Un intento más, como no podía ser de otra manera, de ningunear la importancia de España en el nuevo mundo, donde los españoles de entonces cometieron muchos errores, pero también, justo es reconocerlo, tuvieron muchos aciertos al regar con su sangre, su lengua y su cultura las nuevas tierras, y creando de paso un híbrido maravilloso entre la madre España y sus hijos mestizos. Avergonzarse por ello es un acto necio e injustificable, tanto como echarle la culpa a nuestro país de los problemas del presente, a las secuelas de la colonización hispana, en vez de culpar a sus actuales gobernantes corruptos e incompetentes. Pobres argumentos, sin duda, entre los indigenistas y las fuerzas de la ultraizquierda europea.


Para nosotros, la colonización debe ser, como no podía ser de otra manera, un motivo de orgullo. Y no podemos juzgar a esos hombres y mujeres del siglo XV con la mentalidad y moral propia del siglo XXI. Hoy día, nos corresponde a nosotros, españoles e hispanoamericanos defender ese legado para mirar al mañana con la esperanza de que esta centuria sea, por fin, la de la hispanidad. Finalmente me gustaría añadir que las descalificaciones globales de nuestro país por parte de las naciones del centro y norte de Europa se basan en un componente doctrinal de superioridad, que no lo es tanto, si tenemos en cuenta que si España era un país sádico y estúpido, cabe preguntarse ¿cómo es posible que nuestra nación fuera la primera potencia mundial durante tres siglos? ¿Cómo serían entonces los otros pueblos de Europa?


Sergio Calle Llorens

THE RUNEMASTERS


For all their endeavors, the Viking Leith few written records, apart from the Skaldic legacy of the 13th-century sagas, which post dates the true Viking age. Instead, they inscribed their weapons, jewelry, and marker stones with their runes, the mysterious stick-like markings that served as their writing alphabet.
According to Viking legend, Odin, the chief of the old gods of Scandinavia, gave the runic alphabet to the Scandinavians as a gift. He was also the god of poetry, knowledge, and mystery, and his personal knowledge of runes was meant to have come from an even higher being. In his own quest for knowledge, Odin hung in Yggdrasil, the windswept tree of life for nice days and nine nights. In that time he gained his knowledge of the runes, and he subsequently passed this knowledge on to the mortals whom he ruled. So much for the legend. The real origin of the runic alphabet is far less straightforward.


Runes has been ascribed to the Bronze Age Greeks and Etruscans, although there is no indication that any southern European development of an alphabet was shared by the inhabitants of Bronze Age Scandinavia. In the Dolomite Mountains of Italy examples or runic scripts dating to the first century BC indicate that there may have been some Celtic antecedent to the Viking runic system. It has been suggested that migrating Germanic tribesmen took the alphabet north into Scandinavia at some time during the following four centuries.


There is a strong indication that similar runic scripts were used in other pagan Germanic regions during this period. Certainly by the ninth century, the Viking runic script was well established as a form of communication throughout the Viking world, and was different from any other runic form in Germanic lands, including Anglo-Saxon England or Frisia, where early runic inscriptions are also found.


Rudimentary Alphabet


The basic runic alphabet of 16 characters is known as futhark, after the first few characters of its script. An individual letter was known as a rune, while runic refers to the alphabet in its entirety. Each rune combined both and individual meaning as a letter in its own right with another specific meaning. These meanings may well have varied with region or time, and there is indeed evidence of a certain degree of variation in the meaning of runic lettering.


In its most common from (known as the Danish futhark) the double meaning of symbols seems to have been universally understood. As an example, of the 16 runic letters, the first, representing the letter F canbe used in combination with other letters to spell a word. But it can also stand alone, for instance when used to represent the word “cattle”. Of the most common variations, “short twig” or Norwegian/Swedish futhark, differed slightly from the universal form. It appears that as the Viking language developed, new symbols were introduced to represent letters that had been missed from the original alphabet. Previously, rune writers substituted one of the older standard 16 letters for a completely new one, which consequently means that some runes are difficult to read. Similarly the letter n is omitted before a consonant, making it even harder to read the scripts, unless the reader is a trained runemaster. When runes were carved on surfaces other than wood, the limitations of wood grain were no longer a consideration, and curves could be introduced to speed up the writing process. As a result, inscriptions on bone, stone, or metal tend to have more rounded features than is otherwise the case.


It was a simple alphabet, designed more for carving into wood or stone that for writing. Even the slopes of the lines were designed so they would not be obscured by the wood grain, which would have made them difficult to read. Although the style of writing was cumbersome, particularly when it came to carving long messages, it also meant that the means to write it were everywhere: On stones, trees, or on building. Some runic inscriptions also took the form of a grafitti, such as at the Maesshowe burial tomb in Orkeney, where a Viking adventurer extolled the beauty of a girlfriend called Ingjeborg. Although few wooden objects with runes carved on them have survived, a wealth of runic inscriptions on grave finds and marker stones still exists, and give us an insight into this lost Viking language. As a consequence, scholars have been able to unravel most of the mysteries of the runes.


Sergio Calle Llorens

lunes, 7 de noviembre de 2011

ANDALUCÍA SE HACE MAYOR


Una inmensa mayoría sólo recuerda aquello que nunca pasó. Así los fracasos se convierten en éxitos, las calabazas sentimentales en romances apasionados y las humillaciones laborales en honras. Es una forma, claro está, de exaltar nuestro pasado a través del tuneo de la memoria. Así los hombres hacen de jugador de parchís al comerse una pieza y contar veinte, y las mujeres se imaginan en pretérito solidario con otras féminas cuando en verdad siempre fueron sus peores enemigas. Tengo un amigo que defiende que la realidad es aquella que sucede a nuestro alrededor por la falta de alcohol, aunque yo sospecho que el estar mamado le ayuda a percibir el mundo de una forma tan distorsionada.


En Andalucía a pesar de ser la región con más paro de España, nuestros dirigentes socialistas siguen hablando de que la taifa del sur está a la vanguardia de Europa. No reparan, porque no les da la gana, en que estamos al borde del colapso financiero por culpa de sus políticas equivocadas. Al igual que mi amigo con su atípica forma de ver la realidad, los dirigentes de la formación crepuscular de izquierdas, hablan de políticas sociales con casi cinco millones de parados y mencionan la memoria histórica por el histerismo que les produce la posibilidad de perder el poder.


A pesar de todo, esta particular forma de presentrar el presente y el pasado nos conduce a un futuro tan negro. La metodología socialista de la impostura consiste en negar lo innegable cuando no en disfrazar esa realidad tan tozuda. Eso explica porque la Consejera de Hacienda Carmen Martínez Aguayo haya afirmado que los presupuestos de la Junta para 2012 sí que están provincializados, pero no aparece el cuadro final con los resultados. Sin embargo, yo aprendí hace mucho tiempo, lo que no está en los presupuestos no existe. El propio consejero Plata trató de justificar de forma peregrina que el saneamiento integral de la Costal del Sol, el tren litoral, el campamento Benítez o el macrohospital van a depender- según sus palabras en la disponibilidad de suelo, en la colaboración de otras instituciones y en otras circunstancias. Vaya que eso como tener un tío en Granada, que ni tienes tío ni tienes nada. El propio Plata lo sabía y estaba tan inquieto en la comparecencia de prensa explicando las no inversiones en la provincia malagueña tiró el agua colocada para él y para la delegada del gobierno, Remedios Martel. Sus nervios como los de toda la bancada socialista se debe el convencimiento de que algo está ocurriendo en Andalucía donde la gente ha empezado a tomar en serio a sus comediantes y al PSOE como a un chiste de pésimo gusto. Sencillamente se percibe que los candidatos de la formación de izquierdas son como aquel padre que les contaba a sus hijos cuan bueno era con la pelota en los pies, y estos asienten confiados hasta cumplir la mayoría de edad. Pero pasó el tiempo suficiente para comprender que el padre y todo su equipo eran unos auténticos mantas. Como los socialistas, claro. Cuestión de madurez.



Sergio Calle Llorens

viernes, 4 de noviembre de 2011

LOS TEMPESTARIOS


Los socialistas prometieron cien años de honradez pero no dijeron cuando empezaban a cumplir su promesa. Puede que en el tercer milenio, tal vez en el 2050, cualquiera sabe. El caso es que tras el pistoletazo de salida de la campaña electoral, los del puño y la rosa vuelven a la carga con sus promesas de un futuro esplendoroso bajo su tutela. El caballo de izquierdas no parece entender que los españoles están hasta el gorro de su trote cansino y sus relinchos. Los votantes estiman que el equino socialista nos sale por un ojo de la cara. En suma, ya no son tiempos para animales tan caros y el pueblo busca desesperadamente un camello. Animal que al parecer fue diseñado por una comisión; gasta poco, es silencioso, tiene gran resistencia y consume poco agua. Ideal para salir de la crisis.


No obstante los chicos de Rubalcaba- que nunca subió una paga- siguen elaborando un programa que se gane el favor de la ciudadanía. Por qué íbamos a creer ahora lo del pleno empleo y la monserga de la enseñanza pública que dicen defender. Que yo sepa, los dirigentes de la marca electoral crepuscular siguen mandando a sus hijos a los colegios privados. Pero ellos, ajenos al desaliento, siguen con sus propuestas e incluso se atreven a vaticinar el argamedón si la derecha sale victoriosa en los comicios del 20- N. A mí que soy un gran aficionado a la historia me recuerdan a aquellos hombres conocidos como tempestarios. Individuos que iban en la edad media visitando los pueblos de Europa para pedir dinero. En caso de que los lugareños se negaran, el tempestario cabroncete provocaría una tempestad que arruinara sus cosechas. Oigan y los del pueblo pagaban. Más o menos como lo que viene ocurriendo en Andalucía en los últimos veinte años, o pagamos con votos y con impuestos a los del capullo, o el Apocalipsis caerá sobre nuestras cabezas. El problema es que no hay peor plaga que la del paro, a tres parados por minuto, a 180 la hora. Ya ni siquiera el nodo andaluz que propaga las amenazas del tempestario socialista vale para asustar al personal, que por otra parte, ya está bastante acojonado.


La verdad es que dar un repaso a las hemerotecas para troncharse con las promesas del pasado. A esta orilla del mediterráneo todavía recordamos como la restauración iba a estar terminada en 192- se acabó en 2010- el tren litoral o el saneamiento integral de la Costa del Sol. Por prometer, nos prometieron hasta el corredor ferroviario mediterráneo que será cualquier cosa menos mediterráneo. Y de los hospitales comprometidos ni hablamos. En definitiva, las promesas electorales tienen un doble problema; en primer lugar no obliga a quien las hace y en segundo lugar cabrea, y de que forma, al que las creyó de buena fe. Recuerdo que un cómico danés llamado Jacob Haugaard se presentó al parlamento con las siguientes promesas electorales:


1-El viento nunca soplará a la cara de los ciclistas, sino en la espalda para que lleguen más rápido a casa y se cansen menos.
2- Las 24 horas del día se repartirán de la siguiente forma: 8 horas de descanso, 8 horas de sueño y 8 horas de tiempo libre- dicen que se inspiró en la vida de los socialistas andaluces-
3- Las colas en los supermercados serán muy cortas.
4- El pueblo tendrá un tiempo mejor y también tendrá derecho a la impotencia y a las raciones de Nutella.


El bueno de Jacob obtuvo 23.253 votos gracias a su delirante campaña. La verdad es que el tipo fue bastante perseverante porque se presentó a todas las elecciones desde 1979 hasta que ganó su escaño en 1994. He de añadir que su única motivación política era denunciar la impostura de la clase dirigente. Estuvo en el parlamento 4 años que según propia confesión fueron los peores de su vida. Así que ahora que ha comenzado la campaña electoral, hágase un favor y desconecte la radio o la televisión cuando salgan esos señores tan serios. Recuerde que todos los hombres hemos nacido iguales, con la excepción de los políticos que nacieron con una promesa debajo del brazo. Desconfíen pues del paraíso que nos prometen, especialmente del socialista. Ha llegado el momento de hacer un balance mental de los 8 peores años en la historia de la democracia española. Sin hacer caso de la propaganda electoral y mucho menos de los tempestarios de izquierdas. Huelga decir que el voto ya está completamente decidido porque hay causas por las que vale la pena luchar: Un futuro mejor para todos.


Sergio Calle Llorens

miércoles, 2 de noviembre de 2011

DINAMARCA VERSUS ANDALUCÍA


El Parlamento de Dinamarca es conocido en danés como Folketing. Situado en Slotshomen, el palacio de Christianborg es de estilo neoclásico con un toque barroco. Visité el lugar invitado por un miembro de una formación de izquierdas que tuvo a bien hacerme de guía. Era una tarde fría típica del invierno escandinavo. Recuerdo como al terminar la visita, tomamos un ascensor en compañía del ministro de asuntos exteriores Per Stig Moeller al que fui debidamente presentado. El hombre que parecía más un ejecutivo de una pequeña empresa que todo un ministro, tuvo la deferencia de departir unos minutos conmigo. Luego tomó su bicicleta y se perdió en la noche. Aquel hecho me dejó perplejo. Les estoy hablando de un tipo que al día siguiente tenía una cumbre internacional en Bruselas y que iba sin coche oficial, sin escoltas y sin ningún tipo de privilegios. Y no duden que podría tenerlos. Desde entonces suelo confrontar España, y más concretamente Andalucía con el país de la sirenita. Reconozco que todas las comparaciones son odiosas pero necesarias. Creo jugar con ventaja al hacerlo pues tengo familia danesa, he vivido en el país, me defiendo razonablemente bien en su lengua y mis hijos la dominan a la perfección.

Los daneses tienen una palabra de difícil traducción que se llama Folkelighed. Viene a ser algo así como la calidad del pueblo. Una igualdad llevada hasta sus últimas consecuencias en la llamada ley de Jante. Por eso, los habitantes de ese pequeño país no aceptan que nadie actúe como si fuera superior al resto de los mortales. Por eso es fácil de entender que ser miembro de un partido político en concreto no abre ninguna puerta, ni tampoco la cierra. Aquí se llega a lo más alto, o no, dependiendo de tu trabajo y tu esfuerzo, pero jamás por las conexiones familiares o personales de cada cual. En la sociedad danesa, sencillamente no se acepta el nepotismo a la hora de hacer política. Al más nimio fallo, el político danés debe dejar su cargo tras pedir perdón al pueblo. Por ponerles ejemplos ciertamente ilustrativos, les hablaré del caso del señor Nashre Khadeer que tuvo que dejar su cargo porque se demostró que pagó el muro de su casa y no usó factura. También fue sonada la dimisión de la ministra de familia y asuntos sociales porque se descubrió- les juro que no estoy de coña- que no había pagado el sofá y el toldo de su vivienda.


Dinamarca no es una nación propiamente dicha, sino una sociedad tribal. Los daneses han viajado por el mundo, han hecho negocios pero no han sabido jamás incorporar nuevos elementos a su cultura que creara un híbrido. Si en Estados Unidos tenemos afro-americanos o italo- americanos, en el país de Han Cristian Andersen es sencillamente imposible. Allí o se pertenece a la tribu o no se pertenece. Así de simple y así de claro. Eso conlleva a que no se toleren las corruptelas que pongan en peligro el bienestar de todo el grupo. Por otra parte, los nacionales de este país tienen más confianza en el estado que en el mercado. El ex primer ministro del país de 2001 a 2009- hoy Secretario General de la OTAN- Anders Fogh Rasmussen del partido liberal escribió el libro “De un estado social al estado mínimo” en el que defendía de forma apasionada el estado social y que en realidad era un mejor administrador del mismo que los propios socialdemócratas. También les apunto que la cultura danesa tiende siempre al consenso y que no hay conversación o debate que no concluya con cierto acuerdo, aunque sea mínimo.


Cuando un político danés va a ser nombrado ministro, el servicio secreto danés- Politiets Efterretnigstjeneste- prepara un informe sobre el ministrable. Cualquier pequeña mancha puede ser razón suficiente para defenestrarle. Recientemente Henrik Sass Larsen tuvo que resignarse a no recibir una cartera ministerial porque se reunió en privado con miembros de un grupo radical dedicado a asuntos algo turbios. Y ya ven, aquí en España hemos tenido al Ministro Blanco departiendo en una gasolinera con un empresario al que supuestamente le habría pedido dinero . De momento, el gallego sigue sin dimitir. En cuanto a los sindicatos, decir que estos se nutren de las cuotas de sus afiliados y nunca de las subvenciones millonarios del estado . Estamos ante un la cultura del esfuerzo frente a la cultura sureña del pelotazo. No es de extrañar que el único político danés condenado a la cárcel fuera Beter Adler Alberti que estafó al estado 18 millones de coronas en – ojo al dato- 1908. En su defensa hay que añadir que era ludópta.


Ahora quiero que eche un vistazo a su alrededor. Fíjense en su ayuntamiento, en su empresa, en su diputación, en su autonomía y hasta en su vida privada. Piense en la cantidad de enchufados de cada partido. Reflexione sobre las subvenciones que se dan a diestro y siniestro. Hágase mirar la cantidad de veces que ha pagado una factura sin IVA o ha tenido a alguien trabajando sin contrato- esto último es un delito penado- y entonces se dará cuenta de que España no sólo sufre una crisis política, sino también moral. Por eso somos el país que más alcohol bebe, el que más cocaína consume y el más putero de Europa. Luego si tiene tiempo compare el curriculum de Bibiana Aído o Leyre Pajín con el de la Primera Ministra danesa Helle Thorning- Schmidt. La misma a la que el maleducado de Berlusconi le miraba el trasero el otro día. Entenderán entonces de que les estoy hablando. Finalmente, si todavía tiene ganas, déle un repaso a Andalucía, la región que iba a convertirse en la California del sur de Europa y más tarde en una socialdemocracia parecida a la danesa. Al menos eso es lo que nos prometieron los socialistas. Entonces caerán en la cuenta de que la taifa sureña no se asemeja en nada a California y mucho menos a Dinamarca. Puestos a encontrar parecidos, Andalucía tiene cierto aire a la República de Burundi donde las empresas extranjeras contratan a un familiar como conseguidor de ayudas y subvenciones. Algo que aquí ha ocurrido con el señor Chaves, la niña de sus ojos y el caso Matsa, y que será ocurriendo si usted sigue votando a los de la rosa y el capullo.

Coda: El que avisa no es traidor.


Sergio Calle Llorens